Drop files to upload.
Faithlife Corporation

La Iglesia Y El Pecado

Notes & Transcripts

TEXTO: (1Co 5:1)  De cierto se oye que hay entre vosotros fornicación,  y tal fornicación cual 6ni aun se nombra entre los gentiles;  tanto que alguno tiene la mujer de su padre.

(1Co 5:2)  Y vosotros estáis envanecidos.  ¿No debierais más bien haberos lamentado,  para que fuese quitado de en medio de vosotros el que cometió tal acción

INTRO.: Trasfondo del pasaje, análisis de la Iglesia de Corinto.*

O.T. ¿Cuál debe ser la postura de la Iglesia ante el pecado? Veamos en primer lugar:*

I.- DE INTOLERANCIA.*

a).- Debe haber discernimiento para detectarlo. (1Co 5:1)  De cierto se oye que hay entre vosotros fornicación,  y tal fornicación cual ni aun se nombra entre los gentiles;  tanto que alguno tiene la mujer de su padre.

b).- Debe haber autoridad espiritual para detenerlo. (1Co 5:2)  Y vosotros estáis envanecidos.  ¿No debierais más bien haberos lamentado,  para que fuese quitado de en medio de vosotros el que cometió tal acción (1Co 5:3)  Ciertamente yo,  como ausente en cuerpo,  pero presente en espíritu,  ya como presente he juzgado al que tal cosa ha hecho.

c).- Debe haber capacidad estructural para castigarlo. (1Co 5:4)  En el nombre de nuestro Señor Jesucristo,  reunidos vosotros y mi espíritu,  con el poder de nuestro Señor Jesucristo,

(1Co 5:5)  el tal sea entregado a Satanás para destrucción de la carne,  a fin de que el espíritu sea salvo en el día del Señor Jesús.

II.- DE BUSQUEDA DEL ANTÍDOTO.*

a).- Entrega total.- (1Co 5:6)  No es buena vuestra jactancia.  ¿No sabéis que un poco de levadura leuda toda la masa?

b).- Siendo santificados.- (1Co 5:7)  Limpiaos,  pues,  de la vieja levadura,  para que seáis nueva masa,  sin levadura como sois;  porque nuestra pascua,  que es Cristo,  ya fue sacrificada por nosotros.

c).- Participando del gozo servicio.-  (1Co 5:8)  Así que celebremos la fiesta,  no con la vieja levadura,  ni con la levadura de malicia y de maldad,  sino con panes sin levadura,  de sinceridad y de verdad.

III.- EVITANDO LA CONTAMINACIÓN.*

a).- Hay que tener cuidado de con quién nos juntamos (1Co 5:9)  Os he escrito por carta,  que no os juntéis con los fornicarios; (1Co 5:10)  no absolutamente con los fornicarios de este mundo,  o con los avaros,  o con los ladrones,  o con los idólatras;  pues en tal caso os sería necesario salir del mundo.

b).- Pero más cuidado con los de adentro. (1Co 5:11)  Más bien os escribí que no os juntéis con ninguno que,  llamándose hermano,  fuere fornicario,  o avaro,  o idólatra,  o maldiciente,  o borracho,  o ladrón;  con el tal ni aun comáis.

c).- Debemos ser de adentro, pero santificados. (1Co 5:12)  Porque  ¿qué razón tendría yo para juzgar a los que están fuera?  ¿No juzgáis vosotros a los que están dentro? /(1Co 5:13)  Porque a los que están fuera, Dios juzgará.  Quitad,  pues,  a ese perverso de entre vosotros.

CONCLUSIÓN: RECAPITULACIÓN.- Vv. 1-8.El apóstol nota un abuso flagrante, ante el cual los corintios hacían la vista gorda. El espíritu festivo y la falsa noción de la libertad cristiana parecen haber salvado al hechor de la censura. Sin duda es penoso que a veces, los que profesan el evangelio cometan delitos de los cuales se avergonzarían hasta los paganos. El orgullo espiritual y las falsas doctrinas tienden a introducir y a diseminar tales escándalos. ¡Cuán temibles son los efectos del pecado! El diablo reina donde Cristo no reina. El hombre está en el reino y bajo el poder de Satanás cuando no está en Cristo.

El mal ejemplo de un hombre influyente es muy dañino: se disemina por todas partes. Los principios y ejemplos corruptos dañan a toda la iglesia si no se corrigen. Los creyentes deben tener nuevos corazones y llevar vidas nuevas. La conversación corriente de ellos y sus obras religiosas deben ser santas. Tan lejos está el sacrificio de Cristo, nuestra Pascua, por nosotros de hacer innecesaria la santidad personal y la pública, que da poderosas razones y motivos para ella. Sin santidad no podemos vivir por fe en Él, ni unirnos a sus ordenanzas con consuelo y provecho.

Vv. 9-13.Los cristianos tienen que evitar la familiaridad con los que desprestigian el nombre cristiano. Los tales son compañía apta para sus hermanos de pecado, y en esa compañía deben ser dejados, cada vez que sea posible hacerlo. ¡Ay, que haya muchos llamados cristianos cuya conversación es más peligrosa que la de los paganos!

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →