Aprendiendo a Caminar

Edgardo Rosado  •  Sermon  •  
0 ratings
Notes & Transcripts

Aprendiendo a Caminar
Efesios 5:1-16
* *
Introducción:
 
v     Cuando hablo de aprender a caminar, lo que quiero decir es que tenemos que aprender a caminar con Dios
v     Uno de los mejores ejemplos de caminar con Dios es Enoc “…*/y como anduvo fielmente con Dios, un día desapareció porque Dios se lo llevó/*” (Génesis 5:24).
v     Escuche una historia que ilustra bien este concepto de caminar con Dios. 
v     La mamá le pregunta a su hija, que aprendiste hoy en la escuela dominical.  Y ella muy contenta le responde.  Pues, ellos se fueron un día a dar un paseo.  Y caminaron, y caminaron, y caminaron.  Hasta que Dios le dijo a Enoc: Sabes, estás muy lejos de tu casa.  ¿Por qué no entras y te quedas conmigo en mi casa?  Y Enoc, entró y se quedó con Dios.
v     Por lo tanto, debemos aprender a caminar con Dios, con esa misma Confianza y esa misma Seguridad con la que caminó Enoc.  
 
I.                   Caminar en Amor (v. 2)
 
Efesios 5:2  “Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a si mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante.”
 
v     ¿Por qué debemos caminar en Amor?
v     Pablo claramente nos enseña que el Amor debe ser lo más Importante para el Cristiano:
§         Gálatas 5:22 “Mas el Fruto del Espíritu es Amor
§         1 Corintios 13:2 “… Si no tengo amor, nada soy.”
§         1 Corintios 13:13 “Ahora, pues permanecen estas tres virtudes: la fe, la esperanza y el amor.  Pero la más excelente de ellas es el amor” (NVI).
v     Por lo tanto, es de vital Importancia caminar en el amor del Señor.
v     Tenemos que Aprender el amor del Señor.
v     Para que así le podamos Mostrar a otros el amor de Cristo.
v     ¿Por qué?  Porque este amor es la Prueba de una fe genuina.
v     Prueba del Verdadero Discípulo: Juan 13:35 “De este modo todos sabrán que son mis discípulos, si se aman los unos a los otros.” (NVI)
v     Prueba de la Nueva Vida: 1 Juan 3:14 “Nosotros sabemos que hemos pasado de la muerte a la vida porque amamos a nuestros hermanos.  El que no ama permanece en la muerte.” (NVI)
v     Prueba del Espíritu Santo en Nosotros: 1 Pedro 1:22 “Habiendo purificado vuestras almas por la obediencia a la verdad, mediante el Espíritu, para el amor fraternal no fingido, amaos unos a otros entrañablemente, de corazón puro.” (RV)
v     Este es el ejemplo de Jesús: El nos amó, aun cuando éramos pecadores.
 
II.                Caminemos Como Hijos de Luz (v. 8)
 
Efesios 5:8  “Porque en otro tiempo erais tinieblas, mas ahora sois luz en el Señor; andad como hijos de luz.”
 
v     ¿Qué es “andar como hijos de luz”?
v     Efesios 5:3-14
v     La Luz nos habla de Dios y de su Justicia.
v     La oscuridad nos habla de Satanás y de toda Maldad.
 
Romanos 13:11-14  “Hagan todo esto estando conscientes del tiempo en que vivimos.  Ya es hora de que despierten del sueño, pues nuestra salvación está ahora más cerca que cuando inicialmente creímos.  La noche está muy avanzada y ya se acerca el día.  Por eso, dejemos a un lado las obras de la oscuridad y pongámonos la armadura de la luz.  Vivamos decentemente, como a la luz del día, no en orgías y borracheras, ni en inmoralidad sexual y libertinaje, ni en disensiones y envidias.  Más bien, revístanse ustedes del Señor Jesucristo, y no se preocupen por satisfacer los deseos de la naturaleza pecaminosa.”
 
v     De acuerdo a Efesios 5, andamos en la oscuridad cuando:
o       En fornicación, Inmundicia, en avaricia (v. 3).
o       Palabras Deshonestas, conversaciones necias, ni chistes groseros. (v. 4 NVI).
v     Pero, Andamos en Luz cuando:
o       Bondad, Justicia, Verdad (v. 9).
o       Agradables al Señor (v. 10).
o       No participamos en las obras Infructuosas de las tinieblas (v. 11).
v     Ahora, ¿Cuál es la Fuente de la Luz?
v     Pablo escribe: “Despiértate tú que duermes, y levántate de los muertos y te alumbrará Cristo” (v. 14).
v     Por lo tanto, la fuente de toda Luz es Cristo.
v     Y para ser alumbrados por Jesús, entonces, nos tenemos que levantar y comenzar a Caminar de acuerdo a las obras de la Luz. 
 
III.             Caminemos Sabiamente (v. 15)
 
Efesios 5:15  “Mirad, pues, con diligencia cómo andéis, no como necios sino como sabios.”
 
v     ¿Por qué tenemos que Caminar sabiamente? 
v     Efesios 5:16 “… porque los días son Malos.”
v     Lo que Pablo quiere decir es que el enemigo está Rondando tu vida como león rugiente.
v     Por lo tanto tenemos que caminar con  nuestros ojos espirituales bien Abiertos para poder ver los ataques del enemigo.
v     La implicación de este verso es la siguiente: Los sabios andan cuidadosamente.  Los necios No Prestan cuidado a su andar.
v     Por eso Pablo nos insta a que seamos sabios.
v     Somos sabios cuando:
o       Ponemos nuestros ojos en la Voluntad de Dios.
o       Ponemos nuestros ojos en el Mover del Espíritu.
o       Ponemos nuestros ojos en Jesús (autor y consumador de nuestra fe).
v     Cuando andamos sabiamente, nos damos cuenta del Mover de Dios.
v     Nos damos cuenta de las Oportunidades que el Señor pone delante de nosotros.
v     Cuando nos Levantamos y le pedimos al Señor: Abre mis ojos Señor, Yo Quiero Verte…
v     Adivina que va a pasar: El Señor te va a Abrir tus ojos…
v     Y vas a poder Percibir  cosas maravillosas en tu vida…
v     Como nos dice Pablo “Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido al corazón del hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman” (1 Corintios 2:9)
 
Conclusión:
 
v     ¿Cómo está tu caminar?
v     ¿Estás caminando como camina el mundo?
v     ¿Estás caminando de acuerdo a tú propio plan, a tus propias ideas?
v     ¿Estás caminando como Enoc? 
v     El Señor te llama a cambiar tu caminar.
v     A que Camines en Su Amor.
v     A que Camines en la Luz.
v     A que Camines Sabiamente.