Drop files to upload.
Faithlife Corporation

La Madures

Notes & Transcripts

TEMA: La Madurez                                                                                                                                                             TEXTO CENTRAL: 1Co 13:11 Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño.

UNIDAD: El Perfil del Siervo

INTRODUCCION: Efesios 4:13 hasta que todos lleguemos a la unidad de la fe y del conocimiento del Hijo de Dios, a un varón perfecto, a la medida de la estatura de la plenitud de Cristo;

DESARROLLO: 1Co 2:6 Sin embargo, hablamos sabiduría entre los que han alcanzado madurez; y sabiduría, no de este siglo, ni de los príncipes de este siglo, que perecen.7 Mas hablamos sabiduría de Dios en misterio, la sabiduría oculta, la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria, 8 la que ninguno de los príncipes de este siglo conoció; porque si la hubieran conocido, nunca abrían crucificado al Señor de gloria.9 Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, Ni han subido en corazón de hombre, Son las que Dios ha preparado para los que le aman.

I. Conceptos

Madurez: sazón de los frutos, Sensatez o prudencia con que una persona actúa, Edad de la persona que ha alcanzado ya su plenitud y todavía no a llegado a la vejez. Estado de desarrollo total.

Griego:

AKMAZO: Estar en su plenitud

TELEIOS: Han alcanzado su fin, acabado, completo y perfecto.

Heb. 5:14 pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal.

Adulto plenamente desarrollado, llegar a un estado adecuado.

1 Co. 14:20 Hermanos, no seáis niños en el modo de pensar, sino sed niños en la malicia, pero maduros en el modo de pensar.

El creyente maduro tendrá la capacidad de aplicar las escrituras a su vida distinguiendo entre el bien y el mal.

Sinónimos: Juicioso, prudente, formado, adulto, equilibrado, acertado.

Heb 6:1 Por tanto, dejando ya los rudimentos de la doctrina de Cristo, vamos adelante a la perfección; no echando otra vez el fundamento del arrepentimiento de obras muertas, de la fe en Dios,

II. Sus Características:

a) Elimina lo infantil   1 Co. 13:11 Cuando yo era niño, hablaba como niño, pensaba como niño, juzgaba como niño; mas cuando ya fui hombre, dejé lo que era de niño. Infantil: ser como niños inestables, fácilmente engañados por falsas doctrinas de otros, y susceptibles a teatralidades astutas. Los que permanecen como niños si son insuficientes, su comprensión a la verdad bíblica y su fidelidad a ella.

Efe. 4:14 para que ya no seamos niños fluctuantes, llevados por doquiera de todo viento de doctrina, por estratagema de hombres que para engañar emplean con astucia las artimañas del error,

1Co. 3:1 De manera que yo, hermanos, no pude hablaros como a espirituales, sino como a carnales, como a niños en Cristo.2 Os di a beber leche, y no vianda; porque aún no erais capaces, ni sois capaces todavía,

b) Madurez de pensamiento

1Co. 14:20 Hermanos, no seáis niños en el modo de pensar, sino sed niños en la malicia, pero maduros en el modo de pensar.

Heb. 5:12 Porque debiendo ser ya maestros, después de tanto tiempo, tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar cuáles son los primeros rudimentos de las palabras de Dios; y habéis llegado a ser tales que tenéis necesidad de leche, y no de alimento sólido.

Capacidad de discernir el bien y el mal

Isa 7:15 Comerá mantequilla y miel, hasta que sepa desechar lo malo y escoger lo bueno.

Jonas 4:11 ¿Y no tendré yo piedad de Nínive, aquella gran ciudad donde hay más de ciento veinte mil personas que no saben discernir entre su mano derecha y su mano izquierda, y muchos animales?

Los que son débiles e inmaduros en la fe carecen de sinceridad y discernimiento espiritual en cuanto a lo que es bueno y lo que es malo en esta vida.

c) Alimento sólido

Heb 5:11 Acerca de esto tenemos mucho que decir, y difícil de explicar, por cuanto os habéis hecho tardos para oír.12 Porque debiendo ser ya maestros, después de tanto tiempo, tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar cuáles son los primeros rudimentos de las palabras de Dios; y habéis llegado a ser tales que tenéis necesidad de leche, y no de alimento sólido.13 Y todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de justicia, porque es niño;14 pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal.

El manjar sólido no es absolutamente necesario para preservar la vida, pero lo es para adquirir mayor fuerza; los mismos fuertes participan de leche pero no hacen de ella la dieta principal y mucho menos la única

Gal. 4:1 Pero también digo: Entre tanto que el heredero es niño, en nada difiere del esclavo, aunque es señor de todo;2 sino que está bajo tutores y curadores hasta el tiempo señalado por el padre.3 Así también nosotros, cuando éramos niños, estábamos en esclavitud bajo los rudimentos del mundo.

d) Vencer al malo

1Juan 2:14 Os he escrito a vosotros, padres, porque habéis conocido al que es desde el principio. Os he escrito a vosotros, jóvenes, porque sois fuertes, y la palabra de Dios permanece en vosotros, y habéis vencido al maligno.                                                                                                                                                            Juan se dirige a diferentes grupos en la iglesia. No según su edad cronología de acuerdo con su nivel espiritual: su propósito es alentarlo para un mayor progreso y advertirles de las tentaciones que han de venir

Juan 2:15 Y haciendo un azote de cuerdas, echó fuera del templo a todos, y las ovejas y los bueyes; y esparció las monedas de los cambistas, y volcó las mesas; 16 y dijo a los que vendían palomas: Quitad de aquí esto, y no hagáis de la casa de mi Padre casa de mercado.17 Entonces se acordaron sus discípulos que está escrito: El celo de tu casa me consume.

CONCLUSION: 1 Tim. 4:15 Ocúpate en estas cosas; permanece en ellas, para que tu aprovechamiento sea manifiesto a todos.16 Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren.

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →