Los sacrificios que agradan a Dios - evidencias de un buen cristiano

Sermon  •  
0 ratings
· 45 views
Notes & Transcripts

Los sacrificios que agradan a Dios,

son evidencias de que somos buenos cristianos

 

Pasaje:                 Hebreos 13:15-16

Enseñanza:        Como verdaderos seguidores de Cristo estamos llamados a cumplir con dos

demandas que evidencien nuestro carácter cristiano. La primera demanda es la alabanza a Dios y la segunda es el amor al prójimo.

Proposición:      Dos evidencias que muestran nuestro verdadero carácter como Cristiano.

 

Nuestro carácter debe presentarnos al mundo como cristianos. Para ello ya no es indispensable que hagamos vez tras vez sacrificios de animales en un altar, como se hacía en el Antiguo Testamento.  Tampoco debemos tratar de mostrar una devoción pública como lo hacían los fariseos en el Nuevo Testamento. Pero es necesario que desarrollemos un carácter que nos identifique como creyentes y seguidores de Cristo.

 

 

1.      La primera evidencia de mi carácter cristiano es la Alabanza que debo dar a Dios continuamente.

 

 

Sacrificios. Del gr = thusia (θυσία, 2378), denota primariamente el acto de la ofrenda; luego, objetivamente, aquello que es ofrecido:

a)      de sacrificio idolátrico (Hch 7.41);

b)      de sacrificios animales o de otro tipo, ofrecidos bajo la Ley (Mt 9.13; 12.7; Mc 9.49; 12.33; Lc 2.24; 13.1; Hch 7.42; 1 Co 10.18; Heb 5.1; 7.27; 8.3; 9.9; 10.1,5,8,11; 11.4);

c)      de Cristo, en su sacrificio en la cruz (Ef 5.2; Heb 9.23, donde el plural comprende antitípicamente las varias formas de sacrificios levíticos en su carácter típico; 9.26; 10.12,26);

d)     metafóricamente:

a.       del cuerpo del creyente, presentado a Dios como sacrificio vivo (Ro 12.1);

b.      de la fe (Flp 2.17);

c.       de ayuda material dada a los siervos de Dios (Flp 4.18);

d.      de la alabanza (Heb 13.15);

e.       de hacer el bien a otros y participar de sus necesidades (Heb 13.16);

f.       de sacrificios espirituales en general, ofrecidos por los creyentes como sacerdocio santo (1 P 2.5)

 

Alabanza.  Del gr = ainesis (αἴνεσις, 133), alabanza (similar a  ainos). Se halla en Heb 13.15, donde se representa metafóricamente como una ofrenda sacrificial.[1]

 

vv.15. By him therefore let us offer the sacrifice of praise to God continually, that is, the fruit of our lips giving thanks to his name.

Ya que el “Altar” es mencionado en 13:10, aqui se menciona el “Sacrificio”

 

By him - as Mediator of our prayers and praises (John 14:13-14); not by Jewish observances (Psalms 50:14,23; 69:30-31; 107:22; 116:17 Ps 50:23; 69:30-31; 107:22; 116:17).

Praise - for salvation.

Continually - not merely at fixed seasons, as those on which the legal sacrifices were offered, but all our life long.

 

Giving thanks, [‎homologountoon‎] (our lips) - 'confessing.' Bengel, The Hebrew

[‎towdah‎] is beautifully emphatic: literally acknowledgment or confession. In praising a creature, we may easily exceed the truth; but in praising God, we have only to go on confessing what He really is to us. Hence, it is impossible to exceed the truth: here is genuine praise.

 

Pero el sacrificio perfecto ya lo hizo Cristo en la cruz, ahora por medio de él, presentemos a Dios en una genuina alabanza. 

 

 

The Jews allowed that, in the time of the Messiah, all sacrifices, except the sacrifice of praise, should cease. To this maxim the apostle appears to allude; and, understood in this way, his words are much more forcible. In Vayikra Rabba, sect. 9, fol. 153, and Rabbi Tanchum, fol. 55: "Rabbi Phineas, Rabbi Levi, and Rabbi Jochanan, from the authority of Rabbi Menachem of Galilee, said, “In the time of the Messiah all sacrifice shall cease, except the sacrifice of praise”. This was, in effect, quoting the authority of one of their own maxims, that now was the time of the Messiah; that Jesus was that Messiah; that the Jewish sacrificial system was now abolished; and that no sacrifice would now be accepted of God, except the sacrifice of praise for the gift of his Son.

 

 

2.      La segunda evidencia de mi carácter cristiano es el amor al projimo.

 

v. 16 But to do good and to communicate forget not: for with such sacrifices God is well pleased.

But - But the sacrifice of praise with the lips (Heb 13:15) is not enough; there must be also doing good and communicating (i.e., imparting of your means, Gal 6:6) to the needy.

 

With such - not mere ritualistic sacrifices.

 

[But to do good and to communicate] Hay sacrificios continuos los cuales Dios requiere, y los cuales fluirán del sentido del amor de Dios en Cristo Jesús. Alabar a Dios por su indecible regalo de Cristo y hacer muestras de misericordia a los hombres por amor a Dios.  

 

Ningún tipo de alabanza, incluso a nombre del sacrificio infinitamente meritorio de Cristo, puede ser aceptable en la vista de Dios, si un hombre no tiene amor y demuestra caridad hacia su vecino.

 

La Alabanza, la Oración, y la Acción de Gracias a Dios, junto con las obras de la caridad y la misericordia al hombre, son los sacrificios que cada seguidor genuino de Cristo debe ofrecer.  Y estos son las pruebas que un hombre pertenece a Cristo.

 

 

Ayuda mutual.  koinonia (2842), is translated in Heb. 13:16 “to communicate,” lit., “be not

forgetful of good deed and of fellowship”(no ser olvidadizo de los buenos hechos de la participacion y el compañerismo); “fellowship” (kjv, “communication”) in Philem. 6, rv.[2]

 

Se agrada Dios.   2. euaresteo (εὐαρεστέω, 2100) significa ser complaciente (eu, bien, y una

forma semejante al aresco); en la voz activa (Heb 11.5), «de haber agradado a Dios», y también el v. 6. En la voz pasiva (Heb 13.16), «se agrada Dios», lit.: es agradado. 

 

3. eudokeo (εὐδοκέω, 2106) Significa: (a) estar complacido, considerar que algo sea bueno (eu, bueno, y dokeo, parecer bueno); no meramente una comprensión de lo que es bueno y recto como en dokeo, sino resaltando la buena disposición y libertad de intención o resolución con respecto a lo que es bueno[3]

 

 

Debemos cumplir con lo que es bueno, pero no solo de labios para afuera, sino también de corazón.  Porque Dios no mira lo hermoso de su parecer sino las intenciones de su corazón.

 

Entonces, si hacemos sacrificios de Alabanza a Dios por su verdad y confesamos su nombre, y; nuestros actos de bondad y piedad hacia los hombres son sinceros, Dios es bien agradado.  PERO, si hacemos actos de alabanza y de caridad, pero las intenciones del corazón son las mismas intenciones insanas y egoístas que teníamos cuando estábamos en el mundo, Dios no se agradará de eso.

 


----

[1]Vine, W.E.: Vine Diccionario Expositivo De Palabras Del Antiguo Y Del Nuevo Testamento Exhaustivo. electronic ed. Nashville : Editorial Caribe, 2000, c1999

[2]Vine, W.E. ; Unger, Merrill F. ; White, William: Vine's Complete Expository Dictionary of Old and New Testament Words. electronic ed. Nashville : Thomas Nelson, 1997, c1996, S. 2:115

[3]Vine, W.E.: Vine Diccionario Expositivo De Palabras Del Antiguo Y Del Neuvo Testamento Exhaustivo. electronic ed. Nashville : Editorial Caribe, 2000, c1999

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →