Dia del amor y la amistad

Gabriel Pachuca Núñez  •  Sermon  •  
0 ratings
Notes & Transcripts

Dia del amor y la amistad

Introducción

El dia del amor y la amistad es un invento del hombre, que se ha utilizado como mercadotecnia, aunque como cristianos no estemos de acuerdo en muchas de las cosas que inventa el mundo como es este dia, la palabra dice que en el mundo estamos y en el nos movemos, esta fecha no tiene otro sentido como algunas otras fechas que se realizan como por ejemplo el dia de los muertos, y en la participacion en los carnavales.

Es un momento en que poodemos utilizar para convivir y poder compartir alimentos, asi como tambien una pelicula.

Texto del sermón en 3:16 Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

juan 5: * 1Todo aquel que cree que Jesús es el Cristo, es nacido de Dios; y todo aquel que ama al que engendró, ama también al que ha sido engendrado por él. 2En esto conocemos que amamos a los hijos de Dios, cuando amamos a Dios, y guardamos sus mandamientos. 3Pues este es el amor a Dios, que guardemos sus mandamientos;a/ y sus mandamientos no son gravosos. 4Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe. 5¿Quién es el que vence al mundo, sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios?*/
a a 5.3: Jn. 14.15.
1 juan 4:9 En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él. Reina Valera Revisada (1960). 1998 (1 Jn 4.9). Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas.

1 juan 4: 18 En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor. 19Nosotros le amamos a él, porque él nos amó primero. 20Si alguno dice: Yo amo a Dios, y aborrece a su hermano, es mentiroso. Pues el que no ama a su hermano a quien ha visto, ¿cómo puede amar a Dios a quien no ha visto? 21Y nosotros tenemos este mandamiento de él: El que ama a Dios, ame también a su hermano.
Reina Valera Revisada (1960). 1998 (1 Jn 4.18-21). Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas.

1 juan 3:1Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios;/a/ a a 3.1: Jn. 1.12.

Reina Valera Revisada (1960). 1998 (1 Jn 3.1). Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas.

12Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia; 13soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros/e/ si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros./f/ 14Y sobre todas estas cosas vestíos de amor, que es el vínculo perfecto. 15Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos. e e 3.12–13: Ef. 4.2.

el amor mas grande expresado a toda la humanidad

Texto con bosquejo.

  • UN AMOR EXTRAORDINARIO
    • COMO ES EL AMOR A DIOS
    • CUANDO HAY AMOR SE QUITA EL TEMOR
      • Nivel 3

3.16 Todo el evangelio se centra en este versículo. El amor de Dios no es estático ni egoísta, sino que se extiende y atrae a otros a sí. Dios establece aquí el verdadero molde del amor, la base de toda relación de amor. Si uno ama a alguien profundamente, está dispuesto a darle amor a cualquier precio. Dios pagó, con la vida de su Hijo, el más alto precio que se puede pagar. Jesús aceptó nuestro castigo, pagó el precio de nuestros pecados, y luego nos ofreció una nueva vida que nos compró con su muerte. Cuando predicamos el evangelio a otros, nuestro amor debe de ser como el suyo, y estar dispuestos a renunciar a nuestra comodidad y seguridad para que otros reciban el amor de Dios como nosotros.
3.16 Muchas personas rechazan la idea de vivir para siempre porque viven vidas tristes. Pero la vida eterna no es la extensión de la miserable vida mortal del hombre; vida eterna es la vida de Dios encarnada en Cristo que se da a todos los que creen como garantía de que vivirán para siempre. En esa vida no hay muerte, enfermedad, enemigo, demonios ni pecado. Cuando no conocemos a Cristo, tomamos decisiones pensando que esta vida es todo lo que tenemos. En realidad, esta vida es solo el comienzo de la eternidad. Empiece, por lo tanto, a evaluar todo lo que le sucede desde una perspectiva eterna.
3.16 «Creer» es más que una reflexión intelectual de que Jesús es Dios. Significa depositar nuestra confianza en Él, que es el único que nos puede salvar. Es poner a Cristo al frente de nuestros planes presentes y nuestro destino eterno. Creer es confiar en su palabra y depender de Él para cambiar. Si nunca ha confiado en Cristo, haga suya esta promesa de vida eterna y crea.
3.18 Muchas veces la gente trata de salvarse de lo que teme poniendo su fe en cosas que tienen o hacen: buenas obras, capacidad o inteligencia, dinero o posesiones. Pero solo Dios puede salvarnos de lo que en verdad debemos temer: la condenación eterna. Confiamos en Dios reconociendo la insuficiencia de nuestros esfuerzos por alcanzar la salvación y pidiéndole que haga su obra en nuestro favor. Cuando Jesús habla acerca del «que no cree», se refiere a quien le rechaza por completo o hace caso omiso de Él, no al que tiene dudas momentáneas.
3.19-21 Muchas personas no quieren que sus vidas queden expuestas a la luz de Dios porque temen lo que esta pueda revelar. No quieren cambiar. No se sorprenda de que personas así se sientan amenazadas por el deseo suyo de obedecer a Dios y hacer lo que es bueno. Temen que la luz que hay en usted ponga al descubierto algo oscuro en sus vidas. No se desanime. Manténgase en oración por ellas para que comprendan que es mejor vivir en la luz que en la oscuridad.
Biblia del diario vivir. 2000, c1996 (electronic ed.) (Jn 3.16). Nashville: Editorial Caribe.