Drop files to upload.
Faithlife Corporation

Motivos por los que Israel no salió del desierto: 6 - La rebeldía

Notes & Transcripts

Introducción

El domingo pasado estuvimos viendo como la ingratitud fue una de las causas por las que la generación de Israelitas que salió de Egipto se quedó en el desierto y no llegó a tierra prometida. Seguida a la actitud de desagradecimiento que leíamos hace 8 días encontramos un motín. Encontramos al pueblo de Israel rebelándose contra la voluntad de Dios. Y esta es otra de las causas por las que no pasaron el Jordán. Hoy vamos a estar meditando en qué sucede cuando en un desierto nos volvemos rebeldes.

Qué es rebeldía

Faltar a la obediencia debdia.

Según el diccionario RAE dice que la rebeldía es faltar a la obediencia que debemos a alguien. Es decir es nuestro deber obedecer a Dios y si no queremos obedecerle nos estamos rebelando contra él.

Salirse del camino marcado por Dios

En otras palabras, es salirse del camino o del propósito que Dios tiene marcada para nosotros. Dios tiene un plan perfecto, pero, a nuestro parecer nosotros tenemos un plan mejor.

Es causada por la falta de fe

Cuando uno se rebela es porque no confía en quien tiene que obedecer. No cree en el sistema que le gobierna, no cree en su superior. En la vida del cristiano cuando nos rebelamos contra Dios es porque no creemos ni confíamos en Él.

La rebeldía nos llevará a levantarnos otro guía distinto a Dios

Designemos un capitán

Los israelitas querían levantarse otro líder. Porque tenemos que entender que siempre necesitaremos seguir a alguien. Es por ello que Pablo nos recuerda que o somos esclavos de la justicia o somos esclavos del pecado, no hay término medio. Leamos Romanos 16.15-18:

"¿Qué, pues? ¿Pecaremos porque no estamos bajo la Ley, sino bajo la gracia? ¡De ninguna manera! ¿No sabéis que si os sometéis a alguien como esclavos para obedecerlo, sois esclavos de aquel a quien obedecéis, sea del pecado para muerte o sea de la obediencia para justicia? Pero gracias a Dios que, aunque erais esclavos del pecado, habéis obedecido de corazón a aquella forma de doctrina que os transmitieron; y libertados del pecado, vinisteis a ser siervos de la justicia." (RVR95BTO)

Ponemos a otro en lugar de Dios: idolatría

Cuando seguimos y obedecemos a otro que no es Dios estamos cayendo en idolatría, porque estamos dando la obediencia que debemos a Dios a otro que no la merece.

El unico camino al que nos lleva la rebeldía es de vuelta a la esclavitud

Volvamos a Egipto

Si nos salimos del propósito de Dios para nuestras vidas volveremos al pecado. No hay otro lugar que podamos encontrar. No pensemos que nosotros podremos encontrar una salida mejor a nuestro desierto, no pensemos que nosotros tendremos un mejor lugar que el que Dios nos ha prometido. Al desobecerle a Él, volvemos a ser esclavos del pecado, al mismo estado o peor del cual nos libertó Cristo.

Antídoto contra la rebeldía

Obediencia

Si no queremos ser rebeldes tenemos que ser obedientes. Y si queremos vivir vidas de obediencia tendremos que tener al menos tres cosas bien presentes:

La obediencia implica humildad

Tenemos que ser humildes y saber que por nuestros propios medios no podemos salir del desierto. Nosotros no tenemos la misma perspectiva de Dios.

La obediencia implica reconocimiento de la supremacía de Dios

No hay otro que nos pueda guiar mejor que Él. Por ello debemos reconocer que el único que tiene capacidad para guiar nuestras vidas es Dios, nadie, absolutamente nadie más puede hacerlo con éxito. Cualquier otro camino nos llevará a la esclavitud.

La obediencia implica confianza

Debemos aprender a confiar en Él. La vida del cristiano es una vida por fe. Cada día tenemos que movernos por ella. Si queremos aprender a obedecer a Dios tenemos que confiar plenamente en Él.

Conclusión

A quién estás siguiendo en tus desiertos. ¿Al mundo? ¿A ti mismo? ¿Al enemigo? sea a quien sea da igual, porque el único al que debemos obediencia es a Dios y si no le seguimos a Él, estamos siendo rebeldes. Recordemos las palabras de Josué, cuando ya había llegado a tierra de canaá y habían conquistado la tierra:

"Si mal os parece servir a Jehová, escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres cuando estuvieron al otro lado del río, o a los dioses de los amorreos en cuya tierra habitáis; pero yo y mi casa serviremos a Jehová." (Josué 24.15, RVR95BTO)

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →