Drop files to upload.
Faithlife Corporation

Sabiduría en el trabajo

Notes & Transcripts

Introducción

Hemos estado meditando en los últimos domingo sobre una vida en sabiduría que sabe cuidar sus relaciónes. Hoy nos vamos a estar centrando en un aspecto de nuestra vida que, nos guste o no, ocupa gran parte de nuestro tiempo: el trabajo.

Vamos a ver los consejos que nos da el libro de proverbios acerca del trabajo, pero antes debemos recordar, por si nos habíamos olvidado, que el trabajo no es una maldición, el trabajo es una bendición de Dios. Cuando Dios crea al hombre, le da un trabajo que hacer:

"Tomó, pues, Jehová Dios al hombre y lo puso en el huerto de Edén, para que lo labrara y lo cuidara." (Génesis 2.15, RVR95BTO)

Así que con esto en mente, vayamos a ver los consejos que nos da proverbios acerca de nuestro trabajo.

No debemos ser perezosos

"»Mira la hormiga, perezoso, observa sus caminos y sé sabio: Ella, sin tener capitán, gobernador ni señor, prepara en el verano su comida, recoge en el tiempo de la siega su sustento. Perezoso, ¿hasta cuándo has de dormir? ¿Cuándo te levantarás del sueño? Un poco de sueño, dormitar otro poco, y otro poco descansar mano sobre mano: así te llegará la miseria como un vagabundo, la pobreza como un hombre armado." (Proverbios 6.6-11, RVR95BTO)

A Dios no le gustan los perezosos. De echo es interesante ver como de casi todos los hombres de Dios conocemos sus profesiones. Incluso muchos de ellos fueron llamados mientras trabajaban. Mientras pastoreaban ovejas, mientras labraban la tierra, mientras limpiaban sus redes, mientras recogian tributos, etc.

No podemos quedarnos de brazos cruzados y no trabajar porque no nos gusta trabajar.

Ahora es interesante ver que hay otro tipo de pereza, son aquellos que siempre planean cosas, siempre tienen proyectos pero nunca ponen nada en práctica. Esos también están reflejados en el libro de proverbios:

"Toda labor da su fruto; mas las vanas palabras empobrecen." (Proverbios 14.23, RVR95BTO)

Debemos ser diligentes

"¿Has visto un hombre cuidadoso en su trabajo? Delante de los reyes estará, no delante de gente de baja condición. " (Proverbios 22.29, RVR95BTO)

"El que es negligente en su trabajo es hermano del hombre destructor." (Proverbios 18.9, RVR95BTO)

No sólo se trata de hacer un trabajo. Debemos hacerlo bien. No se trata de hacer las cosas porque sí, debemos hacerlo todo como si fuera para Dios.

Como cristianos estamos llamados a hacer las cosas lo mejor que podamos. A dar lo mejor de nosotros mismos.

Debemos ser honrados e integros

"Las balanzas y el peso justos son de Jehová; obra suya son todas las pesas de la bolsa." (Proverbios 16.11, RVR95BTO)

El fin no justifica los medios. No podemos querer trabajar con trampas para poder obtener un mayor beneficio. Muchos no queremos aplicar la honradez a nuestra vida laboral, pero lo cierto es que somos cristianos aún incluso en el trabajo.

Conclusión

Vivir sabiamente, también implica trabajar sabiamente. Así que no nos dejemos dominar por la pereza, seamos diligentes en nuestro trabajo y seamos honrados en todo lo que hacemos.

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →