Instrumentos Musicales en la Adoracion

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 1 view
Notes & Transcripts

Razonesde gran peso para
excluir
los instrumentos demúsica
del culto de la iglesia
y de toda actividad espiritual.

Lasnueve secciones de este estudio:
(Ocupan un total de treinta ydos páginas tamaño carta.)

A.  Primerasección: "Razones de gran peso para excluir los instrumentos demúsica del culto de la iglesia y de toda actividad espiritual" (equivalentea doce páginas tamaño carta).

-No importa el significado de las palabras hebreas en el libro de Salmos del Antiguo Testamento, equivalentes a yallontes  y sus derivados.
-No importa el significado de yallontes  en la Septuaginta.
-No importa su significado en la literatura griega secular del tiempo de Cristo y los apóstoles.
-Es determinante el significado que el Espíritu Santo le da al vocablo yallontes  de acuerdo con los contextos particulares y testamentarios.
-Apelando a pacto muerto para justificar los instrumentos.
-Cuestiones de pecado, comunión, mutuo apoyo, condenación y división.
-El mandamiento del Espíritu Santo es CANTAR.
-Serios problemas de traducciones y explicaciones para justificar los instrumentos.
-No hay ejemplo de cristiano o congregación alguna que tocara instrumentos.
-Los "padres" de la iglesia escribían sus exposiciones en griego. Se oponían a los instrumentos. Se exponían a la mofa, al descrédito, al no entender correctamente yallontes  y sus derivados.

B.  Segundasección: Algunas preguntas para losdefensores de instrumentos (una página).

C.  Tercerasección: Efesios 5:19. ¿Qué es el significadoverdadero de "cantando", "alabando", "salmos","himnos" y "cánticos espirituales" en este versículoinspirado. Muchos datos sobre la evolución de idiomas, particularmente elgriego, con no poca información sobre yallontes.(Equivalente a cinco páginas tamañocarta.)

D.  Cuartasección: ¿Tocar cuáles instrumentos de música?¿Tocar quiénes? (Dos páginas)

E.  Quintasección: "Las arpas de Dios." (Trespáginas)

F.  Sextasección: "Los espíritus avivados respondenal son de los instrumentos." (Una página)

G.  Séptimasección: Documentos antiguos mediante loscuales puede apreciarse la oposición fuerte de los "padres" de laiglesia al uso de instrumentos de música en culto a Dios. (Tres páginas)

H.  Octavasección: Exposiciones de comentaristasrenombrados sobre el uso de instrumentos de música en el culto de la iglesia. (Dospáginas)

I.    Novenasección: Los instrumentos de música enculto a Dios: ¿causa de tropiezos, disensiones y divisiones? (Dos páginas)

 

"Razones degran peso para
excluir
los instrumentos de música
del culto de la iglesia
y de toda actividad espiritual"

I.  Las razones principales descansan en el "cambiode ley" que efectuó Dios (Hebreos 7:12), y la naturalezaespiritual de la adoración conforme al NuevoTestamento.

A.  Al morir Cristo, el Antiguo Testamento fue anulado, quitadode en medio y clavado en la cruz (Colosenses 2:14-16; 2 Corintios 3:6-18).

B.  Iniciada de lleno la Era Cristiana en el día de Pentecostés delaño treinta y tres d. C. (Hechos 2), la iglesia establecida en aquel díarecibe un testamento "mejor" que aquel AntiguoTestamento (Hebreos 8:6-13), siendo "Jesús el Mediador" deeste "nuevo pacto" (Hebreos 9:15-17; 12:24) superior "establecidosobre mejores promesas". "Jesús es hecho fiador de un mejorpacto" (Hebreos 7:22).

C.  Los CAMBIOS son amplios ydrásticos, elevándose lo espiritual en el Nuevo Testamento muy porencima de lo material del Antiguo Testamento.

1.  El pueblo electo de Dios cambia: de pueblo terrenal (Israel, según la carne), a pueblo espiritual, o sea, la iglesia, la cual es "casa espiritual" (1 Pedro 2:5). Se reitera: "casa espiritual".

a)  La iglesia es el reino de Dios en la tierra (Colosenses 1:13; Juan 6:1-7; Hechos 20:25; Hebreos 12:25-29).

b)  Dijo Cristo a Pilato: "Mi reino no es de este mundo... mi reino no es de aquí" (Juan 18:36). El reino de Dios no es terrenal sino espiritual. La iglesia es el reino de Dios en la tierra. Por lo tanto, la iglesia es espiritual.

c)  La iglesia es "linaje escogido... nación santa, pueblo adquirido por Dios... pueblo de Dios" (1 Pedro 2:9-10), suplantando, en los designios de Dios, a Israel según la carne.

2.  El sacerdocio cambia. "Cambiado el sacerdocio, necesario es que haya también cambio de ley" (Hebreos 7:12).

a)  El nuevo sumo sacerdote es Cristo quien "fue declarado por Dios sumo sacerdote según el orden de Melquisedec" (Hebreos 5:10). El nuevo sumo sacerdote "permanece para siempre", teniendo "un sacerdocio inmutable" (Hebreos 7:24).

b)  El sacerdocio levítico pasa a la historia. Dios instituye en su nueva "casa espiritual" un nuevo "sacerdocio santo", un "sacerdocio real" (1 Pedro 2:5, 9). Todos los fieles de la iglesia, tantos las damas como los varones, constituyen este nuevo sacerdocio santo y real. Al escribir "vosotros... sed edificados... como sacerdocio santo... vosotros sois... real sacerdocio", el apóstol Pedro se dirige a todos los miembros de la iglesia, y no a una jerarquía eclesiástica exclusivista, tal como la que funciona en la Iglesia Católica Romana.

3.  La ley cambia. "Cambiado el sacerdocio, necesario es que haya también cambio de ley" (Hebreos 7:12).

a)  La ley moral cambia. "Oísteis que fue dicho... Pero yo os digo" (Mateo 5:21-48; 2 Corintios 3:6:17). A continuación, un ejemplo: "Oísteis que fue dicho: No cometerás adulterio. Pero yo os digo que cualquiera que mira a una mujer para codiciarla, ya adulteró con ella en su corazón."

b)  Las leyes sobre comidas, bebidas, días de fiesta, luna nueva, días de reposo, purificaciones, etcétera, cambian (Colosenses 2:14-16; 1 Timoteo 4:1-5). ¡Todo cambia! Bajo el Nuevo Testamento, ¡todo cambio!

4.  Los sacrificios cambian. Los cristianos somos "sacerdocio santo, para ofrecer sacrificios espirituales aceptables a Dios por medio de Jesucristo" (1 Pedro 2:5).

a)  Que conste: ofrecemos "sacrificios espirituales", y no carnales, como bajo el Antiguo Testamento. No ofrecemos sacrificios de machos cabríos, corderos o tórtolas. Nuestros sacrificios son espirituales.

b)  Entre nuestros "sacrificios espirituales" se encuentran los siguientes:

(1)  Alabanzas. "Así que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre" (Hebreos 13:15). "Alabanza" es la traducción del griego "aineo".

(2)  Obras benévolas. "Y de hacer bien y de la ayuda mutua no os olvidéis; porque de tales sacrificios se agrada Dios" (Hebreos 13:16).

(3)  Quizás el salmista David anticipara estos sacrificios espirituales al escribir: "Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios" (Salmo 51:17).

5.  El altar cambia. "Tenemos un altar, del cual no tienen derecho de comer los que sirven al tabernáculo" (Hebreos 13:10).

a)  Nuestro altar no es el de los holocaustos del templo judío. El nuestro no es material sino espiritual.

b)  En sentido figurado, podemos identificar nuestro altar como la Gólgata, donde fue crucificado Cristo, el Cordero de Dios. Comemos de "nuestro altar" al comer la carne y tomar la sangre de Cristo mediante comer la santa cena del Señor. "Los que sirven al tabernáculo", es decir, los que siguen adorando conforme al Antiguo Testamento "no tienen derecho de comer" de nuestro altar.

6. La pascua cambia. "Porque nuestra pascua, que es Cristo, ya fue sacrificada por nosotros" (1 Corintios 5:7).

a)  Bajo el Antiguo Testamento, cada familia israelita debía escoger un "animal sin defecto, macho de un año", tomándolo "de las ovejas o de las cabras", sacrificándolo el día diez del primer mes (Éxodo 12:1-28).

b)  Bajo el Nuevo Testamento, Cristo es la pascua de los cristianos.

7.  El vocablo "cena" adquierenuevo significado. Nuestra "cena del Señor" no es unacena literal para satisfacer el hambre sino una cena espiritual (1 Corintios 11:17-22).

8.  Cambia el díaseñalado para el cumplimiento de ciertos deberes espirituales. Nuestro "díadel Señor" no es el séptimo día, es decir, el "día dereposo" de la ley mosaica, sino el "primer día de la semana",o sea, domingo (Apocalipsis 1:10; 1 Corintios 16:1-2; Colosenses 2:14-16).

9.  Cambian las provisiones para elsostenimiento de la obra de Dios en la tierra.Para realizar las obras evangelísticas y benévolas del reino espiritualapartamos ofrendas voluntarias el primer día de cada semana,dando alegre y generosamente (1 Corintios 16:1-2; 2 Corintios 8:1-12; 9:6-11).El diezmo fue abrogado, juntamente con el sacerdocio levítico.

10.  Cambia la circuncisión.La circuncisión hecha en la carne por Abraham y sus descendientes hastael tiempo de Cristo ya no vale nade. La circuncisión que practica el cristianoes espiritual: "es la del corazón, en espíritu, no enletra" (Romanos 2:25-29).

11.  Cambian los parámetros de la adoraciónque agrada a Dios. "Mas la hora viene, y ahora es, cuando los verdaderosadoradores adorarán al Padre en espíritu y en verdad; porquetambién el Padre tales adoradores busca que le adoren. Dios es Espíritu; y losque le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren" (Juan 4:23-24).

a) Los israelitas adoraban en el templo en Jerusalén conforme al Antiguo Testamento, sacrificando animales, quemando incienso, cantando, tocando instrumentos de música, etcétera. Su culto se centraba en lo material, lo carnal, lo visual.

b) En el Nuevo Testamento, el culto se centra en lo espiritual. Durante la Era Cristiana, los "verdaderos adoradores" adoran "en espíritu", es decir, en su espíritu, su alma, su mente, su corazón. Adoran "en verdad", es decir, según toda la verdad revelada por el Espíritu Santo (Juan 16:13) en el Nuevo Testamento.

12.  El incienso cambia. Losverdaderos adoradores que adoran conforme al Nuevo Testamento no queman inciensoliteral en culto a Dios. El incienso que sube de la iglesia verdadera, llegandohasta el trono de Dios, es espiritual. Se trata de "las oraciones de lossantos" (Apocalipsis 5:8).

D.  Conclusión: de cierto, bajo el Nuevo Testamento ¡todoha cambiado! Al quedarse abrogado el Antiguo Testamento y alentrar en vigor el Nuevo Testamento, ¿qué cosa delAntiguo no ha cambiado? ¿Qué estatuto, institución, ceremonia o acto deadoración no ha cambiado? ¿Cuál o cuáles han sido incorporados, sin cambioalguno, en el Nuevo Testamento?

E.  Aplicación de estas verdades y de esta línea de razonamiento a losinstrumentos de música.

1.  Al efectuar Dios el cambio total de ley, es necesario concluir que la música en culto a Él también fue cambiada.

a.  Ciertamente, la música no fue la única excepción. Es del todo inconcebible que todo fuese cambiado menos la música.

b.  De hecho, el cambio es evidente, y se resalta en Efesios 5:19. Se hace melodía, se hace música, se alaba "en el corazón", y no tocando arpas, liras, salterios, flautas, trompetas u otros instrumentos de música. He aquí el cambio en la música –cambio tan patente, obvio, claro y palpable como los doce cambios señalados en la partida "C". Cambio reforzado grandemente por los mandamientos, los ejemplos y las directrices neo testamentarias que regulan la música en la iglesia. ¿Con qué razón o justificación afirmar, categóricamente, que Dios no cambiara la música al cambiar Él mismo la ley, y no una parte de la ley sino toda la ley, haciendo una "nueva creación" (Gálatas 6:15)?

c.  El cambio en la música también se hace evidente en 1 Corintios 14:26. "Cuando os reunís, cada uno de vosotros tiene salmo." ¿Se alude a los salmos del Antiguo Testamento? De modo alguno. El Espíritu Santo está exponiendo, a través del apóstol Pablo, el tema de los dones sobrenaturales, y el contexto exige que "salmo" se entienda como salmo revelado por el Espíritu para la iglesia. ¡Nuevos salmos para la "nueva creación"! Salmos diferentes a los que compuso David. Salmos a tono con la naturaleza espiritual de iglesia. Salmos espirituales.

2.  En el Nuevo Testamento, todo es espiritual"casa espiritual", sacerdocio espiritual, "sacrificios espirituales", circuncisión, altar, incienso, pascua y cena espiritual, "cánticos espirituales", adoración "en espíritu". Pero, los instrumentos de música no son, por naturaleza, espirituales. Por lo tanto, no armonizan con la naturaleza de la nueva "casa espiritual", con su adoración espiritual. ¿Con qué justificación introducirlos e imponerlos en la "casa espiritual" de Dios? Objetos que no cuadran con lo espiritual. Objetos que pertenecen a la categoría de cosas materiales tales como velas, incensarios de oro, inciensos aromáticos, altares de oro o madera preciosa, vestimentas sacerdotales, etcétera.

a)  Se argumenta que el "pan sin levadura" en la Cena del Señor no ha cambiado, que el mismo pan sin levadura consumido en la pascua judía se consume también en la Cena del Señor, y que se trata de un elemento material y no espiritual.

b)  Respondemos: ciertamente, el uso y el significado de pan sin levadura cambian en el Nuevo Testamento.

(1)  Doce tortas de pan sin levadura, seis en cada hilera, se colocaban sobre una mesa en el Lugar Santo del tabernáculo (templo) judío cada siete días, derramándose sobre cada hilera "incienso puro, y será para el pan como perfume, ofrenda encendida a Jehová. Y será de Aarón y de sus hijos, los cuales lo comerán en lugar santo; porque es cosa muy santa para él, de las ofrendas encendidas a Jehová, por derecho perpetuo" (Levítico 24:5-9).

(2)  En la iglesia, regida por el Nuevo Testamento, ¿colocamos doce tortas sobre la mesa del Señor, seis en cada hilera, derramando incienso sobre el pan sin levadura? ¿Qué simbolizaban las doce tortas? ¿Los doce patriarcas o las doce tribus de Israel? En cambio, el pan sin levadura en la Cena del Señor "es la comunión del cuerpo de Cristo" (1 Corintios 10:16-17). Consumían las tortas solo los sacerdotes levíticos? ¿Consumen el pan de la Santa Cena solo los líderes de la iglesia? Bien se sabe que todo miembro fiel de la iglesia tiene el derecho y el deber de participar "de aquel mismo pan" que es Cristo, pues todo miembro fiel es sacerdote espiritual (1 Pedro 2:4-9). Referente al uso y el significado de "pan sin levadura" en los dos Testamentos, las diferencias son evidentes y notables.

c)  Aunque "material" el pan sin levadura en la Santa Cena, su naturaleza en el culto es totalmente simbólico y su significado totalmente "espiritual". En contraste, definitivamente, los instrumentos de música utilizados en la iglesia no son simbólicos sino que constituyen un medio de alabanza, una forma de alabanza.

d)  El argumento de los defensores de los instrumentos parece ser el siguiente: el pan de la Santa Cena es el mismo pan literal del templo judío. Por lo tanto, podemos traer del Antiguo Testamento a la iglesia los instrumentos, pues también caen en la categoría de cosas materiales. Conforme a la misma lógica, podemos traer a la iglesia incienso, sacrificios literales, etcétera.

3.  En el Nuevo Testamento, los vocablos "pueblo", "hijos de Abraham", "casa", "templo", "sacerdocio", "sacrificio", "altar", "incienso", "pascua", "cordero", "cena", "circuncisión", etcétera, adquieren nuevos significados espirituales. ¿Correcto? ¿Con qué razón o lógica exceptuar el vocablo "sallontes" (griego yallontes), traducido "alabando", en Efesios 5:19?

a)  No importa el significado de las palabras hebreas en el libro de los Salmos del Antiguo Testamento, equivalentes a sallontes, y sus derivados.

b)  No importa el significado de yallontes en la Septuaginta, versión griega del Antiguo Testamento.

c)  No importa su significado en la literatura griega secular del tiempo de Cristo y los apóstoles.

d)  No son determinantes e indiscutibles o incontrovertibles los significados que le dan los lexicógrafos tenidos por expertos, pues también son hombres falibles, quizás faltos de la "inteligencia espiritual" (Colosenses 1:9) que hace posible el discernimiento espiritual.

(1)  De nuevo, se resalta la naturaleza sumamente espiritual del Nuevo Testamento. ¿Quién sabe acomodar "lo espiritual a lo espiritual"? ¿Quién sabe "discernir espiritualmente"? Solo "el espiritual" que tiene "inteligencia espiritual" (1 Corintios 2:12-16).

(2)  ¿Tiene el lexicógrafo discernimiento espiritual según el Nuevo Testamento, en adición a sus conocimientos del hebreo, del griego, del latín o del idioma que sea? Lo cierto es que algunos lo evidencian. Por ejemplo, ...

(a)  El renombrado lexicógrafo Thayer da el significado de sallo como sigue: "rasguear las cuerdas de un instrumento de música de tal manera que vibran ligeramente, tocar un instrumento de cuerdas, tocar el arpa. Cantar, acompañado por la música del arpa. En el Nuevo Testamento, cantar un himno, celebrar mediante cánticos las glorias de Dios, Santiago 5:13" (Léxico griego-inglés del Nuevo Testamento, por Thayer, 675).

(b)  El lexicógrafo Green, en su léxico griego-inglés del Nuevo Testamento, 206, define yallo diciendo: "tocar las cuerdas ... tocar un instrumento de cuerdas; cantar con música. En el Nuevo Testamento, cantar alabanzas, Romanos 15:9; 1 Corintios 14:15; Efesios 5:19; Santiago 5:13".

(c)  Observe bien cómo los dos distinguen entre el significado de yallo en el Antiguo Testamento o en la literatura secular, y su significado "en el Nuevo Testamento". ¡Claro que su significado es diferente en el Nuevo Testamento! Los contextos, los mandamientos y las directrices asentadas por el Espíritu Santo lo prueban de manera contundente. Por tal razón, en Efesios 5:19, los traductores traducen yallontes "alabando", y no...

-"tocando el arpa",

-"tocando instrumentos de música" o

-"cantando, acompañado por el arpa, pero con la opción de cantar sin el arpa, si así desea hacerlo".

Acomodan "lo espiritual a lo espiritual". En cambio, introducir e imponer en la "casa espiritual" de Dios los instrumentos materiales es intentar acomodar lo MATERIAL a lo espiritual, procedimiento que repudiamos los que quisiéramos conservar la naturaleza espiritual de la iglesia y rendir siempre adoración "en espíritu", como también "en verdad".

e)  Es determinante el significado que el Espíritu Santo le da al vocablo yallontes, de acuerdo con...

(1)  El contexto particular donde se encuentra la palabra...

(2)  Y el contexto más amplio del testamento donde aparece.

(a)  El contexto más amplio de yallontes en Efesios 5:19 es el del Nuevo Testamento, donde todo lo del Antiguo Testamento ha sido cambiado, donde "lo espiritual" predomina, y crece y sobreabunda hasta llenarlo todo, desplazando lo material, lo carnal. Es el contexto de frases y términos tomados del Antiguo Testamento que adquieren nuevos significados espirituales en el Nuevo Testamento.

(b)  El contexto particular de yallontes en Efesios 5:19 es el de un vocablo seguido por una frase, "en vuestros corazones", que lo rinde figurativo. Se rasguean las cuerdas, las fibras, del corazón, es decir, se hacen vibrar los sentimientos más nobles y puros del corazón, los sentimientos profundamente espirituales, los sentimientos que reflejan los sentimientos de Dios. No se rasguean las cuerdas de un arpa, una lira o un salterio. Además, precede el vocablo yallontes el mandamiento "hablando entre vosotros con salmos, con himnos y cánticos espirituales". Los instrumentos no hablan, no edifican, no alaban. Por lo tanto, tocarlos no armoniza con el contexto.

(c)  Tanto el contexto particular como el contexto más amplio el Espíritu Santo mismo los establece, y no este servidor, ni hombre alguno. ¿Quién establece en el Nuevo Testamento el contexto de instituciones, ordenanzas y alabanzas espirituales? El Espíritu Santo. ¿Quién cambia todo lo del Antiguo Testamento? Dios, a través del Espíritu Santo. ¿Quién da nuevos significados a los vocablos del Antiguo Testamento utilizados en el Nuevo? El Espíritu Santo. Por lo tanto, no estamos inventando contextos o argumentos. Al contrario, solo seguimos los que son evidentes en el texto inspirado del Nuevo Testamento.

(3)  La deducción es ineludible: el significado de yallontes en Efesios 5:19 es "alabando", o "haciendo melodía" o "haciendo música", tocando solo las cuerdas del corazón. De acuerdo con las razones expuestas, el vocablo simplemente no puede tener otro significado. Resumimos:

(a)  Todo lo de la Antigua Ley ha sido cambiado.

(b)  La terminología del Antiguo Testamento utilizada en el Nuevo adquiere nuevos significados.

(c)  El contexto particular y el contexto más amplio de Efesios 5:19 no admiten otro significado.

(d)  Tal significado es el único que armoniza totalmente con "lo espiritual", es decir, con la naturaleza espiritual de las instituciones, las ordenanzas y las alabanzas autorizadas en el Nuevo Testamento.

(4)  La misma deducción es aplicable a los demás textos en el Nuevo Testamento donde aparecen yallontes, yallo o sus derivados.

(5) Ya que yallontes puede tener un solo significado en el Nuevo Testamento, Efesios 5:19 no abre paso a la opción de tocar instrumentos de música en la iglesia.

F. Los cristianos no alabamos a Dios conforme a las ordenanzas del Antiguo Testamento porque aquel Testamento fue abrogado en su totalidad. Adoramos de acuerdo con las instrucciones del Nuevo Testamento.

1. Apelar a pacto muerto, caducado y clavado en la cruz es lo que hace todo aquel que apela a los significados que tenían yallontes, yallo, etcétera, en el Antiguo Testamento para justificar los instrumentos en la iglesia.

2. Adorar conforme a pacto muerto, caducado y clavado en la cruz es lo que hace todo aquel que toca instrumentos en la iglesia, o canta acompañado de instrumentos.

3. Librado del yugo de esclavitud de la Antigua Ley de Moisés y gozando del gran privilegio de servir a Dios bajo el Nuevo Pacto, este servidor no ejecuta, en culto a Dios, ninguna ordenanza del Antiguo Testamento. Incluso, no toca instrumentos, ni aprueba que otros los toquen. Excluidos los instrumentos del culto de la iglesia, lógicamente quedan vedados para toda actividad espiritual. Por lo tanto, no es correcto tocarlos en cultos celebrados en los hogares cristianos, en campañas al aire libre, en devociones privadas, para entretenerse con "música cristiana", etcétera. Este servidor no compra ni escucha discos o casetes de "música cristiana" donde tocan instrumentos.

4. Con sobrada justificación, adaptamos las palabras de Gálatas 5:3 a los que tocan instrumentos en la iglesia afirmando que tienen derecho de hacerlo por el significado de yallontes, yallo, etcétera, en el Antiguo Testamento: "Y otra vez testifico a todo hombre que" toca instrumentos, "que está obligado a guardar toda la ley". Sí, que se circuncide en su carne, que construya un altar en su iglesia, que ofrezca sobre su altar un cordero, que guarde los sábados, que diezme, porque si no ha cambiado en el Nuevo Testamento el significado de yallontes, yallo, etcétera, ¡tampoco han cambiado de significado los vocablos circuncisión, altar, pascua, sacrificio, diezmo, templo, etcétera! De la misma manera, si la música en la iglesia bajo el Nuevo Testamento no es espiritual, ¡tampoco son espirituales los sacrificios, el incienso, la pascua, el altar, etcétera!

G.  Cuestiones de pecado,comunión, mutuo apoyo, condenación y división.

1.  ¿Es pecado introducir e imponer los instrumentos en la iglesia? Juzgue usted, querida alma que está analizando el tema de la música en la iglesia.

a.  ¿Es pecado implementar en la iglesia ordenanzas del Antiguo Testamento, sin contar con ningún apoyo exclusivamente neo testamentario? Juzgue usted, teniendo presente la enseñanza apostólica.

(1)  "He aquí, yo Pablo os digo que si os circuncidáis, de nada os aprovechará Cristo" (Gálatas 5:2). Los judaizantes confesaban el nombre de Cristo, perteneciendo a la iglesia, pero imponían la circuncisión tanto para los gentiles convertidos como para los judíos. ¿Pecaban? La sentencia del apóstol Pablo sobre ellos es la siguiente: "de nada os aprovechará Cristo", añadiendo: "De Cristo os desligasteis, los que por la ley os justificáis; de la gracia habéis caído" (Gálatas 5:4). No cabe duda: ¡pecaban!

(2)  Lógicamente, el lenguaje del Espíritu Santo, a través de Pablo, es igualmente aplicable a las demás ordenanzas de la antigua ley mosaica. "He aquí, yo Pablo os digo que si" guardan los sábados, se abstienen de alimentos, diezman, edifican altares, queman incienso, se ponen vestimentas sacerdotales, sacrifican corderos o tocan instrumentos de música, "de nada os aprovechará Cristo". Hacerlo es seguir "otro evangelio" (Gálatas 1:6-10). Seguir "otro evangelio" es pecar. Introducir en el Nuevo Testamento las ordenanzas del Antiguo da por resultado la creación de "otro evangelio".

b. ¿Se encuentra en el Nuevo Testamento apoyo para el uso de instrumentos en la iglesia? ¡NEGATIVO! ¡NINGUNA! La evidencia abunda y sobreabunda. Estimado lector, de rechazar usted la evidencia ya presentada y seguir abogando los instrumentos en la iglesia, sentimos decirle que no nos queda ningún remedio sino el de informarle que usted está en pecado. Su pecado es el mismo de los gálatas que judaizaban, cayendo usted también en el error de judaizar. Su pecado es el de imponer en la iglesia una ordenanza del Antiguo Testamento, citando la ordenanza tal y como practicada bajo el Antiguo Testamento, apelando al significado de yallontes, yallo, etcétera, de acuerdo con su uso en el Antiguo Testamento. Tal cual el error de los gálatas, el suyo se agrava y se hace muy peligroso, pues causa disensiones y divisiones. "Esta persuasión no procede de aquel que os llama" (Gálatas 5:9).

2.  ¿Comunión y mutuo apoyo?

a.  Muchos judaizantes del primer siglo seguían en las congregaciones, por ejemplo, en las de Galacia, pero no contaban con la aprobación o el apoyo del Espíritu Santo, quien, a través de los apóstoles, los señalaba y denunciaba continuamente, advirtiéndoles que se estaban apartando de Cristo y que adulteraban el evangelio puro. A la larga, los obstinados formaron sectas cuyos integrantes confesaban el nombre de Cristo, pero que también seguían siendo "celosos por la ley" (Hechos 21:20).

b. Después de la gran apostasía que alcanzó su apogeo durante la Edad Medieval, a principios del siglo diecinueve la iglesia bíblica fue restaurada en no pocos lugares. Unánimes en su práctica, las congregaciones adoraban sin instrumentos hasta el año 1848, año que marcó el inicio de otra controversia sobre el uso de los instrumentos. Para la década de los 1860, la controversia se puso candente en la hermandad, optando por los instrumentos, en particular, el órgano, cada vez más congregaciones. La introducción de los instrumentos causó grandes divisiones las cuales culminaron en el año 1906 en la creación de la Iglesia Discípulos de Cristo y la Iglesia Cristiana. Estas iglesias han sufrido todavía más divisiones, incluso la creación de la Iglesia Cristiana Conservadora y de congregaciones que se identifican como Iglesias de Cristo Instrumentales.

(1)  Estas iglesias creadas a consecuencia de la introducción de los instrumentos siguen defendiendo y utilizando instrumentos de música. Quizás con raras excepciones, su posición doctrinal referente a los instrumentos es oficial e intransigente. Insisten y persisten en judaizar.

(2)  Por lo tanto, entrar en plena comunión con las iglesias o las congregaciones, cuya doctrina oficial e innegociable permite el uso de instrumentos, apoyándolas en sus obras, equivale a darle aprobación tácita a sus graves errores de judaizar y de causar divisiones. El apóstol Pablo exhorta: "Al hombre que cause divisiones, después de una y otra amonestación deséchalo, sabiendo que el tal se ha pervertido, y peca y está condenado por su propio juicio" (Tito 3:10-11).

(3)  El diálogo no es sinónimo de la plena comunión o del mutuo apoyo. Estamos abiertos al diálogo con almas sinceras dispuestas a estudiar objetivamente el asunto de música en la iglesia, y muy dispuestos a dialogar con congregaciones enteras que permiten el instrumento pero que aman la verdad y la unidad, no temiendo someter su creencia y su práctica al fuego de la Palabra inspirada. Mas, lógicamente, la plena comunión y el mutuo apoyo sin barreras se reservan para los creyentes y las congregaciones que compartimos la misma doctrina y práctica.

3. ¿Condenación? ¿Están condenados al infierno aquellos que tocan instrumentos en la iglesia, o aprueban su uso? A Dios, y solo a Dios, le corresponde tal decisión. Pronunciar juicios sobre el destino de cada ser humano es prerrogativa exclusiva de la Deidad. Al siervo del Señor le toca enseñar correctamente la Palabra, persuadir y advertir. El peligro de judaizar y dividir lo subraya el Espíritu Santo una y otra vez. Cumplimos al citar sus palabras claras y poderosas.

II.  Entre las razones de gran peso para excluir los instrumentos demúsica del culto de la iglesia y de toda actividad espiritual también seencuentran las siguientes.

A. Según las traducciones más autoritativas, referente a la música en la iglesia el mandamiento del Espíritu Santo es CANTAR.

1.  El mandamiento aparece en los siguientes textos.

a)  Efesios 5:19. "Cantando... al Señor en vuestros corazones".

b)  Colosenses 3:16. "Cantando con gracia en vuestros corazones al Señor".

c)  Santiago 5:13. "Cante alabanzas."

d)  En Efesios 5:19 y Colosenses 3:16, "cantando" es la traducción del griego "ado", y en Santiago 5:13, "cante" es la traducción del griego "yallo". Ya probamos que, en el Nuevo Testamento, yallo y sus derivados significan cantar, o cantar rasgueando las cuerdas del corazón, y que no pueden tener otro significado

2.  ¿Qué acción realiza el verdadero adorador que adora "en espíritu y en verdad" (Juan 4:23-24) para obedecer este mandamiento de cantar? ¡Canta! ¡Solo canta! No canta y toca algún instrumento, pues al tocar, alteraría el mandamiento, yendo más allá de la palabra "cantar", añadiendo al mandamiento otra acción no autorizada.

a)  Todo verdadero adorador entiende que no debe "pensar más de lo que está escrito" (1 Corintios 4:6). ¿Qué "está escrito" referente a la música en la iglesia? ¡Cantar! El verdadero adorador no pensará en otra acción más allá de cantar.

b)  Todo verdadero adorador entiende perfectamente el sentido y las implicaciones de lo que señala el apóstol Pablo, con diáfana claridad: "Un pacto, aunque sea de hombre, una vez ratificado, nadie lo invalida, ni le añade" (Gálatas 3:15). Sabe que el Nuevo Pacto ha sido ratificado por Cristo mismo y sellado con su sangre. Comprende que no debe añadirle nada. Referente a la música en la iglesia, ¿qué reglamento hay para la iglesia en el pacto ratificado por Cristo? ¡Cantar! En nuestro idioma, cantar es una acción específica que no incluye, ni por implicación, la acción de TOCAR instrumentos. Por lo tanto, el verdadero adorador no añadirá "tocar" a "cantar".

(1) El verdadero adorador no tiene que ser erudito en el griego para tributar a Dios adoración "en espíritu y en verdad". Cantar es lo que ordena el Espíritu, y cantar es lo que hace el verdadero adorador, no añadiendo instrumentos.

(2) Pero, si quiere profundizar en la materia de la música en la iglesia, y tiene "inteligencia espiritual", y sabe acomodar "lo espiritual a lo espiritual", y comprende el significado de judaizar, sus estudios adicionales solo servirán para confirmar el mandamiento sobre la música expresado con sencillez en su propio idioma: "cantando, cante, alabando al Señor en vuestros corazones". Comprenderá que ado, yallo y yallontes no pueden tener otro significado en el Nuevo Testamento.

3. Problemas enormes, con ramificaciones muy complicadas, crea todo aquel que dice: "En el Nuevo Testamento, yallontes y  yallo significan exactamente lo que significaban en el Antiguo Testamento. Significan cantar salmos, acompañados con instrumentos, o cantarlos sin tocar instrumentos". De ser así,...

a)  Se hacen más eruditos, sabios y entendidos que los traductores de las versiones más autoritativas de la Biblia.

b)  Los billones de ejemplares de las versiones más autoritativas que circulan en el mundo entero hay que clasificarlos todos como defectuosas y deficientes.

c)  A cada creyente que quisiera ser verdadero adorador habría que enseñarle algo de griego y hebreo, o publicar y repartir en todo el mundo una nueva versión del Nuevo Testamento, incorporándole las traducciones que los abogadores de la música instrumental en la iglesia insisten son las correctas, a saber, como en Efesios 5:19: "Cantando y cantando salmos, con o sin instrumentos, al Señor en vuestros corazones".

d)  Afortunadamente, los traductores de las versiones autoritativas aciertan en sus traducciones de la terminología que ordena la música en la iglesia bajo el Nuevo Testamento. De modo que dejamos a los defensores de la música instrumental en la iglesia con sus dilemas, siempre deseando que cambiaran de convicción.

B.  En el Nuevo Testamento, no hay ejemplo de cristiano o congregación alguna que tocara instrumentos mientras cantara himnos, salmos o cánticos espirituales.

1.   Ejemplos de la realización de las demás ordenanzas de la iglesia los encontramos en Hechos y las epístolas inspiradas.

2.  Si la iglesia establecida por Cristo, instruida por el Espíritu Santo, organizada y puesta en marcha por los apóstoles y demás seguidores con dones sobrenaturales, si la iglesia del primer siglo no solo cantaba sino también tocaba instrumentos, ¿por qué no aparece siquiera un ejemplo claro e irrefutable de su práctica? ¡Silencio! ¡Ninguno!

3.  Se citan Efesios 5:19 y Santiago 5:13 como ejemplos de instrumentos en la iglesia primitiva. Pero, ya probamos que los instrumentos no están en estos dos textos.

4. Se dice que se sabe por inferencia que los tocaban por el significado de yallontes y  yallo en el Antiguo Testamento. Las falacias de esta argumentación ya las descubrimos ampliamente. De hecho, de acuerdo con las razones presentadas hasta el momento para excluir los instrumentos de la iglesia, ¡se infiere que ningún cristiano o congregación del primer tocara instrumentos! De ahí, que no se encuentra ningún ejemplo en el Nuevo Testamento.

C.  Los llamados "padres" de la iglesia, eruditos de los siglos dos, tres y cuatro de la Era Cristiana (Ireneo, Tertuliano, Teodoro, Gregorio, Ambrosio, etcétera) escribían sus exposiciones y defensas del cristianismo en griego. Casi sin excepción, se oponían al uso de instrumentos de música en la iglesia. Si los vocablos griegos yallontesyallo autorizaban los instrumentos en la iglesia, ¿por qué los "padres", que dominaban el griego, no lo sacaron a la luz con lujo de detalle? De autorizar yallontesyallo los instrumentos, los "padres", hombres eruditos, hombres poderosos en la iglesia de su época, se exponían a la mofa, al descrédito, al oponerse a su introducción. Que conste: se trata de hombres académicamente preparados cuyo idioma literario, si bien no natal, era el griego, y no de lingüistas o lexicógrafos de los siglos diecinueve, veinte y veintiuno para quienes el griego de los primeros cuatro siglos de la Era Cristiana es un idioma antiguo, para no decir muerto. El peso de estos hechos no lo subestima el estudiante imparcial de la materia de música en la iglesia de los primeros cuatro siglos de la Era Cristiana.

 

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →