Drop files to upload.
Faithlife Corporation

La Biblia - un instante antes de verle cara a cara a Jesus - Temático - oir - leer - estudiar - 3 Disciplinas que desarro

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 1 view
Notes & Transcripts

La Biblia

Un instante antes de verle cara a cara

La importancia de leer la Biblia

Primero.

Establezcamos que la Biblia es alimento espiritual para el creyente.

·         1 Pedro 2:2 dice: Desead como niños recién nacidos la “leche espiritual” no adulterada para que por ella crezcáis para salvación”.

·         Hebreos 5:14 dice que el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez. : “14pero el alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal”.

·         Hebreos 5:11-13 dice que la falta del alimento sólido deja al creyente en un “estado de retraso espiritual”. “11Acerca de esto tenemos mucho que decir, y difícil de explicar, por cuanto os habéis hecho tardos para oír. 12Porque debiendo ser ya maestros, después de tanto tiempo, tenéis necesidad de que se os vuelva a enseñar cuáles son los primeros rudimentos de las palabras de Dios; y habéis llegado a ser tales que tenéis necesidad de leche, y no de alimento sólido. 13Y todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de justicia, porque es niño”.

El pasaje en Hebreos va del 5:11 al 6:20. Es una sección difícil de entender, así que para ello debemos tener en mente que el autor de Hebreos nos cuenta que sus lectores no estaban suficientemente maduros como para entender el “Sumo Sacerdocio de Cristo, según el orden de Melquisedec. Por lo mismo les dice: “acerca de esto tenemos mucho que decir y difícil de explicar ya que por su condición de retraso en su crecimiento espiritual, no serían capaces de entender”. ¿Cuál entonces es la exhortación aquí: “por el tiempo que ha pasado en el evangelio, debían haber sido ya maestros, sin embargo es necesario que se les enseñe, empezando desde el principio”. Ellos no pueden recibir nada sólido. Los que reciben alimento sólido son aquellos que se ejercitan en la Palabra de Dios constantemente”.

Así que si tenemos esto en mente, entenderemos que el énfasis en este pasaje está en “avanzar en el proceso de la madurez espiritual”.

Por lo tanto vemos que la alimentación diaria y constante de la Biblia es indispensable para lograr el crecimiento espiritual.

1.    Para lograr el crecimiento espiritual debemos ser OIDORES DE LA PALABRA.

Consideremos esto como una disciplina espiritual. => Si no consideramos que el OIR LA PALABRA DE DIOS REGULARMENTE, entonces nos convertimos en OIDORES ACCIDENTALES. 

·         Desarrollemos esta disciplina a través de congregarnos regularmente a escuchar la Palabra de Dios.

·         Lucas 11:28. Jesús dijo: “Bienaventurados son los que oyen la Palabra de Dios y la guardan.

o   Escuchar someramente no basta. Lo que Jesús nos dice es que esta disciplina de escuchar la Palabra de Dios, es el inicio de la Bendición.

·         Romanos 10:17 dice: La fe es por el oír, y el oír, por la Palabra de Dios.

o   Así que consecuentemente, la fe viene por oír el mensaje, y el mensaje es “oír la Palabra de Dios”.

·         Este pasaje nos enseña que la fe inicial en Cristo viene por escuchar la Palabra inspirada acerca de Cristo.

La simple disciplina de escuchar la Palabra de Dios, es el impulso inicial para ir en pos de un crecimiento espiritual.

v  Hay algunos que dicen: “yo no me congrego pero estoy bien con Dios, yo leo la Biblia, escucho la radio cristiana” Mientras está bien que lea la Biblia y escuche buenos programas cristianos en la radio, la ADORACION A DIOS, no se puede separar de la Palabra de Dios y de la Comunión.

v  Debemos prepararnos para escuchar la Palabra de Dios. Si usted llega 5 minutos antes de que inicie el servicio de adoración, suena a como si un atleta inicia su entrenamiento 5 minutos antes que inicie la carrera.

v  Una de las cosas lindas de venir a la iglesia es conversar con los hermanos, conocerlos, saber quiénes son, qué hacen, cuáles son sus valores y sus debilidades. Llegue antes y váyase tarde. Hay un espíritu de “familiaridad” en una iglesia que se reúne antes y después.

Jeremiah Borroughs, un puritano Inglés escribió en 1648:

o   “cuando usted viene a escuchar la Palabra, si usted quiere santificar el nombre de Dios, debe preparar su alma y alinearla con lo que va a escuchar. Lo cual es LA PALABRA DE DIOS”.

1 Tes. 2:13. Por lo mismo encontramos que Pablo les dice a los Tesalonicenses: “Por lo cual también nosotros sin cesar damos gracias a Dios, de que cuando recibisteis la palabra de Dios que oísteis de nosotros, la recibisteis no como palabra de hombres, sino según es en verdad, la palabra de Dios, la cual actúa en vosotros los creyentes.

Así que escuchar la Palabra de Dios, no es un mero trámite que se hace en pasividad, sino que es una Disciplina que hay que cultivar.

2.    Para lograr el crecimiento espiritual debemos ser LEER LA PALABRA DE DIOS.

Si usted cree que es demaciado que le diga que es una disciplina LEER la palabra de Dios, pues piense en lo siguiente:

·         El periódico “USA TODAY” (Febrero 1990) => 11% de los americanos leen la Biblia cada día. Y más del 50 % leen la Biblia ocasionalmente o simplemente no la leen nunca.

·         La empresa de estadísticas “Barna Research Group” => 18% de los cristianos “nacidos denuevo” lee la Biblia = solo 2 de cada 10 personas leen la Biblia cada día.

·         La misma encuesta arrojó que 23% de los “cristianos nacidos de nuevo” declararon nunca leer la Biblia.  Eso es, 1 de cada 4 cristianos no leen la Biblia nunca.

La Biblia nos manda 1 Tim. 4:7 “… ejercítate para la piedad”  (“Disciplínate a ti mismo para la piedad” – LBLA). Considere estas estadísticas a la luz de este versículo.

Jesucristo muchas veces les dijo a sus contemporáneos “No has leído…” Jesucristo les decía esto a los que proclamaban ser religiosos, seguidores de DIOS.

·         Mateo 4:4 Jesús dijo: “no solo de pan vivirá el hombre sino de toda palabra que sale de la boca de Dios”

·         2 Tim 2:2 Siendo que “toda la Escritura es inspirada por Dios y útil para enseñar, corregir, redargüir e instruir en justicia, ¿no deberíamos leerla?

·         Apocalipsis 1:3. Dice: “Bienaventurado el que lee, y los que oyen las palabras de esta profecía, y guardan las cosas en ella escritas; porque el tiempo está cerca”. Dios promete que aquellos que leen y escuchan la Palabra de Dios serán bendecidos.

·         ¿Cuán a menudo enfrentamos problemas, presiones, tentaciones y tribulaciones?, Seguro que cada día.

·         Y ¿cuán a menudo necesitamos fuerza, valor, guía y consejo e instrucción?  Seguro que cada día también.

·         Pero ¿cuán a menudo leemos la Biblia?  - Para salir de todos los enredos de la vida mundanal debemos verle a Dios cara a cara y escuchar su voz constantemente.

·         D. L. Moody dijo: “un hombre no puede aprovisionarse suficientemente de la gracia de Dios, así como sus pulmones no pueden aprovisionarse de aire para una semana, en un solo respiro. Debemos ir a Dios día tras día.

TRES CONSEJOS PRACTICOS PARA LEER LA BIBLIA CONSISTENTEMENTE.

1.       Encuentre el tiempo apropiado.

a.       La razón para no leer la Biblia es que uno se da por vencido muy pronto. Pero piense en lo siguiente:

b.      Si uno compra la Biblia en “audio libro”, la grabación de la lectura de la Biblia dura 71 horas.

c.       En promedio una persona gasta ese tiempo frente a la TV en dos semanas.

d.      En consecuencia si dedicamos 15 minutos diarios a leer la Biblia, la terminaremos en menos de un año.

e.      5 minutos de lectura bíblica = leer toda la biblia en tres años.

f.        Muchos cristianos nunca han leído la biblia entera. Por lo cual regresamos al hecho de que es cuestión de disciplina.

g.       Hágase el tiempo. Que sea siempre a la misma hora todos los días. Que no sea antes de dormir.

2.       Encuentre un buen Plan de lectura.

a.       3 capítulos lun-sab y 5 el domingo = la biblia en un año exacto.

b.      3 AT y 3 NT cada día = y usted habrá leído 4 veces el NT al terminar el OT = un año.

c.       Inicie al mismo tiempo en Génesis (la Ley); Josué (Historia); Job (Poéticos); Isaías (Profetas); y Mateo (NT) y lea el mismo número de capítulos cada vez y terminará las cinco secciones al mismo tiempo.

d.      Una variación de este plan es leer en tres lugares en lugar de 5 (Génesis, Job y Mateo).

e.      Muchos que han intentado leer la Biblia iniciando en la pagina 1, al llegar a Levítico ya están confundidos; En Números ya están desanimados, y se rinden completamente al llegar a Deuteronomio.

3.       Encuentre una frase, palabra o versículo para meditar diariamente.

a.       Sin meditar en algo detenidamente usted encontrará que al cerrar la Biblia, no podrá recordar lo que acaba de leer.

b.      Tome por lo menos una cosa de las que acaba de leer y piense detenida y profundamente en ello por unos minutos.

3.    Para lograr el crecimiento espiritual debemos ESTUDIAR LA PALABRA DE DIOS.

Si leer la Biblia se puede comparar a cruzar un lago cristalino en lancha; pues estudiar la Biblia se compara a cruzar el mismo lago cristalino pero en un bote con piso de cristal.

La lancha nos da una mirada panorámica del lago y casi no podemos apreciar lo que hay bajo el agua. Pero el bote con fondo de cristal nos da la idea de surcar el lago viendo detenidamente sus profundidades.

Veamos tres ejemplos de “estudiar la Palabra de Dios”.

·         Esdras 7:10. Esdras preparó su corazón para inquirir en la ley de Jehová y para cumplirla, y para enseñar en Israel sus estatutos y decretos.

·         Hay una significación muy instructiva en la secuencia de este versículo:

o   Esdras “preparó su corazón”.

o   Para “estudiar/inquirir la ley”

o   Para “cumplirla / llevar a cabo sus mandamientos”

o   Y Para “enseñarla / enseñar sus estatutos y decretos”.

·         Antes de enseñarla a la gente, se cercioró de cumplir lo que aprendió – y lo que aprendió vino del estudio de la Escritura. Pero de todas maneras antes de estudiar, él preparó su corazón (se dedicó/consagró). En otras palabras Esdras, se auto disciplinó.

Otro versículo está en Hechos 17:11.

·         Los misioneros Pablo y Silas, apenas escaparon de Tesalónica con vida, después de haber tenido un trabajo de tres semanas de un exitoso evangelismo. Este ministerio provocó que los Judíos se pusieran celosos.

·         Así que inmediatamente repitieron el mismo procedimiento en Berea y los Judíos allí respondieron diferente: “Y estos eran más nobles que los que estaban en Tesalónica, pues recibieron la Palabra con gozo y la escudriñaron para comprobar si esto que estaba diciendo Pablo era así.”

·         Va de acuerdo con el siguiente versículo (v.17:12) “Muchos creyeron”. Una persona noble, estudia la Biblia.

Otro versículo que muestra la importancia del estudio bíblico. 2 Timoteo 4:13

·         Pablo está en prisión escribiendo su última carta (pues 2 Tim. Fue escrita poco tiempo antes de morir) y precisamente está escribiendo el último capítulo de su última carta. Así que anticipando la venida de su joven discípulo, Pablo le escribe: Trae, cuando vengas, el capote que dejé en Troas en casa de Carpo, y los libros, mayormente los pergaminos.

·         Los pergaminos contenían seguramente copias de Las Escrituras.

·         En su fría y miserable celda, Pablo pide un capote, para vestir su cuerpo soportar el frio; y también pide la Palabra de Dios para estudiar para que su mente y su corazón puedan también estar abrigados.

·         Pablo había visto el cielo (2 Corintios 12:1-6), y había visto a Cristo resucitado en camino a Damasco (Hechos 9:5); y había experimentado el poder del Espíritu Santo por sus milagros (Hechos 14:10) y hasta para ser inspirado para escribir la Palabra de Dios (2 Pedro 3:16); pero aun así él continuó estudiando la Palabra de Dios hasta morir.

·         Si Pablo la necesitó, ¿Cuánto más nosotros? Por seguro usted y yo necesitamos disciplinarnos para alcanzar esta hambre por la Palabra de Dios.

R. C. Sproul dijo: “El problema real que tenemos es la negligencia. Hemos fallado en nuestra tarea de estudiar la Palabra de Dios no porque sea difícil de entender, ni tampoco porque sea aburrida, sino porque es un trabajo. Nuestro problema no es falta de inteligencia o pasión por el estudio de la Palabra de Dios, nuestro problema es que somos perezosos.

Cómo se estudia la Biblia:

v  Escriba observaciones del texto – Haga una lista de cosas que le llaman la atención en su lectura.

v  Si su Biblia tiene referencias, lea los versículos a los cuales le dirigen las referencias y anote lo que encuentra.

v  Encuentre una palabra clave en su Biblia y use la concordancia al final de su Biblia para ver otros pasajes en donde se usa la misma palabra.

v  Anote todo lo que ha encontrado.

Así que lea y lea la Biblia hasta que no pueda leer más, entonces ya no necesitará la Biblia nunca más, porque cuando sus ojos se cierren por última vez, y nunca más pueda leer la Biblia nuevamente; usted los volverá a abrir para ver cara a cara al mismo Jesús de la Biblia, a quien usted ha conocido por tanto tiempo, ÉL estará junto a usted para recibirlo en su morada eterna.

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →