Drop files to upload.
Faithlife Corporation

La Única Verdadera Respuesta Para El Enojo

Notes & Transcripts

LA ÚNICA VERDADERA RESPUESTA PARA EL ENOJO

Mat. 5: 21-26

1)      Introducción

a)      Contraste entre la interpretación de os fariseos y la interpretación de Jesús del sexto mandamiento.

b)      Todos sabían lo que decía “No matarás”. Los fariseos decían, “No soy homicida. Yo nunca maté a ninguno.” Y encontraban satisfacción con eso, buena gente.

c)      Pero Jesús hace pedazos de ese orgullo

i)        Anger, rencor, and desprecio are just as serious in God=s eyes as murder. Why? Because the person who hates has the very same feelings and spirit that the murderer doesCa spirit of anger, bitterness, and contempt. The murderer reacts differently, more violently, but the heart of both the hater and murderer is the same. And God looks and judges by the heart. Some persons can camouflage what is in their heart, but not from God. God knows the heart.

d)     ¿Se ha enojado alguna vez con una persona? Diga que sí. Y os justificamos, echamos la culpa en la otra persona, nos excusamos por ser nuestro carácter así.

e)      Pero Jesús mira el enojo mucho más serio que nosotros lo miramos.

f)       Como cristianos resistimos el impulso de pegar o golpear a otro físicamente a causa de nuestro enojo pero demasiadas veces damos lugar a la tentación de expresar nuestro enojo verbalmente – con palabras.

g)      Usted puede saber por experiencia como siente enojarse y cómo siente expresar este enojo, y como siente después – conocer la tensión, el dolor, la culpa que resultan de expresar el enojo. Y otros problemas, la destrucción de amistades,

h)      Quizá usted ahora está pensando en alguna expresión de enojo muy recientemente – y siente culpa, y se pregunta ¿qué puedo hacer o qué debo hacer? Hay algún remedio?

i)        Esto es lo que Jesús trata en estos versículos. Aquí tenemos la única respuesta verdadera para el enojo. Esta respuesta es: El enojo egoísta es pecado. No hay esperanza para vencerla hasta que lo hayamos reconocido por lo que es. Es pecado, entonces tiene que buscar perdón y la gracia que sólo Cristo puede proveer para tener la victoria.

j)        Cristo nos da en estos versículos tres razones por que tenemos que buscar perdón para nuestro enojo. Vamos a ver estas tres razones en estos versículos.

2)      La primera razón – Desobedece a su Dios – vv. 21, 22

a)      Los judios creían que cuando Dios dijo, “No matarás” estaba hablando de quitarle la vida a alguna persona, pensaron que mientras que no quitaban la vida a una persona su enojo no importaba – pero Jesús en estos versículos dice que, “Sí, Dios prohíbe que quite la vida  a otra persona, pero es más que eso, que cuando Dios dijo, “No matarás” lo que estaba prohibiendo fue también el enojo.”

b)      Murder is deeper than just an outward act. It is an inward act: anger, bitterness, enmity. Murder is born from within, from an uncontrolled spirit, from an unregulated urge, from an inner anger. Anger itself is the real sin, the sin that breaks the law of God.

c)      Sabemos que hay un versículo Ef. 4:26 que nos manda enojarnos. “Airaos”, dice Pablo, “pero no pequeís”.

i)        Nos gusta pensar que nuestro enojo es justo. Aun podemos citar ejemplos de Cristo, cuando Él se enojó.

(1)   Marcos 3:1-5; 10:13,14 – cuando los discípulos no permitían que los niños vieran a Jesús;

(2)   Cristo se enojaba a veces. ¿Pero notaron en estas ocasiones Jesús no estaba interesada en Él mismo, ni por alguna ventaja personal, ni porque alguno le había dañado o herido personalmente? Su preocupación fue completamente para otras personas y cómo estaban afectadas ellas.

(3)   Pero casi todas las veces cuando nosotros experimentamos enojo no estamos preocupados por otros, estamos interesados por nosotros mismos. Alguno me dijo algo, y no me gusta. Alguno me hizo algo, y no me gusta. Y nosotros respondemos con enojo – y en hacerlo desobedecemos Ef. 4:26. Si me enojo por la manera en que algo me afectó a mí,  estoy pecando ya contra Dios.

d)     V. 22 – algunas versiones dicen “sin causa”. Yo creo que son muy raras las razones que tenemos causa por enojarnos con otra persona.

i)        En este versículo – Dios no sólo prohíbe el enojo, Él castiga el enojo. Y lo dice en tres diferentes maneras.

(1)   Necio -- es una expresión de disgusto por la manera de pensar de alguien, similar a «tonto» o «estúpido. Cuando alguno hace algo que nosotros pensamos fue estúpido.

(2)   Fatuo expresa desprecio por el carácter de alguien – “inútil, burro” – otros apodos. Una actitud de desprecio,

ii)      Una lista de tres – siempre he tenido problema para entender este versículo. Buscamos una progresión o intensidad. Juicio, concilio, infierno de fuego (un castigo eterno).

(1)   Yo más creo que son sinónimos – no es progresión de juicio humano hasta el juicio de Dios – los tres se refieren al juicio de Dios. El punto de este versículo es que cuando usted se da el gusto de enojarse usted está propenso para el juicio de Dios, y Él tiene castigo muy severo para usted.

(2)   El punto es—Dios ve el enojo con mucho más seriedad que nosotros lo miramos. Y Jesús quiere que lleguemos a ver el enojo como Dios lo ve.

(a)    Cristo está diciendo, “Reconozcamos que el enojo es pecado. Merece eternidad en el infierno. La única manera para escapar este juicio es volver a Cristo, confesar nuestro enojo, arreglar los resultados de nuestro enojo y buscar el poder de Cristo, Su gracia para poder tener victoria sobre este pecado que es tan fuerte que no podemos vencerlo nosotros mismos.

(b)   Tenemos que dejar de tratar de excusar el enojo. Es pecado y tenemos que admitir que es pecado.

1.      usted dice, no estoy enojado

(ii)   no le hable, no le saluda, le da algo de satisfacción cuando le va mal, rehúsa ir a su casa

(iii) es enojo, es pecado, trae el juicio de Dios y quedará expuesto al infierno de fuego si no lo reconoce y lo confiesa. Cristo quiere que entendamos que esto es violación del mandamiento, “No matarás.”

e)      Es por esto que hay que buscar perdón. Confesarlo a Dios, pedir la ayuda de Dios.

3)      La segunda razón – vv. 23, 24 – El enojo impide su adoración

a)      El contexto del AT. En ofrecer este sacrificio se acuerda de que un hermano tiene algo contra usted. Estamos en el contexto del enojo – usted se enojó y afectó a otra persona. Usted está para adorar, y recuerda esto. Ir – v. 24

b)      La adoración requiere un corazón limpio, el enojo contamina un corazón limpio. El enojo descalifica uno para la adoración.

c)      “allí te acuerdas” – la obra del Espíritu. “Sí, yo ofendí a tal persona. Mi relación con esta persona ha sido afectada, estorbada por lo que dije o hice.” Dios le trae eso a su memoria.

d)     Quiero que piense en esto el resto de este mensaje. Si Dios trae a su memoria algo que dijo o algo que hizo en enojo – y usted piensa, yo debo hacer algo acerca de eso – es el espíritu que le está hablando. Y sí, tiene que hacer algo acerca de eso.

e)      El enojo es tan serio en la mente de Dios que impide su habilidad de adorar a Dios. Dios dice que su condición espiritual como una persona enojada no le es aceptable.

f)       Que se puede hacer – v. 24 – la reconciliación provee un corazón limpio. Reconcíliate con esa persona. Primero es confesión, y después será aceptada su adoración.

g)      No es una cuestión de prioridades. La adoración es lo más importante. Pero no puede adorar hasta que haya tratado con el enojo que hay en su corazón.

h)      Aun nosotros podemos llegar a pensar que el enojo es tolerable a la vista de Dios. En el hogar – esposo con la esposa; padres con sus hijos, hijos con sus padres. Y pensamos que es tolerable. No está en una condición para adorar a Dios cuando tiene enojo no confesado y no arreglado en su corazón entre usted y su esposo o esposa. Usted podrá decir; “Pero no sabe cómo es vivir con él, y es cierto yo no sé, pero Dios sabe, y Su gracia es suficiente para ayudarle a tener victoria sobre este pecado.

4)      La tercera razón – el enojo esclaviza su alma. Vv. 25, 26

a)      Jesús usa figuras muy interesantes para mostrar la seriedad del enojo.

b)      El enojo en este versículo es como una deuda. Un cuadro de dos personas andando en el camino – una acusa a otro de enojo – ningún juez ni ningún concilio echaría no echará a una persona en la cárcel por enojo. No vemos enojo tan serio – sólo los resultados. Pero Dios sí lo ve tan serio.

c)      Dos personas andando por la vida, y hay enojo. Una persona tiene la culpa. Esta persona está en peligro de ser esclavizado, no por las autoridades civiles, pero esclavizado por la culpa que Dios controla.

i)        La urgencia de arreglar este enojo, v. 25, es porque su oportunidad de arreglar esto podría ser muy breve—si no lo arregla ya, si no lo confiesa a Dios, si no se reconcilia con a persona contra quien se enojó—su esclavitud podría ser muy larga—mucho tiempo encerrado por su culpa, inútil en el servicio de Dios porque rehúsa reconocer lo que Dios dice es un pecado muy serio.

d)     V. 26 -- ¿Cómo paga el último cuadrante?

i)        “Dios, yo reconozco delante de ti que ese enojo fue pecado. Por favor, perdóname por Jesucristo.” Es la única manera de salir de la cárcel. Hay que pagar toda la deuda. No puede tratar de justificarse, darse razón, echar la culpa en otro. Tiene que reconocer SU pecado y pagar toda la deuda.

ii)      Hay personas en la cárcel esta mañana porque mataron físicamente a otra persona.

iii)    Hay muchas más personas encarceladas esta mañana en la prisión de culpa, rencor, y la única salida es meter en la puerta de esta prisión la llave de confesión y perdón. Si rehúsa permanecerá tras las rejas de esta prisión y se expondrá al infierno de fuego. Es tan serio. Es la seriedad del pecado de enojo. Es por eso que Cristo predicó este mensaje.

iv)    Es por eso que tiene que reconocer el enojo, el enojo motivado por egoísmo como pecado. Y es por eso que tiene que confesarlo, arreglarlo con Dios, arreglarlo con la persona con quien está enojado y pedir la gracia de Dios.

v)      Esto es tan serio Señor, Por favor déme la gracias para tener victoria sobre este pecado.

5)      Conclusión

a)      Temo que hemos llegado a considerar tolerable lo que Dios llama deplorable. Podemos entender porque estas cosas existen entre los que no conocen al Señor. Pero nosotros no tenemos ninguna excusa.

b)      Será que Dios le ha hablado esta mañana, quiza convenciéndole de ocasiones de enojo entre esposo y esposa, padres e hijos, hijos enojados con sus padres, hermanos y hermanas enojados el uno con el otro, con el vecino, etc… y después de que se explota el enojo y con el tiempo se disipa seguimos como nada ha pasado – no según Cristo el enojo requiere confesión y perdón y reconciliación.

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →