Drop files to upload.
Faithlife Corporation

Buscando a Dios según su Ordenanza

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 7 views
Notes & Transcripts

Buscando a Dios según su Ordenanza

Este título lo he tomado de 1 Crónicas 15:13 donde leemos: "Pues por no haberlo hecho así vosotros la primera vez, Jehová nuestro Dios nos quebrantó, por cuanto no le buscamos según su ordenanza." Aquí, el rey David está confesando una falta muy seria de la cual él y su pueblo fueron culpables.

El arca de Dios la habían tomado los filisteos, y dondequiera que la llevaron les causó mucha desgracia. Una vez colocaron el arca del pacto ante su dios llamado Dagón (que en apariencia fue medio pez y medio humano), y se cayó Dagón "en tierra sobre su rostro, frente al arca de Jehová; y la cabeza y las manos de Dagón estaban cortadas. . . Sólo el tronco le había quedado a Dagón" (1 Samuel 5:4). También el Señor asoló e hirió a los filisteos con tumores; por lo tanto los filisteos gritaron, "¡Que no se quede con nosotros el arca del Dios de Israel, porque su mano es dura sobre nosotros y sobre Dagón nuestro dios!" Entonces construyeron una carreta nueva y tomaron dos vacas para jalarla, y tomaron sus terneros y los pusieron en el corral. Las vacas empezaron a caminar por el camino, mugiendo mientras iban. No es natural que dos viejas vacas dejen a sus terneros, pero en esta ocasión Dios estaba dirigiendo a estas vacas (1 Samuel 6:10,12). Estas vacas volvieron al país de los Israelitas, llevando el arca con ellas.

Cuando los Israelitas tomaron posesión del arca primeramente la llevaron a la casa de Abinadab. Y unos veinte años después, David preparó un lugar para el arca, y decidió moverla.

Usted recuerda que en mover el arca del pacto, Dios tenía una manera muy específica de transportarla. Dios quería que la llevaran con varas. Éxodo 25:14 dice: "Y meterás las varas por los aros a los lados del arca, para llevar el arca con ella." Esto fue el modo designado por Dios de llevar el arca. Pero, como sabemos, cuando transportaron el arca de la casa de Abinadab, la Biblia dice que la colocaron en una carreta nueva, y así iban a transportarla al lugar destinado en Jerusalén.

Mientras la transportaban, nadie podía tocar el arca del pacto (Números 4:15). Pero el levita "Uza extendió su mano al arca de Dios y la sujetó, porque los bueyes tropezaron" (2 Samuel 6:6).

David se disgustó porque Dios mató a Uza, y así decidió llevar el arca del pacto a la casa de Obed-edom, y allí quedó tres meses. Dios bendijo en gran manera a Obed-edom por cuidarla tan bien. Entonces, David llamó a los levitas y David les dijo: "Pues por no haberlo hecho así vosotros la primera vez, Jehová nuestro Dios nos quebrantó, por cuanto no le buscamos según su ordenanza". Y así esta vez decidieron transportarla como Dios ordenaba. ¿Cómo la transportaron? "Y los hijos de los levitas trajeron el arca de Dios sobre sus hombros, puesta en las varas, como había mandado Moisés, conforme a la palabra de Jehová" (1 Crónicas 15:15). David había errado porque "No le buscamos según su ordenanza".

Así mismo hoy muchos quieren servir a Dios, pero lo quieren servir a su propio modo, y no según su ordenanza.

Debemos temer hacer CUALQUIER COSA, que sea contraria a la voluntad del Señor, a menos que algo peor de lo que sucedió a Uza, nos suceda a nosotros.

Me parece que lo que hizo Uza fue algo pequeño. Cuando Uza extendió la mano para sujetar el arca, no creo que tenía malas intenciones. El simplemente estaba preocupado por el arca, y no quería que se cayera, o se dañara. Con esta buena intención la tocó, y cayó muerto en ese instante. ¡Desobedeció al Señor! Y así ha sido con todo aquel que desobedece al Señor. Y estas cosas fueron escritas para avisarnos y hacernos pensar de la manera en que servimos a Dios. Podemos servir a Dios con sinceridad, y de buena intención, pero si no le seguimos según su ordenanza, nuestro castigo será peor de lo que recibió Uza.

En lo que queda de este artículo queremos estudiar la importancia de buscar a Dios según su ordenanza en la celebración de la cena del Señor.

En 1 Corintios 11:23 al 25 leemos de esta ordenanza divina:

"Porque yo recibí del Señor la enseñanza que también os he transmitido: que el Señor Jesús, la noche en que fue entregado, tomó pan6; y habiendo dado gracias, lo partió y dijo: "Tomad, comed. Esto es mi cuerpo que por vosotros es partido. Haced esto en memoria de mí." Asimismo, tomó también la copa después de haber cenado, y dijo: "Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre. Haced esto todas las veces que la bebáis en memoria de mí."

La cena del Señor es una ordenanza sagrada, por lo tanto necesitamos tener mucho cuidado de examinar cada detalle de cómo Jesucristo celebró la cena, y seguir su ejemplo al pie de la letra. Tal como Uza perdió su vida por tocar el arca sagrado, así podemos perder nuestras almas si tocamos y cambiamos la ordenanza sagrada de la cena del Señor Jesús.

(1) La noche de la pascua, Cristo tomó un pan para representar su cuerpo. El cuerpo de Cristo no fue dividido en dos partes. Cristo fue entero cuando le clavaron en la cruz, fue entero cuando le bajaron de la cruz, y fue entero cuando le acostaron en el sepulcro, y cuando salió de allí. Ya que el pan representa el cuerpo entero de Cristo, no debemos dividirlo en dos partes, sino que debe quedar entero. En la mesa del Señor, debe haber un pan entero. Primera Corintios 10:17 dice: "Puesto que EL PAN ES UNO SOLO, nosotros, siendo muchos, somos un solo cuerpo; pues TODOS PARTICIPAMOS DE UN SOLO PAN." La palabra "uno" según el Diccionario Moderno significa "que no está dividido."

¿Quién partió este pan? Cristo lo partió, no en dos partes, pero partió un pedazo del pan, y mandó a sus discípulos hacer lo que el había hecho. ¿Qué hizo? Si Cristo lo había partido en dos partes, sería imposible para los discípulos partirlo en dos partes, porque Cristo ya lo había hecho. Pero si quebró un pedazo del pan, los discípulos presentes podían haber hecho lo mismo. En Hechos 20:7 leemos, "El primer día de la semana, reunidos los discípulos para partir el pan." Esto implica que los que iban a partir el pan no fue solamente el hermano que dirigía la cena, sino que todos los discípulos se habían reunido para partir el pan ellos mismos. No participamos de un pan dividido, sino que "todos participamos de un solo pan."

(2) Cristo tomó la copa, que representa el Nuevo Pacto entre Dios y el hombre.

No tenemos que ser egresados de una universidad prestigiosa o ser intelectuales educados para entender que Cristo usó una copa. La copa significa un contenedor, una vasija de beber. La Biblia dice "La copa y esta copa". En el griego, la copa es traducida de la palabra "poteerion." Todos los diccionarios griegos dicen que la palabra "poteerion" significa una copa literal. Una copa es una vasija de beber, con asidero o sin asidero. Dentro de esta copa se encuentra el fruto de la vid. Algunos dicen: "Pues, no sé cuantas copas tomó; tal vez tomó mil copas. Tal vez usó una jarra." ¡Seamos honestos! La Biblia claramente dice cuantas copas tomó Cristo -- UNA. Tomó la copa. ¿Por qué tomaría más de una?

Algunos dicen que el fruto de la vid es la copa. Si creo que la copa significa "fruto de la vid", entonces estoy contradiciendo todos los eruditos y diccionarios del idioma griego que dicen que significa una copa literal. La versión popular dice: "Luego tomó en sus manos una copa." No puede tener una copa en la mano, a menos que esté presente una copa literal.

Cristo quiere que sigamos su ejemplo. Dijo: "Haced esto en memoria de mí" Si Cristo usó una copa, nosotros debemos también "hacer esto". Si usamos más de una copa, no estamos "buscándole según SU ordenanza", sino según la nuestra. Ninguno de nosotros usaríamos pan con levadura, porque no sería según su ordenanza.

¿Por qué entonces queremos usar más de una copa? Estamos arriesgando nuestras almas, si no seguimos las ordenanzas tal como nos han sido entregadas.

En Mateo 26:27, Cristo nos manda "Bebed de ella todos". Cristo quiere que todos los miembros de la congregación local beban de la misma copa. Todos entendemos que si usáramos leche, cola, u otro liquido que no sea fruto de la vid, estaríamos desobedeciendo su mandamiento de usar "fruto de la vid". De igual manera, si usamos más de una copa, también estaríamos desobedeciendo su mandamiento de "beber de ella todos".

En 1 Corintios 11:2, Pablo alaba a los corintios porque "retenéis las instrucciones tal como os las entregué." Es una cosa retener una ordenanza, pero es otra cosa retener la ordenanza tal como nos es entregada. No podemos estar errados con tal que lo hagamos como el Señor lo hizo, pero arriesgamos nuestras almas si lo hacemos diferente.

Usar múltiples copitas no fue ordenanza de Dios, sino del hombre. "John G. Thomas que fue médico y ministro, inventó la primera unidad de comunión individual. La primera patente le fue dada en 1894. Se cree que la iglesia presbiteriana de Lima, Ohio, fue la primera iglesia en usar copas individuales de comunión en un servicio de comunión. Esto también ocurrió en 1894. Hasta el fin del siglo diez y nueve, el cáliz (la copa) fue usada en la distribución del vino en la cena del Señor. En ese tiempo, empezaron a poner más atención a la higiene y el uso de la copa común perdió su popularidad con los comulgantes. El predicador John G. Thomas, quien fue medico y ministro; también fue el autor de la idea de copitas individuales. De su práctica de medicina aprendió la suciedad y peligro de la copa común y sintió que la Cena del Señor podría ser más atractiva y bella con el uso de copitas individuales"

Aunque John G. Thomas inventó la idea de usar múltiples copitas, fue el hermano G.C. Brewer que las introdujo a la iglesia de Cristo. G.C. Brewer escribió en su libro Cuarenta Años en la Fila de Disparo, "Pienso que fui el primer predicador de abogar por el uso de la copita individual de comunión y la primera iglesia en el estado de Tennessee que la adoptó fue la iglesia donde yo predicaba, la iglesia central de Cristo en Chattanooga, Tennessee. . . Mi segunda obra fue con la iglesia en Columbia, Tennessee, y después de largo esfuerzo, introduje la copita individual de comunión a esa congregación. . . Desde entonces, las iglesias en todas partes empezaron a usar la copita individual de comunión"

Recuerde que la carreta nueva, le pareció a David una mejor manera de llevar el arca, pero Dios quería que lo hicieran a la moda antigua. De igual manera, usar más de una copa tal vez nos parezca una manera más moderna y sanitaria de celebrar la cena, pero Dios quiere que la hagamos a la antigua moda -- usando una copa. Tal como David aprendió, vale la pena "buscar a Dios según su ordenanza". —Paul Melton

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →