Drop files to upload.
Faithlife Corporation

El cumplimiento del Antiguo Testamento

Notes & Transcripts

Es fácil ver que la Biblia está compuesta de dos partes: el Antiguo Testamento y el Nuevo Testamento. La primera parte fue entregada a la nación israelita muchos años antes de Jesús, pero cuando el Cristo vino un Nuevo Testamento fue revelado a la iglesia por sus apóstoles. Es obvio que esta división existe, pero la relación entre las dos divisiones es malentendida frecuentemente. ¿Para quienes fueron escritos? ¿Cuáles son sus propósitos?

Un punto de lógica

En Deuteronomio 24:5, Dios dio un mandamiento a los israelitas que es parecido a la costumbre de la luna de miel. “Cuando un hombre es recién casado, no saldrá con el ejército, ni se le impondrá ningún deber; quedará libre en su casa por un año para hacer feliz a la mujer que ha tomado.” Podríamos decir mucho sobre este versículo, pero quiero observar algo que nos ayudará en nuestro estudio

Este mandamiento fue dado a una persona específica, por un período específico, y para un propósito específico.

  1. Persona específica – El recién casado de Israel -- Dios le daba este privilegio al recién casado. Puedo entender porque otros querían disfrutarlo también, pero aplica solamente al recién casado israeliito. Un hombre con muchos años en su matrimonio no podría usar este versículo para hacer la misma cosa. Un recién casado del ejército de México no puede citar este pasaje para autorizarse hoy en día. El verso solo aplica a la persona específica.
  2. Período específico – Un año desde el casamiento -- Este mandamiento limitaba el tiempo afuera de los deberes normales a un año. Obviamente no se podría pedir una extensión o tomar el derecho después de cinco años del matrimonio. Había un tiempo especificado.
  3. Propósito específico – Para hacer feliz a la mujer -- El recién casado debía usar su tiempo para hacer feliz a la mujer que había tomado. ¿Podría utilizar su año para ayudar a sus padres a edificar una casa, dejando a su mujer en la casa sola? Sería un pecado porque no cumpliría el propósito específico.

Universalmente cuando una ley tiene una persona, un tiempo, o un propósito definido, su autoridad está limitada a esta persona, este tiempo, o este propósito específico. La constitución de Guatemala obviamente no aplica a los ciudadanos de Francia. Cuando dos países firman un acuerdo por un cierto tiempo, el acuerdo está cumplido cuando este tiempo termina. Si no soy el individuo especificado por un mandamiento o si no vivo durante sus restricciones del tiempo o si sus propósitos ya han sido cumplidos, no es mi ley. Deuteronomio 24:5 es así. Hoy en día, no podemos usarla como nuestra autoridad para dejar nuestro trabajo por un año.

El Antiguo Testamento

Nosotros podemos aplicar este principió lógico a otros mandamientos en la Biblia. De hecho, debemos entender el Antiguo Testamento en total en este contexto. El Antiguo Testamento fue escrito para personas específicas, para un período específico, y para un propósito específico.

    1. La persona específica – Los Israelitas
    • Después de ser librados de la esclavitud egipcia y cruzar el Mar Rojo, Dios trajo a la nación de Israel al monte Sinaí para recibir la Ley y el pacto (Éxodo 19:1-2). Éxodo 20 empieza la Ley con los 10 Mandamientos (“No tendrás dioses ajenos delante de mí…No matarás” etc.), los cuales enfatizan la esencia de la Ley de Moisés. Sin embargo los mandamientos dados por Moisés solo empiezan en Éxodo 20. Siguen por Levítico, Números, y Deuteronomio con leyes especificas sobre el sacerdocio, el sacrificio de bueyes y cabríos, el guardar de días y fiesta especiales, etc.
    • En el libro de Deuteronomio, después de cuarenta años de vivir en el desierto, los Israelitas estaban listos para cruzar el Rio Jordán a la Tierra de Promesa. Antes de entrar, en Deuteronomio 5:1-8, Moisés les recuerde de la Ley dada en Horeb (Sinaí). Era un pacto de leyes dado específicamente a la nación de Israel, no a los padres de los Israelitas (5:2-3) ni a otra nación más (Salmo 147:19-20).
  1. El período específico – Hasta que vino el Cristo
    • En la carta de Pablo a los de Gálatas, leímos que Dios no pensaba que el Antiguo Testamento duraría por todos los tiempos. En Gálatas 3:16-19, dice que aunque la Ley de Moisés vino después de Abraham, Dios recordaba su promesa de la “simiente” que ofrecería bendición a todas las naciones. En 3:19 Pablo dice que la Ley fue ofrecida a causa de las transgresiones “hasta que viniera la simiente”. ¿Quién es “la simiente”? 3:16 la identifica como Cristo. La Ley de Moisés era un pacto valido desde Moisés hasta el tiempo de Cristo.
  2. El propósito específico – Para conducirnos a “nosotros” a Cristo
    • ¿Cuál era el propósito de la Ley de Moisés? Más tarde en el mismo capítulo, Pablo dice “que la ley ha venido a ser nuestro ayo para conducirnos a Cristo” (Gálatas 3:24). Un ayo en el primer siglo era un esclavo fiel con la tarea de supervisar a un niño hasta que llegara a la escuela. Pablo dice que la Ley actuaba como el custodio de los judíos para guiarlos a la escuela, al maestro verdadero, Cristo. Después de terminar con su tarea, el ayo dejaba su puesto porque su propósito estaba cumplido. En la misma manera, Gálatas 3:25-26 concluye, “Pero ahora que ha venido la fe [el evangelio], ya no estamos bajo ayo [la Ley], pues todos sois hijos de Dios mediante la fe en Cristo Jesús.” Con su propósito cumplido, no estamos bajo la Ley.
    • El Antiguo Testamento fue escrito a un pueblo al que no pertenecemos. Fue escrito para un período que ya terminó. Y fue escrito para un propósito que fue cumplido por la muerte de Jesucristo. Entonces no podemos ir a la Ley de Moisés para nuestra autoridad en la adoración o nuestras prácticas morales. Hoy en día, no podemos sacrificar vacas o cabríos para quitar nuestros pecados como hacían los Judíos. Ni podemos imponerles la dieta estricta de los Israelitas antiguos al hombre moderno. La Ley de Moisés está cumplida.

El Antiguo Testamento no es nuestra ley. En cambio tenemos un Nuevo Testamento.

#.Persona – El Nuevo Testamento un mensaje, el evangelio, que no pertenece a una sola nación, sino a todos (Marcos 16:15).

  1. Período – Es una ley que “una vez para siempre fue entregada a los santos” (Judas 3).

#.Propósito – Es la ley de fe con el propósito de librarnos de nuestros pecados y darnos una relación con Dios (Hebreos 10:16-17), un propósito que no va a vencer.

Otros textos sobre el cumplimiento del Antiguo Testamento

Con una lectura cuidadosa de los texto que siguen, podemos entender más claramente que el Antiguo Testamento ha sido cumplido y que no es la ley de los cristianos hoy.

  1. Jeremías 31:31-33; Hebreos 8:5, 7-13 — Dios dijo en el Antiguo Testamento que iba a darle a su pueblo un pacto nuevo.

#.Hechos 13:38-39; Hebreos 10:4 — El Antiguo Testamento no podía quitar los pecados.

#.Gálatas 5:2-4 — Si tratamos de seguir el Antiguo Testamento, no tenemos una parte con Cristo.

#.Romanos 7:1-4 — No podemos ser ligados al Antiguo y Nuevo testamento a la misma vez.

#.Juan 4:19-24 — Ahora estamos bajo una ley diferente, una ley que es espiritual en su naturaleza (vea más 1 Pedro 2:5, 9).

#.Vea más en Romanos, Gálatas, Efesios, Colosenses, y Hebreos.

El valor del Antiguo Testamento

Anteriormente dijimos que no podemos usar Deuteronomio 24:5 y su ley sobre el recién casados del los Israelitas como autoridad hoy. Sin embargo, mientras el verso no nos da autoridad especial, todavía es útil como la palabra de Dios. Nos enseña algo del valor de la relación entre el marido y su mujer y le muestra al varón cómo debe tratar a su esposa.

En la misma manera, el Antiguo Testamento no es nuestra ley, pero esto no quiere decir que no tiene lugar en la vida de los cristianos. Sería insensato rechazar alguna de las palabras reveladas de Dios. Todavía la Ley es útil para nosotros.

  1. Nos enseña sobre Dios.

*No podemos entender la fidelidad de Dios sin leer la historia del Antiguo Testamento (Mateo 6:33).

*No podemos apreciar cómo Dios es Dios de amor y un fuego consumidor a la misma vez sin la Ley de Moisés (1 Juan 4:8; Hebreos 12:29).

  1. Nos enseña sobre seguir Dios.

*Hay mucha sabiduría de beneficio para el Cristiano en el Antiguo Testamento (Proverbios 13:3).

*En el Antiguo Testamento, todavía aprendemos ahora como tener cuidado con los mandamientos de Dios (Levítico 10:1-3).

  1. Nos enseña sobre el Nuevo Testamento

*No podemos aprovechar muchos ejemplos de la Biblia sin las historias del Antiguo Testamento (Hebreos 11).

*No podemos entender las profecías citadas en el Nuevo Testamento sin el Antiguo Testamento (Hechos 8:28-34).

Algunos malentendidos comunes sobre el Antiguo Testamento

#.Si tratamos de obedecer parte de la ley, tenemos que obedecer toda la ley (Gálatas 5:3; Éxodo 20:24; 25:8-9).

#.No hay mandamiento en el Nuevo Testamento para el diezmo (Deuteronomio 14:22-29; 1 Corintios 16:1-2).

#.No hay mandamiento en el Nuevo Testamento para usar instrumentos para adorar a Dios (1 Crónicas 23:5; Salmo 150; Efesios 5:19).

#.No hay mandamiento en el Nuevo Testamento para guardar el Día de Reposo (Éxodo 20:8; Hechos 20:7; 1 Corintios 16:1-2).

David Raif - david.raif@serdeCristo.com

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →