Drop files to upload.
Faithlife Corporation

EL TRAGICO PECADO DEL DESCONTENTO PERSONAL III parte

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 43 views
Notes & Transcripts

Bosquejo Homilético del Sermón

Texto Bíblico: Santiago 4:4-6

 

INTRODUCCION

Ø    Ilustración:

¿Qué es el descontento? Se puede entender como la actitud resultante en una persona, por sus deseos no satisfechos en esta vida, es decir, por no tener lo que se quiere para el deleite de sí mismo. Cuando esto ocurre, se ha iniciado una desilusión que se convierte en poco tiempo en rebelión primordialmente en contra de Dios y luego se formula una alianza con todo aquello que le ofrezca la realización de sus deseos y la satisfacción de sus placeres. Entonces es cuando tenemos un caso de infidelidad.

Hnos. la infidelidad o adulterio espiritual es producido por el descontento personal. Así es como es presentado en el pasaje bíblico de hoy. Y así es como Dios lo presenta.

Ø    Proposición: Existen algunos aspectos relacionados con la infidelidad espiritual que debemos entender, para tenerlos en cuenta al realizarnos una prueba de nuestra fidelidad al Señor.

Ø    Preguntas de interés: ¿Por qué es que ocurre la infidelidad espiritual? ¿Qué representa esto para el Señor? ¿Cuándo es que alguien puede serle infiel al Señor?     

Ø    Oración

CUERPO

      I.            La infidelidad espiritual es fuertemente repudiada

Repaso: ´´adúlteros y adulteras…´´

El sentido que Santiago le da a la palabra no es en el sentido literal, sino en el sentido figurado, tratando de una persona o grupo de creyentes profesantes que han trasladado o compartido su amor a Dios por falsos dioses.

Con estas palabras se repudia la infidelidad espiritual. Así como un hombre no puede tener dos mujeres en relación de esposas, tampoco se pueden tener dos dioses en relación de salvación.

 

   II.            La infidelidad espiritual es evidentemente cuestionada

´´… ¿es que acaso no han tenido conocimiento de que el amor hacia el mundo es odio hacia Dios?...´´

Santiago coloca esta afirmación en forma de pregunta y apela al conocimiento intuitivo de sus lectores. Es de conocimiento general, nadie en sus 5 sentidos lo ignoraría.

Es como si nos hiciéramos estas preguntas: ¿Qué esposo en sus cabales y con buena moral, permite a su mujer tener una relación ilícita con otro hombre? ¿Qué piensa usted de una mujer u hombre que se olvida del amor matrimonial para entrar en una relación adúltera? Todos aquí sabemos las respuestas, aunque unos responderían más ampliamente y expresivamente que otros, lo cierto es que todos podemos responder de acuerdo al sentido común y la lógica.

Entonces, ¿cuál piensan que será la reacción de Dios cuando un creyente se enamora del mundo?

Lo que Santiago está planteando es lo absurdo que es pensar que se puede amar a Dios y a otro fuera de Él al mismo tiempo. Es decir, tener dos amantes. De lo que está hablando es de tener un afecto tan intenso y profundo por alguien que lo cautiva para tener una relación tan intima, que no podría ser posible que se compartiera. De manera que si amo así al  mundo, entonces no amo así a Dios… sino que lo aborrezco… lo odio. Así que el amor a uno desplaza el amor a otro, así de lógico y evidentemente claro.

Esto es lo mismo, a lo cual nuestro Señor se refiere cuando le advierte a los que tienen interés de ser cristianos ´´el que no aborrece a padre… el que ama mas a padre…´´

¿Qué significa la palabra mundo? La misma representa “todo el sistema de la humanidad, determinado por sus valores y costumbres morales y espirituales, que toman forma en instituciones, estructuras, negocios, organizaciones, empresas de atracciones o distracciones, o de entretenimiento, modelos culturales  y sociales, etc, En resumen, cualquier medio o instrumento terrenal organizado sin Dios, que es opuesto al santo amor del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo”.219

De este mundo el Señor testifico que era en contra de Él, además de que es diferente a Él en valor y calidad. Observar por ejemplo como el Apóstol Juan muchas veces registra lo que el Señor opina del mundo y de nuestra relación con el mundo: Jn. 7:7; 8:21-23; 14:16-17; 14:27; 14:30; 15:18–19; 16:20; 16:33; 17:14–17; 17:25-26; 18:36; 1 Juan 2:15-17

Hnos. esta es la relación del cristiano con el mundo… ¡Esta es la opinión de nuestro amado Salvador sobre el mundo!

Recordemos que la Biblia, afirma que la Iglesia es la esposa de Cristo y Cristo su esposo.

Los Apóstoles Pablo y Juan establecen esta verdad fundamental de relación entre los cristianos, que son la Iglesia y a la vez su esposa, con Cristo quien es presentado como el único y verdadero marido. Observar 2 Corintios 11:1-3; Ef. 5:22–28; Ap. 19:7; 21:9.

 

 

Con esto en cuenta, ¿Cómo es posible que ocurra infidelidad? ¿Acaso podría verdaderamente haber algo superior al amor perfecto de Cristo?

El Rey David sabía que nadie podría igualarse al verdadero Dios y Señor, de tal manera que en su corazón solo había fidelidad a Dios.

Se dice que David  era conforme al corazón de Dios, en el sentido de que él jamás tuvo un corazón dividido en su relación de adoración con Dios, el  nunca fue idolatra en el sentido de la adoración a otros dioses. Es cierto que peco contra Dios, pues era pecador, así como nosotros, pero él hermanos, no practicaba un amor por el mundo. Escuchen estas palabras dichas por él durante su reinado: 

2 Samuel 7:22  Oh Señor Dios, por eso tú eres grande; pues no hay nadie como tú, ni hay Dios fuera de ti, conforme a todo lo que hemos oído con nuestros oídos. 23 ¿Y qué otra nación en la tierra es como tu pueblo Israel, al cual viniste a redimir para ti como pueblo, a fin de darte un nombre, y hacer grandes cosas a su favor y cosas portentosas para tu tierra, ante tu pueblo que rescataste para ti de Egipto, de naciones y de sus dioses?  24 Pues tú has establecido para ti a tu pueblo Israel como pueblo tuyo para siempre, y tú, Señor, has venido a ser su Dios.

David considero al Señor Jesucristo incomparable, por lo que Él había hecho con su pueblo. Nadie… ningún dios hubiera hecho lo que el único y verdadero Dios hizo con Israel. David estaba admirado y asombrado por este amor tan especial y único… ¿Cómo pensaría en cambiarlo por otro, sino lo hay? Si acaso, solo sería un autoengaño.

Ahora hermanos, pensemos en esto con la mente y el corazón… considerémoslo con honestidad en cuanto a nosotros.

¿Quiénes éramos antes de que Cristo nos llamara e invitara a una relación eterna de amor fiel? ¿Cuál era nuestra condición espiritual? ¿Qué apariencia dábamos, como para que alguien tan hermoso y precioso nos escogiera como su esposa? ¿Qué interés habría tenido en nosotros?

Existen muchos testimonios en las Escrituras para ayudarnos a responder estas preguntas, pero a mi parecer con unos pocos bastaría para nuestra consideración. Por ejemplo 1 Corintios 1:26-31; Tito 3:3-7; Efesios 2:1-4

¿Qué confianza de ser cristianos podría haber en nosotros si somos infieles a nuestro Señor Jesucristo?

Ø ILUSTRACION: Les voy a leer una historia de amor que por una parte relata la vida de una mujer en desgracia; cuál fue su origen y cual su fin. Escúchenme todos atentamente (tomar hoja y acercarme a la congregación)



4 ‘En cuanto a tu nacimiento, el día que naciste no fue cortado tu cordón umbilical, ni fuiste lavada con agua para limpiarte; no fuiste frotada con sal, ni envuelta en pañales. 5 ‘Ningún ojo se apiadó de ti para hacer por ti alguna de estas cosas, para compadecerse de ti; sino que fuiste echada al campo abierto, porque fuiste aborrecida el día en que naciste. 6 ‘Yo pasé junto a ti y te vi revolcándote en tu sangre. Mientras estabas en tu sangre, te dije: “¡Vive!” Sí, te dije, mientras estabas en tu sangre: “¡Vive!” 7 ‘Te hice tan numerosa como la hierba del campo. Y creciste, te hiciste grande y llegaste a la plenitud de tu hermosura; se formaron tus pechos y creció tu pelo, pero estabas desnuda y descubierta.

8 ‘Entonces pasé junto a ti y te vi, y he aquí, tu tiempo era tiempo de amores; extendí mi manto sobre ti y cubrí tu desnudez. Te hice juramento y entré en pacto contigo… y fuiste mía. 9 ‘Te lavé con agua, te limpié la sangre y te ungí con aceite. 10 ‘Te vestí con tela bordada y puse en tus pies sandalias de piel de marsopa; te envolví con lino fino y te cubrí con seda. 11 ‘Te engalané con adornos, puse brazaletes en tus manos y un collar a tu cuello. 12 ‘Puse un anillo en tu nariz, pendientes en tus orejas y una hermosa corona en tu cabeza. 13 ‘Estabas adornada con oro y plata, y tu vestido era de lino fino, seda y tela bordada. Comías flor de harina, miel y aceite; eras hermosa en extremo y llegaste a la realeza. 14 ‘Entonces tu fama se divulgó entre las naciones por tu hermosura, que era perfecta, gracias al esplendor que yo puse en ti’….

Hnos. ¿Qué les parece esta historia? ¿Alguna vez habían oído de ella? ¿Saben quien la cuenta? ¡Nuestro maravilloso SEÑOR Y DIOS! Y es acerca de su relación con su pueblo Israel… eso es de igual forma una ilustración de la Iglesia… de nosotros.

¿Quién puede ser mejor que el amor de Cristo… quien ama mejor que El? ¿Qué puede entonces reemplazar a Cristo para amarle?

 

 

CONCLUSION

Ø    Proposición: algunos aspectos relacionados con la infidelidad espiritual que debemos entender, para tenerlos en cuenta al realizarnos una prueba de nuestra fidelidad al Señor: I. … es fuertemente repudiada y II … evidentemente cuestionada

Ø    ¿Cuál es la prueba para saber si somos fieles o infieles al Señor? 

Ø    ¿Cuál es su actitud hacia el mundo? ¿Cuál es nuestra situación ahora?

Ø    Las pasiones engañosas y el vivir para los placeres nos hacen equivocarnos en nuestras lealtades, entre ellas, las lealtades espirituales, que son las más importantes. En lugar de consagrarnos a adorar al verdadero Dios, quien es Cristo, comenzamos a dedicarnos y a adorar a otros dioses que toman su lugar. Eso es adulterio espiritual.

Ø    Hermanos, respondámonos esta pregunta: ¿Podemos ser cristianos y a la vez serle infiel a nuestro Señor Jesucristo con tal descaro… es así como le demostramos nuestro compromiso de amor… teniendo mayor interés por el mundo, mayor afecto por mundo, mayor atracción por el mundo? ¿Quién de nosotros tiene su corazón dividido… su amor compartido?

Ø    Llamado al arrepentimiento (creyentes y no creyentes)

 

Por lo tanto, si cualquiera de ustedes quisiera ser amante del mundo, llega a ser declarado (en ese momento) aborrecedor de Dios.

      I.            La infidelidad espiritual es trágicamente juzgada

Por tanto, aún contenderé con vosotrosa—declara el Señor—

          y con los hijos de vuestros hijos contenderé.

     10     Pasad, pues, a las islas de Quitim1a y ved,

          enviad a Cedarb y observad atentamente,

          y ved si ha habido cosa semejante:

     11     ¿Ha cambiado alguna nación sus dioses,

          aunque ésos no son diosesa?

          Pues mi pueblo ha cambiado su gloriab

          por lo que no aprovecha.

     12     Espantaos, oh cielosa, por esto,

          y temblad, quedad en extremo desolados—declara el Señor.

     13     Porque dos males ha hecho mi pueblo:

          me han abandonado a mí,

          fuente de aguas vivasa,

          y han cavado1 para sí cisternas,

          cisternas agrietadas que no retienen el aguab.

[1]

Mas ¿dónde están tus dioses,

          los que hiciste para tia?

          Que se levanten, a ver si pueden salvarte

          en el tiempo de tu calamidad1b;

          porque según el número de tus ciudades

          son tus dioses, oh Judác.

[2]

El mundo no tolera a los amigos de Dios, sino que los considera enemigos. Lo contrario también es cierto. Dios considera al “amigo del mundo” como un enemigo.[3]

ILUSTRACION: Marchar sobre la línea divisoria de la ruta es peligroso, como bien lo sabe todo conductor, ya que se le ha enseñado a mantenerse dentro de su propio carril. Esa es una regla de tránsito fundamental para una conducción segura. Tampoco puede el cristiano pasarse de la línea divisoria. No puede ser amigo de Dios y amigo del mundo, porque “nadie puede servir a dos amos. Ya que, odiará a uno y amará a otro, o será devoto del uno y despreciará al otro” (Mt. 6:24). Un cristiano no puede tratar de satisfacer sus ambiciones egoístas y seguir siendo leal a Dios. De hecho, cuando se pone a contemplar los placeres del mundo, ya le está dando la espalda a Dios.[4]

Ø    Algunos quieren encontrar la forma de seguir como hijos de Dios y a la vez  mantener una buena relación con los asuntos de este mundo. Pero, ¿por qué?  Alguien pensara… ´´Es que hay cosas que si me gustan de Dios, pero otras no; y así también con el mundo´´. A estos, no les gusta sufrir por hacer la voluntad de Dios, prefieren mejor hacer su voluntad apoyada por el mundo. Porque, al fin y al cabo no están contentos… sus deseos no han sido complacidos o satisfechos… así que debe haber alguien que ´´si los entiende mejor que Dios´´. De modo que, el mundo y el que está en el gobierno del mundo vienen ahora a ser sus aliados… sus amigos.


----

219 Davids, James, p. 161.

a Jer. 2:35; Ezeq. 20:35, 36

1 I.e., Chipre y otras islas

a Isa. 23:12

b Sal. 120:5; Isa. 21:16; Jer. 49:28

a Isa. 37:19; Jer. 5:7; 16:20

b Sal. 106:20; Rom. 1:23

a Isa. 1:2; Jer. 4:23

a Sal. 36:9; Jer. 17:13; Juan 4:14

1 Lit., para cavar

b Jer. 14:3

[1]Lockman Foundation (La Habra, C. (1998, c1986). Santa Biblia : La Biblia de las Americas : Con referencias y notas. (electronic ed.) (Jr 2.9-13). La Habra, CA: Editorial Funacion, Casa Editoral para La Fundacion Biblica Lockman.

a Deut. 32:37; Jue. 10:14; Isa. 45:20; Jer. 1:16

1 O, mal

b Jer. 11:12

c 2 Rey. 17:30, 31; Jer. 11:13

[2]Lockman Foundation (La Habra, C. (1998, c1986). Santa Biblia : La Biblia de las Americas : Con referencias y notas. (electronic ed.) (Jr 2.28). La Habra, CA: Editorial Funacion, Casa Editoral para La Fundacion Biblica Lockman.

[3]Kistemaker, S. J. (2007). Comentario al Nuevo Testamento: Santiago y 1-3 Juan (162). Grand Rapids, MI: Libros Desafío.

[4]Kistemaker, S. J. (2007). Comentario al Nuevo Testamento: Santiago y 1-3 Juan (160). Grand Rapids, MI: Libros Desafío.

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →