Drop files to upload.
Faithlife Corporation

MI PRIMER EXAMEN

Notes & Transcripts

Abramos nuestras biblias por el evangelio de Juan capítulos 6: 60–66.

60Al oír esto, muchos de sus discípulos dijeron: —Dura es esta palabra; ¿quién la puede oír? 61Sabiendo Jesús en sí mismo que sus discípulos murmuraban de esto, les dijo: —¿Esto os escandaliza? 62¿Pues qué, si vierais al Hijo del hombre subir a donde estaba primero? 63El espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha. Las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida. 64Pero hay algunos de vosotros que no creen—porque Jesús sabía desde el principio quiénes eran los que no creían y quién lo había de entregar—. 65Y dijo: —Por eso os he dicho que ninguno puede venir a mí, si no le es dado del Padre. 66Desde entonces muchos de sus discípulos volvieron atrás y ya no andaban con él.

Hasta aquí la Palabra del Señor, Él la bendiga en nuestros corazones.

OREMOS.

Dios y Padre nuestro, gracias por tu misericordia para con nosotros, perdona mis pecados, perdónanos; danos un corazón tierno, abre nuestros oídos y que el Espíritu Santo nos revele Tú Palabra. En tu hijo, nuestro Señor Jesucristo te lo pedimos dándote las gracias. Amén.

De la lectura surgen preguntas y meditaciones; por ejemplo: ¿Cuánto tiempo llevaban los discípulos con el Señor ?. El capítulo seis se desarrolla quizás un año antes de la crucifixión. Uno al menos podría llevar dos años. los otros quizás unos días. Independientemente del tiempo que fuesen sus discípulos, habían oído algo que, a una parte de ellos, les pareció duro, debemos suponer por ello que todos los oyentes lo entendieron pero no todos lo aceptaron y así se lo manifiestan al Señor: a lo que les contesta: hay algunos de vosotros que no CREEN.

El Señor ve en el fondo de nuestros corazones, para Él no hay nada oculto.

Si estudiamos el no creen. en el lenguaje original veremos un más profundo significado:

πιστεύω (pisteuō):

1. LN 31.35 considerar cierto, creer, con la implicación de confianza (Mt 24:23; Lc 1:20; 1 Co 11:18; Stg 2:19; Mr 16:13, 14 v.l.);

2. LN 31.85 confiar, fe, creer hasta el punto de confiar totalmente (Mt 18:6; Ro 4:3; 1 P 2:6; Mr 16:17 v.l.);

3. LN 31.102 tener la fe cristiana, hacerse creyente del Evangelio (Hch 4:32; Ro 1:16; Mr 16:16 v.l.);

4. LN 35.50 confiar, poner algo bajo el cuidado de otro (Ro 3:2; Gá 2:7; 1 Ts 2:4; 1 Ti 1:11; Tit 1:3)

¿ Pero qué era lo que habían oído?. Hermanos, lo que habían oído fue el primer YO SOY, sí lo podéis comprobar en los versículos anteriores, Yo soy el pan de vida. Ellos quizás habían sido discípulos de Juan el bautista, o de los fariseos, pues estos también tenían discípulos; pero ahora iban con Jesús, le seguían, escuchaban sus enseñanzas, compartían con el círculo íntimo del Señor; se decían discípulos, pero seguían siendo Judíos sin saberlo hasta que se vieron confrontados ¿verdad?.

Para ellos el no aceptarlo ( pienso yo )sería el resultado de un EXAMEN en su conciencia, de lo que creían, de lo que sentían, de lo que necesitaban;….. pero habían otros…… judíos……que quizás también habían sido con anterioridad discípulos de Juan el bautista, o de los fariseos, con ellos. Y también harían este EXAMEN siendo el resultado las palabras que el apóstol Pedro responde al Señor en el ver. 68-69 “Señor, ¿a quién iremos? Tú tienes palabras de vida eterna. 69Y nosotros hemos creído y conocido que tú eres el Cristo, el Hijo del Dios viviente”.

1er YO SOY EL PAN DE VIDA. 1er EXAMEN Aceptarlo = Continúan.

Para mí el evangelio de Juan hasta ese momento había sido el más bonito, el más leído; pero nunca había sido consciente del abandono por parte de algunos; lo que me hizo pensar en la fragilidad de estos, y la fe de otros que sin saber toda la Revelación superaban pruebas. Así me di cuenta que necesitaba gozarme en el Señor como esos primeros cristianos, que sin tener el conocimiento que hoy en día tenemos de toda la Palabra, seguían y amaban a Jesús, dejando todo atrás y viviendo el día a día con GOZO en el Señor y para ello no me bastaría solamente con Ro.10 :10 “ porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación”. (Siendo el término «corazón» aparte del sentido físico que casi no se encuentra en las escrituras; el del centro de la vida emocional, espiritual y mental; el concepto de lo más íntimo del ser);; por ello TENIA que superar el primer EXAMEN, aceptando a Jesús como el pan de vida y siendo un verdadero discípulo.

Ahora leamos las palabras del Señor en Juan 8:31–32.

8: 31Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: —Si vosotros permanecéis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; 32y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres.

Ah, esto es fácil pues permanezco en su palabra y ya está….. Recuerdo que cuando manifesté ante los hermanos mi confesión de fe; todos, TODOS me dijeron: enhorabuena, me alegro por ti. Pero ninguno dijo que fuera Fácil ser cristiano; esto me hizo pensar que algo faltaba en mi análisis.

Así que estudiemos permanecéis en el lenguaje original a ver que nos dice:

μένω (menō):

1. LN 85.55 quedar, permanecer, continuar (Hch 27:31). Pero Pablo dijo al centurión y a los soldados:—Si estos no permanecen en la nave, vosotros no podéis salvaros.

2. LN 85.60 esperar, mantenerse en el lugar o la posición aguardando algo en el futuro (Hch 20:5). Estos, habiéndose adelantado, nos esperaron en Troas.

3. LN 13.89 seguir existiendo, permanecer (Mt 11:23). Y tú, Capernaúm, que eres levantada hasta el cielo, hasta el Hades serás abatida, porque si en Sodoma se hubieran hecho los milagros que han sido hechos en ti, habría permanecido hasta el día de hoy.

4. L 68.11 continuar, perseverar en una actividad o posición como parte de una acción (2 Jn 9). Cualquiera que se extravía y no persevera en la doctrina de Cristo, no tiene a Dios; el que persevera en la doctrina de Cristo, ese sí tiene al Padre y al Hijo.

Que podemos aprender a cerca de ser discípulo:

Is 50:4.

Jehová el Señor me dio lengua de sabios, para saber hablar palabras al cansado; despertará mañana tras mañana, despertará mi oído para que escuche como los sabios.

Mt 10: 24.

El discípulo no es más que su maestro ni el siervo más que su señor.

42.

Y cualquiera que dé a uno de estos pequeños un vaso de agua fría solamente, por cuanto es discípulo, de cierto os digo que no perderá su recompensa.

16:24–25.

Entonces Jesús dijo a sus discípulos: Si alguien quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz y sígame, 25porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí, la hallará.

19:27.

Entonces, respondiendo Pedro, le dijo: Nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido; ¿qué, pues, tendremos?

28:19–20.

Por tanto, id y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, 20y enseñándoles que guarden todas las cosas que os he mandado. Y yo estoy con vosotros todos los días, hasta el fin del mundo.

Lc 6: 40.

El discípulo no es superior a su maestro; pero todo el que sea perfeccionado, será como su maestro.

12:8.

Os digo que todo aquel que me confiese delante de los hombres, también el Hijo del hombre lo confesará delante de los ángeles de Dios.

14: 26–27.

Si alguno viene a mí y no aborrece a su padre, madre, mujer, hijos, hermanos, hermanas y hasta su propia vida, no puede ser mi discípulo. 27El que no lleva su cruz y viene en pos de mí, no puede ser mi discípulo.

33.

Así, pues, cualquiera de vosotros que no renuncie a todo lo que posee, no puede ser mi discípulo.

Jn 8:31.

Dijo entonces Jesús a los judíos que habían creído en él: Si vosotros permanecéis en mi palabra, seréis verdaderamente mis discípulos; 32y conoceréis la verdad y la verdad os hará libres.

12:26

Si alguno me sirve, sígame; y donde yo esté, allí también estará mi servidor. Si alguno me sirve, mi Padre lo honrará.

13:34–35

Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. 35En esto conocerán todos que sois mis discípulos, si tenéis amor los unos por los otros.

14: 15–21

Si me amáis, guardad mis mandamientos. 16Y yo rogaré al Padre y os dará otro Consolador, para que esté con vosotros para siempre: 17el Espíritu de verdad, al cual el mundo no puede recibir, porque no lo ve ni lo conoce; pero vosotros lo conocéis, porque vive con vosotros y estará en vosotros. 18»No os dejaré huérfanos; volveré a vosotros. 19Todavía un poco, y el mundo no me verá más, pero vosotros me veréis; porque yo vivo, vosotros también viviréis. 20En aquel día vosotros conoceréis que yo estoy en mi Padre, y vosotros en mí y yo en vosotros. 21El que tiene mis mandamientos y los guarda, ese es el que me ama; y el que me ama será amado por mi Padre, y yo lo amaré y me manifestaré a él.

23

Respondió Jesús y le dijo: El que me ama, mi palabra guardará; y mi Padre lo amará, y vendremos a él y haremos morada con él.

15:8 Si el mundo os odia, sabed que a mí me ha odiado antes que a vosotros.

Hemos podido sentir a través de estos versículos amor, entrega, pruebas, confianza, esperanza, responsabilidad, comunión, perseverancia; y nos gozamos de todo ello, pues significa para nosotros VIVIR en el Señor.

En el supuesto de que veamos la palabra discípulos muy lejana pude ser porque ha evolucionado, parte de esta evolución la podemos ver en la misma biblia.

La primera comunidad cristiana se conocía a sí misma con el nombre de “discípulos.” (Hch. 6:1, 2, 7; 9:1, 10, 19, 25, 26, 36). “A los discípulos se les llamó cristianos por primera vez en Antioquía” (Hch. 11:26). Posteriormente, y de manera especial en las epístolas, se usaron más los términos “hermanos”, “santos”, “fieles”, “creyentes”, etcétera. así hasta nuestros días, ¿ y vosotros ?, ¿ cómo os llamáis ?.

No podemos, no debemos eludir nuestra responsabilidad, pues nos estaremos privando de un Gran Servicio a nuestro Dios, y de gozarnos en él; os invito a retener la Palabra de nuestro Señor y si es necesario; pues realizaremos un nuevo EXAMEN.

OREMOS.

Señor y Padre te pedimos perdón, te pedimos humildad y te damos gracias por el Espíritu Santo, te rogamos que nos dirija hacia un discipulado comprometido, responsable. Te seguimos dando gracias por el bien que haces en nuestras vidas, por el Amor que nos dispensas. En el nombre de tu hijo, nuestro Señor, te lo pedimos dándote las gracias. Amén.

Para mí ha sido de gran ayuda el tener la Biblioteca Académica Logos. Dando gracias a las editoriales que publican sus libros para este formato.

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →