Drop files to upload.
Faithlife Corporation

¿existe El Infierno Según La Bíblia?

Notes & Transcripts

TEXTO: Lucas 16: 19-31.

INTRO.:  ¿Que es el Infierno, el Hades, el lugar de Tormento y Que es el Abismo?

Defniciones según el diccionario, sinónimos, etc.

INFIERNO Traducción de la palabra Gehenna, nombre de un valle cercano a Jerusalén donde en una época se hicieron sacrificios de niños (ritos paganos en los se pasaba a los niños por fuego: 2 R 23.10; 2 Cr 28.3; 33.6; Jer 7.31; 32.35). Los escritores judíos la emplearon para aludir al castigo eterno; Jesús y los apóstoles adoptaron este uso (Mt 5.22, 29, 30; Mc 9.43; Lc 12.5).[1]  Infierno [NT] El lugar de condenación (gr. geenna) Mt 5.22, 29–30; 10.28; 23.33; Mc 9.43*; Stg 3.6.

ABISMO En el AT significa océano (Job 36.16, 30; Is 51.10; Jon 2.6) y, por lo menos una vez (Sal 71.20), morada de los muertos. En el NT designa el profundo pozo que, según la tradición judía, servía de prisión a los espíritus malignos (Lc 8.31; Ap 9.1–2; 11.7; 17.8; 20.1–3).

              Abismo [NT] Lugar de prisión de los espíritus malignos, imaginado como un pozo profundo Lc 8.31*; Ap 9.1*; 20.1–3. )

FUEGO Uno de los elementos más activos de la naturaleza e indispensable para la vida humana. Entre las primeras referencias al fuego en el AT está la columna que «en apariencia de fuego» daba calor a los israelitas en el desierto (Nm 9.15–16). También en el AT es sinónimo de castigo divino (Nm 11.1). De Dios se dice en Dt 4.24 y Heb 12.29 que es «fuego consumidor». Pablo escribe acerca de «la prueba del fuego» (1 Co 3.12–15) por la cual pasan los creyentes. Fuego; Para castigar a los malvados Gn 19.24*; Sal 21.9; Is 66.15; Am 1.3–2.5 (1.4*).  Fuego del infierno Mt 5.22; 25.41; Ap 20.10, 14–15.

I.- JESUS NARRA UNA HISTORIA REFERENTE AL INFIERNO.

El rico y Lázaro (Lucas 16:19-31)

Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez. Había también un mendigo llamado Lázaro, que estaba echado a la puerta de aquél, lleno de llagas, y ansiaba saciarse de las migajas que caían de la mesa del rico; y aun los perros venían y le lamían las llagas. Aconteció que murió el mendigo, y fue llevado por los ángeles al seno de Abraham; y murió también el rico, y fue sepultado. Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama. Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado. Además de todo esto, una gran sima está puesta entre nosotros y vosotros, de manera que los que quisieren pasar de aquí a vosotros, no pueden, ni de allá pasar acá. Entonces le dijo: Te ruego, pues, padre, que le envíes a la casa de mi padre, porque tengo cinco hermanos, para que les testifique, a fin de que no vengan ellos también a este lugar de tormento. Y Abraham le dijo: A Moisés y a los profetas tienen; óiganlos. Él entonces dijo: No, padre Abraham; pero si alguno fuere a ellos de entre los muertos, se arrepentirán. Mas Abraham le dijo: Si no oyen a Moisés y a los profetas, tampoco se persuadirán aunque alguno se levantare de los muertos. Ejemplo: Cristo se levantó de los muertos y ni aun así creyeron.

(Mateo 5:21)

21 »Oísteis que fue dicho a los antiguos: “No matarás”, y cualquiera que mate será culpable de juicio.

22 Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga “Necio” a su hermano, será culpable ante el Concilio; y cualquiera que le diga “Fatuo”, quedará expuesto al infierno de fuego.,

(Mateo 5:29))

29 »Por tanto, si tu ojo derecho te es ocasión de caer, sácalo y échalo de ti, pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea arrojado al infierno. 30Y si tu mano derecha te es ocasión de caer, córtala y échala de ti,  pues mejor te es que se pierda uno de tus miembros, y no que todo tu cuerpo sea arrojado al infierno..

(Mateo 10:28))

28 No temáis a los que matan el cuerpo pero el alma no pueden matar; temed más bien a aquel que puede destruir el alma y el cuerpo en el infierno.

(Mateo 18:8)

8 Por tanto, si tu mano o tu pie te es ocasión de caer, córtalo y échalo de ti: mejor te es entrar en la vida cojo o manco, que teniendo dos manos o dos pies ser arrojado en el fuego eterno.

9 Y si tu ojo te es ocasión de caer, sácalo y échalo de ti: mejor te es entrar con un solo ojo en la vida, que teniendo dos ojos ser echado en el infierno de fuego.

(Mateo 23:15)

15 »¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas!, porque recorréis mar y tierra para hacer un prosélito y, cuando  lo conseguís, lo hacéis dos veces más hijo del infierno que vosotros.

(Mateo 23:32)

32 ¡Vosotros, pues, colmad la medida de vuestros padres!

33 ¡Serpientes, generación de víboras!, ¿cómo escaparéis de la condenación del infierno?

(Marcos 9:43-48)

43 Si tu mano te es ocasión de caer, córtala, porque mejor te es entrar en la vida manco, que teniendo dos manos ir al infierno, al fuego que no puede ser apagado,

44 donde el gusano de ellos no muere y el fuego nunca se apaga.  

45 Y si tu pie te es ocasión de caer, córtalo, porque mejor te es entrar en la vida cojo, que teniendo dos pies ser arrojado al infierno, al fuego que no puede ser apagado,

46 donde el gusano de ellos no muere y el fuego nunca se apaga.

47 Y si tu ojo te es ocasión de caer, sácalo, porque mejor te es entrar en el reino de Dios con un ojo, que teniendo dos ojos ser arrojado al infierno,

48 donde el gusano de ellos no muere y el fuego nunca se apaga.

Matthew Henry dice:

Mar 9:41-50 

Vv. 41-50.Se dice repetidamente sobre el impío que su gusano no muere, como también, el fuego que nunca se apaga. Indudablemente el remordimiento de conciencia y la aguda reflexión en sí mismo son el gusano que nunca muere. Queda por cierto fuera de comparación si es mejor pasar por todo dolor, dificultad y negación de sí mismo aquí, y ser feliz por siempre en el más allá, que disfrutar aquí de todas clase de placer mundanal temporal y ser desgraciado para siempre. Nosotros debemos ser salados con sal, como los sacrificios; nuestros afectos corruptos deben ser sometidos y mortificados por el Espíritu Santo. Los que tienen la sal de la gracia deben demostrar que tienen un principio vivo de gracia en sus corazones, el cual elimina las disposiciones corruptas del alma que ofenden a Dios o a nuestras propias conciencias.

(Lucas 12:4)

4 »Os digo, amigos míos: No temáis a los que matan el cuerpo, pero después nada más pueden hacer.

5 Os enseñaré a quién debéis temer: Temed a aquel que, después de haber quitado la vida, tiene poder de echar en el infierno. Sí, os digo, a  este temed.

(Santiago 3:6)

6 Y la lengua es un fuego, un mundo de maldad. La lengua está puesta entre nuestros miembros, y contamina todo el cuerpo e inflama la rueda de la creación, y ella misma es inflamada por el infierno.

(2 Pedro2:4 )

4 Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que los arrojó al infierno y los entregó a prisiones de oscuridad, donde están reservados para el juicio. (Nota: si le dices necio a tu hermano puedes pasar por un tribunal, y ser juzgado teniendo la oportunidad de ser absuelto, pero si le decimos fatuo estamos expuestos al infierno de fuego)

II.– LAGO DE FUEGO:

 

(Apoc.19:20)

20 La bestia fue apresada, y con ella el falso profeta que había hecho delante de ella las señales con las cuales había engañado a los que recibieron la marca de la bestia y habían adorado su imagen. Estos dos fueron lanzados vivos dentro de un lago de fuego que arde con azufre.

(Apoc. 20:9-10)

9 pero de Dios descendió fuego del cielo y los consumió.

10 Y el diablo, que los engañaba, fue lanzado en el lago de fuego y azufre donde estaban la bestia y el falso profeta; y serán atormentados día y noche por los siglos de los siglos.

(Apoc. 20:9-14)

14 La muerte y el Hades fueron lanzados al lago de fuego. Esta es la muerte segunda.

15 El que no se halló inscrito en el libro de la vida, fue lanzado al lago de fuego.

(Apoc. 21:8)

8 Pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda».

Un lago de fuego—Griego, “el lago de fuego,” el Gehenna. Allí es arrojado Satanás subsecuentemente, al fin del asalto que tiene lugar después del milenio (Rev_20:10). Entonces la Muerte y el Infierno (el hades), así como todos los que en el juicio general no sean “escritos en el libro de la vida,” serán arrojados en el mismo; esto constituye “la segunda muerte.” vivos—una muerte viviente; no es el aniquilamiento. “Su gusano no muere, y su fuego no se apaga.”

¿Para Quién Fue hecho el Infierno y el lago de Fuego?

 

(Mateo 25:41)

41 »Entonces dirá también a los de la izquierda: “Apartaos de mí, malditos, al fuego eterno preparado para el diablo y sus ángeles,

(2 Pedro 2:4)

4 Dios no perdonó a los ángeles que pecaron, sino que los arrojó al infierno y los entregó a prisiones de oscuridad, donde están reservados para el juicio.

(2 Pedro 2:9)

9 El Señor sabe librar de tentación a los piadosos, y reservar a los injustos para ser castigados en el día del juicio;

10 y mayormente a aquellos que, siguiendo la carne, andan en placeres e inmundicia, y desprecian el señorío. Atrevidos y obstinados, no temen decir mal de los poderes superiores,

(Mateo 25:45)

45 “De cierto os digo que en cuanto no lo hicisteis a uno de estos más pequeños, tampoco a mí lo hicisteis”.

46 Irán estos al castigo eterno y los justos a la vida eterna.

(Judas 6)..

Y a los ángeles que no guardaron su dignidad, sino que abandonaron su propio hogar, los ha guardado bajo oscuridad, en prisiones eternas, para el juicio del gran día.

7 También Sodoma y Gomorra y las ciudades vecinas, las cuales de la misma manera que aquellos, habiendo fornicado e ido en pos de vicios contra la naturaleza, fueron puestas por ejemplo, sufriendo el castigo del fuego eterno.

(Juan 5:28)

28 No os asombréis de esto, porque llegará la hora cuando todos los que están en los sepulcros oirán su voz;

29 y los que hicieron lo bueno saldrán a resurrección de vida; pero los que hicieron lo malo, a resurrección de condenación.

III.-¿Qué es el Abismo?

(Génesis 1:1)

1 En el principio creó Dios los cielos y la tierra.

2 La tierra estaba desordenada y vacía, las tinieblas estaban sobre la faz del abismo y el espíritu de Dios se movía sobre la faz de las aguas.

(Génesis 7:11)

11 Aquel día del año seiscientos de la vida de Noé, en el mes segundo, a los diecisiete días del mes, fueron rotas todas las fuentes del gran abismo y abiertas las cataratas de los cielos,

(Génesis 8:2)

2 Se cerraron las fuentes del abismo y las cataratas de los cielos; y la lluvia de los cielos fue detenida.

(Génesis 49:25)

25 con bendiciones del abismo que está abajo,

(Deuteronomio 33:13)

13 «Bendita de Jehová sea tu tierra, con lo mejor de los cielos, con el rocío y con el abismo que está abajo.

(Job 38:16)

16 ¿Has penetrado tú hasta las fuentes del mar y has caminado escudriñando el abismo?

(Job 38:30)

30 Las aguas se endurecen como piedra y se congela la faz del abismo.

(Job 41:32)

32 En pos de sí resplandece su estela, hasta parecer cano el abismo.

(Salmos 36:6)

6 Tu justicia es como los montes de Dios; tus juicios, abismo grande.

(Salmos 42:7)

7 Un abismo llama a otro a la voz de tus cascadas; todas tus ondas y tus olas han pasado sobre mí.

(Isaias.51:10)

10¿No eres tú el que secó el mar, las aguas del gran abismo,

(Ezequiel 26:19)

19 »Así ha dicho Jehová, el Señor: Yo te convertiré en una ciudad asolada, como las ciudades que no se habitan; haré subir sobre ti el abismo, y las muchas aguas te cubrirán

(Ezequiel 31:4)

4 Las aguas lo hicieron crecer, lo encumbró el abismo;

(Habacuc 3:10)

10 Te ven los montes y temen; pasa la inundación; el abismo deja oír su voz

(Ezequiel 31:15)

15 »Así ha dicho Jehová, el Señor: El día que descendió al seól, hice guardar luto, y que se cubriera por él el abismo. Detuve sus ríos, y las muchas aguas fueron detenidas. Por él cubrí de tinieblas el Líbano, y todos los árboles del campo se desmayaron.

16 Con el estruendo de su caída hice temblar a las naciones, cuando las hice descender al seól con todos los que descienden a la sepultura. Y todos los árboles escogidos del Edén, los mejores del Líbano, todos los que beben aguas, fueron consolados en lo profundo de la tierra.

17 También ellos descendieron con él al seól, con los muertos a espada, los que fueron su brazo, los que estuvieron a su sombra en medio de las naciones.

18 ¿A quién te has comparado así en gloria y en grandeza entre los árboles del Edén? Pues  derribado serás con los árboles del Edén en lo profundo de la tierra; entre los  incircuncisos yacerás, con los muertos a espada.  Este es el faraón y todo su pueblo, dice Jehová, el Señor”».

Nota: El Abismo mencionado en el Antiguo Testamento se representa como el espacio o cosmos donde están las estrellas, donde no hay gravedad, También lo representan como las profundidades del mar, como poso profundo, Y como profundidades de la tierra. Al parecer es un lugar; inmenso, profundo, espacioso, oscuro, infinito donde hombre e inteligencia humana alguna, nunca podría habitar, medir, comprender, o escudriñar.

Ahora veamos lo que dice el Nuevo Testamento referente al Abismo.

Nota: En el antiguo Testamento no se tenía mucha luz en cuanto al conocimiento de lo espiritual ya que ninguna persona se había levantado de los muertos como para poder hablarles sobre esto.

Pero Cuando vino Jesús a la tierra, las cosas cambiaron abriendo así un amplio conocimiento al respecto ya que desde la palabras de Jesús hasta los Escritos de los apóstoles el Espíritu Santo revelo lo que sucede en el mundo espiritual. Los ejemplos de esto: lo tenemos cuando Cristo bajo a las Profundidades de la tierra por tres días y tres noches y quito las llaves de la muerte a Satanás.

(1 Pedro3:18)

18, siendo a la verdad muerto en la carne, pero vivificado en espíritu;

19 y en espíritu fue y predicó a los espíritus encarcelados,

20 los que en otro tiempo desobedecieron, cuando una vez esperaba la paciencia de Dios en los días de Noé, mientras se preparaba el arca, en la cual pocas personas, es decir, ocho, fueron salvadas por agua.

(Apoc.1:17)

17 Yo soy el primero y el último,

18 el que vive. Estuve muerto, pero vivo por los siglos de los siglos, amén. Y tengo las llaves de la muerte y del Hades.

(Mateo 12:40)

40 Como estuvo Jonás en el vientre del gran pez tres días y tres noches, así estará el Hijo del hombre en el corazón de la tierra tres días y tres noches. Referente a lo antes mencionado se supone que ahora el abismo, Cristo lo define como el centro de la tierra donde mora Satanás y sus ángeles. De los cuales están en prisiones de oscuridad esperando el juicio del gran día. Y de donde los demonios moran bajo órdenes, de Satanás. Y de donde los que salen no quieren regresar.

El texto siguiente lo demuestra

(Lucas 8:31)

Muchos demonios habían entrado en él 31y le rogaban que no los mandara al abismo.

(Romanos 10:6)

6 Pero de la justicia que es por la fe, dice así: «No digas en tu corazón:  “¿Quién subirá al cielo?” (Esto es, para traer abajo a Cristo);

7 o, “¿quién descenderá al abismo?” (Esto es, para hacer subir a Cristo de entre los muertos)».

8 Pero ¿qué dice?:«Cerca de ti está la palabra, en tu boca y en tu corazón».

(Apocalipsis 9:1)

1 El quinto ángel tocó la trompeta, y vi una estrella que cayó del cielo a la tierra. Y se le dio la llave del pozo del abismo. 2Abrió el pozo del abismo, y del pozo subió humo como humo de un gran horno, y el sol y el aire se oscurecieron por el humo del pozo

(Apocalipsis 9:11)

11 Sobre ellos tienen como rey al ángel del abismo, cuyo nombre en hebreo es Abadón, y en griego, Apolión.

(Apocalipsis 11:7)

7 Cuando hayan acabado su testimonio, la bestia que sube del abismo hará guerra contra ellos, los vencerá y los matará.

(Apocalipsis 17: 8)

8 La bestia que has visto era y no es, y está para subir del abismo e ir a perdición. Los habitantes de la tierra,

(Apocalipsis 20:1)

1 Vi un ángel que descendía del cielo con la llave del abismo y una gran cadena en la mano.

2 Prendió al dragón, la serpiente antigua, que es el Diablo y Satanás, y lo ató por mil años.

(Apocalipsis 20:3)

3 Lo arrojó al abismo, lo encerró y puso un sello sobre él, para que no engañara más a las naciones hasta que fueran cumplidos mil años.

CONCLUIMOS PUES: que el infierno; también llamado, abismo, Hades, y lugar de tormento, esta en las profundidades de la tierra, y que es; donde el fuego nunca se apaga, y el gusano no muere, donde están siendo atormentados todos los que mueren sin Cristo, esperando el gran día del juicio para ser arrojados al lago de fuego, donde arden por los siglos de los siglos.

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →