Drop files to upload.
Faithlife Corporation

Ánimo

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 8 views
Notes & Transcripts

                                            ÁNIMO

 

 

“Y SABEMOS  (constituye la certeza del cristiano) QUE A LOS QUE AMAN A DIOS; TODAS LAS COSAS LES AYUDAN A BIEN.”  Romanos 8:28 a.

Leer Ro.8:32 (Nos dará todo gratis, dice el Griego).

Si parafraseáramos este v.28, podíamos decir así “Todas las cosas son para el bien de los que aman a Dios.”

Acogiéndonos a esta primera parte del versículo, nos damos cuenta de que cualquier situación puede ser para bien (aún las adversas), sobretodo si vemos éstas como un desafío y nos dejamos guiar por Dios, si ponemos nuestras vidas en las manos del Señor, saldremos adelante.

Puede parecer que esta promesa no siempre se cumple, especialmente cuando estamos sufriendo una tragedia personal o gran dolor, desilusiones, frustraciones..... y cómo no, DESÁNIMO; entonces nos preguntamos qué bien puede salir de todo esto. La respuesta la tenemos precisamente en este versículo, pues todo lo que Dios permite que suceda en nuestras vidas es para modelarnos conforme a la imagen de Cristo.

TODO ESTA CONTROLADO POR DIOS QUE NOS AMA TANTO Y ES DEMASIADO SABIO COMO PARA EQUIVOCARSE.

No hemos de olvidar que aunque estemos pasando por un tiempo de dificultad, Dios no se ha olvidado de nosotros, ya que Él siempre responde a tiempo de acuerdo con Su voluntad, su tiempo no es el nuestro, como sus pensamientos no son los nuestros (Is.55:8-9).

Cuando nos desanimemos porque no hayamos podido vencer al pecado o a nuestras propias faltas, hemos de recordar que “no podemos, ni hemos fallado, mientras aún lo estemos intentando”, hemos de tener buen ánimo, hemos de luchar constantemente y Dios nos fortalecerá. (Hch.23:11; Sal.46:1; Is.40:29-31).

Dios está deseando fortalecernos, respondernos, consolarnos, pero nosotros debemos ponernos en MARCHA para corregir el problema que nos esté afectando; es NUESTRA RESPONSABILIDAD, Dios no hará por nosotros lo que nosotros podamos hacer por nosotros mismos. Hemos de ser positivos, sirviendo al Señor, a nuestros hermanos y a nuestro prójimo en general, en la medida de nuestras posibilidades, ello hará que salgamos del túnel del desánimo y vengamos a la luz. (Jn.8:12).

En ocasiones Dios usa a hermanos para animarnos, alguien que de parte del Señor, (sin que ese “alguien” siguiera se dé cuenta), nos dá un consejo adecuado o simplemente mantiene con nosotros una conversación en la cual se trata el problema que nos está afectando, de una forma apropiada y llena de la sabiduría y amor de Dios. Es de esta forma que el Señor nos lleva a descargarnos de nuestras emociones, así como también trae paz a nuestras vidas.

Como creyentes que somos deberíamos animarnos mutuamente cada día más y cuando el Señor levante nuestro ánimo, deberíamos acordarnos de aquellos otros hermanos que puedan necesitar nuestra ayuda en el mismo sentido e interceder por ellos ante el  Señor.  (1ªTs. 5:11; Hch.18:27).

 

“POR LO CUAL CONFORTAOS (animaos, estimulaos) UNOS A OTROS Y EDIFICAOS EL UNO AL OTRO COMO CIERTAMENTE LO HACÉIS.”

1ªTs.5:11 (v.Gr.).

Como hermanos que somos, necesitamos practicar el don de la exhortación: animar constantemente, pero animar desde el sentimiento más sincero de nuestro corazón y no sólo de labios; nuestra vida no ha de ser una vida fingida o forzada por las circunstancias, sino que nuestra exhortación/ánimo, ha de ser sincero y real como fue la vida de Cristo y de nuestros primeros padres en la fe, por lo cual, siguiendo este mismo ejemplo, sabemos que estamos agradando a Dios.

Animar no es corregir, (aunque en ocasiones pueda estar implicada la corrección), y por supuesto, animar, no es patear al desanimado. (Pr.12:25) dice “La congoja (ansiedad) en el corazón del hombre lo abate (deprime, causa depresión); mas la buena palabra (de ánimo, adecuada, consejo) lo alegra (estimula, anima)”.

 

Todo cristiano puede caer en el desánimo contrariamente a lo que muchos suelen pensar. Algunos son especialistas en derrumbar a los demás en lugar de animarlos, y esto porque a su juicio “ningún cristiano debe estar desanimado sin que sea por su culpa o pecado,“ llegando incluso hasta el extremo de decir que si algún hermano está desanimado puede que “no sea creyente” ¡Esto es increíble!. Cualquier hermano o hermana fiel al Señor sabe que esto generalmente no es verdad.

**COMENTARIO**

Cuando alguien nos diga que estamos desanimados por culpa de nuestro pecado, (caso parecido a los amigos de Job), no siempre es cierto y podríamos contestar a esta persona, que puede que estemos desanimados al ver SU pecado; como es por desgracia la situación de hoy en día en muchas iglesias, en las que creyentes fieles se encuentran apagados y desanimados por culpa de la infidelidad a Dios de otros hermanos, máxime si estos son los responsables de la iglesia.

A veces, Dios usa a personas no creyentes para darnos ánimo o enseñarnos alguna lección que sea de bendición para nosotros, sin que esa persona lo sepa (caso extremo: Num.22:21-35 Dios usa incluso a un animal para reprender a Balaam).

**********************************************************

          NOTA FINAL:

Quiera Dios hermanos, que cuando estemos contentos y animados no nos olvidemos de ayudar/animar a otros hermanos que están pasando por un periodo de dificultad, a su vez, cuando estemos pasando por un tiempo de desánimo, busquemos primeramente en la palabra de Dios las palabras de ánimo, amor y misericordia que Él tiene para nosotros y en segundo lugar, dejemos a un lado nuestro orgullo aceptando el ser ayudados por otros hermanos fieles. Que Dios nos bendiga.

DADO EN CASA DE SEGUNDO PAREJA (AÑO 99)

DADO EN NUESTRA CASA, ESTABA PEPE FERRANDEZ (07-05-00)

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →