Drop files to upload.
Faithlife Corporation

Sermón - Efesios 6-10-24

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 629 views
Notes & Transcripts

Los cuatro flancos de nuestra batalla

Somos del ejército de Dios

Efesios 6:10-20

Cuando descubrimos que tenemos un enemigo más fuerte que nosotros rápidamente debemos pensar en cual será nuestra estrategia para vencer. 

Efesios 2:1-3 nos dice cuales son los enemigos que enfrentamos los creyentes:

1.       La corriente de este mundo.

a.       Una sociedad separada de Dios es una simple pero muy acertada definición.

b.      Gálatas 6:14 nos dice que a través de la muerte y resurrección de Cristo, ÉL venció al mundo.

2.       El príncipe de la potestad del aire.

3.       Los deseos de la carne.

a.       La vieja naturaleza que heredamos de Adán – opuesta a Dios y que está imposibilitada para agradar a Dios.

Debemos saber que Dios nos ha dado el poder suficiente a través del Espíritu Santo no solamente para vencer al diablo sino a cualquier enemigo que se nos cruce por delante, esto incluye nuestra carnalidad, el sistema pecaminoso del mundo y al diablo mismo.

En este pasaje el apóstol Pablo nos dice que si estamos caminando con Dios, entonces somos más poderosos que nuestro enemigo; pero si estamos separados de Dios, nuestro enemigo es más poderoso que nosotros.

Como creyentes no luchamos por la victoria sino CON la victoria. El Espíritu Santo nos capacita, por fe, para apropiarnos de la victoria de Cristo para nosotros.

Aquí el Apóstol Pablo comenta acerca de 4 tópicos con los cuales sus lectores, a través de entender y aplicar correctamente, pueden vivir victoriosamente su nueva vida en Cristo.

1.    El primer tópico del que nos habla el apóstol Pablo es acerca del Enemigo. (Efesios 6:10-12)

El servicio de inteligencia del ejército es tan necesario como la infantería, la marina o la aviación. Son ellos los encargados de informar todo lo concerniente acerca del enemigo: Su ubicación, sus capacidades, su flanco débil, su armamento, etc.  Si no tomamos esa información enserio vamos a pasar muchos malos ratos tratando de derrotar al enemigo, en cambio que si sabemos quién es y cómo actúa nuestro enemigo nunca podremos ser tomados por sorpresa.

El líder – El diablo.

·         Significa lite. “acusador”.  Porque él es el que dia y noche está frente al trono de Dios, acusando a los creyentes. (Apo. 12:10ss.)

·         Satanás significa “adversario” ya que es el enemigo de Dios.

·         También es conocido como “el tentador”, “asesino”, “mentiroso”

·         Es comparado con un “león” 1 Pedro 5:8.

·         Es comparado con una serpiente, un ángel de luz y también el dios de esta era.

¿De dónde vino este ser, que siempre se opone a Dios y trata de destruir SU obra?

·         Muchos eruditos creen que, en la creación él fue Lucifer, el hijo de la mañana (Isa 14:12-15) y que fue castigado y echado debido a su orgullo y su deseo de usurpar el trono de Dios.

·         Muchos misterios están relacionados al origen de Satanás. Pero lo que está haciendo y dónde está no es un misterio.

·         Siendo que él es un ser creado (no eterno como Dios lo es), él está limitado en su conocimiento y su actividad.

·         Satanás no es (como Dios sí lo es), omnisciente, omnipresente, y omnipotente. Siendo así, entonces ¿cómo él hace muchas cosas en distintos lugares del mundo?... Hay un respuesta: sus ayudantes.

Los ayudantes de Satanás.

·         El Apóstol Pablo los menciona como “principados”, “potestades”, “gobernadores”, “huestes espirituales malignas en lugares celestiales”. (Efesios 6:12).

·         Esto constituye un ejército demoníaco que le ayuda a Satanás en sus ataques contra los cristianos.

·         El Apóstol Juan en Apocalipsis 12:4 da a entender que un tercio de los ángeles cayeron con Satanás cuando se reveló contra Dios y fue echado del cielo.

·         El profeta Daniel escribió que los ángeles de Satanás luchan contra los ángeles de Dios para tomar el control sobre los asuntos de cada nación. (Daniel 10:13-20).

·         Una batalla espiritual está librándose en este mundo, y en la esfera celestial, y usted y yo somos parte de esta batalla. Saber esto, hace que “caminar en victoria”, sea un asunto de vital importancia para nosotros y para Dios.

Un punto sobresaliente es que sepamos que no luchamos contra seres humanos. Nuestra lucha es contra poderes espirituales. Perdemos tiempo cuando luchamos contra personas, debemos luchar contra el diablo que busca controlar personas y hacer que ellos se opongan a Dios y a lo que Dios quiere hacer con ellos.

Durante el ministerio de Pablo en Éfeso, hubo un motín que pudo haber destruido la iglesia (Hechos 19:23-41). No fue ocasionado por un platero llamado Demetrio solamente, sino que detrás de ellos estaba Satanás y sus demonios. Obviamente Pablo y la iglesia oraron y la oposición fue acallada.

El consejo del Rey de Siria a sus soldados puede ser aplicado a nuestra batalla espiritual – “No luchéis no contra grande ni contra chico, sino solo contra el rey…” (1 Reyes 22:31)

Las habilidades de Satanás.

·         Las exhortaciones que Pablo nos da nos indican que Satanás es un enemigo fuerte. (6:10-12), y que necesitamos el poder de Dios para estar firmes contra él. Nunca debemos subestimar el poder del diablo. No es comparado a un león o a un dragón solo por juego.

·         En el libro de Job, podemos encontrar lo que la fuerza del poder de Satanás le puede hacer a un hombre en su cuerpo, su hogar, su salud y sus amigos.

·         Jesucristo llamó a Satanás un ladrón que vino a “robar, matar y destruir” (Juan 10:10).

·         Satanás es fuerte, pero también es sabio y sutil. Y nosotros luchas contra las “asechanzas del enemigo” (6:11). “asechanzas” significa “habilidad engañosa, habilidad para engañar, astucia, engaño”. El Cristiano no puede darse el lujo de ignorar sus habilidades engañosas” (2 Corintios 2:11).

·         Algunas personas son astutas y engañadoras, como en Efesios 4:14, pero detrás de ellos está el arquitecto del engaño, Satanás.

·         Él se disfraza como ángel de luz y trata de cegar la mente de los hombres para ocultarles la verdad de Dios y de Su Palabra.

·         El hecho que Pablo usa la palabra “lucha” “gr. Pále” = lucha cuerpo a cuerpo. Otra palabra es “argón” que se traduce “batalla, conflicto o lucha”. Así que el uso de la palabra Pále indica que estamos envueltos en una batalla de mano a mano y no somos meros espectadores.

·         Satanás quiere usar nuestro enemigo externo, el mundo; y nuestro enemigo interno, la carne, para derrotarnos. Sus armas en la batalla son formidables.

2.    El segundo del que nos habla el apóstol Pablo es acerca del Equipo. (Efesios 6:13-17)

Tenemos un equipo especial que Dios nos ha dejado, tanto para la defensa como para el ataque. No debemos omitir ningún componente ya que el diablo buscará cualquier punto desprotegido para atacarnos (4:27). Pablo nos mandó a ponernos la armadura, tomar las armas y resistir al diablo. Y todo esto se hace por fe solamente. Sabiendo que Jesucristo ya ha vencido a Satanás, y que la armadura espiritual y las armas están disponibles; por fe aceptamos lo que nos da Dios y por fe salimos al encuentro con el enemigo. Los días son malos y el enemigo es malo, pero “si Dios es por nosotros, ¿quién puede contra nosotros? (Romanos 8:31).

·         El cinturón de la verdad. (14a.) “Ceñidos con la verdad”

o   Satanás es un mentiroso (Juan 8:44), así que todo creyente que su vida esté contralada por la verdad podrá derrotarlo. Este cinturón es el que sujeta las otras partes de la armadura.

o   La verdad es la fuerza integradora en la vida victoriosa del creyente. Un hombre con una conciencia limpia, puede hacer frente al enemigo sin temor.

o   El cinturón que ciñe nuestros lomos, es el que también sostiene la espada. Hasta que practiquemos la verdad, no podremos usar la “Palabra de Verdad” 2 Timoteo 2:15.

o   Hasta que la verdad esté completamente formando parte de la vida del creyente, todo se desmoronará, todo se caerá.  El rey David vivió derrotado (salmo 32 y 51) más de un año por las mentiras que dijo para encubrir su pecado con Betzabé. Hasta que pagó el precio por su pecado, en nada le iba bien.

·         La coraza de Justicia (v.14b)

o   Esta pieza de la armadura hecha de partes de metal o cadenas, cubrían el cuerpo desde el cuello hasta la cadera por ambos lados, pecho y espalda.

o   Simboliza la justicia del creyente en Cristo (2 Corintios 5:21); así como también su vida justa en Cristo (Efesios 4:24).

o   Satanás es el acusador, pero él no puede acusar al cristiano que está viviendo una vida piadosa en el poder del Espíritu Santo. La vida que vivimos nos fortifica en contra de los ataques de Satanás o nos debilita ante las asechanzas del diablo.

o   Cuando Satanás acusa a un cristiano, es la justicia de Cristo la que asegura al creyente su salvación. Pero nuestra justicia posicional en Cristo es solamente un concepto carente de poder, si no llevamos una justicia practica en nuestra vida diaria, así Satanás tiene libertad de atacarnos como quiera.

·         El calzado del evangelio. (v.15)

o   Los soldados romanos usaban sandalias con crampones en las suelas, para darles firmeza en la batalla.

o   Si vamos a “estar firmes” y “resistir”, entonces necesitamos el calzado del evangelio.

o   Pero el calzado del evangelio también tiene otro significado. Debemos estar listos para compartir el evangelio cada día con el mundo perdido. Los cristianos más victoriosos son aquellos que testifican del evangelio. Si usamos los zapatos del evangelio, entonces tendremos los “hermosos pies” mencionados en Isaías 52:7 y Romanos 10:15.

o   Satanás nos ha declarado la guerra, pero usted y yo somos embajadores de paz (2 Corintios 5:18-21); siendo así debemos llevar el evangelio de salvación donde quiere que vayamos.

·         El Escudo de la FE. (v. 16)

o   El escudo era largo, aprox. de 1.20m. x 80cm. Hecho de madera y recubierto de cuero. Mientras el soldado lo llevaba delante de él, le protegía de las lanzas, flechas y dardos de fuego.

o   Los bordes de los escudos eran construidos de tal manera una línea entera de soldados podían levantar una pared solida que marchaba en contra del enemigo. Esto sugiere que no estamos solos en la batalla.

o   La fe que se menciona aquí no es la fe salvífica sino una fe viva, una confianza en las promesas y el poder de Dios. La fe es un arma defensiva que nos protege de los dardos de fuego de Satanás. En el tiempo de Pablo, las flechas eran sumergidas en una sustancia inflamable y se arrojaban encendidas, al enemigo. Satanás nos arroja dardos encendidos a nuestra mente y corazón: mentiras, pensamientos blasfemos, pensamientos de odio, dudas y deseos ardientes por el pecado. Si por fe no apagamos esos dardos, arderemos en el fuego del pecado y la desobediencia a Dios.

o   Nunca sabemos cuándo Satanás nos va a tirar un dardo, así que siempre debemos caminar por fe usando el escudo de la fe.

·         El yelmo de la salvación. (v.17)

Satanás quiere atacar la mente. Esa fue la estrategia de derrotar a Eva. (Gen. 3; 2 Cor 11:1-3).

o   El yelmo refiere a una mente contralada por Dios. Es muy triste que algunos cristianos tienen la idea de que el intelecto no es  importante para Dios, cuando en realidad juega un papel muy importante en el crecimiento del creyente.

§  El cristiano que estudia su Biblia y aprende el significado de las doctrinas de la Biblia, no será llevado al error fácilmente.

§  Necesitamos ser “enseñados por ÉL conforme a la verdad que está en Jesús. Efesios 4:21.

o   Pablo enseñó a los nuevos convertidos todas las verdades del evangelio y este yelmo les protegió de los engaños de Satanás.

·         La Espada del Espíritu. (v.17b)

o   Esta espada es un arma ofensiva que Dios nos da. Los soldados romanos traían en su cinturón una espada corta que se usaba en una lucha cuerpo a cuerpo.

o   Hebreos 4:12, compara la Palabra de Dios con una espada, porque es filosa y es capaz de penetrar en un hombre así como lo hace una espada real.

o   Usted y yo fuimos “compungidos hasta el corazón” (Hechos 2:37) cuando la Palabra de Dios nos mostró que éramos pecadores.

o   Mientras más usa una espada metálica más rápido pierde el filo, pero mientras más usa la Espada de la Palabra de Dios, más penetrante se vuelve en su vida y en la vida de los demás a su alrededor.

En un sentido toda la armadura de Dios es un figura de Jesucristo. Cristo es la verdad, (Jn. 14:6), y ÉL es nuestra Justicia (2 Corintios 5:21) y nuestra paz (Efesios 2:14). Su fidelidad hizo posible nuestra fe (Gálatas 2:20); ÉL es nuestra salvación (Lucas 2:130); y ÉL es la Palabra de Dios (Jn. 1:1-14). Esto significa que cuando confiemos en Cristo, recibiremos la armadura de Dios. 

Pablo dijo a los Romanos lo que deben hacer con la armadura (Romanos 13:11-14)

·        Desechemos las obras de las tinieblas y

·        vistámonos de las armas de la luz.

Hacemos esto cada vez que nos “vestimos enteros del Señor Jesucristo y no cedemos a los deseos de la carne” Romanos 13:14.

Es importante saber que este vestirnos de la armadura de Dios se debe hacer cada vez, cada día… Nunca vamos a estar alejados de los ataques de Satanás, por lo que debemos siempre estar alertas, y vestidos con la armadura de Dios.

3.    El tercer topico del que nos habla el apóstol Pablo es acerca de la Energía. (Efesios 6:18-20)

La oración es la energía que capacita al soldado cristiano para vestir la armadura y manejar la espada. No podemos pelear la batalla en nuestra propia energía, no importa cuan fuertes o talentosos pensemos que seamos. Cuando Amalec  atacó Israel, Moisés subió a la cima del monte a orar, mientras Josué usaba la espada en el valle (Exodo 17:8-16). Fueron dos cosas que se usaron para derrotar a los de Amalec, la intercesión de Moisés y la espada de Josué. La oración es la energía para la victoria, pero no cualquier clase de oración. Pablo nos indica cómo orar si hemos de derrotar a Satanás.

·        Orar siempre.

o   “Orar sin cesar” dice 1 Tes. 5:17. Siempre debemos estar en comunión con el Señor.

o   Nunca debemos decir: “Señor venimos a tu presencia”, ya que siempre estamos en la presencia de Dios.

o   Un cristiano debe orar siempre porque siempre somos el blanco de los dardos de fuego, siempre somos objeto de tentación por parte del demonio. Un ataque sorpresa ha derrotado a más de un solo creyente… ¿quién se va a olvidar de orar, después de ver al enemigo obrar?

·        Con toda oración y suplica.

o   Hay más de un solo tipo de orar: la oración, la suplica, la intercesión y la gratitud.

o   El creyente que solo ora pidiendo cosas que le hacen falta, está perdiendo las bendiciones que viene de la intercesión y la acción de gracias.

o   De hecho las acciones de gracias es la oración más poderosa para derrotar a Satanás.

o   La Alabanza cambia las cosas, así como la oración cambia las cosas.

o   Intercesión por otros puede darnos la victoria en nuestra propia vida.  “Jehová quitó la aflicción de Job, cuando el hubo orado por sus amigos” JOB 42:10.

·        Orando en el Espíritu.

o   La fórmula bíblica es que oremos al Padre, através del Hijo y en el Espíritu.

o   Romanos 8:26-27 nos dice que solo en el poder del Espíritu podemos orar en la voluntad de Dios.

o   De otra manera, nuestra oración puede ser egoísta y puede ir fuera de la voluntad de Dios.

o   En el AT las oraciones son representadas por el incienso que se quemaba en el altar. Pero el fuego que quemaba aquel incienso es una figura del Espíritu Santo, ya que es él el que con su poder manda esas oraciones hasta el cielo a la presencia de Dios.

o   Es posible que oremos alborotadamente pensando que lo hacemos en el Espíritu, pero que nuestras oraciones no sean escuchadas ya que no nos respalda una vida llena del Espíritu Santo.

·        Velando en oración.

o   Significa “estar atentos”. Esta frace ocurre varias veces en la Biblia.

o   Cuando Nehemías estaba reparando el muro, sus enemigos trataron de detener la obra, asi que Nehemías derrotó a su enemigo simplemente orando y estando alerta.

o   Velando y orando es el secreto para obtener la victoria sobre el mundo (Marcos 13:33); la carne (Marcos 14:38), y sobre el diablo (Efesios 6:18).

o   Pedro fue a dormir cuando debía estar orando, y el resultado de eso fue victoria para Satanás. (Marcos 14:29-31, 67-72).

o   Dios espera que usemos nuestros sentidos dados por Dios, guiados por el Espíritu, para que podamos detectar cuando Satanás está empezando a trabajar.

·        Orando con perseverancia.

o   La palabra perseverancia simplemente significa “pegarse a algo y no soltar”.  Los primeros cristianos oraban así (Hechos 1:14 – 2:42 – 6:4).

o   Perseverancia en la oración no significa que le vamos a convencer a Dios, sino que estamos profundamente convencidos y fervientes en espera de una respuesta de Dios.

o   Perseverar en la oración no es “que se haga la voluntad de un hombre en el cielo, sino que se haga la voluntad de Dios en la tierra”.

·        Orando por todos los santos.

o   La oración de Jesucristo comienza con “Padre Nuestro”, no con “Padre mio”.

o   Oramos como parte de una gran familia que también está hablándole a Dios. Así que debemos orar a Dios por los otros miembros de la familia.

o   Hasta Pablo pidió a los Efesios que le ayudaran en oración… si Pablo necesitaba apoyo en oración, cuanto más nosotros la necesitamos.

o   Si mi oración ayuda a otro creyente a derrotar a Satanás, entonces esa victoria también me ayudará a mi.

o   Note que Pablo no pide que le ayuden a orar por comodidad, sino por la efectividad de su testimonio y su ministerio.

4.    El cuarto tópico del que nos habla el apóstol Pablo es acerca del Entusiasmo. (Efesios 6:21-24)

No estamos luchando la batalla solos. Hay otros creyentes quienes están con nosotros en la luz, y debemos ser cuidadosos en animar y entusiasmar a otros.

·        Pablo entusiasmó a los efesios.

·        Tíquico entuciasmó a Pablo (hechos 20:4).

·        Y Pablo enviaría a Tíquico  a Éfeso para entusiasmar a los hermanos allá.

Pablo no era un misionero que se guardaba sus asuntos para él mismo. Él quería que el pueblo de Dios supiera lo que Dios estaba haciendo, cómo sus oraciones fueron contestadas, y qué era lo que estaba haciendo Satanás para oponerse al trabajo de los hermanos.  Sus motivos no fueron egoístas, él no estaba tratando de conseguir algo fuera de los propósitos de Dios.

Que tremendo gozo y entusiasmo nos debe dar el ser parte de la familia de Dios. En ningún lugar en el NT encontramos a un creyente solitario y aislado. Los cristianos somos como ovejas; siempre pastan juntos. La iglesia es un ejército y los soldados necesitan permanecer unidos y pelear unidos.

Note las palabras que Pablo usa para cerrar esta carta: “Paz, amor, fe y gracia”, él era un prisionero de Roma, pero era aun más rico que el mismo emperador. No importa cuáles sean nuestras circunstancias, en Jesucristo somos “bendecidos con toda bendición espiritual”.

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →