Drop files to upload.
Faithlife Corporation

Dios y los Pactos de Sanidad

Notes & Transcripts

Mayo 7 2011

Dios y Los Pactos de Sanidad

Introducción:                                                                                                                                                                    Dios es el que hace y mantiene el pacto

El pueblo está acostumbrado a decir cuando, como, donde le hacen la sanación.

Pacto: Convenio, acuerdo de dos o varias partes, contrato formal, acuerdo que se hace para trasmitir  bienes.                                                          

Gálatas 3:15                15Hermanos, hablo en términos humanos: Un pacto, aunque sea de hombre, una vez ratificado, nadie lo invalida, ni le añade.  

El hombre no puede añadirle ni quitarle lo que Dios estableció, solo le queda seguirlas  y cumplirlas.        

Éxodo 23: 32                                                                                                                                                                 32No harás alianza con ellos, ni con sus dioses.                                                                                        33En tu tierra no habitarán, no sea que te hagan pecar contra mí sirviendo a sus dioses, porque te será tropiezo.

No se puede tener dos alianzas a la misma vez: o le servimos al mal o le servimos al bien.

1 Corintios 10:21                                                                                                                                                       21No podéis beber la copa del Señor, y la copa de los demonios; no podéis participar de la mesa del Señor, y de la mesa de los demonios.                                                                                                                     22¿O provocaremos a celos al Señor? ¿Somos más fuertes que él?

Es necesario romper toda alianza y convenio con el mal. Para poder ser siervo de Dios  y hacer alianza, pacto, acuerdo, convenio.

La  Biblia revela el pacto que Dios  hacer al pueblo. Y lo que el pueblo debe cumplir a Dios

1 Jehová le da todas las garantías al pueblo de Israel, de quitarle todo yugo que le impidiera servirle y adorarle, por eso los saco de Egipto.  Para que sean libres.                                                                                                 

 2  los conduce  al maravilloso milagro del  crucé del mar rojo.                                        

3 Al conducirlos por el desierto los hace  pasar por Mara, un lugar donde hay aguas, pero amargas, 

3ª Con ello demuestra que su poder nos puede conducir  a lo bello y lo hermoso de una libertad, pero su poder está en la autoridad de conducirnos también a lo amargo de acuerdo a su divina voluntad.

3b La vida es muy bella y hermosa ella nos trae alegría salud, pero la vida también nos trae luto, enfermedad, dolor, llanto.

El llamado a cualquier ministerio trae regocijó, pero también dolor cuando Dios llama permite que experimentemos los dos extremos.   

4. y Dios les sana las aguas,  les  hace el milagro una vez más. Para llevarlos a la promesa, al pacto, al convenio, a la alianza  “YO SOY JEHOVÁ TU SANADOR”.

Nótese que Dios primero los libera segundo los conduce a las aguas, Tercero las sana y cuarto les pone condiciones quinto ase el acuerdo, el pacto 

En Éxodo 15: 26  Dios formaliza un pacto de Sanidad con el pueblo.                                                

Éxodo 15:26                                                                                                                                                     

26y dijo: Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, e hicieres lo recto delante de sus ojos, y dieres oído a sus mandamientos, y guardares todos sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti; porque yo soy Jehová tu sanador.

En el versículo 26 dice:

a. Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios.                                                                                 

Aquí Dios exige que se escuche sin descuido, que no estemos  ocupados en otra cosa en el momento de oír su voz. Que cuando se refiere a su palabra la atención le pertenece solo a Él.  Que no haya el descuido, de tomarla por un juego. Que el descuido no nos lleve a  quitarle el valor de su palabra. “Dios exige  que su palabra se escuche con atención y que se le dé el respeto que se mérese. Atentamente  incluye los cinco sentidos.

b. E hicieres lo recto delante de sus ojos

Ello declara que tengamos en cuenta los ojos de Dios, que ellos están mirando, que sus ojos críticos van a evaluar, lo que hagamos. Un 70 por ciento  de la humanidad le teme a los ojos de la justicia Humana.                                   

El ladrón el homicida el que infringe la ley  se cuida de las leyes establecidas Humana mente.

Pero no tienen temor en las leyes de Dios.                                                                                

Si hago lo recto es por temor a Dios Primera mente, no por temor a la Justicia del Hombre.  

c. y dieres oído a sus mandamientos.                                                   

Las relaciones y los compromisos cualesquiera, que sean en su ámbito son llevaderas, pero cuando nos exigen los acuerdos, compromisos, reglas, clausulas. Contratos, Deberes.                                                             

Hacemos a un lado todas esas responsabilidades.                                                           

Muchos cristianos les encantan oír los beneficios que Dios da al hombre, las promesas,  los regalos maravillosos, como la libertad, cada vez que estamos  al frente de ese mar y tetemos que pasarlo, con mucho gusto aceptamos que Dios nos guie a cruzarlo, que maravilla ver que el mar en vez de devorarnos.

Dios lo abre al paso nuestro, aceptamos su protección. Pero cuando nos conduce al desierto y estamos al frente de las aguas amargas con sed, no le damos el evaluó, el respeto a su autoridad y voluntad.

El nos demanda cumplir nuestros deberes, que son cumplir sus leyes, estatutos, y ordenanzas, queremos echar a un lado nuestras responsabilidades.                                                                             

¿Por qué? Porque ellas nos incomodan, ellas nos exigen, nos demandan.  Ellas no los dan la elección del libre albedrio,  son una orden  y una orden se cumple. La ley es para cumplirla, el que no la cumple recibe una condena.

Los estatutos no pueden ser quebrantados, el que los quebrante es un reo ante la justicia de Dios.

d. ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti;     

Ello declara que Él no es culpable de la de la enfermedad del pueblo.

Que Él da todas las garantías de que su pueblo goce de una sanidad. El empeña su palabra, que si el hombre cumple la demanda que Él establece no conocerá la enfermedad.  

que no correremos la misma suerte que los Egipcios no sufriremos de esas mismas enfermedades.

e.  26 porque yo soy Jehová tu sanador.

Ello nos declara Esperanza, Al afirmarnos que es Él, el que nos sana aunque el canal de sanidad, el lo conduzca atreves de un medico, o algún medicamento, algunos al haber y do al médico o tomar medicamentos, y al haber  experimentado, alivio o la misma sanidad, no le dan la gloria a Cristo, sino halos médicos o halos medicamentos                    

No ay  medico sanador,  Dios es tu sanador,  El le dio vida al médico, el médico existe por Dios, Dios le dio la dirección, la sabiduría, la vocación, porque tiene  misericordia, compasión  de su pueblo, y los médicos y la medicina es uno de los muchos canales que Dios usa para sanar al pueblo.                                                      

Como usa también el canal de sanidad a trabes de sus Siervos.

Él nos declara con autoridad, yo soy Jehová tu sanador   y su palabra nos declara confianza:                            

Aquí Jehová declara su nombre: Tu Sanador 

Afirmando que a Él no le complace  con ver a un pueblo enfermo,no le complace  el oír el dolor y  lamentos de ellos.         

Él desea vernos sanos,  por eso Él declara yo soy Jehová tu sanador  que acudamos a Él.         

Y acudir a Él es obedecer lo que el establece como norma, ley estatuto, todo el que se le acerca cumple su Mandato.  

Guio a Moisés a las ramas, le señalo cuales ramas curaban las aguas amargas. Porque vio tu sed. 

Si has sido sanado de las aguas amargas es para que le cumplas con el acuerdo que Él estableció

Si has recibido Sanidad es para que cumplas el pacto.

Conclusión  Dios después de sanar las aguas los conduce a un acuerdo.

Ello ase costar que apartar de ese día, de aquella hora ÉL será para ellos Jehová tu Sanador  si cumplan el acuerdo.

Nota el yo Jehová tu sanador  No es para los desobedientes  el Señor no sana sino al que cumple el pacto.

Pastor: Luis Einar Rudas

       

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →