A prueba de fuego - Salir victoriosos despues de ser probados por fuego - 1Pedro 5 - 5-14

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 7 views
Notes & Transcripts

A Prueba de Fuego

Como salir victoriosos al pasar por fuego

 

Pasaje:                 1 Pedro 5:5-11

Enseñanza:         El apóstol Pedro ya sabía del “fuego de prueba” (4:12) que se acercaba. Por ello, quiere que toda la iglesia esté preparada para glorificar a Dios aun cuando se halle en medio de una prueba de fuego.

Proposición:       Tres importantes concejos que da el apóstol Pedro a toda la iglesia, para que podamos glorificar a Dios, aun en medio de una prueba de fuego.

 

 

Sed Humildes  (5:5-7)

 

Ya les dio el consejo de ser

·         Sumisos a las autoridades del gobierno (2:13-17)

·         Los esclavos sumisos a sus amos (2:18-25)

·         Las esposas sumisas a sus esposos (3:1-7)

Ahora les manda a todos los creyentes a someterse a Dios y los unos a los otros.

 

Los creyentes nuevos deben someterse a los creyentes maduros:

·         No solamente por su edad sino también por su madurez.

·         No siempre los creyentes antiguos son “maduros espiritualmente”.

o   La cantidad de años no es garantía de la calidad de experiencia.

o   No es regla que la iglesia debe estar gobernada por ancianos y nunca escuchar a los jóvenes.

o   Así como tampoco es prudente que los jóvenes traigan modas a la iglesia y que a los ancianos les cueste aceptar.

o   Usualmente siempre hay una brecha generacional en las iglesias. Los creyentes ancianos resistiendo el cambio y los creyentes jóvenes resistiendo a los creyentes ancianos.

·         La solución para esto tiene dos lados.

o   Todos los creyentes, tanto jóvenes como ancianos, deben someterse el uno al otro.

o   Todos los creyentes, tanto jóvenes como ancianos deben someterse a Dios.

·         “Revestíos de Humildad”. Así como Cristo que dejó sus ropajes reales y se vistió con una toalla y se puso en la posición de siervo y lavó los pies a los discípulos. (Juan 13:4-5)

·         Ser humilde nos es degradarse a uno mismo, ni tampoco tener un pobre concepto de sí. Ser humilde es no tener un concepto desmedido, o más alto de lo que en verdad es, de uno mismo.  Humildad “tapeinofrosune” = viene de dos voces griegas: “tapeinos” y quiere decir aquello que es bajo y no se levanta mucho de la tierra. Y “fron” = frente.

·         Nunca podremos someternos el uno al otro hasta que primero nos hayamos sometido a Dios. Pedro citó Proverbios 3:34 para defender su punto.  Se necesita gracia para someterse a otro creyente. Pero Dios nos puede dar esa gracia si nos sometemos primero ante ÉL.

·         Dios resiste a los orgullosos, porque odia el pecado de la soberbia.

o   Por soberbia Lucifer llegó a ser Satanás. (Isaías 14:12-15)

o   Por soberbia Eva quiso ser igual a Dios y tomó el fruto.

o   La soberbia en la vida es evidencia de mundanalidad (1 Juan 2:16)

·         El antídoto para la soberbia es la gracia de Dios. Nosotros recibimos esa gracia cuando cedemos nuestro carácter y le dejamos a Dios ser el primero en nuestra vida.  La evidencia de esa gracia es que nos sometemos a otros por amor a Dios.

·         Sumisión es un acto de fe.  Estamos confiando en Dios para dirigir nuestra vida y trabajar en sus propósitos y en su tiempo.

·         No hay peligro en someternos ante otros si Dios mismo está dirigiendo la vida de los demás a quienes nos sometemos.  La poderosa mano de Dios que dirige nuestra vida, también puede dirigir la vida de otros.

·         La clave aquí es la frase: “cuando fuere tiempo(v.6) Dios no exalta a nadie, hasta que esa persona esté lista.  Primero la cruz, luego la corona.

o   Moisés pasó 40 años en el desierto antes de que Dios lo usara frente a faraón.

o   José estuvo bajo la mano de Dios por lo menos 17 años antes que lo llevara al trono de Egipto.

·         Una de las evidencias de nuestro orgullo y soberbia es la impaciencia con Dios. Y una de las razones por las que a menudo sufrimos es porque no hemos aprendido paciencia.  Aquí Pedro está repitiendo una de las enseñanzas que aprendió de Jesús.  “el que se enaltece será humillado y el que se humilla, será enaltecido” (Lucas 14:11).

·         Uno de los beneficios de esta clase de relación con Dios es el privilegio de dejar que ÉL se haga cargo de nuestras cargas. Hasta que alcancemos las condiciones en 5 y 6, no llegaremos al versículo 7.

o   Juego de palabras: “ansiedad” = preocupación…… “tiene cuidado” = preocupación.

o   Cuando hay circunstancias difíciles, es fácil estar ansiosos y preocupados; pero si nos quedamos así, perderemos la bendición de ser testigos (5:1) de Dios a los perdidos.

·         Necesitamos tener esa paz interior, si vamos a triunfar en la “prueba de fuego” (4:2) y recibir de Dios la corona incorruptible de Gloria (5:4) para enseguida ponérsela a los pies de Cristo. 

·         Según 5:7, debemos “una vez y por siempre” darle a Cristo nuestras cargas. “el verbo está en participio, voz activa, tiene su cumplimiento siempre en presente… (esta acción se hizo en el pasado, se hace en el presente y se hará en el futuro).

·         Debemos echar todos nuestros problemas en el Señor. Si guardamos aquellos que parecen pequeños, prontamente se harán grandes.  Debemos recordar que siempre debemos echar todos nuestros problemas sobre él.

o   Si hay alguien que sabe por experiencia que Dios cuidad de los suyos, ese es Pedro. Cuando lea los 4 evangelios se dará cuenta de que Jesús siempre estuvo allí cuando Pedro lo necesitó:

§  Jesús sanó a la suegra de Pedro (Marcos 1:29-31)

§  Jesús le dio una pesca milagrosa (Lucas 5:1-11)

§  Jesús le ayudó a pagar sus impuestos en el templo (Mateo 17:24-27)

§  Jesús le ayudó a caminar sobre las aguas (Mateo 14:22-33)

§  Jesús reparó el daño que Pedro hizo a la oreja del Malco (Juan 18:10-11)

§  Hasta le ayudó a Pedro a salir de prisión (Hechos 12)

 

¿Cómo Dios muestra su amor y cuidado por nosotros cuando le dejamos todas nuestras cargas?

Yo creo que él hace 4 ministerios importantes en nuestro favor:

·         ÉL nos da el coraje para enfrentar nuestras cargas honestamente y no huyendo (Isaías 41:10)

·         ÉL nos da la sabiduría para entender la situación en la que estamos (Santiago 1:5)

·         ÉL  nos da la fuerza para hacer lo que debemos hacer (Filip. 4:13)

·         ÉL nos da la fe para confiar que ÉL hará el resto. (Salmo 37:5)

 

Algunos le dejan a Dios sus cargas y esperan a que ÉL haga todo. Es importante que le dejemos a ÉL obrar en nosotros, pero también obrar por nosotros; de esa manera estaremos preparados cuando venga lo que tenemos que hacer… “Echa sobre Jehová tu carga y él te sustentará” (Salmo 55:22).

 

 


 

Sed Atentos (1 Pedro 5:8-9)

 

Una de las razones por las que tenemos ansiedad o cargas es porque tenemos un enemigo. Como la serpiente que es, Satanás engaña (2 Corintios 11:3); y como león, Satanás devora.

·         Satán = “Adversario”.

·         Diablo = “el acusador”, “el calumniador”.

Los receptores de esta carta ya habían experimentado ataques del enemigo en forma de calumnias (4:14) y ahora ellos van a conocer al “león” en su prueba de fuego.  Así que Pedro les da varias instrucciones para salir victoriosos sobre el adversario.

 

·         Respeto por el enemigo. El es peligroso. En una ocasión estaba viendo a un electricista trabajar instalando un panel de alta tensión. Yo le dije: “¿cómo hace para trabajar con tanta electricidad ahí?, a lo cual él me dijo: bueno primero tiene que respetar la electricidad… y luego ya puede manejarla”.   Satanás es un enemigo peligroso.

o   El es una serpiente que puede mordernos cuando menos lo esperamos.

o   El es un destructor (Apo. 12:11)

o   El es un acusador.  Zacarias 3:1-5

o   El tiene gran poder e inteligencia y un ejército de demonios que le asisten. (Efesios 6:10ss)

El es un tremendo enemigo, no debemos hacer chiste de él, ni ignorarlo, subestimarlo.

Debemos ser sobrios y tener nuestra mente bajo control cuando se presente un conflicto con Satanás.

 

Una parte de esta “sobriedad” involucra no culpar de todo a Satanás. Algunos ven un demonio atrás de cada cosa y culpan al diablo por un dolor de cabeza, un neumático pinchado o la subida de la bencina. Debemos tener cuidado de sacar nuestra información acerca del diablo, de la Biblia y no de nuestras propias interpretaciones de las experiencias propias o ajenas.

 

·         Reconocer al enemigo. El es un gran actor. (Juan 8:44;  2 Cor. 11:13-15). Debemos estar vigilantes y siempre en guardia porque es un enemigo sutil.  Su estrategia consiste en falsificar todo lo que Dios hace.

o   Puede falsificar una iglesia. Debemos reconocer que el enemigo puede hacernos creer que en tal o cual iglesia está Dios porque hay mucha gente y hay una hermosa música y un excelente predicador. Pero ojo con eso. Una gran iglesia no es un gran templo con un gran número de personas, una iglesia de Dios es un gran cambio en un individuo para confiar en Dios para vivir de acuerdo a la Biblia y confiar en Dios para hacer de acuerdo a la Biblia.

 

 

·         Resistirle. Significa que podemos permanecer de pie firmes en la Palabra de Dios y rehusar ser movidos. Efesios 6:10-13 nos instruye a estar firmes… resistir… estar firmes… Si no estamos firmes, no podremos resistir.

o   Nuestras armas son: La Palabra de Dios y la oración (Efesios 6:17-18).

o   Nuestra protección es: Toda la armadura que Dios ha provisto.  Nosotros podemos resistirle con la fe, que es la fe en Dios.

o   Así como David. Que permaneció firme contra Goliat, y confió en el nombre de Jehová; así nosotros podemos permanecer firmes contra Satanás en el victorioso nombre de Cristo Jesús.

Una palabra de precaución. Nunca discuta con Satanás o sus asociados. Eva cometió este error y todos sabemos las tristes consecuencias. Tampoco nunca trate de pelear con Satanás en su propia manera. Resístale en la misma manera que Jesucristo lo hizo, con la Palabra de Dios (Mateo 4:1-11). Nunca piense que usted es el único que atraviesa estas batallas, porque todos sus hermanos en Cristo, están en este mundo y también enfrentan las mismas batallas. Debemos orar unos por otros y animarnos unos a otros en el Señor. Y debemos recordar que nuestras victorias personales pueden ser de ánimo para otros, así como las de otros nos pueden animar a nosotros.

 

Si el mismo Pedro hubiese obedecido estas tres instrucciones en la noche en que Jesús fue arrestado:

·         él no se hubiera quedado dormido en el Huerto de Getsemaní,

·         no hubiese atacado a Malco, o negado a Jesús tres veces,

·         Él no tomó en serio las advertencias de Jesús; de hecho,

o   Él discutió con Satanás,

o   no le reconoció cuando el adversario infló su ego con orgullo haciéndole creer que no era necesario velar y orar;

o   y luego incitándole a usar su espada.

 

Si Pedro hubiese escuchado al Señor Jesucristo y resistido al enemigo, él hubiese evitado todos esos fracasos.

 

Pedro y Santiago nos dan la misma fórmula para el exito: “Someteos a Dios, resistir al diablo y huirá de vosotros”. Santiago 4:7. 

 

Antes de resistir en contra del diablo, debemos estar firmes ante Dios. Pedro resistió al Señor y terminó sometido ante el diablo.

 

 

 

 

 

 


 

Sed Pacientes. (1 Ped 5:10-14) o Tened Esperanza.

 

Pedro cierra una nota positiva y recuerda a sus lectores que Dios sabe lo que hace y está en pleno control. No importa cuán difícil venga la “prueba de fuego”, un cristiano siempre tiene esperanza. Pedro da varias razones para esta actitud paciente

 

·         Tenemos la Gracia de Dios.

o   Nuestra salvación es por SU gracia (1 Ped. 1:10)

o   ÉL nos llamó primero antes que nosotros le llamáramos a ÉL (1:2)

o   Hemos probado la gracia de Dios (2:3)

o   No tememos a nada de lo que ÉL ha planificado para nosotros, su gracia es multiforme (4:10) y cubre cada situación en nuestra vida.

o   El nos da mayor gracia (Santiago 4:6) y nosotros estamos en esa gracia (5:12)

·         Sabemos que vamos hacia la gloria. Sabemos que hemos sido “llamados a su gloria eterna”. Esta es la herencia maravillosa en la que hemos renacido (1:4).

o   Lo que sea que empieza en la gracia de Dios, terminará siempre en la Gloria de Dios. (salmo 84:11).

o   Si dependemos en la Gracia de Dios cuando sufrimos, ese sufrimiento resultará en gloria. (4:13-16).

o   El camino puede ser difícil, pero nos lleva a la gloria, y eso es todo lo que realmente cuenta.

·         Nuestro sufrimiento presente es solo pro un momento. Nuestras diversas pruebas son solo por una corta temporada. Pero la gloria que resulta, es eterna. Pablo tenía este mismo pensamiento en mente cuando escribió 2 Cor. 4:17: “esta leve tribulación momentánea, produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria

·         Sabemos que las pruebas construyen un carácter cristiano. La palabra griega que se traduce como “os perfeccione” significa “equipar, ajustar, armar las piezas” y es traducida en Mateo 4,21 como “remendar redes”.  Dios tiene muchas herramientas que ÉL puede usar para equipar a sus hijos para la vida y para el servicio;

o   y el sufrimiento es una de ellas.

o   La Palabra de Dios también es otra herramienta. (2 tim3:16-17) dice que la Palabra de Dios es útil para hacer al hombre de Dios “enteramente preparado”.

o   ÉL también usa la comunión y el ministerio de la iglesia.

Nuestro Salvador en el cielo está perfeccionando a sus hijos para que hagan SU voluntad y su obra.

 

Pedro usa tres palabras para describir la clase de carácter que Dios quiere que tengamos:

 

a)      AFIRMAR. Significa: “arreglo firme, preparado rápido”. Los cristianos no debemos ser inestables en la posición por Cristo. Nuestro corazón necesita estar firme y esto solo se logra por la voluntad de Dios.  El creyente que ha sido afirmado, no será removido por persecución o alejado por falsa doctrina.

b)      FORTALECER. Significa simplemente eso: “la fuerza de Dios dada a nosotros para alcanzar las altas demandas de la vida”.  ¿Qué tan bueno es estar firme en una base solidad, sino tenemos el poder para actuar?

c)       ESTABLECER. Es la traducción de una palabra que significa: “echar los fundamentos”. Es usada de esta manera en Mateo 7:24ss al mencionar la casa que es construida sobre la roca.  El creyente que es equipado por Dios continuará en la fe en la que fue fundado. (Col. 1:23).  No será removido por cualquier viento de doctrina (Efe. 4:14).

 

 

Cuando un no creyente atraviesa por sufrimientos, pierde su esperanza, pero para el creyente, los sufrimientos solamente acrecentan su esperanza. Y no solamente eso, sino que también nos gozamos en los sufrimientos, porque sabemos que el sufrimiento produce perseverancia, carácter; y el carácter produce esperanza.

 

Dios construye el carácter y esperanza cuando un creyente confía en ÉL y depende de SU gracia. El resultado de todo es que Dios recibe la gloria por siempre y para siempre.

 

Pedro termina su carta con una promesa de PAZ…. Ya había empezado con un saludo de Gracia y PAZ (1:2) y ahora termina anunciando PAZ para aquellos que van a atravesar por una “prueba de fuego”.

 

¡Qué hermoso y convincente…!

 

 

 

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →