Drop files to upload.
Faithlife Corporation

Qué PASO CON LA IGLESIA DE EFESO

Notes & Transcripts

¿Qué PASO CON LA IGLESIA DE EFESO?

I-CONTEXTO HISTORICO GEOGRAFICO DE LA CIUDAD

Para hacer un análisis de porque desapareció una de las congregaciones mas importante del primer siglo de la era cristiana, debemos darnos un paseo de sus orígenes para poder hablar del presente, para tal fin apelemos a las siguientes fuentes:

1-Significado del nombre de la ciudad: Éfeso («deseable»), población en la costa occidental de Asia Menor, entre Mileto y Esmirna; importante centro comercial (Hch 19.1).

[1]

2-Origen de la ciudad: Como ciudad, probablemente Éfeso se fundó en el siglo XII a.C., cuando los colonizadores griegos se mezclaron con los indígenas de la región, descendientes de habitantes de Anatolia en el centro de Asia Menor. En 560, Creso, rey de Lidia, conquistó a Éfeso. Este restauró el famoso templo de Artemisa y benefició de gran manera a la ciudad. Tres años después la capturaron los persas. Lisímaco, uno de los sucesores de Alejandro Magno, la reconstruyó más tarde (322) y además de embellecerla la inundó con la influencia helenista.

En 133 a.C., Atalo III, rey de Pérgamo, entregó la ciudad a Roma y así se mantuvo hasta el 262 d.C., cuando los godos destruyeron tanto al templo como a la ciudad. En la era apostólica, Éfeso era el centro administrativo y religioso de la provincia romana de Asia; algunos de sus oficiales se llamaban asiarcas (Hch 19.31).

[2]

3-Ubicación geográfica: Ciudad del occidente de Asia Menor, y centro importante en la historia de la iglesia primitiva. Estaba situada entre Mileto y Esmirna, en el valle del río Caistro, a 5 km del mar Egeo y entre las montañas de Koresos. Su excelente acceso al mar la convirtió en el principal puerto de Asia durante el Imperio Romano. Compartió con Alejandría y Antioquía la supremacía en el Mediterráneo oriental, y llegó a ser la más importante gracias a su posición geográfica y actividad industrial.

[3]

4-Creencias y cultos: El más grande orgullo de É. era el templo de Diana. Esta diosa era considerada hija de •Zeus y hermana gemela de •Apolo. La representaban como una doncella cazadora, armada de arco y flecha, que enviaba plagas a mujeres y animales. Se permitía libertad sexual en su culto. En É. la estatua de Diana se decía que había “venido de Júpiter” (“caído del cielo” —probablemente un meteorito) (Hch. 19:35) y se presentaba con una gran cantidad de senos en su torso. Por eso se le llamaba Artemisa Polimastros (“Artemisa la de muchos senos”). Se desconoce el proceso mediante el cual el ideal griego de pureza que acompañaba a Diana tomó aquí esta forma.

El templo de Diana, una de las siete maravillas del mundo, era cuatro veces más grande que el Partenón de Atenas. Fue destruido y reconstruido unas siete veces. Es posible que Pablo tuviera esto en mente cuando escribe desde É. a los Corintios hablando en términos de arquitectura (1 Co. 3:10–17). El servicio del templo estaba a cargo de sacerdotes, eunucos y sacerdotisas. La prostitución femenina y masculina se ejercía en sus recintos. Funcionaba allí un banco, quizás el primero en el mundo. El sacerdote principal supervisaba las operaciones y la gente llevaba allí grandes cantidades de dinero. Muy pronto obtuvo la fama de “banco de Asia”. La ciudad era famosa por la gran cantidad de magos y hechiceros que tenía. Se vendían pequeños documentos que aseguraban que podían resguardar de peligros a sus poseedores.

[4]

5-Economia de la ciudad: Efeso fue una de las grandes ciudades del mundo Mediterráneo durante los tiempos del Nuevo Testamento. Historiadores y arqueólogos dignos de confianza han estimado su población máxima durante el siglo II entre los 200.000 y los 500.000 habitantes. Las razones por las cuales la ciudad atraía tanta gente a sus centros fueron por lo menos tres: políticas, económicas y religiosas. El gobernador romano residía allí y Efeso prácticamente vino a ser la capital de Asia, aunque se discute si la capital fue oficialmente transferida allí durante los tiempos del Nuevo Testamento. Sus hazañas económicas residían en el hecho de que Efeso estaba en el gran camino que iba del norte al sur en el Asia Menor occidental y controlaba el comercio que fluía hacia el interior del Asia Menor a lo largo de los valles Meander y Lycus. Religiosamente, fue un gran centro de culto para la adoración de Diana o Artemisa.

Efeso estaba ubicada a 6 kms. del Egeo y poseía un puerto de entrada que conectaba con el río Cayster. El puerto era mantenido suficientemente grande y profundo sólo dragándolo constantemente. La ciudad sintió la declinación económica general del imperio. Durante el siglo III, y después de las incursiones de los godos en el 263, fue incapaz de efectuar el esfuerzo necesario para mantener el puerto. Para el siglo IV el puerto fue obstruido rápidamente por sedimentos, y para el siglo X la próspera ciudad de los tiempos romanos estaba completamente desierta e invadida por ciénagas. Desde luego que lo inevitable sucedió: Efeso sirvió como una cantera de primera clase para las comunidades vecinas.[5]

6-Influencia del cristianismo en la ciudad: Pablo estuvo de paso en É., camino a Jerusalén (Hch. 18:19–21). Pero cuando regresó, encontró allí a personas que habían creído el mensaje de •Juan el Bautista. Éstos, después de oír el evangelio, recibieron el Espíritu Santo (Hch. 19:1–7). El apóstol se quedó allí hablando “con denuedo por espacio de tres meses” en la sinagoga, pero los judíos lo rechazaron, por lo cual se mudó a una “escuela de uno llamado Tiranno”, donde permaneció dos años (Hch. 19:8–10). Pablo hizo muchos milagros allí. Ciertos exorcistas judíos quisieron imitarlo, pero fracasaron, siendo atacados por los mismos demonios que querían sacar (Hch. 19:11–17). Entonces muchos magos de É. se convirtieron y quemaron sus libros. Pero un platero llamado •Demetrio, viendo que la gente se apartaba de la idolatría y perdía así el negocio que tenía vendiendo “templecillos de Diana”, levantó una turba que maltrató a algunos creyentes. Pablo fue impedido de acudir al sitio por intervención de algunas autoridades de la ciudad que eran sus amigos. Éstas, finalmente, disolvieron la multitud con razonamientos (Hch. 19:18–41).

La estancia de Pablo en É. sirvió para propagar el evangelio en las regiones circundantes, incluyendo •Colosas. Desde É. Pablo escribió a los Corintios respondiendo a una carta que recibió de ellos (1 Co. 16:8). Cuando se fue de É., Pablo dejó allí a Timoteo (1 Ti. 1:3). Aunque Pablo no regresó una tercera vez a É., llamó a los ancianos de la iglesia a •Mileto y se reunió con ellos en la playa, dándoles un cálido mensaje antes de su partida hacia Jerusalén (Hch. 20:16–38). Más tarde les escribiría una epístola estando preso en Roma, que envió por mano de •Tíquico (Ef. 6:21). Distintos testimonios extrabíblicos dicen que É. fue centro de actividades del apóstol •Juan, y que murió allí. Lo mismo se dice de •María, la madre del Señor. La primera de las cartas del Apocalipsis se dirige a É., que es presentada como una iglesia floreciente, aunque sin su primer amor, que tiene que hacer frente a la doctrina de los •nicolaítas (Ap. 2:1–7).

[6]

Foto de Gustav Jeeninga

Una calle de mármol con columnas en la antigua Éfeso.

[7]

Foto de Ben Chapman  El gran teatro de la ciudad de Éfeso, mostrando la avenida de mármol que llevaba al puerto cercano ahora relleno debido a la erosión.[8]

EL GRAN TEATRO de Efeso. Cortesía de H. Gökberg.

LA CALLE DE MARMOL de la antigua Efeso como se ve en el día de hoy. Cortesía de H. Gökberg.[9]

II-PARTE: DESARROLLO

En base a lo que hemos leído y analizado, debemos hacernos varias preguntas, en primer lugar

¿Por qué la iglesia de Efeso no existe en la actualidad?

¿Qué hechos ocurrieron que llevaron a la misma al colapso espiritual, económico y social?

¿Habrá Dios advertido a la misma de un inminente cambio en todo el sentido de la palabra?

Para responder a estas preguntas y otras más debemos ir al Libro Sagrado, el Libro de Dios su

Santa Palabra, veamos:

Para comenzar, leamos Hechos 20:13-38:

 Viaje de Troas a Mileto

13Nosotros, adelantándonos a embarcarnos, navegamos a Asón para recoger allí a Pablo, ya que así lo había determinado, queriendo él ir por tierra. 14Cuando se reunió con nosotros en Asón, tomándole a bordo, vinimos a Mitilene. 15Navegando de allí, al día siguiente llegamos delante de Quío, y al otro día tomamos puerto en Samos; y habiendo hecho escala en Trogilio, al día siguiente llegamos a Mileto. 16Porque Pablo se había propuesto pasar de largo a Efeso, para no detenerse en Asia, pues se apresuraba por estar el día de Pentecostés, si le fuese posible, en Jerusalén.

Discurso de despedida de Pablo en Mileto

17Enviando, pues, desde Mileto a Efeso, hizo llamar a los ancianos de la iglesia. 18Cuando vinieron a él, les dijo:

Vosotros sabéis cómo me he comportado entre vosotros todo el tiempo, desde el primer día que entré en Asia, 19sirviendo al Señor con toda humildad, y con muchas lágrimas, y pruebas que me han venido por las asechanzas de los judíos; 20y cómo nada que fuese útil he rehuido de anunciaros y enseñaros, públicamente y por las casas, 21testificando a judíos y a gentiles acerca del arrepentimiento para con Dios, y de la fe en nuestro Señor Jesucristo. 22Ahora, he aquí, ligado yo en espíritu, voy a Jerusalén, sin saber lo que allá me ha de acontecer; 23salvo que el Espíritu Santo por todas las ciudades me da testimonio, diciendo que me esperan prisiones y tribulaciones. 24Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carreraa con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios. 25Y ahora, he aquí, yo sé que ninguno de todos vosotros, entre quienes he pasado predicando el reino de Dios, verá más mi rostro. 26Por tanto, yo os protesto en el día de hoy, que estoy limpio de la sangre de todos; 27porque no he rehuido anunciaros todo el consejo de Dios. 28Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre. 29Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño. 30Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos. 31Por tanto, velad, acordándoos que por tres años, de noche y de día, no he cesado de amonestar con lágrimas a cada uno. 32Y ahora, hermanos, os encomiendo a Dios, y a la palabra de su gracia, que tiene poder para sobreedificaros y daros herencia con todos los santificados. 33Ni plata ni oro ni vestido de nadie he codiciado. 34Antes vosotros sabéis que para lo que me ha sido necesario a mí y a los que están conmigo, estas manos me han servido. 35En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir.

36Cuando hubo dicho estas cosas, se puso de rodillas, y oró con todos ellos. 37Entonces hubo gran llanto de todos; y echándose al cuello de Pablo, le besaban, 38doliéndose en gran manera por la palabra que dijo, de que no verían más su rostro. Y le acompañaron al barco.

[10]

Para que nos ubiquemos, aquí está el apóstol Pablo dando un célebre discurso en la ciudad de Mileto acerca de que debían hacer los ancianos de la iglesia luego de su partida. El mensaje fue claro y conciso, Pablo da este discurso en el año 59 D.C, leamos extractos del mismo:

17Enviando, pues, desde Mileto a Efeso, hizo llamar a los ancianos de la iglesia

22Ahora, he aquí, ligado yo en espíritu, voy a Jerusalén, sin saber lo que allá me ha de acontecer; 23salvo que el Espíritu Santo por todas las ciudades me da testimonio, diciendo que me esperan prisiones y tribulaciones. 24Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carreraa con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús, para dar testimonio del evangelio de la gracia de Dios. 25Y ahora, he aquí, yo sé que ninguno de todos vosotros, entre quienes he pasado predicando el reino de Dios, verá más mi rostro.

. 28Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre. 29Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño. 30Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos. 31Por tanto, velad, acordándoos que por tres años, de noche y de día, no he cesado de amonestar con lágrimas a cada uno.

Pablo hizo llamar a los ancianos de Efeso a la ciudad de Mileto, la misma se encontraba a unos 60 klm de distancia. Luego de expresar su conducta ante ellos, Pablo hace énfasis en lo siguiente: “Por tanto, mirad por vosotros, y por todo el rebaño en que el Espíritu Santo os ha puesto por obispos, para apacentar la iglesia del Señor, la cual él ganó por su propia sangre.” (Hechos 20:28). Pablo utiliza la conjunción ”por tanto” que significa: Para seguir algo interrumpido, Para indicar cambio a algo nuevo ,[11]  ¿Qué era eso de suma importancia que a lo cual los ancianos de Efeso debían darle continuidad? La respuesta está en el  verbo Mirad del griego προσέχω. (imperf. προσεῖχον; fut. προσέξω; 2 aor. προσέσχον; perf. προσέσχηκα). Prestar cuidadosa atención a, entregarse a, seguir a, tener cuidado, cuidarse, velar por.[12] Este verbo esta en el modo imperativo lo cual implica un comando, una exhortación ¿Cuál era el mandamiento a estos ancianos?:

Mirad por vosotros

Mirad por todo el rebaño

Apacentar la iglesia del Señor

Esta triple demanda era la clave para que esta congregación siguiera adelante a través del tiempo y las edades ¿Por qué Pablo les hizo estas demandas a los ancianos de Efeso?

Porque yo sé que después de mi partida entrarán en medio de vosotros lobos rapaces, que no perdonarán al rebaño. 30Y de vosotros mismos se levantarán hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras sí a los discípulos. 31Por tanto, velad, acordándoos que por tres años, de noche y de día, no he cesado de amonestar con lágrimas a cada uno.(Hechos 20:29-31)

Pablo exhorta a estos ancianos que luego de su partida ocurrirán dos cosas:

La primera: entraran en medio de vosotros lobos rapaces

La segunda: de vosotros mismos se levantaran hombres que hablen cosas perversas para arrastrar tras si a los discípulos

Notemos el uso que hace pablo de dos verbos: entraran  y levantaran

En primer lugar veamos el uso de entraran: 1656 εἰσέρχομαι (eiserchomai): vb.; ≡ DBLHebr 995; Strong 1525; TDNT 2.676—1. LN 15.93 entrar, llegar, ingresar (Lc 7:1; Hch 12:10 v.l.); 2. LN 13.110 suceder, con el enfoque en el hecho inicial (Ro 5:12); 3. LN 68.7 comenzar, con el énfasis en las etapas iniciales de una actividad (Lc 9:46); 4. LN 90.70 comenzar a experimentar (Mr 9:43; Lc 22:40); 5. LN 41.24 convivir[13]Este verbo esta en tiempo futuro, lo que indica que los lobos rapaces entrarían en la iglesia como producto de los ancianos no cuidar la iglesia del Señor ¿Qué es un lobo rapaz?  Animal cuadrúpedo, mamífero, carnívoro, parecido a un perro pastor. Los egipcios creían que Osiris tomaba a veces figura de l. y le tenían como símbolo del valor. Los príncipes de Israel llegaron a comportarse como “l. que arrebatan presa” (Ez. 22:27); los caballos de los caldeos eran “más feroces que l. nocturnos” (Hab. 1:8); en el reino del Mesías “morará el l. con el cordero” (Is. 11:6), etcétera. Se señala su costumbre de atacar los rebaños de ovejas (Gn. 49:27; ), ocasiones en las cuales si el pastor es un asalariado huye por el peligro que representa (Jn. 10:12). El Señor Jesús advertía contra los “falsos profetas, que vienen a vosotros vestidos de ovejas, pero por dentro son l. rapaces” (Mt. 7:15), cosa que repite el apóstol Pablo (Hch. 20:29). Nombre científico: “Canis lupus. [14] El lobo rapaz es sinónimo de engaño y falsa profecía o falso profeta. A la luz de este significado Pablo lo que les está advirtiendo a los ancianos de Efeso, es que si no se cuidan ellos mismos y a la iglesia del Señor, no tendrán la capacidad de discernir entre el engaño y la verdad, el verdadero profeta del falso profeta.

En segundo lugar veamos el uso del verbo levantaran.

482 ἀνίσταμαι (anistamai), ἀνίστημι (anistēmi): vb.; ≡ DBLHebr 7756; Strong 450—1. LN 17.7 hacer que se ponga de pie (Hch 9:41; Hch 2:30 v.l.); 2. LN 23.94 resucitar (Jn 6:39; Mr 16:9 v.l.; Ro 14:9 v.l.); 3. LN 23.59 ἀνίστημι σπέρμα (anistēmi sperma), procrear, dar vida, tener hijos (Mt 22:24+); 4. LN 17.6 (dep.) ponerse de pie (Lc 4:16); 5. LN 15.36 (dep.) irse (Lc 4:38); 6. LN 13.81 (dep.) existir, aparecer (He 7:11; Hch 7:18); 7. LN 23.93 (dep.) resucitar, volver a la vida, habiendo estado muerto (Lc 9:8; 1 Co 15:51 v.l.); 8. LN 39.34 (dep.) rebelarse contra (Hch 5:36)

[15]

Este verbo también está en tiempo futuro, indicando esto que en un tiempo no muy lejano los ancianos se rebelarían contra Dios, actuando de la manera que lo hizo Nimrod, Jeroboam, Balaam, Core, etc ¿Cómo se rebela un anciano contra Dios? No cumpliendo la Palabra de Dios (Dt 6; 1 Ti 4; 2 Ti 3; Dt 17)

¿De que manera se cumplieron las palabras dichas por Pablo a los ancianos de Efeso en el año 59 D.C?

Para responder a esta pregunta debemos remontarnos al libro de Apocalipsis capitulo 2 versos 1-7:

 1Escribe al ángel de la iglesia en Efeso: El que tiene las siete estrellas en su diestra, el que anda en medio de los siete candeleros de oro, dice esto:

2Yo conozco tus obras, y tu arduo trabajo y paciencia; y que no puedes soportar a los malos, y has probado a los que se dicen ser apóstoles, y no lo son, y los has hallado mentirosos; 3y has sufrido, y has tenido paciencia, y has trabajado arduamente por amor de mi nombre, y no has desmayado. 4Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor. 5Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido. 6Pero tienes esto, que aborreces las obras de los nicolaítas, las cuales yo también aborrezco. 7El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida,a el cual está en medio del paraíso de Dios.

[16]

Estos versos los escribió Juan en el exilio en la isla de Patmos y con los mismos introduce su mensaje a las 7 iglesias del Asia. Esto lo redacto Juan en el año 96 D.C, el fue obispo de Efeso y a su vez escribió el evangelio que lleva su nombre en esta ciudad.

Veamos el análisis de estos pasajes:

Las siete cartas están organizadas, con excepciones menores, según el siguiente patrón: (1) Una descripción de Cristo derivada de la visión del capítulo 1; (2) un encomio a la congregación; (3) una censura por las deficiencias espirituales; (4) una corrección a lo que está equivocado; y (5) una promesa a los vencedores. Las siete iglesias eran congregaciones de Asia Menor durante los días de Juan. Algunas veces se cree que ellas representan siete etapas de la historia de la Iglesia. Pero esta interpretación es improbable debido a que existen desacuerdos entre los intérpretes acerca de qué parte de Apocalipsis representa cuál período en la historia. Es más probable que estas siete asambleas sean ejemplos de los tipos de iglesias que existen a lo largo de toda la historia (2.7). Esto significa que las siete cartas son advertencias para todas las iglesias de todas las épocas (2.7).

2.1 El ángel de la iglesia es un ángel guardián (He 1.14) en la guerra espiritual (Dn 10.13) o algún líder humano. Éfeso era la ciudad más importante de Asia Menor al momento de escribirse el Apocalipsis. Era el centro de adoración de Artemisa (o Diana; Hch 19.28), la diosa de la fertilidad. También era un centro comercial estratégico y un gran puerto. Estas eran algunas de las razones por las que el apóstol Pablo pasó casi tres años fundando la iglesia en Éfeso y en las ciudades de la provincia circundante (Hch 19.10; 20.31).

2.2 Yo conozco tus obras es una frase que aparece en cada carta (vv. 9, 13, 19; 3.1, 8, 15) como una declaración de reconocimiento de parte del juez omnipresente y omnisciente.

2.3 tenido paciencia … trabajado arduamente … no has desmayado: Estas son cualidades que producen carácter (Ro 6.3, 4) y madurez (Stg 1.3, 4), cuando los creyentes enfrentan pruebas y sufrimientos.

2.4 El primer amor de la iglesia significaría el primero en un punto del tiempo, o el primero en importancia. El principal mandamiento es «amarás al Señor tu Dios» (Mt 22.37, 38). Dejar el primer amor implica una gran disminución en el amor inicial de la Iglesia, o un alejamiento del amor de Dios.

2.5 Recuerda … de dónde has caído, habla de una considerable falta de amor (v. 4) en la iglesia de los efesios. La generación anterior de la misma iglesia fue elogiada por su amor (Ef 1.15, 16; 6.24), aunque también se le instó a crecer en el amor (Ef 4.2; 15; 16). arrepiéntete significa cambiar la forma de pensar de uno. Está conectado claramente con un comportamiento recompuesto, como se ve en la frase y haz las primeras obras. Los cristianos efesios debían reconquistar el estilo de vida que tenían antes de que se apartaran del primer amor (v. 4). El quitar el candelero sería juzgar a la iglesia pronto o inmediatamente.

2.6 Aun cuando la iglesia de Éfeso no amó como debió (v. 4), al menos el Señor pudo decirle positivamente, aborreces las obras de los nicolaítas. Los nicolaítas eran un grupo herético que perturbaba a la iglesia de Éfeso y de Pérgamo (v. 15). Aparentemente, sus enseñanzas y sus prácticas eran inmorales, tal vez, hasta idólatras (v. 14). Algunos de los padres de la iglesia relacionaban esta secta con Nicolás, uno de los siete líderes elegidos en la iglesia de Jerusalén en Hechos 6.5.

2.7 El que tiene oído, oiga es una reminiscencia de las palabras de Jesús a sus oyentes después de dar la parábola del sembrador (Mt 13.9). Cuando el Espíritu de Dios le habla a las iglesias, representa a Cristo (v. 2), porque Él es el espíritu de Cristo (Gá 4.6), que guía a los creyentes a la verdad, y que no habla por su propia autoridad (Jn 16.13). El que venciere es el creyente que persevera en su obediencia y que es victorioso frente a los problemas. Existen tres opiniones principales sobre la naturaleza del vencedor en los vv. 7, 11, 17, 26; 3.5, 12, 21. La primera es que la promesa al vencedor la experimentan todos los creyentes. En otras palabras, todos los creyentes genuinos son vencedores, por lo que el no ser vencedor significa que no hay verdadera salvación en el caso de esa persona. La segunda afirma que las promesas sólo las vivirán los creyentes fieles y obedientes, por lo que el no ser vencedor significa que se perderá la salvación. La tercera sostiene que sólo los creyentes que son fieles y obedientes vivirán las promesas, y que el no ser vencedor implica la pérdida de la recompensa, no de la salvación (1 Co 3.15). Ninguna de estas está libre de dificultades, pero la interpretación correcta será la que maneje en forma más consistente los detalles de los siete pasajes de los «vencedores». Esto significa que la más probable es la última opinión. Algunas de las promesas a los que vencieren son claramente condicionales (es decir, 2.26) y no pueden atribuirse a todos los creyentes. La promesa parece ser una recompensa por hacer algo que no hacen todos creyentes. El que venciere es el cristiano que gana frente a una amenaza específica de él y de su iglesia gracias a su conducta y obediencia fiel. Si cada creyente venciere, el lector esperaría la frase «el que creyese», más que el que venciere, lo que sugiere que hay alguna distinción entre creer y vencer. El singular el que venciere implica que la victoria se logra individualmente y que no la alcanzn todos los cristianos. «Es superfluo un mandato que todos guardan, y no tiene sentido una recompensa que todos reciben por una virtud» (Fuller). No tiene sentido advertirles a los cristianos sobre algo que todos harán. No hay motivación para obedecer las advertencias si todos los creyentes recibirán la «recompensa». No habría recompensa verdadera. Algunos argumentan que la frase «el que venciere» en Apocalipsis 2 y 3 se aplica a todos los creyentes debido al uso que se le da en 1 Jn 5.4, 5, donde está claro que se tiene en mente a todos los creyentes. Sin embargo, las palabras toman su significado según el contexto o la situación en que se usan. Aparte del uso de la palabra, no hay nada en el contexto de 1 Jn 5 que nos haga recordar el contexto de Apocalipsis 2 y 3. El contexto de 1 Jn 5 es una promesa general a todos los creyentes sin condición. En Apocalipsis 2 y 3, hay advertencias y mandatos específicos que se vinculan a las promesas. En sentido general, por virtud de la fe, todos los cristianos vencerán y vivirán para siempre con Dios (1 Jn 5). Sin embargo, no todos los cristianos vencerán en el mismo grado en esta vida, y por lo tanto, no serán recompensados de la misma manera (Ap 2, 3). En la primera carta de Juan 5.4, 5 se vence por la fe en Cristo y se recibe un don. En Apocalipsis 2 y 3, se vence por la fe en Cristo y se recibe una recompensa. Hay dos aspectos de la victoria de los cristianos. Por la fe inicial en Jesucristo un creyente vence al recibir vida eterna (1 Jn 5.4, 5). Por la fe y la fidelidad continua, un creyente puede superar tentaciones y pruebas específicas y recibir una recompensa eterna. Esta opinión parece calzar mejor con el contexto como se demuestra en las notas de cada pasaje que habla del vencedor. Juan les dice a los creyentes efesios que tendrán obstáculos espirituales que superar. El problema de la iglesia en Éfeso era la falta de amor ferviente por Cristo. Se manda a la iglesia a «arrepentirse y a hacer las primeras obras» (v. 5), lo que sugiere un fallo en la vida del cristiano La recompensa para los que obedecen es la promesa de que comerán del árbol de la vida. El comer del árbol de la vida es la promesa de la intimidad especial con el Señor, la promesa de renovar el compañerismo que se perdió luego del pecado de Adán en el jardín del Edén (22.14; Gn 2.9; 3.22, 24; Pr 11.30). El acceso privilegiado que una vez se le negó a Adán (Gn 3.24) lo disfrutará el que venciere. El paraíso es el lugar de que le habló Jesús al ladrón que creyó, y al cual iría después de morir en la cruz (Lc 23.43). Pablo utiliza el término indistintamente con «el tercer cielo» en 2 Co 12.2, 4.

[17]

Haciendo un resumen de este comentario, podemos inferir que lo predicho por Pablo en el año 59 D.C se cumplió al pie de la letra, confirmado por la pluma de Juan en el año 96 D.C Entraron los lobos rapaces y se rebelaron los ancianos contra la autoridad de Dios. Esta iglesia se estaba enfrentando a las siguientes corrientes:

Los malos

Los que se dicen ser apóstoles y no lo son

Los nicolaitas

La iglesia de Efeso intento defenderse ante los ataques de estos tres frentes, pero al final la debilidad espiritual sucumbió en sus bases hasta derrumbarla ¿En que se descuido esta iglesia? En dejar su primer amor (Ap 2:4)

III-PARTE REFLEXION

Despues de 20 siglos la iglesia del Señor presenta los mismos síntomas de la iglesia de Efeso: culto al hombre antes que a Dios, infiltración de doctrinas heréticas como la de los nicolaitas, engaño y mentira a través de falsos profetas que ofrecen una vida de éxito sin sufrimiento, una vida de victoria sin cruz, un materialismo excesivo de venta de indulgencias como las que ofrecia Tetzel, un síndrome de apostolitis que se resume en soberbia y altivez, así como dejar a un lado las Sagradas Escrituras para convertir el altar del Señor en un circo de entretenimiento a través de eventos, congresos, conciertos y todo el marketing que el mundo ofrece con el supuesto de atraer multitudes a Cristo, olvidando que esa es la obra del Espíritu Santo cual única ayuda que necesita del cristiano es sus rodillas. Es un tiempo final de reflexión y constricción en el Señor. Creo que la salida a toda esta problemática es esta:

“4Pero tengo contra ti, que has dejado tu primer amor. 5Recuerda, por tanto, de dónde has caído, y arrepiéntete, y haz las primeras obras; pues si no, vendré pronto a ti, y quitaré tu candelero de su lugar, si no te hubieres arrepentido. 6Pero tienes esto, que aborreces las obras de los nicolaítas, las cuales yo también aborrezco. 7El que tiene oído, oiga lo que el Espíritu dice a las iglesias. Al que venciere, le daré a comer del árbol de la vida,a el cual está en medio del paraíso de Dios.”Amen

[18]

Servando Asuaje

Maracaibo,06 de Junio de 2010


----

[1]Packer, J. I. ; Tenney, Merrill Chapin ; White, William ; Thomas Nelson Publishers: Enciclopedia Ilustrada De Realidades De La Biblia. Miami, FL : Editorial Caribe, 2002, S. 723

[2]Nelson, Wilton M. ; Mayo, Juan Rojas: Nelson Nuevo Diccionario Ilustrado De La Biblia. electronic ed. Nashville : Editorial Caribe, 2000, c1998

[3]Nelson, Wilton M. ; Mayo, Juan Rojas: Nelson Nuevo Diccionario Ilustrado De La Biblia. electronic ed. Nashville : Editorial Caribe, 2000, c1998

[4]Lockward, Alfonso: Nuevo Diccionario De La Biblia. Miami : Editorial Unilit, 2003, S. 319

kms. kilómetros

[5]Pfeiffer, Charles F.: Diccionario Bíblico Arqueológico : Charles F. Pfeiffer. El Paso, Texas : Editorial Mundo Hispano., 1993, S. 231

[6]Lockward, Alfonso: Nuevo Diccionario De La Biblia. Miami : Editorial Unilit, 2003, S. 320

[7]Nelson, Wilton M. ; Mayo, Juan Rojas: Nelson Nuevo Diccionario Ilustrado De La Biblia. electronic ed. Nashville : Editorial Caribe, 2000, c1998

[8]Nelson, Wilton M. ; Mayo, Juan Rojas: Nelson Nuevo Diccionario Ilustrado De La Biblia. electronic ed. Nashville : Editorial Caribe, 2000, c1998

[9]Pfeiffer, Charles F.: Diccionario Bíblico Arqueológico : Charles F. Pfeiffer. El Paso, Texas : Editorial Mundo Hispano., 1993, S. 232

a a 20.24: 2 Ti. 4.7.

[10] Reina Valera Revisada (1960). Miami : Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998, S. Hch 20.12-38

a a 20.24: 2 Ti. 4.7.

[11]Tuggy, Alfred E.: Lexico Griego-Español Del Nuevo Testamento. El Paso, TX : Editorial Mundo Hispano, 2003, S. 697

imperf. tiempo imperfecto

fut. tiempo futuro

aor. tiempo aoristo

perf. tiempo perfecto

[12]Tuggy, Alfred E.: Lexico Griego-Español Del Nuevo Testamento. El Paso, TX : Editorial Mundo Hispano, 2003, S. 822

vb. verbo

DBLHebr Swanson, Diccionario de idiomas bíblicos: Hebreo (Antiguo testamento)

Strong Concordancia e índices de Strong

TDNT Diccionario Teológico del Nuevo Testamento de Kittel

LN Léxico Griego-Inglés de Louw-Nida

v.l. variante de lectura en un manuscrito

[13]Swanson, James: Diccionario De Idiomas Bı́blicos : Griego (Nuevo Testamento). Edición electrónica. Bellingham, WA : Logos Research Systems, Inc., 1997, S. GGK1656

[14]Lockward, Alfonso: Nuevo Diccionario De La Biblia. Miami : Editorial Unilit, 2003, S. 653

vb. verbo

DBLHebr Swanson, Diccionario de idiomas bíblicos: Hebreo (Antiguo testamento)

Strong Concordancia e índices de Strong

LN Léxico Griego-Inglés de Louw-Nida

v.l. variante de lectura en un manuscrito

+ He citado cada referencia de esta palabra relacionada a esta definición.

dep. deponente (voz media o voz pasiva con significado activo)

[15]Swanson, James: Diccionario De Idiomas Bı́blicos : Griego (Nuevo Testamento). Edición electrónica. Bellingham, WA : Logos Research Systems, Inc., 1997, S. GGK482

a a 2.7: Gn. 2.9; Ap. 22.2.

[16] Reina Valera Revisada (1960). Miami : Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998, S. Ap 2.1-7

vv. versículos

v. versículo

[17] Neuvo Comentario Ilustrado De La Biblia. Nashville : Editorial Caribe, 2003, S. 1706

a a 2.7: Gn. 2.9; Ap. 22.2.

[18] Reina Valera Revisada (1960). Miami : Sociedades Bı́blicas Unidas, 1998, S. Ap 2.1-7

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →