Drop files to upload.
Faithlife Corporation

Serie LA DUDA - 2 La duda lleva a prescindir de la oracion y la falta de oracion nos hace estériles - Mateo 21-12-22

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 7 views
Notes & Transcripts

Serie: LA DUDA. – Para alejarnos de la duda debemos purificar el templo

La duda nos lleva a prescindir de la oración,

la falta de oración nos lleva a la esterilidad espiritual.

Mateo 21:12-22 – La última purificación del templo y la maldición de la higuera estéril.

Que Jesús haya querido maldecir a un árbol nos puede sorprender. Después de todo, el mismo poder que mató al árbol, podía haberle dado nueva vida y frutos. Jesús ciertamente no le estaba haciendo al árbol moralmente responsable por ser estéril.

Cuando consideramos el tiempo y el lugar de este evento, entenderemos mejor lo que Jesús hizo.

·         Jesús estuvo cerca de Jerusalén en la última semana de su ministerio público a su pueblo.

·         La higuera simboliza la nación de Israel (Jer. 8:13; Oseas 9:10,16; Lucas 13:6-9).

o   Así como este árbol tenía hojas pero no fruto, así Israel mostraba una religión pero no una experiencia práctica de fe que resulte en una vida piadosa.

·         Jesús no estaba enojado con ese árbol. En lugar de eso, ÉL usó este árbol para enseñarles varias lecciones a sus discípulos.

CONTEXTO.

Jesús hizo dos actos de justicia: ÉL purificó el templo, y ÉL maldijo a la higuera estéril. Los dos fueron maneras poco usuales de actuar en su habitual ministerio, porque ÉL no vino al mundo a juzgar, sino a salvar (Juan 3:17).

Estos dos actos revelaron la hipocresía de Israel:

·         El templo era una cueva de ladrones,

·         La nación (simbolizada por la higuera estéril) no tenía fruto.

·         Corrupción interior y esterilidad exterior, eran evidencias de su hipocresía.

1.    Dios quiere producir fruto verdadero en las vidas de sus hijos.

El fruto es el producto de la vida. La presencia de hojas usualmente indica la presencia de fruto, pero éste no era el caso. En la parábola de la Higuera (Lucas 13:6-9), el viñador le estaba dando más tiempo para cuidar el árbol, pero ahora el tiempo se agotó. Este árbol estaba ocupando espacio sin hacer nada útil.

Mientras que podemos sacar una aplicación personal de este evento, la principal interpretación tiene que ver con Israel. El tiempo del juicio ha llegado. La sentencia ha sido pronunciada por el Juez, pero no será ejecutada dicha sentencia sino hasta aproximadamente 40 años más adelante, cuando el imperio Romano destruyera la ciudad y el templo; y dispersara al pueblo.

Jesús usó este evento para enseñar a sus discípulos una lección práctica acerca de fe y oración.

Se suponía que:

·         el templo debía ser una “casa de oración”;

·         la nación debía ser “un pueblo creyente”.

·         Pero estos dos propósitos esenciales no estaban presentes.

Nosotros también debemos considerar los peligros de la esterilidad espiritual.

Si dudamos seremos:

·         Una iglesia sin poder

o   que oculta su incredulidad

o   que oculta su poca dependencia de Dios

§  ya que no se ora (Mi casa será llamada “Casa de Oración”.

§  ni se lee la Palabra de Dios en búsqueda del alimento espiritual

§  sino que lo que inició como una disciplina espiritual (devocional diario) se volvió en usanza tradicional (rezos, letanías, sacrificios vacios, cantos y lecturas sin sentido) desembocando en una vida religiosa carente de sentido espiritual. (cuando uno lee la biblia u ora, solo por cumplir una tradición o requisito de la iglesia; y no por necesidad personal.

·         Un pueblo estéril/sin fruto (simplemente viviendo en religiosidad)

o   Cuando nuestro servicio se torna un mero trámite y no es un alimento espiritual para nadie.

o   Cuando nuestra vida espiritual en lugar de dar higos sabrosos, da higos “pequeños, verdes, duros y no comestibles” – en hebreo “higos pagga”.

§  Así es fácil confundirnos y decir que “tenemos frutos”… ¿pero qué clase de frutos?

·         La Biblia nos habla de frutos dignos

o   Los fariseos y saduceos decían a Juan el Bautista: “Somos hijos de Abraham” como excusa para pensar que por eso eran salvos… Por lo que Juan les muestra que es necesario el arrepentimiento para ser salvo.

·         Esto nos muestra que pueden haber frutos indignos que nos hagan pensar que somos fructíferos, pero que no sirven para provecho de nadie.

2.    Dios quiere producir santidad practica en las vidas de sus hijos.

La purificación del templo (Mateo 21:12-16)

Jesús había iniciado su ministerio con un acto similar (Juan 2:13-25). Ahora, tres años más tarde, el templo estaba contaminado nuevamente por los “negocios religiosos” de los líderes. Ellos habían convertido la corte de los Gentiles en un lugar donde los Judíos extranjeros podían cambiar dinero y comprar sacrificios.

Lo que inició como un servicio conveniente para los visitantes extranjeros, pronto se convirtió en un negocio muy lucrativo. Los vendedores cobraban precios exorbitantes y nadie podía competir con ellos ni oponerse a ellos. Historiadores dicen que Anas, el antiguo Sumo Sacerdote, era el gerente de esta empresa, que a su vez era administrada por sus hijos.

El propósito de la corte de los gentiles en el templo era proveer a los “marginados” una oportunidad de entrar en el templo y aprender de Israel acerca del verdadero Dios. Pero la presencia de estos “comerciantes religiosos” alejaba a los gentiles del testimonio de los Israelitas. La corte de los gentiles se usó para “negocios mercenarios” y no para “ayuda misionera”.

·         Cuando Jesús llamó al templo “Mi Casa”, ÉL estaba afirmando que ÉL era Dios.

·         Cuando ÉL lo llamó “Mi Casa de Oración” citó Isaías 56:7.

o   Todo el capítulo 56 de Isaías denuncia a los líderes infieles de Israel.

·         La frase “Cueva de Ladrones” viene de Jeremías 7:11 y es parte de un largo sermón que Jeremías predicó en la puerta del templo, reprendiendo a la gente por este mismo pecado que Jesús ve y juzga ahora en sus días.

¿Por qué Jesús llamó al templo “cueva de ladrones”? Porque el lugar donde los ladrones se esconden y escoden sus botines y llevan a cabo sus reuniones secretas, es llamado cueva o guarida. Los líderes religiosos, y algunas personas, estaban usando el templo y la religión Judía para esconder u ocultar sus pecados.

En cambio que si tenemos FE seremos:

·         Una Iglesia poderosa: El poder de Dios trabajando para cambiar gente.

o   Que ORA.

§  Dios quiere ORACION sobre su pueblo (1 Tim. 2:1), porque la oración verdadera es una evidencia de nuestra dependencia de Dios y de nuestra fe su Palabra.

o   Que ayuda.

§  Los necesitados Espirituales – Que les da luz y así les guía por el camino de salvación, justicia y santidad. Hechos 1:8 “recibir poder para…..”

§  Los necesitados materiales – Que se preocupa por resolver los problemas de la comunidad tanto al interior de la iglesia y más aún fuera de la iglesia, llevando salvación (predicando) como entregando aún de lo nuestro por amor a los demás. Mateo 21:14; 2 Corintios 12:15; Romanos 5:8.

§  ÉL también quiere que la gente sea ayudada (Mateo 21:14). El necesitado debe sentirse bienvenido y debe encontrar la clase de ayuda que él/ella necesita.

o   Que Alaba.

§  Alabanza es otra de las características de la Casa de Dios (Mateo 21:15-16), aquí Jesús cita el Salmo 8:2, “de la boca de los niños y de los que maman fundaste la fortaleza…”

·         Una Iglesia fructífera:

o   Que da su fruto a su tiempo y su hoja no cae y todo lo que hace prosperará”. Salmo 1:3

§  Que los higos que salgan sean de provecho para los que comen de nuestro.

·         Los higos “bikkura” son grandes comestibles y maduran desde mediados hasta fines del verano y son sabrosos tanto frescos como secos.

o   Que todo lo que hace es para bendición y edificación de los demás. Hechos 20:35; Efesios 4:28.

o   Que espera en Dios.

§  Debe haber FE en la casa de Dios, fe para creer en la salvación de Dios y en el poder de Dios (Mateo 21:21-22) para que nuestras oraciones sean contestadas.

HIGO, HIGUERA Árbol, ficus carica, de hojas poco durables, de cuatro a siete metros de alto y ramas irregulares, a menudo curvadas. Desde la antigüedad se aprecia por su fruto y su frondosa sombra, y porque, aunque crece lentamente, produce dos cosechas de higos al año. Sin embargo, los higos de invierno y principio de primavera, llamados pagga en hebreo, son pequeños, verdes, duros y no comestibles. Aparecen antes que salgan las hojas nuevas y crecen en las ramas que se desarrollaron el verano anterior (Mt 24.32 //). Los bikkura, en cambio, son grandes, comestibles y maduran desde mediados hasta fines del verano. Los higos se comen tanto frescos como secos, estos últimos con frecuencia en forma de torta (1 S 25.18; 1 Cr 12.40). Se prescriben también como medicina (2 R 20.7; Is 38.21).

Junto con la vid, la higuera a menudo es símbolo de libertad, paz y prosperidad (1 R 4.25; 2 R 18.31; Is 36.16; Jl 2.22; Miq 4.4; Hag 2.19; Zac 3.10). En ocasiones aparece a manera de ilustración en cuentos y parábolas, por ejemplo, en la fábula de Jotam sobre los árboles del bosque (Jue 9.8–15), o la parábola de Jeremías sobre los cautivos (Jer 24). Con frecuencia la higuera o el higo aparecen en las profecías de desastres inminentes para Israel (Jer 5.17; 8.13; Os 2.12; Jl 1.7, 12; Am 4.9).

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →