Drop files to upload.
Faithlife Corporation

Ocultos En Lo Reservado de Su Morada

Notes & Transcripts

Ocultos En Lo Reservado de Su Morada

Salmo 27:4—7

Introducción:

v  David comienza este salmo proclamando:

El Señor es mi luz y mi salvación; ¿a quién temeré? El Señor es el baluarte de mi vida; ¿quién podrá amedrentarme? Cuando los malvados avanzan contra mí para devorar mis carnes, cuando mis enemigos y adversarios me atacan, son ellos los que tropiezan y caen. Aun cuando un ejército me asedie, no temerá mi corazón; aun cuando una guerra estalle contra mí, yo mantendré la confianza” (vv. 1—3, NVI).

v  En otras palabras, lo que David nos quiere decir es cuando nosotros somos fieles a Dios, cuando vivimos en obediencia, cuando no deseamos hacer más que Su voluntad,

v  Entonces podemos estar seguros en El y en Su Salvación…

v  Entonces podemos proclamar que El Señor es nuestro baluarte.

v  Y aun cuando ese ejercito acampe en contra nuestra, no tenemos que temer, porque vivimos ocultos en lo reservado de Su morada…

I.                   En La Presencia de Dios (v. 4)

Una sola cosa le pido al Señor, y es lo único que persigo: habitar en la casa del Señor todos los días de mi vida, para contemplar la hermosura del Señor y recrearme en su templo” (NVI).

v  Es interesante notar que David nos dice que en su vida hay solamente un deseo.  O sea, el nos dice que su vida no está dividida en la búsqueda de miles de cosas.

v  Lo único que David desea, la única cosa que persigue es el habitar en la casa del Señor todos los días de su vida.

v  Es interesante porque el Rey se puede dar el lujo de perseguir infinidad de cosas.  El tiene los recursos para hacer lo que le dé la gana…

v  Sin embargo, lo único que David Busca es estar en la casa del Señor. 

v  La palabra Hebrea para buscar/perseguir es “baqas” y nos habla no solamente de buscar como quien busca un objeto…

v  Esta palabra nos habla, más bien, estar en asociación o buscar cara a cara una relación con otra persona…

v  Y cuando lo miramos en relación con la palabra Habitar (yasab) vemos la profundidad de este pensamiento: Yasab nos habla de estar unidos en relación con el pacto matrimonial; nos habla de dejar padre y madre y unirnos en una sola carne con nuestro cónyuge…

v  O sea, lo que David nos está diciendo es: Lo único que yo deseo, lo único que yo busco del Señor es que yo logre estar en una relación tan y tan intima como el Señor que sea como la relación con mi esposa, donde lo único que hago es estar junto a ella…

v  Y David continua hablándonos de su deseo… Nos dice para estar junto a mi Dios y poder contemplar su hermosura y poder recrearme/deleitarme en Su santo templo…

v  ¿Cuántos de nosotros tenemos ese deseo por el Señor?  ¿Cuántos de nosotros estamos dispuestos a dejarlo todo para estar en la misma presencia del Señor, como si estuviéramos con nuestras esposas/esposos? Contemplando su hermosura y deleitándonos en su presencia…

v  Ahora… la palabra contemplar (khawzaw) va más allá de solamente ver con nuestros ojos, porque nos habla de ver visiones o de recibir una profecía… o sea, el recibir revelación y conocimiento de parte de Dios.

v  Lo que David nos está diciendo es que en la presencia de Dios, cuando estamos conectados con él, cuando buscamos su rostro, cuando nuestro único deseo es el estar conectados con el Señor…

v  Entonces, recibimos revelación, entonces entendemos Su plan, entonces podemos ver lo que él tienen preparado para nosotros…

v  Pero eso sucede cuando buscamos al Señor de la misma forma en que le buscó David.  

II.                La Protección de Dios (v. 5)

Porque él me esconderá en su tabernáculo en el día del mal; Me ocultará en lo reservado de su morada; Sobre una roca me pondrá en alto” (RV 1960).

v  Permíteme compartir contigo tres palabras que son de vital importancia en este verso.

v  Lo primero que nos dice es cuando venga el día del mal, el Señor nos esconderá…

v  Esconderá (Sapan) y nos habla de atesorar aquello que es fuertemente deseado (especialmente personas)…aquello que es de extremado valor…

v  También nos dice que el Señor nos a Ocultar… en Hebreo esta palabra no es sinónimo con Esconder… Esta palabra es diferente…

v  Ocultar es (Satar) y habla de esconder algo de tal forma que nadie sea capaz de reconocerlo… o sea nos habla de protección y de seguridad…

v  La tercera palabra es la que finaliza este pensamiento… David nos dice que en el día malo el Señor nos va a esconder en su tabernáculo y nos va a ocultar… pero no nos va a ocultar en cualquier lugar…

v  David nos dice que él nos va a ocultar en lo reservado de su morada…

v  Reservado (Seter) y la imagen que nos pinta es la imagen de nubes oscuras, como de tormenta, con truenos y relámpagos… una densa nube oscura que produce el estruendo de nubes y relámpagos… ¿Qué te trae esta nube a la memoria? Schekaniah…

v  O sea, lo que David nos está tratando de decir es que cuando somos obedientes al Señor, cuando le buscamos de todo corazón, cuando lo primordial en nuestras vidas es buscar y procurar el Señor de la misma forma en que David le procuró, entonces, algo maravilloso ocurre…

v  Somos escondidos/atesorados en el Señor… como la perla de Gran Precio, somos fuertemente deseados por el Señor, porque poseemos un gran valor (precio de sangre preciosa)

v  Y encontramos protección en el Señor… encontramos protección en esa relación personal que tenemos con él…  encontramos protección en la presencia/gloria (Schekaniah) de nuestro Señor…

v  O sea, estamos escondidos en lo más recóndito de Su santo templo…

v  Pablo lo pone de esta forma:

¿Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o hambre, o desnudez, o peligro, o espada?... Antes, en todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó. Por lo cual estoy seguro de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni potestades, ni lo presente, ni lo por venir, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro” (Romanos 8:35; 37—39, RV 1960).

 

III.             La Prevalencia de Dios

Luego levantará mi cabeza sobre mis enemigos que me rodean, Y yo sacrificaré en su tabernáculo sacrificios de júbilo y entonaré alabanzas a Jehová” (RV 1960).

v  A primera vista pareciera ser que David nos está diciendo que como consecuencia directa de la Presencia de Dios en nuestras vidas y de la Protección de Dios en nuestras vidas…

v  Y debido al hecho de que nuestro Señor siempre es vencedor, que entonces… Él va a levantar nuestra cabeza sobre nuestros enemigos como señal de triunfo/victoria…

v  Pero al estudiar el texto encontramos que va más allá de que nosotros seamos levantados en alto y que recibamos gloria y honor…

v  Sabemos claramente que el único que puede recibir toda la gloria y todo el honor es el Señor… Es Jesús… Eso lo sabemos… Es básico… 

v  Sabemos muy bien que el que prevalece es Dios… No somos nosotros… nosotros somos más que vencedores en EL… Nosotros vencemos pero es a través de la victoria de Jesús en la Cruz del calvario…

v  Cuando estudiamos la palabra cabeza… encontramos que tiene una connotación militar y en realidad nos habla del comandante en jefe del ejercito… o sea nos habla del Rey…

v  Pero no nos habla de cualquier Rey… sino que nos habla del Rey de Reyes y del Señor de Señores… Nos habla de Jesús, el hijo de Dios… Aquel que fue levantado sobre todos Sus enemigos en la Cruz del Calvario…

v  Aquel a quien como dice Pablo: “…pero Cristo, habiendo ofrecido una vez para siempre un solo sacrificio por los pecados, se ha sentado a la diestra de Dios, de ahí en adelante esperando hasta que sus enemigos sean puestos por estrado de sus pies” (Hebreos 10:12—13, RV 1960).

v  O sea, David nos dice que cuando Cristo sea exaltado delante de nuestros enemigos… Cuando Cristo sea exaltado en nuestras vidas… Cuando Cristo sea exaltado en nuestra iglesia…

v  Entonces nosotros podremos entrar en su tabernáculo y podremos ofrecer sacrificios de júbilo y de alabanza delante de nuestro Señor…

 

Conclusión:

 

v  En el verso 7 David termina esta porción y comienza la próxima diciendo “Oye, Señor, mi voz cuando a ti clamo; compadécete de mí y respóndeme” (v. 7, NVI).

v  David entendía su necesidad…

v  David reconocía su necesidad de Buscar más y más la presencia de Dios para su vida.

v  David reconocía su necesidad de Buscar más y más la protección de Dios…

v  David reconocía su necesidad de Buscar prevalencia/Señorío de Dios sobre su vida…

v  Y lo único que le interesaba era buscarle más y más…

v  2 Crónicas 15:2b dice “…¡Escúchenme! El Señor estará con ustedes, siempre y cuando ustedes estén con él. Si lo buscan, él dejará que ustedes lo hallen; pero si lo abandonan, él los abandonará” (NVI).

v  Jeremías 29:13 dice “Me buscarán y me encontrarán, cuando me busquen de todo corazón” (NVI).

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →