Drop files to upload.
Faithlife Corporation

Disfrutando la verdadera felicidad

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 7 views
Notes & Transcripts

INTRODUCCION

 

Ø   Referencia a notas y comentarios del estudio del Salmo por Hno. Sauceda.

Ø   La película titulada “En busca de la felicidad” (Basada en una historia real)

Un padre de familia en la nación del sueño americano, lucha por sobrevivir, se queda sin empleo y en la calle a los 30 años. Su esposa lo abandona por las difíciles condiciones económicas en la que se encuentran, de manera que se convierte en un padre soltero, quedando solo con su hijo de aproximadamente 6 años. Desamparados, sin un empleo estable y obligados hasta el punto de pasar una noche en un baño público situado en una estación de trenes y a vivir en lugares de refugios del estado. Sin embargo, este hombre deseoso por alcanzar la felicidad; su orgullo y su amor propio lo empujan a solicitar un trabajo, empleando todas las tácticas comerciales que conoce. Consigue unas prácticas de entrenamiento en una prestigiosa correduría de bolsa de valores y, a pesar de no percibir ningún salario durante unos tres meses, acepta el entrenamiento con la esperanza de finalizar el plan de estudios y ser contratado. Después de un tiempo y de dramáticos sucesos,  obtuvo este trabajo, y ascendió gradualmente hasta convertirse en el dueño de su propia compañía y termina siendo un hombre bien importante y multimillonario.

El tema  de la película es que todos tenemos derecho a desear la felicidad y por lo tanto buscar alcanzarla, aunque esto represente un gran costo.  Así que, el protagonista de este film, presenta a un  hombre en el mundo que desea obtener el éxito, bienestar económico, y el bienestar de su familia, lo cual significa para él “encontrar la felicidad”.

Y para usted… ¿Qué significa la felicidad? ¿Cuál es la verdadera felicidad? ¿Desea con todo su corazón obtener la verdadera felicidad? Si usted pudiera escoger entre felicidad verdadera y felicidad falsa, ¿Cuál escogería?

Ø   Lectura del pasaje

Ø   PROPOSICION: Consideraremos la presentación que hace Dios de dos tipos de personas que reflejan la manera de disfrutar su felicidad para que usted escoja vivir como una persona verdaderamente feliz.

¿Cuál es la primera persona que Dios presenta?

 

CUERPO

I.                  Es la persona que Dios bendice (1-3)

Comienza con la palabra “bienaventurado el hombre”: bendito, dichoso, feliz, contento. La misma palabra encontramos al final del salmo 2:12, que quiere decir afortunado, contentísimo. La versión griega del A. T. traduce esta palabra de una forma que es la misma palabra que usa nuestro Señor Jesús 9 veces en Mateo 5:1-12, en el pasaje muy conocido como el sermón del monte, donde contrasta los estándares de vida terrenal adoptados por la raza humana en general con los estándares celestiales experimentados por los hijos de Dios.  

La persona que Dios bendice es la que refleja a la que es verdaderamente feliz. Y esta persona se distingue por tres aspectos de su vida, en otras palabras, ¿que caracteriza la bendición del Señor en una persona?: 

a.                Una persona que no ama al mundo. Aquí encontramos tres verbos que están funcionando de forma progresiva y complementada con una intensa negación: “no anduvo”, “no estuvo”, “ni se ha sentado”. Estos verbos pueden traducirse “de ninguna manera esto puede estar ocurriendo en la vida de una persona que es verdaderamente feliz”.

No anda en consejo de malos: no sigue sus ideas, ni comparte nada en cuanto a su forma de pensar. Esto tiene que ver con la conducta, es decir no comportarse según sus ideas. La palabra para “andar” es lit. Caminar, lo cual se refiere a  un estilo de vida, una manera de vivir que él no practica.

No está en camino de pecadores: “está” lit. Pararse, detenerse. Tiene la misma idea de no andar pero aquí lo pone como una persona que no se detiene en el camino de los pecadores. Una persona que no solo se niega a admitir los valores morales y espirituales de los malos en forma de “consejos”, sino que también se niega a adoptar la conducta de los malos en una forma habitual.

¿Quines son los pecadores a los que se refiere? Lit. Criminal, que falla o alguien tenido por culpable. Son hombres que no hacen cosas buenas sino malas por naturaleza, que tiene su manera brutal de transgredir las leyes divinas.

Los malos y los pecadores se refieren a los injustos en forma general.

Ni en silla de escarnecedores se ha sentado: esto es aun más enfático no solamente por el verbo sentarse o habitar sino por la palabra escarnecedores. Aquí habla de uno que se niega a acomodarse con los escarnecedores, es decir identificarse con ellos sin ninguna pena ni vergüenza. Esta acción de “sentarse” se usaba para referirse a los malvados que se reunían para aprobar, contemplar y planificar con otros la ejecución de sus deseos apasionados de maldad.

Pero ¿qué significa “escarnecedores”? Es una descripción para referirse a quienes “Hacen muecas”, de allí que se entiende a la práctica de burlarse.

Los escarnecedores son aquellos que se denominan burladores, los que se ríen de las cosas de Dios…de las cosas sagradas…son aquellos que ridiculizan con sus palabras y acciones todo lo relacionado con Dios y con su pueblo. Típica característica de un incrédulo…de una persona que ama al mundo y no a Dios.

Así que, la felicidad del hombre esta en total relación con su manera de vida y la manera de vida solo es el resultado de su asociación e identificación con aquello que le trae felicidad. La experiencia de la verdadera felicidad en una persona es el resultado de su rechazo a asociarse con todo esto a lo que Dios se ha referido. ¿Cómo es que una persona puede y debe rechazar esta mala influencia? Solamente por medio de su relación con Cristo. Una relación con Cristo nos pone en una posición de santificación…de comportarnos como santos, lo que significa ser apartados para Dios…consagrados para El. Así nos dice el Señor 1 Pedro 1:14-16 14como hijos obedientes, no os conforméis a los deseos que antes teníais estando en vuestra ignorancia; 15sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir; 16porque escrito está: Sed santos, porque yo soy santo.

Por lo tanto, el cristiano no debe permitir que las influencias impías penetren gradualmente en su vida. Ni siquiera comience a aceptar sus valores. No se asocie  con ellos y no se una a sus acciones pecaminosas. No se familiarice con ellos. El punto es “No llegue a ser uno de ellos”. Cada escalón hacia abajo desciende a un nivel más bajo de perversidad.

Dios advierte de la influencia inmoral y egoísta del mundo incrédulo que desea poner a los que dicen amarle a Dios, en enemistad con El. Ver Santiago 4:4-5 4¡Oh almas adúlteras! ¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios. 5¿O pensáis que la Escritura dice en vano: El Espíritu que él ha hecho morar en nosotros nos anhela celosamente?

Ø ANÉCDOTA PAN DIARIO “Control remoto” 24/10

El que desea una vida de verdadera y duradera felicidad, se distingue por este aspecto: no ama al mundo

¿Cuál es el segundo aspecto que lo distingue en su vida?

b.                Una persona que ama la palabra de Dios.

Aquí encontramos un contraste “sino”, por lo contrario, o en cambio.

¿Qué es lo diferente? “…en la ley de Jehová está su delicia…” La palabra traducida “ley” es en hebreo Torah, que es una de las palabras más importantes del Antiguo Testamento. El termino ley significa «Dirección; instrucción; orientación, enseñanza». Torah es mucho más que ley o que una serie de reglas o normas divinas. Torah no es restricción ni impedimento, sino todo lo contrario, el medio por el que se puede lograr una meta u objetivo…y en este caso hacer la voluntad de Dios. En su sentido más puro, torah se le dio a la nación de Israel para permitir que llegara a ser en realidad el pueblo especial de Dios y permaneciera como tal.

Esta Ley esta disponible y vigente hoy para todos…es la Palabra de Dios, que contiene todos sus dichos para bien de su nuevo pueblo.

Su “delicia…”, es más que obediencia, incluye gozo, placer, y satisfacción. Leer Salmo 34:8 Gustad, y ved que es bueno Jehová; Dichoso el hombre que confía en él. De modo que si ha de disfrutar de la verdadera felicidad…que es la bendición del Señor, debe deleitarse en la ley de Dios…y para deleitarse en la ley de Dios, debe conocerla.

Ø ANÉCDOTA PAN DIARIO “Provechosa para el crecimiento” 31/12/

¿En que esta usted encontrando deleite… tiene usted deleite en la Biblia?

 

Observemos como es que demuestra ese deleite, “Y en su ley medita de día y de noche”. Como dice el salmista en el Salmo 119:97 ¡Oh, cuánto amo yo tu ley! Todo el día es ella mi meditación. Meditar en la palabra de Dios es discutir con nosotros mismos acerca de las grandes cosas en ella contenidas, con una íntima concentración de la mente y el corazón.

Meditar viene de una palabra de nuestro idioma que quiere decir “rumiar”.  Es recordar algo y pensar bastante en ella, poniendo y quitando ideas, asimilando todo lo que quiere decir. Significa hablar entre dientes o hablar para uno mismo, la meditación bíblica es centrar la mente en las escrituras.

El verbo hebreo para meditar significa literalmente musitar: leer y dialogar consigo mismo sobre las grandes cosas que la Biblia contiene, fijarlas en la mente y en el corazón y experimentar en la vida el sabor y el poder de ellas.

Observen la frecuencia de su meditación: “de día y de noche”, lo que significa una regularidad de devoción a Dios…de amor por su Palabra.

A Dios le agrada que meditemos en su palabra…El lo demanda a cada miembro de su pueblo. Recordemos lo que le dijo Dios a Josué 1:8 Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.

Y de igual manera esta es la demanda de Dios para nosotros.

1 Pedro 2:2 desead, como niños recién nacidos, la leche espiritual no adulterada, para que por ella crezcáis para salvación, 3si es que habéis gustado la benignidad del Señor.

El que desea una vida de verdadera y duradera felicidad, se distingue por estos dos aspectos: no ama al mundo y ama la Palabra de Dios.

¿Cuál es el tercer aspecto que lo distingue en su vida?

c.                 Una persona que es útil para Dios. Lo describe aquí usando una figura, un símbolo, usando la representación de la belleza natural de un árbol bien saludable para compararlo.  Leemos “Será como árbol plantado junto a corrientes de aguas”. Plantado, Lit. “trasplantado por otro”.

La misma figura encontramos en Jer.17:7-8 7 Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová.  8 Porque será como el árbol plantado junto a las aguas, que junto a la corriente echará sus raíces, y no verá cuando viene el calor, sino que su hoja estará verde; y en el año de sequía no se fatigará, ni dejará de dar fruto.

“Que da su fruto en su tiempo, Y su hoja no cae…” Imagínense un árbol en estas condiciones. ¿Cómo es su condición? Se mantiene vigoroso, verde, lleno de vida, no se marchita, perdura por largo tiempo. En resumen es productivo… lleva fruto saludable. Así es la persona que refleja una vida verdaderamente feliz. Nuestro Señor expreso la misma verdad en la parábola de la vid, donde afirma que el resultado de nuestra unión con El es la productividad espiritual, Leer Juan 15:4-5 4Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. 5Yo soy la vid, vosotros los pámpanos; el que permanece en mí, y yo en él, éste lleva mucho fruto; porque separados de mí nada podéis hacer.

“Y todo lo que hace, prosperará.” Se usa este mismo verbo en el caso de José: Gen 39:2-3 2Mas Jehová estaba con José, y fue varón próspero; y estaba en la casa de su amo el egipcio. 3Y vio su amo que Jehová estaba con él, y que todo lo que él hacía, Jehová lo hacía prosperar en su mano. Dice que era varón prospero (exitoso) y el 23 (lo que él hacía, Jehová lo prosperaba.) la misma promesa se da en Josué 1:8  harás prosperar tu camino.

Pero ¿en qué consiste esta prosperidad?

¿En prosperidad material o espiritual? No es una garantía de ganancia financiera futura para el justo, más bien que la persona justa es siempre útil y productiva para el Señor…de modo que la prosperidad espiritual es la garantía...esto es el contexto…lo moral, la conducta… el estilo de vida, lo espiritual.

Así que, consiste en la voluntad de Dios para cada uno, lit., hará prosperar, llevará a la perfección. Esto tiene que ver con que Dios causara que termine bien, que tenga éxito. Esto prevalece más que lo material…. “Porque la vida del hombre no consiste en los bienes que él posee…”, “haced tesoros en los cielos y no en la tierra, donde ladrones no hurtan…”es decir que la satisfacción de la vida no depende necesariamente de lo material sino de lo espiritual. Esta verdad es remarcada constantemente por nuestro Señor Jesucristo en su mensaje del Evangelio, a una sociedad donde se creía que la condición material y no la espiritual de una persona, era el principal indicador de que Dios estaba bendiciendo.

Ø   Dios nos esta presentando a dos tipos de personas que reflejan la manera de disfrutar su felicidad para que usted escoja vivir como una persona verdaderamente feliz: la persona que Dios bendice.  ¿Qué aspectos lo distinguen?

¿Cuál es la segunda persona que Dios presenta?

II.      La persona que Dios maldice (4-6). Ahora viene un gran contraste entre el justo y el impío y nos dice que esta manera de vivir delante de El es condenable, es reprochable, porque El no bendice a esta clase de persona.

Esta persona es la que refleja a la que es falsamente feliz. Y esta persona también se distingue por tres aspectos de su vida. ¿Cuál es el primer aspecto que lo distingue en su vida?

a.                Una persona que es inútil para los propósitos de Dios(4)

No así los malos…Es decir que estas personas no evaden el consejo de los malos ni el camino de los pecadores. No se gozan en la instrucción de Jehová, ni meditan en ella, no son como árboles florecientes y verdes. 

¿A quienes se refiere como “malos”? Lit. Culpable, malvado, injusto, criminal.[1]  Indica una persona que no se somete a ninguna norma, sino que se deja llevar de todo mal deseo interno.

Para describirlos Dios usa otra figura, una conocida en el ambiente de los agricultores. Los compara “como el tamo que arrebata el viento”. El “tamo” son residuos que se lleva el viento después de la cosecha del grano. [2] Aquí está hablando de que este tipo de persona no es moralmente estable, no tiene fundamento, no duran, su vida es arrastrada por las corrientes inmorales  y bajas del pensamiento humano… por lo tanto tarde o temprano su vida acabara sin significado.

Para comprenderlo mejor, permítanme comentarles como se llevaba a cabo esto y en algunos lugares se practica hasta el día de hoy: después de cosechar la cebada y el trigo, los israelitas los llevaban a la era (campo). Allí pasaban por encima del grano con bueyes y trillos para separar el grano de la cáscara y de la paja. Luego tiraban todo al aire. El grano caía a la tierra cerca de donde había sido aventado, mientras la cáscara y la paja, por ser más livianas, eran llevadas por el viento. Estas partes son el “tamo”. Así de inútil es la vida de esta persona ante los ojos de Dios, no sirve para nada, no es ni siquiera un grano con el potencial y capacidad de producir. De la misma manera se refiere Jesús a una persona sin una relación intima con El, en Juan 15:6 6El que en mí no permanece, será echado fuera como pámpano, y se secará; y los recogen, y los echan en el fuego, y arden.

¿Cuál es el segundo aspecto que lo distingue en su vida?

b.                Una persona que esta descalificada por Dios (5)

“Por tanto no se levantarán los malos en el juicio”…  introduce la enérgica conclusión de que los impíos no serán aprobados en el juicio de Dios.[3]  Lo que significa es que no tendrán ninguna defensa adecuada y valida ante el examen de Dios en cuanto a su manera de vida. Ya están reprobados.

Lo que para ellos era una vida de felicidad será puesta como una vida fracasada. Esta tipo de persona ha vivido como si nunca tendría que dar cuenta a Dios. Pasó toda su vida buscando la felicidad fuera del único Dios verdadero, ignorando lo establecido por Dios como decreto, según leemos en Ecle. 12:13-14 13El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre. 14Porque Dios traerá toda obra a juicio, juntamente con toda cosa encubierta, sea buena o sea mala. Entonces, se encontrara sin apoyo y sin argumentos, además jamás se levantara, serán eternamente excluido “de la gloria de Dios”…de la compañía de los que han sido son salvados por medio de la fe en Cristo…por la gracia de Dios.    

No participaran en las bendiciones de los justos, no formaran parte de sus reuniones. ¿Y que de sus logros o de aquello que les proporcionó satisfacción y felicidad en esta vida?...solo era una felicidad temporal…una felicidad pasajera y transitoria como lo es la vida.

Hay dos relatos en los Evangelios donde se ilustra esta falsa felicidad…esta forma de vida, a la cual se refiere nuestro Señor Jesucristo. El primer relato que hace es sobre dos hombres en el mundo, donde uno de ellos basaba su satisfacción y felicidad, disfrutando  de la “buena vida” en términos de placer terrenal.

Según leemos en Luc. 16:19-25 19Había un hombre rico, que se vestía de púrpura y de lino fino, y hacía cada día banquete con esplendidez… 22y murió también el rico, y fue sepultado. 23Y en el Hades alzó sus ojos, estando en tormentos, y vio de lejos a Abraham, y a Lázaro en su seno. 24Entonces él, dando voces, dijo: Padre Abraham, ten misericordia de mí, y envía a Lázaro para que moje la punta de su dedo en agua, y refresque mi lengua; porque estoy atormentado en esta llama. 25Pero Abraham le dijo: Hijo, acuérdate que recibiste tus bienes en tu vida, y Lázaro también males; pero ahora éste es consolado aquí, y tú atormentado.

El segundo relato es sobre otro hombre que le hace una atrevida petición a su padre para dedicarse a disfrutar de la vida según su propio criterio de felicidad, esto lo leemos en Luc. 15:11-16 11También dijo: Un hombre tenía dos hijos; 12y el menor de ellos dijo a su padre: Padre, dame la parte de los bienes que me corresponde; y les repartió los bienes. 13No muchos días después, juntándolo todo el hijo menor, se fue lejos a una provincia apartada; y allí desperdició sus bienes viviendo perdidamente. 14Y cuando todo lo hubo malgastado, vino una gran hambre en aquella provincia, y comenzó a faltarle. 15Y fue y se arrimó a uno de los ciudadanos de aquella tierra, el cual le envió a su hacienda para que apacentase cerdos. 16Y deseaba llenar su vientre de las algarrobas que comían los cerdos, pero nadie le daba. Este es el retrato de una persona que parecía tener la bendición de Dios…comodidad y prosperidad. Sin embargo el Señor enseñó y nos enseña una gran lección sobre la verdadera felicidad que resulta de una vida bendecida por El, prosperada por El…con toda seguridad en términos directamente relacionados con la vida espiritual de la persona.

¿Cuál es el tercer aspecto que lo distingue en su vida?

c.                 Una persona que esta condenada a la infelicidad eterna (6)

Aquí es donde nos introduce la razón de toda la comparación que ha venido haciendo, porque Jehová conoce… El Dios eterno, el juez del universo, el Señor de toda la creación, conoce profundamente, cuida y atiende a los creyentes. Leemos en 2 Tim 2:19 9Pero el fundamento de Dios está firme, teniendo este sello: Conoce el Señor a los que son suyos; y: Apártese de iniquidad todo aquel que invoca el nombre de Cristo. Dios aprueba complacido y remunera la conducta de los suyos, por lo que les hace dichosos y prósperos, pero a los “malos”…

Mas la senda de los malos perecerá. La senda se refiere a su manera de ir por la vida…su propio camino. Serán destruidos, no tendrán éxito, el camino que escogieron no era verdaderamente un camino de dicha y felicidad. Todos sus planes acabarán en desengaño y ruina. Se conducirán a la destrucción, los que transitan por este camino llegaran a un final desastroso en esta vida y en la venidera. Dios mismo los condenará y los sentenciará al infierno. Jesús les dirá a los impíos “nunca os conocí Apartaos de mi hacedores de maldad” Mat. 7:23

El Señor ha dicho 13Entrad por la puerta estrecha; porque ancha es la puerta, y espacioso el camino que lleva a la perdición, y muchos son los que entran por ella; 14porque estrecha es la puerta, y angosto el camino que lleva a la vida, y pocos son los que la hallan. (Mateo 7:13-14); “yo soy el camino…” (Juan 14:6)

El que desea una vida de falsa y pasajera felicidad, se distingue por estos tres aspectos: es inútil para los propósitos de Dios, esta descalificada por Dios, esta condenada a la infelicidad eterna.

¡Que gran contraste entre el fin del camino del creyente y el incrédulo…todo por una diferente apreciación de lo que es felicidad!

CONCLUSIÓN

Ø    Proposición: Hemos considerado la presentación que hace Dios de dos tipos de personas que reflejan la manera de ser felices para que usted escoja vivir como una persona verdaderamente feliz. ¿Cuáles son estas dos personas que Dios presenta?

I. Es la persona que Dios bendice: no ama al mundo,  que ama la palabra de Dios, que es útil para Dios.

II. Es la persona que Dios maldice: que es inútil para los propósitos de Dios, que esta descalificada por Dios, que esta condenada a la infelicidad eterna.

Ø ANÉCDOTA PAN DIARIO “La búsqueda de la felicidad” 29/12

¿Desea con todo su corazón obtener la verdadera felicidad? ¿Desea con todo su corazón la bendición del Señor? Entonces, ya que la verdadera felicidad depende de que viva como un “justo”. ¿En qué estilo de vida está viviendo hoy en día? ¿Esta viviendo como la persona que es verdaderamente feliz…como el justo o como la persona que es falsamente feliz…como los malos…el impío? 

Ø ¿Cómo ha escogido vivir?

Hermano (a) tú debes estar viviendo como una persona verdaderamente feliz.

Pero si usted ha escogido vivir como los “malos”…con las distinciones que Dios hace de ellos, trágicamente usted no es verdaderamente feliz. Muchos de los impíos gozan de felicidad pero ¿hasta dónde trascenderá esa felicidad? ¿Trascenderá hasta la vida eterna? 

Hermanos, la persona que es verdaderamente feliz es aquella que tiene la bendición de Dios y puede disfrutar de la verdadera bendición de Dios ¡aquí y ahora!

Y aun más…la plenitud de esa bendición en la presencia de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo, cuando se manifieste con poder y gran Gloria…estaremos con él en su reino…eternamente. ¿AMEN?


----

[1]Ortiz, P., V., S.J. (2000). Lexico Hebreo-Espanol y Arameo-Espanol (electronic ed.). Miami: Sociedades Biblicas Unidas.

[2] Nuevo comentario ilustrado de la biblia.

[3] La Biblia de Estudio MacArthur

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →