Drop files to upload.
Faithlife Corporation

El Corazon De Dios

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 22 views
Notes & Transcripts

EL CORAZON DE DIOS

¿Nos hemos encontrado recientemente cerca del corazón de Dios? ¿Cómo podemos describir el corazón de Dios? Por lo menos podemos decir que el corazón de Dios sangra por el mundo. El corazón de Dios es amor.

Hace dos siglos el autor F. R. Meyer escribió un comentario en cuanto a 1 Corintios, capítulo 13. Meyer describe a Jesús con frases ardientes, y toda frase es una verdadera descripción del Señor. Sustituye el nombre de Jesús en lugar de la palabra "amor" en todo el capítulo. Esta realidad muestra que ese precioso capítulo describe el corazón de Dios.

El corazón de Dios es compasión. En Mateo 9.36 la Biblia dice que Jesús mostró compasión por una humanidad doliente. ¿Qué es lo que toca el corazón de Dios? Lo toca el agobiado, el desesperado, el quebrantado de salud, el paralítico, el ciego y el mudo.

El corazón de Dios es lágrimas. Cuando Jesús se acercaba a Jerusalén, vio a la ciudad y lloró por ella (Lucas 19.41). ¿Cuándo ha llorado usted recientemente por su ciudad, por su prójimo, su mundo, los heridos, los enfermos? ¿Es su corazón semejante al corazón de Dios?

El corazón de Dios es la cruz. El corazón de Dios sangró por el mundo, y todavía sigue sangrando por la humanidad. ¿Se quebranta el corazón suyo por el mundo, por los extraviados y los perdidos? ¿Es su corazón semejante al corazón de Dios?

¿Cuál es la condición de su corazón? Ezequiel 36.25,26 dice que Dios, en el Nuevo Pacto, limpiaría al pueblo de todas sus impurezas e idolatrías, y agrega: "Os daré corazón nuevo, y pondré espíritu nuevo dentro de vosotros..." Un corazón blando como éste se abre al amor, se abre al amor de Jesús, y también se abre al prójimo.

Un cardiólogo que examina el corazón de un paciente puede decir mucho acerca de su salud. Por eso en el área médica hay aparatos que se pueden usar para hacer análisis por cardiogramas, electrocardiogramas, cardioscopías; y las máquinas de rayos X nos hacen transparentes.

La importancia del corazón es clara en las Escrituras. Por ejemplo en Mateo 5.8 Jesús dice: "Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios". Mateo 6.21 dice: "Porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón". Parece un principio tan sencillo como contar del uno al tres. "De la abundancia del corazón habla la boca" (Mateo 12.34), y Mateo 22.37 nos manda que amemos a Dios con todo el corazón, con toda la mente y con todo el alma. Es en nuestros corazones donde guardamos la palabra de Dios. Deuteronomio 4.9 dice: "No te olvides de las cosas que tus ojos han visto, ni se aparten de tu corazón todos los días de tu vida".

Sin duda alguna el gran Médico espiritual puede ver dentro de nuestros corazones. Salmos 139.23 dice "Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón". Pedro hace referencia a Dios, "que conoce los corazones" (Hechos 15.8), en cuanto a la conversión de los gentiles. Hebreos 4.12 señala que la palabra de Dios es profundamente cortante, que no sólo penetra como una espada de dos filos para partir el alma y el espíritu, los tuétanos, sino que discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.

¿Ha visto usted recientemente el corazón de nuestro mundo? Génesis 6.11,12 dice que "se corrompió la tierra delante de Dios, y estaba la tierra llena de violencia. Y miró Dios la tierra, y he aquí que estaba corrompida; porque toda carne había corrompido su camino sobre la tierra". Mateo 15.18,19 señala que "lo que sale de la boca, del corazón sale; y esto contamina al hombre. Porque del corazón salen los malos pensamientos, los homicidios, los adulterios, las fornicaciones, los hurtos, los falsos testimonios, las blasfemias".

Nuestro mundo se encuentra absorbido por las cosas materiales y se dedica a satisfacer deseos egoístas. En nuestro mundo hay muchos peligros, muchos desafíos y muchos problemas. Abundan personas quebrantadas del espíritu, y familias destruidas moralmente.

¿Ha visto usted recientemente el corazón de Dios, su bondad y gran fidelidad? ¿Ha recibido bendiciones de su mano? Alrededor nuestro siempre hay evidencias de la de la presencia de su corazón.

¡Buenas noticias! ¡Podemos tener un nuevo corazón! Podemos tener un "trasplante" de corazón, porque a veces le falta a nuestro corazón, amor, compasión, lágrimas por las heridas que sufre la humanidad. A veces nuestro corazón no funciona muy bien porque no puede sangrar. Y cuando un corazón no puede sangrar, le falta el manantial de vida para poder sobrevivir.

¡Buenas noticias! ¡Jesús nos ofrece un corazón que nosotros podemos tener! Pero cuidado, porque el corazón que recibamos del Señor es un corazón que sangra. Y nunca más será lo mismo en nuestra vida, porque tendremos el corazón de Dios.

- Robert Young

La Voz Eterna, Mayo-Junio 2002


RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →