Drop files to upload.
Faithlife Corporation

LA CELEBRACION DE LA REALEZA DE CRISTO IV parte

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 18 views
Notes & Transcripts
SERIE: LA CELEBRACION DE LA REALEZA EN NAVIDAD IV parte  09/01/2011

Bosquejo Homilético del Sermón

 

Texto Bíblico: Pasajes seleccionados

Pastor Rafael Salazar

 

INTRODUCCION

Ø ANÉCDOTA

Ø PRESENTACIÓN DE LA SERIE:

Hace unas semanas, desde diciembre, les comencé a predicar sobre la realeza de Cristo.

El propósito es que nosotros obtengamos una renovada comprensión de la navidad alrededor de la realeza de nuestro Señor Jesucristo. Y como resultado de esto adoptemos una actitud sumisa de adoración y de consagración que refleje cuan satisfechos estamos en vivir bajo su reino y cuanto vivimos deseando que ´´venga Su reino y se haga su voluntad en la tierra, así como en los cielos´´.

Hay por lo menos tres cosas que hemos de comprender alrededor de la realeza de Cristo:

1.   Su linaje real. Para reconocer Su derecho de ser el Rey sobre nosotros

Jesús es descendiente tanto de David como de Abraham. Siendo descendiente de ellos, es el heredero de todas las promesas de Dios. Por eso, la genealogía de Jesús testifica de Su derecho a tomar posesión del trono de David, y a ser el Mesías de Israel para gobernar a todas las naciones… esta es la consecuencia final de la bendición prometida a Abraham. Jesucristo es el heredero al trono como Rey de reyes y Señor de señores.

2.   Su naturaleza real. Para reconocer que El procede de la deidad, El es de naturaleza divina y por lo tanto es el único facultado para salvar de los pecados. De esta manera, El tiene el derecho de ser adorado con todo nuestro ser.

3.   Su dominio real. Esto es lo último que estaremos considerando a partir de hoy.

Ø ORACION

Ø PROPOSICION: Hoy voy a introducirlos en su entendimiento sobre la necesidad del reino de Cristo, para poder comprender las dimensiones de Su dominio real.

CUERPO

La declaración ´´el reino de los cielos se ha acercado´´ es crucial en el entendimiento de la realeza de Cristo. El Señor guio al Apóstol Mateo a registrar por lo menos tres veces esta declaración de gran peso en su significado espiritual, en sus implicaciones terrenales y eternas.

Esta expresión comunica claramente dos realidades dependientes: existe el reino de Dios y ya comenzó a ser manifestado con alcance futuro.

El reino de Dios, significa que toda la creación esta bajo el imperio soberano de Dios, haciendo prevalecer Su voluntad para la gloria Suya. Es decir, que todo el universo creado por El, se somete total y completamente a Su autoridad sin ninguna presencia de inconformidad a Su Santo carácter.

´´El reino de los cielo o de Dios´´, es un hecho bíblico que se enseña desde el relato de la creación cuando oímos que ´´Dios creo... Dios mando al hombre´´, pero que fue rechazado por Adán y Eva y consecutivamente por los demás descendientes, hasta que de ahí paso a ser una promesa bíblica que espera su cumplimiento de acuerdo a los pactos de Dios hechos a Abraham y David (Gen. 17:1-7; 2 Sam 7:12-14).

Y de acuerdo al registro de Mateo 1:1 nuestro Señor Jesucristo es la realización y cumplimiento genuino de todas las promesas incluidas en estos pactos, tal como lo estudiamos hace unas semanas.

Estas tres declaraciones relacionan directamente a dicho reino con la presencia de Cristo entre los hombres. Por ejemplo, en Mat. 3:1-2 (Juan el bautista); 4:17 (Jesús); 10:7 (los Apóstoles).

De manera que, el reino de los cielos está estrechamente y directamente unido con la venida de Cristo como Rey.

Ahora bien, ¿Estamos en ese reino... hay pruebas indudables de que el reino de los cielos es una realidad en todo el universo... específicamente en nuestro mundo? ¿Está el Rey Jesucristo reinando como el rey de los cielos… lo está haciendo  en los cielos y en la tierra? ¿Cuándo experimentaremos la gloria del reino de Cristo? ¿Cómo serán las condiciones de vida que nuestro Rey Jesucristo hará posible en ese reino? ¿De qué se tratara el reino de los cielos? ¿Quiénes estarán en ese reino… estaremos nosotros presentes en ese reino?

Estas inquietudes serán resueltas en la medida que les voy predicando sobre el dominio real de Cristo.

De momento, les puede decir que el Señor en Su Palabra nos responde que Su reino tal como es definido, ha estado presente en un plano parcial (todas las cosas por El subsisten), pero que aun está ausente en su total expresión. Es decir que el reino de los cielos fue traído a la tierra en la venida de Cristo y El ofreció ese reino a los suyos... les invito a entrar a su reino... a quererlo tanto como para estar dispuestos a todo por lo incomparable del reino. El les dijo que aceptándole a El cómo su Rey y Señor entrarían a Su reino, pero El y Su reino fueron rechazados por aquellos a quienes se les hizo la promesa... lo desestimaron, lo ignoraron, lo menospreciaron y finalmente lo sepultaron... prefirieron ver al rey y al reino muerto... sin vida para ellos.

En varios pasajes de este libro se nos muestra esta respuesta de rechazo al rey y a su reino. Lo podemos ver por medio de situaciones en la vida de los incrédulos a quienes el Señor les ofreció Su reino y también por medio de Su enseñanza en parábolas. Algunos ejemplos del rechazo los podemos ver en: 11:20-24; 12:22-31; 13:24-30, 36-43; 13:44,45-46; 21:12-16, 23; 22:33-46; 26:3-4; 26:59-68; 27:22-23 )

Así es que, el reino de los cielos tal como es, en la revelación de Cristo como Rey sobre todos, aun es un aspecto que está por cumplirse concretamente y específicamente en la tierra… con los hombres. El significado de la palabra ´´se ha acercado´´ como una acción completada, es esta: el reino esta ya, pero aun falta que trascienda.

Es ese aspecto del reino celestial en la tierra del cual les estaré predicando a partir de hoy en adelante.

CONCLUSION

Ø PROPOSICION: los he introducido sobre la necesidad del reino de Cristo, dándoles el significado de lo que es el reino de los cielos y cuál es su relación con el mundo hasta ahora, para poder comprender lo que serán las dimensiones de Su dominio real.

Ø ANÉCDOTA ´´Napoleón en España´´

A principios del siglo pasado, cuando Napoleón quiso conquistar España, envió sus mejores hombres para lograr sus propósitos, pero sus ejércitos fueron vencidos por los españoles. Envió también a su hermano José, pero éste también fracasó en su gestión. Al ver que era necesario preparar un plan diferente, Napoleón se dispuso a cambiar de estrategia. Se dio cuenta que lo más importante era ir personalmente. Planificó su viaje de tal manera que el solo hecho de que los demás supieran que el Emperador en persona llegaría en cualquier momento perturbó a toda España. Así lo hizo Napoleón y así venció.

Dios también envió sus mejores hombres, pero para una misión diferente. Profetas y hombres consagrados quisieron conquistar a Israel para Dios, pero no les fue posible. Dios, según un plan concebido desde la eternidad, vino personalmente para hablar a su pueblo y salvar al mundo.

Ø    Jesucristo no solo es Rey, sino el Soberano Dios del Universo. La predicación de El incluye Su Reino. Y el  reino de los cielos es buenas nuevas: anuncia que Dios está en el trono, que es el verdadero Soberano y que dará el triunfo final a sus súbditos sobre todos los adversarios, inclusive sobre el pecado y la muerte. El reino viene también como juicio que será administrado por el Juez justo sobre toda la humanidad.

v Llamado al arrepentimiento para recibir al Rey leer 4:17

v Llamado de comisión a la Iglesia.

´´Toda potestad me es dada, por tanto…´´


 

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →