La Madures

Sermon  •  
0 ratings
Notes & Transcripts

TEMA: La Madurez                                                                                                                                                             TEXTO CENTRAL: 1Co 13:11 Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño.
UNIDAD: El Perfil del Siervo
INTRODUCCION: Efesios 4:13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo;
DESARROLLO: 1Co 2:6 Sin embargo, hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez; y sabiduría, no de este siglo, ni de los príncipes de este siglo, que perecen.*7 Mas hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria, 8 la que ninguno de los príncipes de este siglo conoció; porque si la hubieran conocido, nunca abrían crucificado al Señor de gloria.9 *Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, Ni han subido en corazón de hombre, Son las que Dios ha preparado para los que le aman.
I. Conceptos
Madurez: sazón de los frutos, Sensatez o prudencia con que una persona actúa, Edad de la persona que ha alcanzado ya su plenitud y todavía no a llegado a la vejez. Estado de desarrollo total.
Griego:
AKMAZO: Estar en su plenitud
TELEIOS: Han alcanzado su fin, acabado, completo y perfecto.
Heb. 5:14 pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal.
Adulto plenamente desarrollado, llegar a un estado adecuado.
1 Co. 14:20 Hermanos, no seáis niños en el modo de pensar, sino sed niños en la malicia, pero maduros en el modo de pensar.
El creyente maduro tendrá la capacidad de aplicar las escrituras a su vida distinguiendo entre el bien y el mal.
Sinónimos: Juicioso, prudente, formado, adulto, equilibrado, acertado.
Heb 6:1 Por tanto, dejando ya los rudimentos de la doctrina de Cristo, vamos adelante a la perfección; no echando otra vez el fundamento del arrepentimiento de obras muertas, de la fe en Dios,
II. Sus Características:
a) Elimina lo infantil   1 Co. 13:11 Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño. Infantil: ser como niños inestables, fácilmente engañados por falsas doctrinas de otros, y susceptibles a teatralidades astutas. Los que permanecen como niños si son insuficientes, su comprensión a la verdad bíblica y su fidelidad a ella.
Efe. 4:14 para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error,
1Co. 3:1 De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo.2 Os di a beber leche, y no vianda; porque aún no erais capaces, ni sois capaces todavía,
b) Madurez de pensamiento
1Co. 14:20 Hermanos, no seáis niños en el modo de pensar, sino sed niños en la malicia, pero maduros en el modo de pensar.
Heb. 5:12 Porque debiendo ser ya maestros, después de tanto tiempo, tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar cuáles son los primeros rudimentos de las palabras de Dios; y habéis llegado a ser tales que tenéis necesidad de leche, y no de alimento sólido.
Capacidad de discernir el bien y el mal
Isa 7:15 Comerá mantequilla y miel, hasta que sepa desechar lo malo y escoger lo bueno.
Jonas 4:11 ¿Y no tendré yo piedad de Nínive, aquella gran ciudad donde hay más de ciento veinte mil personas que no saben discernir entre su mano derecha y su mano izquierda, y muchos animales?
Los que son débiles e inmaduros en la fe carecen de sinceridad y discernimiento espiritual en cuanto a lo que es bueno y lo que es malo en esta vida.
c) Alimento sólido
Heb 5:11 Acerca de esto tenemos mucho que decir, y difícil de explicar, por cuanto os habéis hecho tardos para oír.*12 Porque debiendo ser ya maestros, después de tanto tiempo, tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar cuáles son los primeros rudimentos de las palabras de Dios; y habéis llegado a ser tales que tenéis necesidad de leche, y no de alimento sólido.13 Y todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de justicia, porque es niño;14 *pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal.
El manjar sólido no es absolutamente necesario para preservar la vida, pero lo es para adquirir mayor fuerza; los mismos fuertes participan de leche pero no hacen de ella la dieta principal y mucho menos la única
Gal. 4:1 Pero también digo: Entre tanto que el heredero es niño, en nada difiere del esclavo, aunque es señor de todo;2 sino que está bajo tutores y curadores hasta el tiempo señalado por el padre.3 Así también nosotros, cuando éramos niños, estábamos en esclavitud bajo los rudimentos del mundo.
d) Vencer al malo
1Juan 2:14 Os he escrito a vosotros, padres, porque habéis conocido al que es desde el principio. Os he escrito a vosotros, jóvenes, porque sois fuertes, y la palabra de Dios permanece en vosotros, y habéis vencido al maligno.                                                                                                                                                            Juan se dirige a diferentes grupos en la iglesia. No según su edad cronología de acuerdo con su nivel espiritual: su propósito es alentarlo para un mayor progreso y advertirles de las tentaciones que han de venir
Juan 2:15 Y haciendo un azote de cuerdas, echó fuera del templo a todos, y las ovejas y los bueyes; y esparció las monedas de los cambistas, y volcó las mesas; 16 y dijo a los que vendían palomas: Quitad de aquí esto, y no hagáis de la casa de mi Padre casa de mercado.17 Entonces se acordaron sus discípulos que está escrito: El celo de tu casa me consume.
CONCLUSION: 1 Tim. 4:15 Ocúpate en estas cosas; permanece en ellas, para que tu aprovechamiento sea manifiesto a todos.16 Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren.

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →