Drop files to upload.
Faithlife Corporation

Edificando Relaciones Con Nuestros Hijos

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 13 views
Notes & Transcripts

I.  Introducción

A.   Cada padre cristiano responsable desea guiar a su hijo al Señor. Pienso que cada padre aquí esta mañana diría eso.

B.   Pero no podemos negar el fracaso de demasiado de los padres que así dicen - sus hijos no siguen al Señor

C.   A algunos padres no les importa. Pues, sí, quieren que sus hijos sean cristianos, pero que el hijo haga lo que quiere.

1.   No está dispuesto poner el esfuerzo necesario para que sea una realidad con su familia

2.   No está dispuesto a seguir las directivas de la Biblia en criar a sus hijos

D.   Hay algunos padres así aquí esta mañana. Y este mensaje quizá no le hará ningún bien porque a usted no le importa.

E.   Pero gracias a Dios que hay algunos padres aquí esta mañana que sienten esta gran responsabilidad - traigo este mensaje principalmente para ustedes.

F.   Una preocupación de cada padre que ama al Señor es: )Qué hacen mis hijos cuando yo no estoy con ellos? )Qué harán ellos si piensan que yo nunca lo voy a saber?

1.   )Por qué nos preocupamos? Pues porque bien conocemos la naturaleza humana. Sabemos que los seres humanos pueden ser influenciados. Y sabemos que nuestra presencia les provee a los hijos una influencia que extrañan cuando no nos hallamos junto a ellos. Cuando los niños van creciendo, están junto a nosotros cada vez menos. Se van, bien sea al trabajo, o de viaje. Se encuentran con otras gentes y diferentes circunstancias. Habrá presiones y tentaciones. Tendrán que tomar sus propias decisiones ellos mismos. No siempre van a tener la oportunidad de pedirnos consejo y de oír que les decimos "hágalo de esta manera, así es como se hace."


2.   Es por eso que los padres que se preocupan se andan preguntando, ")Qué podré yo hacer para prepararlos para esos tiempos? )Qué puedo yo hacer para animarlos a hacer siempre lo correctoC aún después de que yo ya no exista? " Esto es la pena de este mensaje.

G.   Gen. 22:1-14

1.   La relación de padre e hijo que vemos aquí

a.   Andaban juntos; amor, comprensión, confianza, obediencia, respeto, deseo de agradar a su padre

b.   24:62-67 - respeto por los deseos de su padre

H.   Una de las influencias más poderosas que tenemos sobre nuestros hijos es la relación que tenemos con ellos. )Ha notado usted cuánto más fuerte ciertos padres influyen a sus hijos que otros? Hay hijos quienes bien se alzan de hombros y no hacen lo que bien saben que sus padres desean, mientras otros hijos sienten la profunda obligación de respetar no sólo el mandato de sus padres, sino también sus deseos. )Porqué? Pues debido a la relación que existe entre ellos.

I.   Las buenas relaciones con los hijos no suceden simplemente por casualidad, hay que desarrollarlas. Requieren mucha atención y esfuerzo. Para animarnos a hacer todo lo que podemos para tener buenas relaciones, debemos estar convencidos del poder que éstas tienen.

II. El poder de las relaciones

A.   No nos es posible tener a nuestros hijos agarrados de la mano siempre. Pronto pasan la edad cuando podemos tomar unos pocos pasos y alcanzarlos

B.   Las buenas relaciones llegan más allá de lo que físicamente podamos alcanzar

C.   Si las relaciones en el hogar están bien, nuestras instrucciones pueden ser una fuerza para refrenar a nuestros hijos aunque estén a miles de kilómetros de distancia

1.   José en Egipto; Daniel en Babilonia

a.   Cobraban ánimo de saber lo que su papá hubiera querido que hicieran

2.   Ellas se preguntarán muchas veces en las experiencias que enfrentan: A)Qué querrá papá que yo hiciera? Y esto les ayudará a caminar bien.@


3.   Los hijos que tienen una buena relación con sus padres se gozan de obedecerles

a.   Sientan contentos y satisfechos cuando nos obedecen

b.   Se preocupan por no decepcionarnos

c.   Hijos rebeldes - un problema en la relación con sus padres

(1)  si la relación es buena, no se sentirán bien cuando desobedecen porque entenderán que nos han lastimado - y eso les causa tristeza

(2)  puede ser una cosa que hizo al hijo pródigo regresar a la casa

4.   Cuando hay una buena relación entre nosotros y nuestros hijos, ellos nos respetarán y nos podrán perdonar cuando hacemos errores.

a.   Tenemos nuestras debilidades y faltas y nuestros hijos lo saben

b.   Si quisieran sentirse mal hacia nosotros, les sería fácil hacerlo.

5.   Buenas relaciones unen la familia con un sentido de responsabilidad el uno con el otro

III.     Cómo edificar buenas relaciones

A.   No podemos desarrollar buenas relaciones:

1.   Por fuerza

2.   Comprándolas - muchos padres tratan esto

3.   Darles todo lo que quieren - no tener ningún conflicto con ellos

B.   Ayudas generales

1.   PRINCIPAL - cuando el padre es la clase de hombre que Dios quiere que sea, el resultado normal es lazos fuertes entre el padre y sus hijos.

a.   La cosa principal que unirá a nuestros hijos a nosotros es lo que ellos ven en nuestro carácter

(a)  el aprecio de nuestro hijo va a crecer para nosotros si ellos ven en nosotros un deseo sin vacilar de hacer lo que es correcto - sumisión a Dios y a la iglesia


(b)  cuando vivimos según las mismas normas que exigimos de ellos - y esas normas para nosotros son las normas de la Biblia. Si no es así, les será difícil respetarnos.

2.   Otras cosas que aumenta la apreciación en un niño es el respeto que su padre tiene para él

a.   Son personas, no animales - el padre está en control pero hace bien en

(1)  considerar sus sentimientos

(a)  no avergonzarle en público haciendo burla de él o de algo que hizo

(b)  si no siente bien, dejar que descanse

(2)  considerar sus opiniones

(3)  no mandarle hacer todas las cosas que a nosotros no nos gustan hacer

(4)  Deje que hable por sí mismo

3.   Su estimación para nosotros desarrolla cuando les enseñamos que deben hacer lo correcto porque es la forma correcta de actuar y no sólo porque nos va a doler si no lo hacen

a.   Yo me voy a sentir mal si tu haces tal cosa; me vas a poner muy triste - aunque puede ser cierto, esta no es la razón mayor que queremos que nuestros hijos hagan el bien

b.   No para mantener nuestro propio imagen

(1)  Personas van a pensar que no te enseñé nada

(2)  cómo me avergonzaste por lo que hiciste

c.   Decir siempre: A)Y que va a pensar la gente? )Qué va a decir tal fulano? No vas a dejar que el ministro te vea haciendo eso.

(1)  hacen que nuestros niños se ponen más conscientes de la gente que de Dios

(2)  las normas que rigen nuestras vidas dependen de lo que piensa la gente - y eso es una ayuda a veces, pero si queremos el respeto de nuestros hijos tenemos que enseñarles a hacer lo correcto siempre porque así es la manera correcta para vivir

d.   Es necesario que nosotros vivimos así


(1)  actuar y hablar en una manera cuando estamos con los hermanos y en otra cuando estamos con otras personas

(2)  que usted no quiere que el pastor se da cuenta de algo que hace o que tiene

(3)  Tenga por seguro que si usted así hace; su hijo también actuará en una forma cuando usted está, pero cuando no está papá, actuará en otra forma

4.   Tenemos que aceptarles como nuestros sin considerar su apariencia o habilidades

a.   No tratar siempre de compararles con otros; sentirán como si usted nos les ama o acepta así como son

b.   No criticarles siempre

(1)  tenemos que tratar las áreas en las vidas de nuestros hijos que no están bien; y los niños no lo resienten si lo hacemos amablemente - ellos muchas veces saben de esta falta que tienen también.

(2)  cuando expresamos aprecio por las cosas que hacen bien, ellos saben que somos justos

5.   Relaciones requieren diligencia y tiempo para desarrollarse - atención personal a nuestros hijos y sus necesidades

a.   Podemos estar ocupados en muchas otras cosas - y buenas cosas - y descuidar el tiempo que tenemos para nuestros hijos

(1)  el hermano que su hijo preguntó a la mamá, A)Dónde vive papá?@

(2)  Niño miraba a su papá lustrar el carro. APapá, tu carro vale mucho, )no es cierto?@ ASí@ respondió el papá, Acuesta mucho dinero. Vale la pena cuidarlo. Cuando lo cambie, valdrá mucho más si está bien cuidado.@ Después de un largo rato de silencio, el hijo le dijo: APapá, me imagino que yo no valgo tanto, )verdad?@

C.   Relaciones en los primeros años

1.   Tenemos que comenzar aquí. Es el tiempo propicio de desarrollar la relación con mi hijo. No cuando tiene 12 ó 15 años. Será casi imposible entonces si no he tenido una buena relación con mi hijo antes

2.   En los primeros años: buenas relaciones casi son naturales


a.   Cualquier padre normal no puede sino sentir amor por ese niño nuevo que acaba de nacer

b.   El niño reconoce a papá como una persona muy importante en su vida

c.   El niño tiene mucha confianza en su papá. Piensa que es la persona más sabia, y capaz de hacer cualquier cosa

d.   Quieren ser cómo él

e.   Es el tiempo propicio para desarrollar una relación con nuestro hijo que va a durar por toda la vida - quiere trabajo

3.   Cosas que debemos estar haciendo

a.   Ayudar a la mamá con el cuidado del niño cuando podemos

(1)  lavar su cara, abotonar su camisa, abrazarle cuando llora, - ayudarle con sus pequeñas necesidades diarias nos une

b.   Edificar una relación espiritual

(1)  hablarles de Dios - orar con ellos - ayudarles a memorizar su versículo - cantar coritos con ellos

c.   Tomar tiempo para jugar con ellos a veces

(1)  puede preguntarse: )qué valor hay en alzar mi niño y tocar su cabeza contra el cielo del cuarto, ponerme en el piso para jugar caballo con él, o leerle el mismo libro 15 veces - el valor es grande - estamos edificando una relación

d.   Llevarlos con nosotros cuando es posible

(1)  quizá tenemos que andar más despacio y nos lleva más tiempo

(2)  cuesta subirlos al carro y bajarlos

(3)  debemos recordar que algunos padres que no tenían la paciencia de llevar a sus niños con ellos ahora desean que sus hijos tuvieran un poco de deseo de estar con ellos pero sus hijos ya aprendieron a cuidarse a sí mismos y ya no necesitan de papá

e.   Responder a sus preguntas

(1)  habrá cientos, probablemente miles

(2)  )Qué es eso? Y )Para qué sirve aquello?


(3)  Los niños juzgan el valor que tienen por la manera en que tratamos sus preguntas

f.   Cuando se lastiman, tome tiempo para mirar el raspón que tiene en la rodilla, la uña que rompió - le está diciendo que le importa.

D.   Relaciones mientras que va creciendo

1.   De 5 - 10 el mundo del niño llega a ser mayor

a.   Va a la escuela; juega con otros niños.

b.   La relación con su padre no es de menos importancia - si usted no puede darle respuestas a sus necesidades, va a encontrar respuestas a sus necesidades en otro lado

c.   Mostrar interés en sus estudios, hablar con él de sus amigos y las cosas que están haciendo

2.   Enséñeles a trabajar, criar los animales, etc...

3.   Hacer cosas juntos como una familia - sólo la familia

a.   Un paseo, leer un libro - ALuz de la Vida@, un día de campo

4.   Estamos cerca de ellos - sentir cuando tienen algún problema; tomar tiempo para escuchar sus problemas - aun si no nos parecen muy importantes

5.   Les seguimos corrigiendo y guiando, esto les da seguridad. En el momento a veces resienten nuestra dirección, pero después nos agradecerán. Es una prueba de nuestro amor e interés en el bien de ellos.

IV. Conclusión

A.   Acordémonos de que las relaciones que tengamos con nuestros hijos sirven para mucho más que una satisfacción personal. Nos hacen más efectivos en acercarlos a Dios y equipan a nuestros hijos a continuar con el Señor. Eso es lo más importante de todo.

B.   La prueba de nuestra relación con nuestros hijos es su decisión de respetarnos, obedecernos, agradarnos con sus vidas.

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →