Los Enemigos del Cristianismo

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 44 views
Notes & Transcripts

LOS ENEMIGOS DEL CRISTIANISMO

Por Douglas Alvarenga

 

INTRODUCCION

 

  1. ¡El cristianismo tiene enemigos! Simple y sencillamente porque estamos en guerra y, la guerra en la que estamos, es una guerra espiritual (Efesios 6:12; II Ti. 2:3-4; II Cor. 10:3).

 

  1. Nuestro deber como cristianos es estar alertas en contra de estos enemigos.  Pero para que podamos estar alertas en contra de ellos, debemos saber quienes son.

 

  1. Es por eso que en esta ocasión estaremos meditando en el tema: “Los Enemigos del Cristianismo.” Y para lograr esto, observemos lo siguiente:

 

I.                   ¿Qué Significa la Palabra “Enemigo”?

 

A.     La palabra “Enemigo” y su significado.

 

1.      La palabra “Enemigo” viene del término Griego [ἐχθρόςechthros G2190] y se usa para describir a una persona odiosa, hostil que se opone a otra persona.  Se usa para describir a los hombres que están en enemistad con Dios por causa del pecado (Stg. 4:4).  Se usa para describir a la muerte, la cual es el último enemigo del hombre que será abolido cuando venga el fin (I Cor. 15:26).  Y, también, se usa para describir a Satanás, en la parábola del trigo y la cizaña (cf. Mat. 13:39).

 

2.      Algo interesante acerca de los enemigos del Cristianismo es que su odio es tan grande que se convierte en una obsesión, hasta el punto que llegan a invertir toda una vida para estorbar los esfuerzos nobles que el Cristianismo avanza por la causa de Cristo.

 

3.      Para muchos quizás sea imposible imaginar que el Cristianismo tenga enemigos, pero la realidad es que sí los tiene y están activos para hacer todo el daño que ellos puedan a la causa de Jesucristo.

 

II.                Características de los Enemigos del Cristianismo.

 

A.     Algunas Características.

 

1.      El apóstol Pablo, por medio de inspiración, escribió las siguientes características de los enemigos del Cristianismo, descritos como “Los Enemigos de la Cruz de Cristo.”

 

2.      Filipenses 3:18-19, “Porque muchos andan como os he dicho muchas veces, y ahora os lo digo aun llorando, que son enemigos de la cruz de Cristo, cuyo fin es perdición, cuyo dios es su apetito y cuya gloria está en su vergüenza, los cuales piensan sólo en las cosas terrenales.” De este texto sacamos las siguientes características de los enemigos del Cristianismo:

 

a.      Ellos traen tristeza – “os lo digo aun llorando.”

b.      Su fin será perdición si no se arrepienten – “cuyo fin es perdición.”

c.       Ellos buscan satisfacer sus deseos egoístas – “cuyo dios es su apetito.”

d.      Ellos son arrogantes – “cuya gloria está en su vergüenza.”

e.      Ellos se rebelan abiertamente en contra de Dios – “los cuales piensan sólo en las cosas terrenales.”

 

3.      Como podemos observar, los enemigos del Cristianismo ya tienen su propia agenda; por lo tanto, es imperativo que nosotros estemos alertas en contra de los ataques que ellos efectúan.

 

III.             Enemigos Externos del Cristianismo.

 

A.     Los Relativistas.

 

1.      ¿Quiénes son los relativistas? Los relativistas son personas que adoptan el relativismo.  Ahora, ¿Qué es el relativismo? El relativismo es la doctrina que propugna que el conocimiento humano es incapaz de alcanzar verdades absolutas y universalmente válidas.  En pocas palabras, la verdad es subjetiva y no objetiva.  Dando a entender que la verdad es basada en las circunstancias u opiniones de las personas y no en principios ya establecidos.

 

2.      De estos enemigos el apóstol Pablo dice que “siempre están aprendiendo, pero que nunca llegan al pleno conocimiento de la verdad” (II Ti. 3:7), porque para ellos la verdad no es absoluta, no se puede saber con certeza.

 

3.      Sin embargo, Cristo mismo nos enseñó una verdad absoluta en Juan 8:32.  El dijo: “Y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres.”  De este pasaje, podemos aprender con certeza las siguientes verdades absolutas:

 

a.      Primeramente, hay un cuerpo de información llamado “Verdad.”

b.      En segundo lugar, esta “Verdad” se puede llegar a conocer.

c.       En tercer lugar, al conocer la “Verdad” ella nos hace libres.

d.      Y en cuarto lugar, la “Verdad” es singular y no plural.  O sea, “La Verdad” y no verdades.

 

4.      Por lo tanto, como podemos observar, el relativismo es falso y va en contra de lo que Jesús enseñó; y las personas que adoptan esta manera de pensar son enemigos del cristianismo y debemos estar alertas en contra de ellos, ya que están muy activos en nuestros tiempos.

 

B.     Los Materialistas.

 

1.      ¿Quiénes son los materialistas? Los materialistas son personas que adoptan el materialismo.  Pero, ¿Qué es el materialismo? El materialismo es la tendencia a dar importancia primordial a los intereses materiales.

 

2.      ¿Cuál es el problema con el materialismo? El problema con el materialismo es que hace que olvidemos valores humanos y espirituales más profundos y esto nos lleva a no poner nuestra mirada en las cosas de arriba (Col. 3:1-2).

 

3.      Jesucristo, en Mateo 6:19-21, 33 advirtió en contra del materialismo.  Él dijo: “No os acumuléis tesoros en la tierra, donde la polilla y la herrumbre destruyen, y donde ladrones penetran y roban; sino acumulaos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni la herrumbre destruyen, y donde ladrones no penetran ni roban; porque donde esté tu tesoro, allí estará también tu corazón.”  En el versículo 33 nuestro Redentor nos amonesta a que busquemos primeramente el reino de Dios y su justicia y todas estas cosas nos serán añadidas.

 

4.      Y el apóstol Pablo escribió lo siguiente en I Timoteo 6:10, “Porque la raíz de todos los males es el amor al dinero, por el cual, codiciándolo algunos, se extraviaron de la fe y se torturaron con muchos dolores.”

 

5.      Ahora hacemos las preguntas: ¿Es malo el dinero? ¿Es pecado ser rico? La respuesta a ambas preguntas es no, simple y sencillamente, porque en el primer siglo había cristianos ricos y Pablo dejo instrucciones para ellos (I Ti. 6:17-19).

 

6.      Además, recordemos que el problema no está en el dinero, sino en el amor al dinero porque al codiciarlo algunos, se extravían de la fe y se torturan con muchos dolores.

 

7.      Por lo tanto, estemos alertas en contra del materialismo ya que este nos puede tornar en personas indiferentes a las cosas de Dios y eso causará que seamos vomitados de la boca del Señor (Apoc. 3:14-19).  Además, al convertirnos en materialistas, eso, automáticamente nos convierte en enemigos del Cristianismo, y por ende, enemigos de Dios.

 

C.     Los Hedonistas.

 

1.      ¿Quiénes son los hedonistas? Los hedonistas son personas que adoptan el hedonismo.  Pero, ¿Qué es el hedonismo? El hedonismo es la doctrina ética que propone la consecución del placer como fin supremo al identificarlo con el bien – El fundador del hedonismo fue Aristipo de Cirene.

 

2.      En términos mas simples, el hedonismo es: “Descansemos, comamos, bebamos y divirtámonos” (Lucas 12:19). Es una variación del dicho: “Comamos y bebamos que mañana moriremos” (I Cor. 15:32).  Con la diferencia de que la gente no piensa en morirse, solo en divertirse.

 

3.      El mundo ofrece un sin numero de placeres, y los hedonistas son personas que procuran disfrutar al máximo de estos placeres. 

 

4.      Nuestra sociedad está plagada con personas hedonistas, y esto es evidente porque para la nueva generación, si no hay baile, sexo, alcohol, y drogas, no hay diversión.

 

5.      Sin embargo, la Biblia nos advierte en contra del hedonismo.  El discípulo amado en I Juan 2:15-17 escribió lo siguiente: “No améis al mundo ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él. Porque todo lo que hay en el mundo, la pasión de la carne, la pasión de los ojos y la arrogancia de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. Y el mundo pasa, y también sus pasiones, pero el que hace la voluntad de Dios permanece para siempre.

 

6.      Por lo tanto, como cristianos en general (y especialmente los jóvenes) debemos recordar que los placeres del pecado son pasajeros (Hebreos 11:25) y que no debemos dejarnos influenciar por los hedonistas, ya que son enemigos del cristianismo y esclavos del pecado (Juan 8:34).

 

D.    Los Denominacionalistas.

 

1.        ¿Quiénes son los denominacionalistas? Los denominacionalistas son personas que adoptan el denominacionalismo.  Pero, ¿Qué es el denominacionalismo? El denominacionalismo es la tendencia a separar grupos religiosos en denominaciones, cada uno con sus propias doctrinas, pero teniendo en común la fe en Cristo Jesús.

 

2.        El problema con estos enemigos del Cristianismo es que ellos piensan que pueden enseñar lo que ellos quieran y servir y adorar a Dios de la manera que a ellos les plazca, siempre y cuando sean sinceros, porque lo único que importa es creer en Jesús y en el sacrificio que Él hizo por la humanidad.

 

3.        Sin embargo, cuando leemos la Biblia, podemos darnos cuenta que a) el denominacionalismo es carnal y no espiritual (I Cor. 3:1-3), b) el denominacionalismo trae división (I Cor. 1:10) y no unidad (Juan 17:20-21), c) el denominacionalismo es sinónimo de sectarismo, el cual es un pecado condenado por la Palabra de Dios (Gál. 5:20-21; II Ped. 2:1; Hechos 5:17); y lo que es aun peor, d) el denominacionalismo convierte a Dios en un autor de confusión, cuando Él no lo es (I Cor. 14:33).

 

4.        El denominacionalismo es pecaminoso, y por ende, podemos concluir sanamente que las personas denominacionalistas están en pecado.  Sin embargo, muchos no lo quieren reconocer y por eso se oponen al verdadero Cristianismo que está presentado en el Nuevo Testamento.

 

5.        Por lo tanto, estemos alertas, ya que los denominacionalistas son enemigos del Cristianismo que buscan la manera de pervertir aun mas el evangelio y complacer a los hombres y no a Dios (Gál. 1:6-10).

 

IV.              Enemigos Internos del Cristianismo.

 

A.     Los miembros obstinados y contenciosos.

 

1.      Una persona obstinada es aquella que mantiene una opinión o una decisión por encima de los argumentos razonables de otras personas o de las dificultades que se presenten.  En términos mas simples, “un terco.” Las personas obstinadas no solamente son tercas, sino que, por si fuera poco, les gusta contender para querer convencer a la gente de que las cosas deben ser como ellos dicen.

 

2.      Un ejemplo Bíblico de este tipo de personas es Diótrefes (III Juan 9-10).  Este hombre siempre quería que las cosas se hicieran a su manera, y como él, hay muchos hoy dentro de la iglesia.  Estos enemigos internos del Cristianismo necesitan estudiar cuidadosamente II Timoteo 2:23-26.

 

3.      Por lo tanto, como iglesia, debemos disciplinar a estos hermanos y hermanas hasta el punto de llegar a quitarles la comunión, si es necesario, para que sepan que se han convertido en enemigos del Cristianismo y que en la iglesia del Señor no hay lugar para personas como ellos (II Tes. 3:6, 14).

 

B.     Los miembros chismosos y calumniadores.

 

1.      Hay muchos miembros dentro del cuerpo de Cristo que caen dentro de esta categoría.  Ellos no se dan cuenta que sus palabras causan mucho daño a sus victimas.

 

2.      La Biblia es muy explicita cuando habla acerca del poder de las palabras.  En Proverbios 18:21 encontramos las siguientes palabras: “Muerte y vida están en poder de la lengua, y los que la aman comerán su fruto.”

 

3.      Seria bueno que estos enemigos del Cristianismo memorizaran Mateo 12:36-37 para que tengan bien presente en sus mentes que en el día del juicio no va haber excusas para justificar el uso de sus palabras.

 

4.      Por lo tanto, estemos alertas en contra de estos enemigos del Cristianismo y disciplinémoslos también. 

 

5.      En mi humilde opinión, pienso que parte de la culpa de tener hermanos chismosos y calumniadores ha sido nuestra; porque hemos visto el chisme como un defecto y no como lo que en realidad es – ¡PECADO! Estudiemos y meditemos cuidadosamente en los siguientes pasajes (Éxo. 23:1; Lev. 19:16; Proverbios 11:13; 16:28; 18:8; 20:19; 26:20, 22; II Cor. 12:20; I Ti. 3:11; 5:13; II Ti. 3:3; Ti. 2:3; Stg. 3:1-12; I Ped. 2:1-2).

 

C.     Los miembros tacaños.

 

1.      ¡Sí hermanos! Los miembros tacaños también son enemigos del Cristianismo, ya que por culpa de ellos, la congregación no puede hacer más de lo que en realidad pudiese hacer.

 

2.      A estos miembros no les importa gastar el dinero que Dios les provee en camionetas último modelo, vestimenta cara, caprichos para sus hijos, compras innecesarias en las tiendas, etc. Pero sí les importa ofrendar generosamente a la iglesia.

 

3.      Estos miembros justifican su tacañería diciendo que “la Biblia dice que hay que dar conforme uno haya propuesto en su corazón” (II Cor. 9:7); sin embargo, en I Corintios 16:2, también se nos enseña que debemos dar conforme hayamos sido prosperados.

 

4.      Se dice que una familia tacaña y también criticona asistió al servicio de adoración un domingo por la mañana.  Al salir del servicio, se subieron a su coche y empezó cada uno a quejarse.  El padre dijo, “¡Que calor hacia dentro de ese edificio!” La madre dijo, “¡Esas bancas estaban más duras que una piedra!” La hija, un poco positiva, dijo, “¡Los himnos estuvieron muy hermosos, pero los comerciales demasiado largos!” Y por último, Juanito, el niño de la casa, exclamó diciendo, “¡A mi me gustó mucho el servicio de adoración y lo que mas me sorprendió es que, por un dólar, nos dejaron entrar a todos!”

 

5.      Por lo tanto, hermanos, estemos alertas en contra de estos enemigos del Cristianismo y enseñémosles a que sean más generosos con Dios, quien suple todas nuestras necesidades según sus riquezas en gloria en Cristo Jesús (Fil. 4:19).

 

D.    Los miembros hipócritas.

 

1.        ¡Sí hermanos! Dentro de la iglesia del Señor existen miembros, que debido a su hipocresía, se han convertido en enemigos del Cristianismo.

 

2.        Estos hermanos fingen amor a los hermanos, mas no lo tienen (Juan 13:34-35).  Estos hermanos fingen lealtad a Dios, pero al mismo tiempo quieren quedar bien con Satanás (Mat. 6:24; Stg. 4:4).  Estos hermanos actúan espirituales los domingos, pero el resto de la semana se comportan de una manera carnal (II Ti 3:1-5).

 

3.        La Biblia nos enseña que a los tales hay que evitarlos (II Ti. 3:5).  Por lo tanto, hagámosle ver su falta, y si no quieren arrepentirse, alejémonos de ellos, porque son enemigos del Cristianismo.

 

E.     Los miembros indiferentes.

 

1.      Los miembros indiferentes son aquellos que no son fríos ni calientes.  Son aquellos que si asisten a los servicios de adoración o no, no hay ninguna diferencia.  Si crecen en conocimiento o no, no les importa.  Si la iglesia crece o no, les da igual.  Si pecan contra Dios o no, no les molesta su conciencia.

 

2.      Estos, son enemigos del Cristianismo y si no se arrepienten, Cristo los vomitará de Su boca (Apoc. 3:14-19).  Por lo tanto, estemos alertas en contra de ellos también.

 

F.      Los miembros liberales.

 

1.      Los miembros liberales son aquellos que empiezan a meter innovaciones en el culto de adoración a Dios.  Innovaciones como: aplausos, dramas, instrumentos musicales, cantos durante la Santa Cena, comunión con las denominaciones, etc.

 

2.      Estos hermanos han adoptado una mentalidad pluralista, que lo único que a ellos les importa es no tener altercados con nadie, y por eso se acomodan a los cambios que el liberalismo ha traído.

 

3.      Ellos buscan complacer a los hombres y no a Dios (Gál. 1:10).  Ellos buscan ser como los demás grupos religiosos (cf. I Sam. 8:5) y por eso alteran la sencillez de los servicios de adoración a Dios (Juan 4:24).  Por lo tanto, estemos alertas en contra de ellos también.

 

G.    Los miembros infructuosos.

 

1.      Desafortunadamente hermanos, estos enemigos son los que mas abundan y los que más engañados viven.

 

2.      Ellos piensan que la vida cristiana consiste en solamente venir a los servicios de adoración, dar dinero a la iglesia, comer pan sin levadura y tomar 2 onzas de jugo de uva cada domingo y que con eso ya cumplieron con su deber.

 

3.      ¿Es malo hacer estas cosas? No, no lo es.  Sin embargo, la vida cristiana no consiste en estas cosas solamente.  Como cristianos debemos también producir fruto.  Estos frutos incluyen: a) crecer en gracia y conocimiento (II Ped. 3:18), b) orar sin cesar (I Tes. 5:17), c)  permanecer fiel hasta la muerte (Apoc. 2:10; cf. II Ti. 4:6-8), d) evangelizar (Mat. 28:18-20; Mrc. 16:15-16; cf. II Ti. 2:1-2), y muchas cosas más.

 

4.      De estos frutos mencionados, el evangelismo es el más descuidado.  Para el miembro infructuoso el evangelismo es trabajo de los demás y no de él.  Para el infructuoso el evangelismo es trabajo del predicador y no de los miembros.

 

5.      Por lo tanto, estemos alertas en contra de estos enemigos del Cristianismo, ya que por culpa de ellos, muchas congregaciones no crecen en número, y después se preguntan ¿por qué? Su destino será ser echados a las tinieblas de afuera donde será el lloro y el crujir de dientes (Mat. 25:30).

 

V.                 ¿Cómo Debemos Reaccionar En Contra de los Enemigos del Cristianismo?

 

A.     Algunas sugerencias Bíblicas.

 

1.       Orar por ellos para que Dios les conceda llegar al conocimiento de la verdad y al arrepentimiento (II Ti. 2:25-26).

 

2.       Buscar restaurar a los que son hermanos en Cristo, pero que se han convertido en enemigos del Cristianismo (Gál. 6:1-2; Stg. 5:19-20).

 

3.       Estar alertas para que nosotros no nos convirtamos en enemigos del Cristianismo como ellos (I Cor. 10:12).

 

4.       Y, saturar nuestros corazones con la Palabra de Dios para estar preparados para presentar defensa (I Ped. 3:15; cf. Judas 3).

 

Conclusión:

 

  1. Hermanos, los enemigos del Cristianismo son muchos, “pero a Dios gracias, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo.” (I Cor. 15:57).

 

  1. ¡Que Dios nos ayude a estar siempre firmes, constantes, abundando siempre en la obra del Señor, sabiendo que nuestro trabajo en el Señor no es en vano! (I Cor. 15:58).

 

 

PREGUNTAS

 

  1. ¿Cuál es el tema de esta lección?
  2. ¿Qué significa la palabra enemigo?
  3. ¿Cuál es el término Griego usado en el Nuevo Testamento para describir a un enemigo?
  4. ¿Qué creen los relativistas?
  5. ¿A que le dan importancia primordial los materialistas?
  6. ¿En que se enfocan los hedonistas?
  7. Mencionar 3 razones por las cuales el denominacionalismo es pecaminoso – incluir pasajes Bíblicos que respaldan las razones mencionadas.
  8. Mencionar 3 innovaciones introducidas por los liberales en los servicios de adoración.
  9. Mencionar algunas reacciones que como cristianos debemos poseer en contra de los enemigos del Cristianismo.
  10. ¿Qué pasaje nos enseña que Dios nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo?

 

 

 

 

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →