Drop files to upload.
Faithlife Corporation

¡Año Nuevo! ¿Quién gobernará tu vida en el 2011?

Notes & Transcripts

Introducción:

La matanza de los niños por órdenes de Herodes es uno de los pasajes más conocidos en la Biblia. Este episodio se conmemora como “El Día de los Inocentes”. La conmemoración, por cierto, no tiene nada de luctuosa, por el contrario, es usado para hacer bromas, algunas veces muy pesadas.

El texto del evangelio de Mateo da pie para hablar de muchos temas actuales. Entre ellos, la matanza legal de niños inocentes en todo el mundo a través del aborto. Esto es un crimen parecido al ejecutado por Herodes y, por supuesto, que el aborto está condenado por Dios que ordena en el V Mandamiento: ¡No matarás! Sin embargo, en este día, a muy poco de que culmine este año, mi deseo es enfocarme en el nefasto personaje de esta historia: El Rey Herodes.

Herodes ordenó el asesinato de los niños de Belén, motivado por la ambición de quedarse en el trono. Él vio en el nacimiento del Niño Rey, no al Mesías prometido, sino a un competidor, por eso decidió quitarlo del camino y, como no sabía quién era, mando a matar a todos los pequeños.

¿Cómo aplicamos este pasaje a nuestra vida? El tema del Mensaje de hoy tiene una pregunta que, con la ayuda de Dios en Su Palabra, daremos la respuesta y su aplicación bíblica para mí, para ustedes y para todas las personas: ¡Año Nuevo! ¿Quién gobernará tu vida en el 2011?

1. Para Herodes el trono y el poder eran su dios

Herodes fue conocido por su crueldad y matanzas que le hicieron tristemente célebre. También aplastó con impiedad toda clase de oposición, considerando el reino como una posesión suya. Su vida estuvo caracterizada por muchas conspiraciones y problemas familiares.. Las intrigas y conjuras por el trono condujeron a la muerte de varios parientes cercanos, incluyendo a su esposa, suegra y tres de sus propios hijos.

Cada vez que estallaba en ira, Herodes, hacía que sus soldados causaran daño a la población, escuchar llanto en la ciudad, le hacía sentirse bien, porque como él no estaba alegre, nadie podía estarlo. Es lo que Dios nos dice en Mateo 2: 3: "Cuando el rey Herodes oyó esto, se turbó, y toda Jerusalén con él”.

Para nada es extraño que una persona como Herodes reaccionara como lo hizo: Mateo 2: 16 Entonces Herodes, al verse burlado por los magos, se enojó sobremanera y mandó matar a todos los niños varones en Belén y en todos sus alrededores, de dos años de edad para abajo, conforme al tiempo que había averiguado de los magos.

Su ira, su codicia por el poder, su crueldad se hicieron sentir: Mandó matar a todos los niños varones en Belén y en todos sus alrededores, de dos años de edad para abajo. Mateo en su Evangelio cita la profecía de Jeremías 31:15: 18 Voz fue oída en Ramá; grande llanto y lamentación. Raquel lloraba por sus hijos, y no quería ser consolada, porque perecieron.

El llanto simbólico de Raquel tiene que ver con la reunión de los israelitas para ser exiliados, deportados a Babilonia, como prisioneros. Este exilio fue el castigo por rechazar el Señorío de Dios. La matanza de estos niños, fue la acción de un hombre que despreció el Señorío de Cristo, trató de quitarle el trono al Verdadero y Eterno Rey, por eso cometió el horrible crimen.

2. Dios por amor al mundo envió Rey Eterno

Los deseos sanguinarios de Herodes. Sus planes para eliminar al Verdadero y Eterno Rey fueron frustrados por la intervención de Dios. Ninguna persona por poderosa e importante que sea en la tierra puede cambiar el deseo, el plan de Dios, quien por amor está interesado en salvar al mundo.

La Biblia, en Mateo 2 habla claramente de cómo intervino Dios para bloquear los planes de Herodes: Mateo 2: 13 Un ángel del Señor apareció en sueños a José, diciendo: "Levántate; toma al niño y a su madre, y huye a Egipto. Quédate allá hasta que yo te diga, porque Herodes va a buscar al niño para matarlo."

Herodes creyó que con la matanza, sin importarle la edad de sus asesinados, había eliminado al Niño Rey. Bien dice la Palabra en Salmos 2:2-4 "Se presentan los reyes de la tierra, y los gobernantes consultan unidos contra Dios y contra su Ungido… El que habita en los cielos se reirá; el Señor se burlará de ellos.". Quiero decirlo en una forma coloquial, parafraseando al humorista mexicano Roberto Gómez Bolaños, “Chespirito”, en su personaje “El Chapulín Colorado”. Dios, al alertar a San José sobre los planes de Herodes, actuó diciendo: “No contaba con mi astucia”.

Nuevamente. Nada no nadie puede oponerse al Plan de Dios de cumplir su promesa de enviar un Salvador, un Redentor: “Para que todo el que crea en Él no se pierda más tenga vida eterna”. Juan 3:16

En el siguiente versículo también encontramos una enseñanza maravillosa. José no se dio simplemente por enterado, ni fue “un oidor olvidadizo” del mensaje que Dios le hacía llegar por medio de Su Ángel. José escuchó y obedeció a la Palabra que Dios le daba en sueños. Mateo 2: 14 Entonces José se levantó, tomó de noche al niño y a su madre, y se fue a Egipto.

De esa forma José actuaba de acuerdo con la voluntad de Dios expresada en el mensaje. ¿Queremos saber cuál es la voluntad de Dios? Busquemos en la Palabra y encontraremos “Toda la voluntad de Dios agradable y prefecta”. En ella encontraremos siempre qué hacer. En una oración Obedecer la Palabra de Dios, demuestra que estamos en conexión con su Plan Amoroso de Salvación.

Con su actitud, José en lugar de ser obstáculo, creyó la Palabra y la profecía se cumplió. Mateo 2: 15 Y estuvo allí hasta la muerte de Herodes, para que se cumpliese lo que habló el Señor por medio del profeta, diciendo: De Egipto llamé a mi hijo.

3. ¿Cuáles son nuestras motivaciones en el nuevo año?

Vimos en el texto sagrado de Mateo la actuación de Herodes, quien tenía como dios su ambición, ansias de poder, codicia. Herodes para nada escuchó a los líderes religiosos de su corte quienes le dijeron: “En Belén de Judea, porque así está escrito por el profeta: Y tú, Belén, en la tierra de Judá, de ninguna manera eres la más pequeña entre los gobernadores de Judá; porque de ti saldrá un gobernante que pastoreará a mi pueblo Israel." (Mateo 2.4-6)

Herodes oyó la profecía de Miqueas 5: 2, pero no la escuchó, tampoco la aceptó, y en cambio actuó guiado por su crueldad, su ambición y sus planes de quedarse con el trono como si fuese eterno. Quiso bloquear a Dios y Dios, como dice el Salmos: “Se rió y burló”.

José en cambio escuchó y obedeció el mensaje de Dios. El Señor lo bendijo con protección para él, para la virgen María y, por supuesto, para el Niño Dios. Porque esos son sus planes de amor por el mundo.

¿Y nosotros cómo actuamos? Tenemos planes, metas, proyectos para cada nuevo año. Pero… Incluimos en ellos ¿Quién gobernará nuestras vidas? ¿Quién dirigirá nuestros pasos?

Actuaremos como Herodes al querer controlar nuestro caminar, bajo nuestros intereses, aferrados al hombre viciado, al viejo Adán. Sentir que tenemos el poder, la mayoría de edad, para hacer lo que queramos. Actuaremos en el 2011 como San José. Tendremos los oídos del corazón abiertos para escuchar lo que el Señor dice y desea para obedecerlo. Dejaremos que Cristo sea el Rey Absoluto de nuestras vidas, contando con sus promesas y bendiciones que nos las comunica por Su Palabra.

Dios como cada día, mes y año de nuestra vida nos habla por Su Palabra “Para instruirnos con su justicia y que estemos preparados para toda buena obra”.

Conclusión:

Su meta en este año 2011. Nuestros planes para el nuevo año deben estar conectados con la Palabra de Dios. Eso es Ser dirigidos por Cristo.

Actuar como Herodes es tener pésimos resultados: “Hay caminos que a los hombres les parecen correctos, pero al final son caminos de muerte”. En cambio imitar a José, es contar con el favor y la bendición de Dios: “Es bueno y delicioso, habitar los hermanos juntos en armonía, porque allí envía el Señor bendición y vida eterna”.

Todos nuestros planes deben ser enfocados en que la voluntad de Dios se cumpla en nuestras vidas y ser testigos de “las grandes y maravillosas obras de Dios, del Señor Rey Todopoderoso. Justos y verdaderos son Sus Caminos, Rey de los Santos, Rey de la Iglesia”. ¡Soli Deo Gloria!. ¡Aleluya! ¡Amén!

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →