el cristiano como atleta

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 16 views
Notes & Transcripts

El Cristiano como Atleta

________________________________________

2 Timoteo 2:5 Y también el que compite como atleta, no gana el premio si no compite de acuerdo con las reglas.

INTRODUCCIÓN

Pablo le habla a Timoteo y le enseña que hay tres facetas para el cristiano. La primera faceta es como soldado, que ya la estudiamos anteriormente, la segunda es la faceta de atleta que vamos a estudiar ahora y la otra faceta es la de labrador que vamos a estudiar después.

Pablo compara al cristiano con un atleta, y se dedica a ser atleta para ganar un premio, para tener una recompensa. Nosotros, en el andar cristiano somos como atletas, en busca del supremo llamamiento, de irnos con el Señor y que acabe nuestra carrera y el ministerio con gozo.

1 corintios 9: 24 ¿no sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero solo uno se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis.

En el versículo 2 Timoteo 2: 5 Pablo menciona la palabra atleta, en el griego el verbo griego athleo, expresa el esfuerzo y determinación que se necesitan para competir con éxito en un certamen deportivo, en el versículo de 1 corintios 9: 24 Pablo utiliza una ilustración con la que los corintios y creo muchos de nosotros estamos familiarizados.

Pablo sabia que ya en Grecia se celebraba algo que todos conocemos como los juegos olímpicos y otros juegos que los corintios conocían bien porque se celebraban en su ciudad, que eran llamados los juegos ístmicos, por lo que los creyentes estaban familiarizados con esta analogía de correr.

1. todo participante en esta competencia debía estar inscrito

En esta competencia en donde todo cristiano, participa, debe estar inscrito para poder hacerse acreedor de los premios que se obtendrán al final de la carrera.

Recordemos que nuestra carrera trae con ella premios celestiales que serán otorgados por el mismo Jesucristo unas ves que la carrera eterna termine cuando Jesucristo el rey de reyes y Señor de Señores venga a reinar por la eternidad.

¿En donde debo estar inscrito?

Para todo atleta cristiano el libro de registro se llama el libro de la vida. Y este es un documento donde están registrados todos aquellos que Dios a escogido para salvar, y que por ende van a poseer la tierra.

Apocalipsis 20: 27 No entrara en ella ninguna cosa inmunda, o que hace abominación y mentira, sino solamente los que están inscrito en el libro de la vida.

Para poder participar y ser inscrito en esto de la carrera cristiana todo atleta debe ser purificado, y ¿como sucede esto?

1 Juan 1:9 que si confesamos nuestros pecados, el es fiel y justo para perdonar nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad.

Miqueas 7: 19 El volverá a tener misericordia de nosotros, sepultara nuestras iniquidades, y echara en lo profundo de la mar todos nuestros pecados.

2. El atleta debe batallar por la recompensa.

a. Recordándose que el premio es individual.

1 corintios 9: 24 ¿no sabéis que los que corren en el estadio, todos a la verdad corren, pero solo uno se lleva el premio? Corred de tal manera que lo obtengáis.

Muchos creyentes no han logrado entender la individualidad de la carrera cristiana y siempre están, retrasándose, quejándose, y algunos hasta han desistido por que su mirada y pensamiento es colectivo, pero la realidad que en esto de la vida cristiana todo es individualmente.

Es interesante leer que en el libro de Apocalipsis, muestra la individualidad que debe haber para obtener el premio. 7 veces en dos capítulos consecutivos…

Apocalipsis 2:7 Al que venciere.

Apocalipsis 2:11 Al que venciere.

Apocalipsis 2:17 Al que venciere.

Apocalipsis 2:26 Al que venciere, y guardare.

Apocalipsis 3:5 El que venciere.

Apocalipsis 3:12 Al que venciere.

Apocalipsis 3: 21 Al que venciere.

b. Recordando los obstáculos delante de todo corredor.

Gálatas 5:7 Vosotros corríais bien; ¿quien os estorbo para no obedecer la verdad?

Algunos de los obstáculos que hacen que el creyente no pueda con esta carrera.

1)Falta de credibilidad en la carrera, no reconocer el poder de nuestro entrenador

Lucas 13: 58 Y no hizo ahí muchos milagros, a causa de la incredulidad de ellos.

Lucas 24: 11 más a ellos les parecía locura las palabras de ellas, y no las creían.

Aquí vemos dos ejemplos claros de la falta de credibilidad que las personas en el tiempo de Jesús, aun sus mismos discípulos tuvieron, a pesar de que el Maestro estaba con ellos, no seria raro que los cristianos hoy en día que profesan conocer a Dios, y el cual por fe ha realizado muchos milagros en la vida de aquellos que hemos creído, que durante nuestra carrera por alcanzar las metas celestiales también dudemos.

2) Ignorancia en el objetivo y la ruta que debemos seguir.

Unos de loa ejemplos mas claro para señalar y explicar este punto lo encontramos, en el libro de Juan capitulo 14: 5, 9 donde dos de los discípulos del Señor, que habían andado con el por mucho tiempo, que habían visto los milagros del Señor y que habían visto las maravillas hechas por el dador de la vida, ignoraban el camino, y deseaban conocer al Padre cuando Cristo el rey de Reyes se los había mostrado.

3) Las posesiones mundanas.

Para muchos uno de los más grande obstáculos en la carrera de esta vida cristiana son las posesiones materiales. Uno de estos ejemplos esta en los evangelios, en mateo 19:21 Jesús le dijo si quieres ser perfecto, anda, vende lo que tienes, y dalo a los pobres, y tendrás tesoros en el cielo, y ven y sígueme

el joven rico no pudo dejar todo aquello que poseía, pues para el era mas valioso que el simple hecho de seguir a Cristo.

4) Los lazos familiares.

Algunas veces la familia se convierte en el obstáculo más grande.

Mateo 19:29 y cualquiera que haya dejado casas, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras por mi nombre, recibirá 100 veces más y heredara la vida eterna.

2. El atleta debe batallar por la recompensa

c. Preparándose para la competencia.

Hebreos 12:1 por tanto, nosotros también, teniendo en derredor nuestro tan grande nube de testigos, despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia, la carrera que tenemos por delante.

El peso del pasado, 2 cor. 5: 17 todos somos nuevas criaturas.

El peso de la carne, Gálatas 5:24, todos los que están en cristo han crucificado la carne con su pasión y deseos.

El peso de lo terrenal, Colosenses 3:5 haced pues morir lo terrenal en vosotros.

El peso del viejo hombre, Colosenses 3:8,9 habiéndoos despojado del viejo hombre con sus hechos.

d. Prosiguiendo hacia la meta.

Filipenses 3:13,14: Hermanos, yo mismo no pretendo haberlo ya alcanzado; pero una cosa hago: olvidando ciertamente lo que queda atrás, y extendiéndome a lo que esta adelante, 14. Prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

Reconociendo no haberlo alcanzado, pues será una carrera de por vida.

Sin mirar al pasado.

Puesta la mirada en la meta hebreos 12:2 Puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de nuestra fe.

3 Una vez habiendo batallado, el premio es ganado.

2 Timoteo 4:8 Por lo demás, me esta guardada la corona de justicia, la cual me dará el Señor, juez justo, en aquel día; y no solo a mi, sino también a los que aman su venida.

La corona incorruptible. 1 corintios 9:25

La corona de Justicia. 2Timoteo 4:8

La corona de vida. Santiago 1:12

La corona de gloria. 1 pedro 5:4

4. Debe ser cuidada.

Apocalipsis 3:11 he aquí yo vengo pronto, reten lo que tienes, para que ninguno tome tu corona.

Todo con el fin de que las echemos a los pies de Cristo.

Apocalipsis 4:10 los 24 ancianos se postran delante del que esta sentado en el trono, y adoran al que vive por los siglos de los siglos, y echan sus coronas delante del trono. 11. Señor digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tu creaste las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas.

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →