Drop files to upload.
Faithlife Corporation

Serie Colosenses -4 Reconciliados por Dios por medio de Cristo - Colosenses 1-21-23

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 105 views
Notes & Transcripts

Reconciliados con Dios por medio de Cristo

Colosenses. 1:21-23

La acción espontánea de Dios anula la enemistad que mantiene al hombre separado de su Creador, y la creación de una naturaleza redimida dentro del hombre capacita a este para llevar una vida de comunión y amor con Dios (Romanos 5:10-11).

Los primeros pasajes cristológicos (1:14-23; 2:9-15) presentan a Cristo como absolutamente preeminente y perfectamente adecuado para el cristiano. La vida cristiana, explicaba Pablo, fluye naturalmente de esta revelación. La vida cristiana es realmente la vida del Cristo interno que Dios manifiesta a través del creyente. (Dr. Constable – Notas de Colosenses).

“La iglesia hoy necesita desesperadamente el mensaje de Colosenses. Vivimos en un tiempo en el que la tolerancia se interpreta como ‘una religión es tan buena como otra’. Algunas personas tratan de tomar lo mejor de varios sistemas de religiones y manufacturan su propia religión privada. Para muchas personas, Jesucristo es uno de los muchos grandes maestros religiosos, con no más autoridad que ellos. Puede que sea prominente, pero definitivamente Él no es preeminente.

Esta es una época de ‘sincretismo’. Las personas están tratando de armonizar y unir diferentes escuelas de pensamiento y se aparecen con una religión superior. Nuestras iglesias evangélicas están en peligro de diluir la fe en su intento amoroso de entender las creencias de otros. El misticismo, el legalismo, las religiones orientales, el ascetismo y las filosofías de hombres están avanzando secretamente en las iglesias. No están negando a Cristo, sino que lo están destronando y le están robando su legítimo lugar de preeminencia” (Warren W. Wiersbe, The Bible Exposition Commentary)

El propósito de la reconciliación es “santidad personal”.  Dios no hace la paz (Col. 1:20) para que continuemos siendo rebeldes. ÉL nos ha reconciliado (nos ha traído hacia sí mismo) para que podamos compartir SU vida y Su santidad. Hemos sido presentados ante Dios “santos, sin mancha e irreprensibles”.

·         SANTOS. Obviamente está muy relacionado con santidad. Se expresa la idea de “poner aparte”, “ser dedicados para Dios”. En el Nuevo Testamento, los “santos” no son gente muerta quienes, durante su vida hicieron milagros y nunca pecaron. En el Nuevo Testamento los santos son gente viva, como usted y como yo, que confiaron en Cristo. Pablo escribió esta carta a santos vivos. (Col. 1:2)

·         SIN MANCHA.  Es una sola palabra en el original y es aplicada al templo donde se hacían los sacrificios, los cuales tenían que ser sin mancha. Es asombroso que Dios mire a su hijos y no vea las manchas en nosotros!!!  Dios nos escogió para ser “santos y sin mancha”. Puros.

·         IRREPRENSIBLE. Significa “libre de acusación”. Una vez que hemos sido reconciliados con Dios, ninguna acusación puede ser levantada en nuestra contra (Romanos 8:31-34).  Satanás, el acusador de los hermanos, desearía lazarnos cargos y acusaciones; pero Dios no los aceptará (Zacarías 3). La gente quizás pueda tener acusaciones en nuestra contra, pero esas acusaciones no pueden cambiar la relación que Dios tiene con nosotros.

Lo más importante en nuestra vida cristiana no es como nos vemos en base a nuestro propia opinión, ni en base a la opinión (o crítica de otros 1 Corintios 4:1-4), sino como Dios nos ve.

Hay muchas personas que nunca dejan ir al pasado. Constantemente están recordando lo que Dios ya ha perdonado y ha olvidado. Desarrollan una morbosa afición a vivir recordando sus pecados y sus culpas, de tal manera que les lleva a vivir encadenados voluntariamente a una vida de frustración y auto-compasión. Dichas personas deben aceptar la maravillosa nueva posición en Cristo y empezar a experimentar la victoria sobre la auto-crítica y la depresión.

 

 

El propósito de la reconciliación es “seguridad personal”. 

v. 23 .

El énfasis de Pablo, en nuestro estado de santidad ante Dios, fue seguro  objeto de ataque de parte de los falsos maestros en la iglesia de Colosas, ya que ellos prometieron a sus seguidores una cierta clase de “perfección” que no llegaba a ningún lado sino que era el fin que perseguían = perfección por perfección solamente. En cambio, el Apóstol Pablo dice: “ustedes ya tienen un perfecto estado en Cristo, así que ¿por qué buscarlo en otro lado?”.

La “Esperanza del Evangelio” es esa bendita esperanza del retorno de nuestro Señor. (Tito 2:13). Pablo ha mencionado esta esperanza: “…la esperanza que os está guardada en los cielos” (Col. 1:5).

Hubo un tiempo cuando los gentiles Colosenses no tenían esperanza, ¿por qué?, porque ellos estaban sin Dios. Pero cuando fueron reconciliados con Dios, ellos recibieron una maravillosa esperanza de gloria. Todos los hijos de Dios estarán con Cristo en el cielo (Juan 17:24). De hecho nuestro futuro es tan seguro que Pablo nos dice que ya hemos sido glorificados (Romanos 8:30). Todo lo que nos resta es esperar por la revelación de esta gloria cuando Jesucristo regrese (Romanos 8:17-19).

Pablo usa una imagen arquitectónica en este versículo (23): Una casa, firmemente asentada sobre su fundamento. 

·         SIN MOVEROS. La localidad de Colosas estaba situada en una región sísmica y la traducción de esta frase literalmente sería: “afectada por terremoto”. Pablo estaba diciendo: “Si ustedes son salvos en verdad, y ha crecido sobre un fundamento sólido, Jesucristo, entonces deben continuar en la fe y nada les moverá. Ya han escuchado el evangelio y han creído en Cristo, y ÉL les ha salvado.

En otras palabras, no somos salvos por “continuar en la fe”, sino que continuamos en la fe probando a todo el mundo que somos salvos.

Le corresponde a cada cristiano probar su propia fe y examinar su propio corazón para estar seguro de que es un hijo de Dios. (2 Cor. 13:5 – 2 Pedro 1:10ss)

(Romanos 5:10-11).

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →