Drop files to upload.
Faithlife Corporation

La Autoridad Debe Ser Equilibrada Con Disciplina

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 19 views
Notes & Transcripts

LA AUTORIDAD DEBE SER EQUILIBRADA CON DISCIPLINA

Pasaje:                 1 Corintios 9:15-27

Enseñanza:        ¿Por qué debemos usar nuestra libertad con disciplina?,  Precisamente Pablo quiere dejarnos este argumento: “Para que el evangelio vaya libre de obstáculos y estorbos y llegue hasta la mente de los pecadores”.  ¿Cómo logró el apóstol su cometido? Veamos la forma y la razón por la que el apóstol Pablo rindió su libertad a servidumbre de todos.

Proposición:      La forma y la razón por la que el apóstol Pablo usa su libertad para ser siervo de todos.

Bosquejo:

1.       vv. 15 – 18. Pablo dice que él ha usado su libertad para predicar el evangelio ya que es por lo cual Dios le había salvado.

2.       vv. 19-21. Pablo expone la forma en que ha conjugado su, bien ganada, libertad con la voluntaria esclavitud a favor del avance del evangelio.

3.       vv. 22-23. Pablo expone las razones por la que siendo libre, se hace esclavo de los demás.

4.       vv. 24-27. Pablo explica el premio que, siendo libre, pero viviendo en esclavitud voluntaria al servicio a Dios, quiere alcanzar.

1.      EXPLICANDO EL CONTEXTO.

En los versículos 15 al 18 El apóstol nos hace mención de que nunca ha recibido nada de los Corintios para sacar provecho. El contexto explica que por esos tiempos era costumbre que varios predicadores itinerantes vivían de sus exposiciones.  Mientras que el apóstol explica que él nunca a abusado de su libertad para poner una carga sobre los Corintios.  Así deja ver que Pablo tiene su libertad en tres sentidos:

·         Su libertad del pecado – libertad cristiana.

·         Su libertad como ciudadano romano – libertad ciudadana.

·         Su libertad económica, ya que se financiaba su propio ministerio y esto no le ligaba a nadie – libertad de compromiso.

Con esta plena libertad, es capaz de dedicarse por completo a la predicación del evangelio para la salvación de la mayor cantidad de personas posibles. Con su libertad Pablo decidió voluntaria y libremente ponerse bajo servidumbre (lit. esclavo) de todos. V. 19.  De esta manera Pablo esboza el argumento que va a dar de aquí en adelante.

2.      LA FORMA COMO SE USA LA LIBERTAD.

La forma en que el apóstol conjuga esta preciosa libertad con la esclavitud voluntaria a favor del evangelio. (vv.20-23).

1.       Con los judíos se había comportado como si estuviese bajo la ley.

a)      Aunque ya no lo estaba – Romanos 10:4

2.       Con los gentiles que no tenían la ley de Moisés, se había comportado como si no tuviera tampoco la ley. Gálatas 2:3

3.       Para que no se pensase que carecía de ley, pablo añade: “no estando yo sin ley de Dios sino bajo la ley de Cristo (v.21)

a)      Del griego “énnomos Kristou” se entiende mejor si traducimos: “en” en lugar de “bajo”.

b)      Así la Nueva Biblia Española a captado mejor el sentido de “interioridad” del versículo al traducir “mi ley es Cristo”.

c)       Se entiende mejor el contraste que Pablo quiere dar al versículo 21, al nombrar: “sin ley”, “ley de Dios”, “bajo la ley”.

3.      LA RAZON DE USAR LA LIBERTAD EN SERVIDUMBRE.

Pablo pasa a explicar la razón por la que obra de este modo. (vv.22-23)

Pablo no juzga ni desprecia a los débiles.

a)      Se acomoda a ellos.  No por debilidad propia, sino en atención a la debilidad ajena. Practica lo que enseña sobre la forma como ha de conducirse el cristiano fuerte con el débil.

b)      Se negaba a sí mismo. Para que el  mayor numero de personas lleguen a ser salvas (v.22). Para ello empleaba todo los medios posibles a su alcance. Obviamente sin comprometer los principios doctrinales que había recibido de Cristo mismo.

c)       Esto tenia una finalidad mas alta. (v.23) Obraba así en arras del evangelio. Para que la buena noticia del perdón y la salvación (y las bendiciones subsiguientes) alcancen al mayor numero de personas.

Un corazón así ferviente por el celo por la gloria de Dios y la salvación de los hombres, no reclama derechos, privilegios ni dinero.

4.      EL PREMIO AL QUE DEBEMOS APUNTAR CUANDO USAMOS NUESTRA LIBERTAD CON DISCIPLINA.

El apóstol Pablo solo enfoca su mirada en el premio que ha de recibir del Señor.

Pablo no aspira los premios que este mundo le pueda dar ya que son corruptibles y pasajeros. Más bien Pablo desea esforzarse por alcanzar el premio que Dios le dará, la corona incorruptible.  Para eso ilustra su desempeño con tres pruebas atléticas a las cuales los corintios estaban muy bien relacionados.

Por aquella época, cerca de Corintio se realizaban cada dos años los juegos ístmicos. Estos juegos tenían casi la misma importancia que los juegos olímpicos que se realizaban en Atenas.

1.       El primer juego mencionado es “las carreras” (v.24). La vida cristiana siempre es comparada con una carrera. Pero hay dos diferencias notables en cuanto al premio:

a)      En los juegos, todos se preparan pero solo uno se lleva el premio. En la vida cristiana todos estamos llamados a prepararnos y todos tenemos la posibilidad de alcanzar el premio.

b)      La corona, que en los juegos ístmicos, no era de laurel, como en los olímpicos, sino de ramas de pino; era totalmente corruptible.  En cambio la corona cristiana era totalmente incorruptible.

2.       El segundo juego mencionado es “el boxeo” (v.26). En este juego es bien sabido que los golpes que el concursante da al aíre solo van a favor de su oponente, ya que resta fuerza y energía al jugador.

a)      Pablo no derrocha sus fuerzas y energía en dar golpes al aire, como muchos creyentes carnales que desperdician su tiempo y sus energías en niñerías y frivolidades (aunque no sean pecado).

b)      Pablo ataca bien al enemigo, pues conoce bien sus artes (2 Corintios 2:11).

3.       El tercer juego mencionado es la “lucha atlética” (v.27).  El idioma original nos hace una pequeña referencia a este juego. Hupopiazo que significa “derribar a tierra”.  Otros manuscritos lo traducen como “golpear debajo del ojo”. Con lo cual la figura sigue siendo el boxeo. De todas maneras aquí el contrincante ahora es “su propio cuerpo”.

a)      Obviamente no es una referencia real y física, sino sigue siendo un símil para darnos a entender que Pablo se sometía a una severa disciplina y control de sus instintos  y sobre todo de sus sentidos.

b)      La frase “lo pongo en servidumbre” (lit. lo someto a esclavitud) nos muestra el rigor con el que el apóstol sometía su cuerpo por la gracia de Dios y el poder del Espíritu Santo.

Finalmente el apóstol expone el peligro al que conduce la negligencia en dominar las inclinaciones a la carne: “no sea que yo, habiendo proclamado a otros, yo mismo venga a ser descalificado” (v.27).

Continuando con el simil de los juegos ístmicos, ahora se coloca él como “proclamador

1.       El verbo que usa es “kerúxas” que es el mismo verbo para predicador del Evangelio. El cual denota un altísma proclamación que se debe anunciar a los 4 vientos.

2.       Al conectar el versículo 23 en los juegos, seria una cosa lamentable que habiendo sido él el que proclamaba a los vencedores (declara vencedor a un concursante) él mismo fuese descalificado.

3.       La confusión actual de este versículo proviene del la teología católica que desprende sus estudios de la Vulgata latina de Jerónimo, quien traduce la palabra griega “adókimos” (alguien que no ha pasado la prueba) por el latín “réprobus” (condenado al infierno).

4.       Aquí no se trata de la salvación sino de la pérdida del premio, de la recompensa prometida al que corre bien.

CONCLUSION.

Si vamos a usar nuestra libertad, usémosla para que otros vengan a los pies de Cristo. Y por la causa del evangelio invirtamos nuestra libertad en la servidumbre a los perdidos y a los débiles en la fe, para que un día les proclamemos nosotros mismo como vencedores en Cristo.

Nuestra libertad no es para vivir licenciosamente, inmiscuyéndonos en actividades de dudosa reputación y procedencia.

Usemos responsablemente nuestra libertad. Para que los perdidos encuentren el camino, para que los débiles se fortalezcan en la fe y para que al final de nuestra vida cristiana se nos otorgue la corona incorruptible de “vencedores en Cristo”.

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →