Drop files to upload.
Faithlife Corporation

05-025 Guia para Hombres y Mujeres (a)

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 4 views
Notes & Transcripts

Guías para Hombres de Dios

I.            Sus Trabajos Principales

A.  De dominar su mundo y vida. Gén. 1:26,28

B.  De ser un líder en familia y en lo espiritual.

v Con Su Familia: Detalles de Génesis 2-3.

v Con Su Vida: Gén. 2:15

v Ejemplo de Abraham Gén. 18:19

v Ejemplo de Josué Josué 24:15.

C.  De trabajar duro (proveer para su casa).

v Gén. 2:15; 2 Tes. 3:10-11; 1 Tes. 4:11-12; Efesios 4:28; Gál. 6:10; 1 Tim 5:8.

D.  De ser santo y piadoso.

v 1 Tes. 4:3-4. “Esposa” = equipo, vaso, cuerpo, esposa.
compare con Hechos 9:15; 1 Pedro 3:7.

II.         Problemas Principales

A.  De no poner las prioridades correctamente.

B.  De no entender principios espirituales.

C.  De no actuar con iniciativa.

D.  De no ser satisfecho y contento con lo que Dios provee.

III.       Pecados Especiales del Hombre

A.  De ser amargo hacia la esposa  Col 3:19; Ecl. 9:9.

B.  De no amar a su esposa Ef. 5:25, 28, 30 (5:2).

C.  De no entender a su esposa, dándole honor y mucho cuidado (trato tierno) 1 Pedro 3:7.

D.  De utilizar métodos incorrectos en lugar de hacer las cosas como Dios manda y como agrada a Dios.

E.  De desear lo indebido Éxo. 20:14, 17; 1 Cor 7:1-5.


Guías para las Mujeres Piadosas

I.            Sus Trabajos Principales

A.  De apoyar a su hombre en lugar de dominarle.

v Gén. 2:18 de ser una “ayuda idónea”

B.  De adornarse de buenas obras y con modestia.

v 1 Tim 2:9-10,15; Proverbios 31:10-31.

C.  De establecer el hogar cristiano.

v 1 Tim 2:15; 1 Ped 3:1-4.

II.         Problemas Principales

A.  De robar el control y liderazgo que no le pertenece.

v Gén. 3:6

B.  De no es ayuda idónea.

v 1 Tim 2:11-15; 1 Cor 14:34-35.

v Limitaciones y Permisos en la Mujer Enseñando Tito 2:3-5.

III.       Pecados Especiales de la Mujer.

A.  De no honrar y no respetar a su esposo (rebelión)  Ef. 5:33; Tito 2:3-5.

B.  De hablar en público por su esposo (obligándole o tomando autoridad y control de él).

C.  De predicar, enseñar, u oficiar especialmente en contextos religiosos donde hay varones.

D.  De preguntar en contextos eclesiásticas.

E.  De ser chismosa y entremetida.


Guías Para los Hombres de Dios

Por David Cox

© 2005

IV.      Sus Trabajos Principales

A.  De Dominar su Mundo.

v Dominar significa de poner bajo el control de reglas y principios, de protegerlo de cosas que interrumpen la paz.

v Satanás y demonios, nuestra carne pecaminosa, y otros seres humanos pecaminosos son los factores que buscan de interrumpir lo que debe ser.

v El control no es por el hombre mismo, sino es el control por los principios y Palabra de Dios que Dios ordena que el hombre impone.

Génesis 1:26 Entonces dijo Dios: Hagamos al hombre a nuestra imagen, conforme a nuestra semejanza; y señoree en los peces del mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra.

v La imagen y semejanza de Dios tiene que ver con su mandato de señorear.

Génesis 1:28 Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.

v El hombre tiene que traer bajo su dominio la tierra.

B.  De ser un líder en familia y en lo espiritual.

Génesis 2-3

v 2:16-17 Dios dio instrucción espiritual al hombre.

v 2:18-25 Dios creó a la mujer (ayuda idónea).

v 3:1-5 Tentación por la serpiente.

1.    Negó la palabra de Dios, (la cambió a ser más restrictiva que Dios intentó).

2.    Eva no obedeció a su esposo (líder de la familia) sino hizo decisiones importantes que no le tocaban.

3.    Eva se cayó, el hombre siguió su ejemplo y se cayó.

v Eva todavía no era creada cuando Dios dio las instrucciones sobre el árbol.

v Adán no puso prioridad sobre lo que ha dicho Dios (la Palabra de Dios) para enseñarla exactamente a Eva.

v Los dos sufrieron horriblemente.

·    Consecuencia: El hombre tiene que tomar el liderazgo para su propia vida.

Génesis 2:15 Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase.

v Guardar – ¿De quién o de qué? De animales que iban a destruir parte de su fuente de vivir y trabajo, y de demonios que iban a perjudicar a sus vidas espirituales. Falló Adán en los dos.

Génesis 18:19 Porque yo sé que mandará a sus hijos y a su casa después de sí, que guarden el camino de Jehová, haciendo justicia y juicio, para que haga venir Jehová sobre Abraham lo que ha hablado acerca de él.

v El ejemplo de un hombre que es buen creyente es alguien que manda su hogar atrás de él para que anden en los caminos de Dios.

Josué 24:15 Y si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres, cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová.

v Vemos resolución, compromiso, y sacrificio.

C.  De trabajar duro (proveer para su casa).

Génesis 2:15 Tomó, pues, Jehová Dios al hombre, y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo guardase.

v Labrar – de trabajar en algo por dedicar tiempo y esfuerzo a ello. La idea de ser esclavo a algo para el beneficio de otra persona. Como empleado, la persona sirve y trabaja para el beneficio del dueño, pero también el obrero recibe beneficios también.

2° Tesalonicenses 3:10 Porque también cuando estábamos con vosotros, os ordenábamos esto: Si alguno no quiere trabajar, tampoco coma. 11 Porque oímos que algunos de entre vosotros andan desordenadamente, no trabajando en nada, sino entremetiéndose en lo ajeno.

v No debemos tener ni compasión ni ayudar al cristiano que no quiere trabajar por ser flojo.

1° Tesalonicenses 4:11 y que procuréis tener tranquilidad, y ocuparos en vuestros negocios, y trabajar con vuestras manos de la manera que os hemos mandado, 12 a fin de que os conduzcáis honradamente para con los de afuera, y no tengáis necesidad de nada.

v El testimonio del cristiano es de trabajar, y proveer por su propia casa.

Efesios 4:28 El que hurtaba, no hurte más, sino trabaje, haciendo con sus manos lo que es bueno, para que tenga qué compartir con el que padece necesidad.

v Simplemente, debemos trabajar para que tenemos para nuestras necesidades, y también para que ayudamos a nuestros hermanos que tengan necesidad.

Gálatas 6:10 Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe.

v Debemos ayudar a todos en necesidad (especialmente emergencia como el buen samaritano hizo), pero nuestra primer responsabilidad es a la casa de Dios.

1° Timoteo 5:8 porque si alguno no provee para los suyos, y mayormente para los de su casa, ha negado la fe, y es peor que un incrédulo.

v El trabajo principal de cada hombre cristiano es de proveer económicamente para sí mismo y para su familia.

El Pastor – Debe vivir de lo que hace (el ministerio).

D.  De ser santo y piadoso.

1° Tesalonicenses 4:3 pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación; 4 que cada uno de vosotros sepa tener su propia esposa en santidad y honor;

“Esposa/cuerpo” - no es la palabra normal para esposa (“mujer”), sino es la palabra “skeuos” que significa (1) un objeto material usado para suplir una necesidad en una vocación u otra responsabilidad, como equipo de trabajo. Será el violín para un violinista en un concierto, cocina, comida y mesas para un restaurante, etcétera. (2) un vaso o contenedor. (3) un ser humano ejerciendo una función (Hechos 9:15 Pablo dice que es un “instrumento escogido”). Compare aquí 1 Pedro 3:7 “dando honor a la mujer como a vaso más frágil”.

v El casarse y mantener una buena relación con su esposa o esposo es la clave de ser piadoso, santo, y de agradar a Dios.

V.         Los Problemas Principales

A.  De no poner las prioridades correctamente.

v   Deportes, negocios, trabajo, diversiones, entretenimiento son las prioridades de muchos hombres. Las cosas de Dios, de la familia, del carácter cristiano, de su testimonio casi siempre se pierden como prioridad.

B.  De no entender principios espirituales.

v   A fin de cuentas, cada hombre cristiano tiene responsabilidad espiritual por su familia delante de Dios, entonces cada hombre debe aprender la Biblia (ser estudiante de la Palabra de Dios) y enseñarla a su familia (ser maestro). La falta de ver esto como prioridad y central en su vida a relación con su familia es la destrucción de muchas familias y vidas.

C.  De no actuar con iniciativa.

v   La flojera espiritual es muy común. Casi siempre hay 2 hasta 4 mujeres por un hombre para cualquier asunto religioso. Esto es la debilidad vieja de Adán.

D.  De no ser Satisfecho y Contento con lo que Dios provee.

v   El hombre tiene que limitar el querer de su familia y de sí mismo con lo que Dios provee. Siempre el mundo nos tienta con tener más y nuevo, pero el hombre de Dios va a menospreciar y guiar a su familia para que no concentra en “cosas” sin en Dios.

VI.      Pecados Especiales del Hombre

A.  De ser amargo hacia su esposa Col. 3:19.

Colosenses 3:19 Maridos, amad a vuestras mujeres, y no seáis ásperos con ellas.

·     De hacer un disgusto, un rechazo, o de ser envenenado con algo o en contra de algo. De causar sentimientos amargos, de disgustarse con alguien.

Eclesiastés 9:9 Goza de la vida con la mujer que amas, todos los días de la vida de tu vanidad que te son dados debajo del sol, todos los días de tu vanidad; porque ésta es tu parte en la vida, y en tu trabajo con que te afanas debajo del sol.

B.  De no amar a su esposa Ef. 5:25, 28, 30.

Efesios 5:25 Maridos, amad a vuestras mujeres, así como Cristo amó a la iglesia, y se entregó a sí mismo por ella, 28 Así también los maridos deben amar a sus mujeres como a sus mismos cuerpos. El que ama a su mujer, a sí mismo se ama. 30 porque somos miembros de su cuerpo, de su carne y de sus huesos. 33 Por lo demás, cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo; y la mujer respete a su marido.

·     Negativamente, se hace amargo hacia ella, y positivamente, uno le ama.

Efesios 5:2 Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante.

C.  De no entender a su esposa, dándole honor y mucho cuidado (trato tierno).

1° Pedro 3:7 Vosotros, maridos, igualmente, vivid con ellas sabiamente, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida, para que vuestras oraciones no tengan estorbo.

D.  De utilizar métodos incorrectos en lugar de hacer las cosas como Dios manda y como agrada a Dios.

·     Abraham y Sara fueron avisados que Sara iba a tener un hijo de resultado de la promesa de Dios, y por no tener suficiente fe, buscaron otra forma de que Abraham tuviera a un hijo.

E.  Desear lo indebido.

Éxodo 20:14 No cometerás adulterio.

·     Romper el matrimonio por meterse con otra persona que no sea tu pareja.

Éxodo 20:17 No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo.

·     El desear lo que no es tuyo para gozar o tener.

Mateo 5:28 Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón.

·     De entretener ideas de sexo, tenerla, o cosas similares con una mujer ajena.

1° Corintios 7:1 En cuanto a las cosas de que me escribisteis, bueno le sería al hombre no tocar mujer; 2 pero a causa de las fornicaciones, cada uno tenga su propia mujer, y cada una tenga su propio marido. 3 El marido cumpla con la mujer el deber conyugal, y asimismo la mujer con el marido. 4 La mujer no tiene potestad sobre su propio cuerpo, sino el marido; ni tampoco tiene el marido potestad sobre su propio cuerpo, sino la mujer. 5 No os neguéis el uno al otro, a no ser por algún tiempo de mutuo consentimiento, para ocuparos sosegadamente en la oración; y volved a juntaros en uno, para que no os tiente Satanás a causa de vuestra incontinencia.

·     La solución es de llevar compromiso con su pareja, y nadie más, ni en la mente, pensamientos, o de entretener ideas de esto.

Guías para las Mujeres Piadosas

I.            Sus Trabajos Principales

D.  De apoyar a su hombre en lugar de dominarle.

Génesis 2:18 Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él.

E.  De adornarse con buenas obras y modestia.

1° Timoteo 2:9 Asimismo que las mujeres se atavíen de ropa decorosa, con pudor y modestia; no con peinado ostentoso, ni oro, ni perlas, ni vestidos costosos, 10 sino con buenas obras, como corresponde a mujeres que profesan piedad. 15… con modestia.

v Adoración de la Mujer – Lo principal no es en la apariencia exterior sino en la apariencia de su espíritu, como se porta, y como se conduce a sí mismo especialmente en respeto con el sexo opuesto. Debe manifestarse piedad, modestia, fe, amor, y santificación.

v Proverbios 31 – ¿Esta mujer trabajaba afuera de la casa en un trabajo normal o trabajaba en la casa y tuvo como base y centro de su vida su hogar? ¿Con qué obras adornó esta mujer ejemplar su vida? ¿Cómo llegó a ser así, fue natural o fue por esforzarse espiritualmente para aprender lo que no supo de hacer, como devoción a Dios?

Proverbios 31:10 Mujer virtuosa, ¿quién la hallará? Porque su estima sobrepasa largamente a la de las piedras preciosas. 11 El corazón de su marido está en ella confiado, Y no carecerá de ganancias. 12 Le da ella bien y no mal Todos los días de su vida. 13 Busca lana y lino, Y con voluntad trabaja con sus manos. 14 Es como nave de mercader; Trae su pan de lejos. 15 Se levanta aun de noche Y da comida a su familia Y ración a sus criadas. 16 Considera la heredad, y la compra, Y planta viña del fruto de sus manos. 17 Ciñe de fuerza sus lomos, Y esfuerza sus brazos. 18 Ve que van bien sus negocios; Su lámpara no se apaga de noche. 19 Aplica su mano al huso, Y sus manos a la rueca. 20 Alarga su mano al pobre, Y extiende sus manos al menesteroso. 21 No tiene temor de la nieve por su familia, Porque toda su familia está vestida de ropas dobles. 22 Ella se hace tapices; De lino fino y púrpura es su vestido. 23 Su marido es conocido en las puertas, Cuando se sienta con los ancianos de la tierra. 24 Hace telas, y vende, Y da cintas al mercader. 25 Fuerza y honor son su vestidura; Y se ríe de lo por venir. 26 Abre su boca con sabiduría, Y la ley de clemencia está en su lengua. 27 Considera los caminos de su casa, Y no come el pan de balde. 28 Se levantan sus hijos y la llaman bienaventurada; Y su marido también la alaba: 29 Muchas mujeres hicieron el bien; Mas tú sobrepasas a todas. 30 Engañosa es la gracia, y vana la hermosura; La mujer que teme a Jehová, ésa será alabada. 31 Dadle del fruto de sus manos, Y alábenla en las puertas sus hechos.

F.   De establecer el hogar cristiano.

1° Timoteo 2:15 Pero se salvará engendrando hijos, si permaneciere en fe, amor y santificación, con modestia.

v El centro de la vida de la mujer es en su hogar, no afuera.

1° Pedro 3:1 Asimismo vosotras, mujeres, estad sujetas a vuestros maridos; para que también los que no creen a la palabra, sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas, 2 considerando vuestra conducta casta y respetuosa. 3 Vuestro atavío no sea el externo de peinados ostentosos, de adornos de oro o de vestidos lujosos, 4 sino el interno, el del corazón, en el incorruptible ornato de un espíritu afable y apacible, que es de grande estima delante de Dios. 5 Porque así también se ataviaban en otro tiempo aquellas santas mujeres que esperaban en Dios, estando sujetas a sus maridos;

v Vemos (3:5) dos puntos o trabajos principales que las mujeres deben dedicarse a ellos: (1) que se adoran espiritualmente por buenas obras, y (2) que sean sujetas a sus maridos.

II.         El Problema Principal

C.  De robar el control y liderazgo que no le pertenece.

Génesis 3:6 Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer, y que era agradable a los ojos, y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría; y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella.

v Eva hizo decisiones para su esposo que no era en su deber de hacer.

v Eva fue engañada por la serpiente, porque no tuvo discernimiento espiritual. (Lo que pareció bueno le engañó a no obedecer a Dios.)

D.  De no ser ayuda idónea.

v Este pasaje es pegado a lo que sigue, 1 Tim. 3:1-14, los requisitos para los pastores y líderes de la iglesia.

1° Timoteo 2:11 La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción. 12 Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio. 13 Porque Adán fue formado primero, después Eva; 14 y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión. 15 Pero se salvará engendrando hijos, si permaneciere en fe, amor y santificación, con modestia.

v El lugar de la mujer es en el hogar con los niños, dedicándose a su pareja y familia, luego viendo la fe de los suyos.

¿Qué es sujeción para la mujer?

v Aprenda espiritualmente en la Iglesia sin hablar.

v No enseñar en ninguna reunión donde hay varones presentes.

v No ejercer dominio sobre el hombre.

v No hablar por o en lugar de hombres, sino estar en silencio (2:12).

¿Por qué no pueden hacer?

v Su parecer es diferente del hombre. La mujer está hecha diferente al hombre, y Dios ha cargado la mujer con ser sujeta y el hombre con ser líder.

1° Corintios 14:34 vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas, como también la ley lo dice. 35 Y si quieren aprender algo, pregunten en casa a sus maridos; porque es indecoroso que una mujer hable en la congregación.

v Hay uno de dos opciones, hablar o ser sujeto por ser silente. La mujer no les toca a enseñar a otros donde hay varones presentes.

Limitaciones y Permisos en la Mujer Enseñando

Tito 2:3 Las ancianas asimismo sean reverentes en su porte; no calumniadoras, no esclavas del vino, maestras del bien; 4 que enseñen a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos, 5 a ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada.

v No está prohibido a las mujeres enseñar o hablar, sino está prohibido donde hay varones presentes. Por otra parte, SÍ, DEBEN ser maestras del bien, enseñando a los niños (especialmente sus propios hijos) y mujeres jóvenes.

v El enfoque de la mujer – siempre las mujeres deben enfocarse en sus maridos e hijos, de ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas, y sujetas.

v “Amar a sus maridos e hijos” – No es la palabra normal agapeo, sino 7759  fi,landroj (filia - esposo) que significa teniendo afecto para un hombre (o sea, su esposo). Habla de este especial tipo de amor que una esposa demuestra hacia a su esposo.

v “Prudente”  – sano de la mente, de ejercer disciplina o corrección sobre su propia vida para que seas bueno. De ser cuerdo, balanceado, de vista por otros como persona de bueno modales y procesos mentales.

v “Casta” – seguro en la mente, muy relacionado con “prudente”. De ejercer templanza o control sobre uno mismo para que sea discreto, sobrio. El opuesto de ser desenfrenado, borracho, o dejado.

v “Cuidadosa de su casa” – Significa de estar perceptiva del estado de su casa y guardando la casa (poniéndola en orden). De estar inclinado a las cosas domesticas (de la casa) especialmente alguien que es muy buena en quehaceres.

v Cristianas expertas en el mundo pero que no sirve para nada en el hogar - Ninguna mujer es una mujer de Dios, que agrada a Dios si ella misma no se dedica a cambiar una casa a ser un hogar. Esto habla de quehaceres en la casa, limpiar, cocinar, y cuidar todo lo necesario tocando la casa, incluyendo el esposo y sus niños.

III.       Pecados Especiales de la Mujer.

F.   De no honrar y hacer respeto a su esposo (rebelión).

Efesios 5:33 Por lo demás, cada uno de vosotros ame también a su mujer como a sí mismo; y la mujer respete a su marido.

Tito 2:3 Las ancianas asimismo sean reverentes en su porte; no calumniadoras, no esclavas del vino, maestras del bien; 4 que enseñen a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos, 5 a ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada.

G.  De hablar en público por su esposo (obligándole o tomando autoridad y control de él).

H.  De predicar, enseñar, u oficiar especialmente en contextos religiosos donde hay varones.

I.     De preguntar en contextos eclesiásticas.

J.   De ser chismosa y entremetida.

De no dedicarse a lo suyo pero de otros pero no para ayudar y aliviar, sino para compartir chismes y dañar.

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →