La Nueva Vida en Cristo - Efesios 4-17-32

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 406 views
Notes & Transcripts

La Nueva Vida en Cristo

 

Pasaje:                 Efesios 4:17-32

Enseñanza:         Como hijos de Dios ahora disfrutamos de una nueva posición delante de Dios. Ahora hemos sido llamados a caminar hacia Dios por el camino de la nueva vida que Cristo ganó para nosotros.

Proposición:       Tres argumentos que nos inspiran y ayudan a disfrutar de la nueva vida en Cristo.

 

 

Ya no andéis como los otros gentiles que:

·         Andan en la vanidad de su mente v.17

·         No tienen entendimiento v.18

·         Duros de corazón al ignorar la salvación de Dios v.18

·         Insensibles ante la gravedad del pecado v.19

 

Note el énfasis en estos versículos de esta sección:

·         Mente – manera de pensar v.17 y 23

·         Entendimiento v.18

·         Ignorancia v.18

·         Aprender a Cristo v.20

 

La salvación comienza con un cambio de mente. Eso es “arrepentimiento” = cambio de manera de pensar. El pensamiento del no-salvo es “vano” – “fútil” – “Vacío” = su pensamiento no lleva a un propósito sustancial para la vida. No puede entender el mundo a su alrededor ya que no conoce a Dios. 2:1 dice que el no creyente:   “está muerto en sus delitos y pecados”.

 

El pensamiento o la capacidad de razonar del no creyente es vacío porque tiene el entendimiento “entenebrecido” v.4:18. El no salvo no puede ver la vida y disfrutar de ella porque no tiene el conocimiento de Dios.  Tiene mucho conocimiento pero nada de sabiduría. Por eso en 4:20 que nosotros “aprendimos a Cristo” y no “sobre Cristo”. Ya que se puede aprender sobre Cristo sin ser salvo. Pero ya Cristo está vivo, nosotros podemos aprender de él. La verdad y la vida siempre van juntas. Si nosotros hemos creído en la verdad de Dios, también hemos recibido la vida de Dios.

 

El cristiano no puede seguir el patrón del mundo ya que ha experimentado el milagro de levantarse de entre los muertos.  Su vida no es vacía o fútil, sino llena de propósitos divinos.  Su mente está llena con la luz de la Palabra de Dios y su corazón con la llenura de la vida de Dios.  El creyente ha dado su cuerpo como instrumento de justicia (Romanos 6:13) y no al pecado para satisfacción de sus pasiones egoístas.

 

El creyente no es igual que el pagano, y por eso la urgencia del mandato: “no andéis”.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Vosotros ahora:

·         Aprendieron a Cristo (no “sobre” Cristo), ya que está vivo v. 20

·         Despójense del viejo hombre que está viciado v.22

·         Renovarse en su manera de pensar v.23

·         Revístanse del nuevo hombre, que es según Dios v.24

El apóstol Pablo, refuerza su argumento con algo que sale de la propia experiencia de sus lectores.

Note que nuevamente el énfasis está en LA MENTE y en las perspectivas del creyente. El versículo 20 dice “no han aprendido así a Cristo”…. Aprender a Cristo es el desarrollo de una relación personal, de tal manera que podamos llegar a conocerlo mejor cada día. 

 

Esta “relación personal” o “comunión”, se logra a través de la Palabra de Dios. Mientras más entiendo a Dios, más conozco a Jesucristo, el Hijo de Dios. Y toda la Biblia es la revelación de la personalidad de Dios.

El no salvo es ignorante de las cosas de Dios y de la palabra de Dios. Mientras que el creyente es inteligente y tiene el conocimiento de las cosas de Dios y de la Palabra.

v. 21 Ya hemos creído en la verdad y ya hemos recibido la vida, por eso ahora caminaremos “en el camino” y no daremos pasos fuera de él para ejemplo de un mundo perdido.

 

21.24 Pero esta nueva vida espiritual va más profunda que eso.

Resulta enteramente en una nueva posición delante de Dios.  El viejo hombre ha muerto, y ahora “caminamos en una nueva vida a través de Cristo”. Este viene a ser el sello práctico de la teoría que explicó en 2:4-6.

Como creyentes no solo hemos cambiado nuestra mente. También cambiamos nuestra conciencia, nuestro interior, nuestra ciudadanía y ahora pertenecemos a la nueva creación de Dios en Cristo.  Por consiguiente las ideas, los deseos, las intenciones del viejo hombre no deben controlar nuestra vida nunca más.

 

Una simple ilustración de esto está en Juan 11, la resurrección de Lázaro.

Ya había muerto hace 4 dias. (Juan 11:17) su cuerpo ya había entrado en putrefacción. Pero cuando Jesús habló las PALABRAS…. Lázaro resucitó. Ya no estaba muerto, sino que ahora estaba vivo. Pero note el mandato de Jesús en el verso 44: “desatadle y dejarle id”.  Sacarle las ropas de la muerte, Lázaro ya no pertenece más a los dominios de la muerte, ¿por qué ir vestido de ropajes de muerte por la vida?. Ahora vístanle de las ropas de la vida, de los ropajes nuevos.

 

Este es el argumento de Pablo. Ustedes ahora no pertenecen más a la vieja corrupción del pecado, sino que ahora pertenecen a la nueva creación en Cristo. Quítese la ropa de la muerte, y vista de los ropajes de la vida. ¿cómo logramos esto? “v.23 Renovaos en el Espíritu de vuestra mente”.

 

La conversión es una crisis que lleva a un proceso. A través de Cristo, de una vez por todas, se nos ha dado una nueva posición en la nueva creación de Dios, pero día a día, por fe, debemos ir apropiándonos de todo lo que Cristo ganó en la cruz y nos dio.  La Palabra de Dios, renueva nuestras mentes, según como nos rindamos a él día a día. (Romanos 12:1-2).  “Santifícalos en tu verdad, Tu Palabra es verdad”. (Juan 17:17).  Así como vayamos entendiendo la Palabra de Dios, así mismo gradualmente seremos transformados por el Espíritu Santo. Esta transformación, trae una renovación y esta renovación, conlleva una vida cambiada.

 

Físicamente somos lo que comemos. Pero espiritualmente somos los que pensamos.  Proverbios 23:7 dice: “porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él”.  Por eso es que es muy importante para el creyente que pase un tiempo diario con Dios meditando en la Palabra de Dios, leyéndola, memorizándola, APRENDIDO A CRISTO y teniendo esa COMUNION CON DIOS.

Aplicaciones prácticas:

·         V.25 desechar la mentira ya ahora hablar solo con la verdad.

·         V.26 controlar los impulsos y las emociones que naturalmente son humanas.

·         V.28 dejar de robar ya ahora trabajar y compartir a los que no tienen.

·         V.29 dejar las groserías y ahora decir lo que es bueno para el alma de los que nos oyen.

·         V.31 desligarnos de la amargura toda malicia y ahora ser buenos y perdonadores, como Cristo nos ha perdonado.

 

 

Pablo no simplemente se contentó con explicarles un principio bíblico a sus lectores sino que también quería aplicar esta verdad de manera práctica.

 

·         Desechando toda mentira.

o   Satanás es el padre de toda metira. Si mentimos unos a otros estamos destruyendo la unidad del cuerpo. 4:16 – énfasis en la unidad en amor.

o   Si somos llamados a renovar nuestra mente, debemos dejar las ideas de mentira y vivir en la verdad. Recordemos que Jesús es la verdad.

o   No digamos mentiras porque somos miembros el uno del otro v. 25

·         Airaos pero no pequéis.

o   Parece que la ira en sí misma no es pecado, ya que se habla en varios pasajes del Antiguo Testamento acerca de la “ira de Dios”.

o   Pero en realidad la ira es como una rueda en lo más alto de la colina. Podemos impulsarla un poco, pero cuando agarra velocidad es imposible detenerla.

o   Para Dios es fácil dirigir su ira, ya que él sabe todo, puede todo, y sabe cuales son los resultados de cualquier episodio donde la ira esté presente, pero nosotros NO sabemos hacia donde nos dirija un ataque de ira.

o   Aristóteles dijo: “Enojarse es fácil, pero enojarse con:

§  La persona correcta

§  En el grado correcto

§  En el momento correcto

§  Con el propósito correcto

§  Y en la manera correcta……………. Es muy difícil”

o   Salomón dio la respuesta correcta cuando dijo: “La blanda respuesta aplaca la ira, más la palabra áspera hace subir el furor”  Prob. 15:1

o   Por que no debemos dar lugar al diablo. V. 27

·         No robar.

o   Este es uno de los 10 mandamientos y de esta manera Dios crea el concepto de “propiedad privada” y el concepto de “respeto por la propiedad privada”.

o   Observemos que el robar produce daño a otros. Pero el trabajar también tiene su por qué…… Para que ayudes a otros.

o   Pablo no quería que el mismo trabajo se convierta en un pecado de “egoísmo” u “orgullo” sino que sea una forma de ayudar a otros.

o   Los rabies judíos tenían un dicho: “Si no enseñas a tu hijo a trabajar, le estás enseñando a robar”.

·         Las palabras corruptas.

o   La boca y el corazón están conectados. Mateo 12:24 dice: “De la abundancia del corazón habla la boca”.

o   Lo que decimos refleja de lo que estamos llenos.

o   Una renovación de nuestro corazón, se reflejará por lo que decimos y por cómo lo decimos.

o   Recordemos que se nos motiva a que nuestras palabras sean siempre con gracia, sazonada con sal (Col. 4:6)

o   Que lo que digamos a otros siempre lo edifique en amor y no lo derribe. Porque muchas veces es difícil volver a pararse y continuar “en el camino”.

 

·         Quítese de vosotros la amargura.

o   La amargura es un veneno que puede llegar a desatar sentimientos terribles que terminan en hechos terribles.

o   Aquí hay una progresión:

§  La amargura, guía al enojo.

§  El enojo, guía a la ira.

§  La ira, guía a la gritería y la maledicencia.

o   La amargura y el enojo han sido los que han quitado el buen sabor de un matrimonio, un hogar, una familia y una iglesia.

o   La amargura nos quita el gozo. La salvación la tenemos segura, pero podemos perder el gozo de la salvación y las bendiciones que trae la llenura del Espíritu Santo.

 

 

Así que no nos olvidemos que debemos caminar en el camino nuevo de nuestra nueva vida en Cristo. Si ya Cristo nos ha llamado de la muerte a la vida, hagamos como Lázaro, quitémonos las ropas de muerte que nos hacen heder a muerte, a pecado; y vistámonos de las ropas reales que Dios ha querido darnos al hacernos sus hijos.

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →