Drop files to upload.
Faithlife Corporation

El Bautismo Bíblico y la Salvación Willie Alvarenga...

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 5 views
Notes & Transcripts

El Bautismo Bíblico y la Salvación

Willie Alvarenga

Hoy en día existe mucha controversia en cuanto a la enseñanza del bautismo bíblico. Algunos enseñan que el bautismo no es esencial para la salvación; Otros enseñan que el modo del bautismo no es importante; Otros enseñan que el bautismo sí es esencial para la salvación, sin embargo, la pregunta debe de ser, ¿Qué es lo que la Biblia dice en cuanto a la enseñanza del bautismo? Nosotros no debemos de seguir doctrinas de hombres, sino la doctrina que encontramos en las Escrituras, las cuales son inspiradas por Dios (2 Tim. 3:16-17; 2 Pedro 1:20-21). Todo ser humano necesita saber lo que la Biblia enseña en cuanto al bautismo y cómo está relacionado con la salvación. En este pequeño tratado estudiaremos puntos muy importantes que tienen que ver con el bautismo bíblico, es decir, el que Dios requiere hoy en día.

¿QUÉ ES EL BAUTISMO?

La palabra bautismo viene de la palabra griega baptisma que significa: Sumergir, introducir en el agua, cubrir. Esta práctica fue ordenada por Jesús, así como lo aprendemos en la Biblia, Jesús dijo: “Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura, el que creyere y fuere bautizado será salvo, mas el que no creyere, será condenado” (Marcos 16:15-16). También en Mateo 28:18-20 encontramos el mandamiento de bautizar a las personas cuando obedecen y creen en el evangelio. Si Cristo dio este mandamiento, lo que el ser humano debe hacer es obedecerlo, Cristo dijo, “Si me amáis, guardad mis mandamientos” (Juan 14:15). Si amamos a Jesús haremos lo que él nos ha dicho que hagamos. Ahora, la pregunta surge, ¿Qué es lo que Jesús quiere que hagamos en cuanto al bautismo? La respuesta la encontramos en Marcos 16:16 “El que creyere y fuere bautizado será salvo”, también dijo, “De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de nuevo, no puede ver el reino de Dios” (Juan 3:3), luego en Juan 3:5 vuelve a decir Jesús, “De cierto, de cierto te digo, que el que no naciere de agua y del Espíritu, no puede entrar en el reino de Dios.” Por lo tanto, el bautismo es un mandamiento del hijo de Dios, y como Hijo de Dios, debemos oírle (Mateo 17:5).

¿QUIÉN DEBE SER BAUTIZADO?

Las Escrituras nos dicen claramente quien es el candidato para ser bautizado. También existe mucha controversia en cuanto a este punto dado a que muchos creen que los bebes deben de ser bautizados porque tienen pecado. Esta enseñaza es ajena a las Escrituras dado a que la Biblia nos enseña claramente que los bebes no tienen pecado. Note lo que la Biblia nos enseña, “El alma que pecare, esa morirá; el hijo no llevará el pecado del padre, ni el padre llevará el pecado del hijo; la justicia del justo será sobre él, y la impiedad del impío será sobre él” (Ezequiel 18:20). Este pasaje enseña que el hijo no lleva el pecado del padre, ni el padre el pecado del hijo, por lo tanto, los bebes no pueden tener pecado, dado a que ellos no saben qué es el bien y el mal (Deuteronomio 1:39), ellos no tienen la capacidad de distinguir, por lo tanto, no pueden ser culpables de llevar pecado en ellos, y por esto ser bautizados. Entonces aprendemos que los bebes no pueden ser bautizados, entonces, ¿Quién es el candidato a ser bautizado? La respuesta esta en la Biblia: Aquellos que han aprendido lo que es el evangelio deben de ser bautizados, Cristo dijo, “Por tanto, id, y haced discípulos a todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre, y del Hijo, y del Espíritu Santo” (Mateo 28:20). Primeramente se hacen discípulos y luego se bautizan; un discípulo es aquel al cual se le enseña. A un bebe no se le puede enseñar el evangelio ya que no lo entenderá. Por lo tanto, no puede ser bautizado. Aquellos que creen deben de ser bautizados “El que creyere y fuere bautizado será salvo” (Marcos 16:16), ¡Un bebe no puede creer! ¡Por lo tanto no puede ser bautizado! Aquellos que se arrepienten deben de ser bautizados “Arrepentíos y bautícese cada uno en el nombre de Jesucristo para el perdón de pecados, y recibiréis el don del Espíritu Santo” (Hechos 2:38) ¡Un bebe no puede arrepentirse! Por lo tanto, no puede ser bautizado, hasta que reconozca que ha pecado y que necesita arrepentirse, así como lo hicieron los que estaban en el día de Pentecostés: “Al oír esto, se compungieron de corazón, y dijeron a Pedro y a los otros apóstoles: varones hermanos, ¿Qué haremos? (Hechos 2:37). Ellos se compungieron de corazón, ¡un bebe no puede compungirse de corazón al oír el evangelio de Jesucristo! Por lo tanto, la Biblia nos enseña que los que oyen el evangelio, creen, se arrepienten y confiesan a Jesús (Hechos 8:37; Romanos 10:9-10) pueden ser bautizados para el perdón de pecados.

¿CÓMO SE BAUTIZABAN EN LOS TIEMPOS DE LA BIBLIA?

Dios por medio de las Escrituras nos enseña como deben de ser bautizadas las personas, y en este punto, también hay mucha controversia dado a que unos enseñan que la persona se bautiza rociándole la cabeza con un poco de agua, pero, ¿Es esto lo que la Biblia enseña? ¿Cómo se bautizaban en aquellos tiempos? La Biblia dice que para bautizar a la persona se requiere de mucha agua (Juan 3:23) “Juan bautizaba también en Enon, junto a Salim, porque había allí muchas aguas; Y venían, y eran bautizados” ¿Por qué bautizaba Juan en Enon? Porque allí había muchas aguas, y recuerde que la palabra bautismo viene de la palabra griega baptisma que significa: sumergir, cubrir, introducir en el agua; por esto se requiere de mucha agua. Jesús fue bautizado en el Jordán (Marcos 1:9) ¡En el Jordán había mucha agua! Otro ejemplo bíblico que comprueba que el bautismo debe ser con mucha agua para poder sumergir a la persona es Hechos 8:35-38 Note lo que el texto enseña: v. 36 “Llegaron a cierta agua”, v. 38 “Y descendieron ambos al agua” y “Le bautizó”, v. 39 “Ambos subieron del agua” Surgen unas preguntas, ¿Por qué llegaron a cierta agua? ¿Por qué descendieron ambos al agua para bautizarle? ¿Por qué no tomar un poco de agua y rociarle, en vez de tener que descender hasta el agua? La respuesta es simple, ¡Felipe tenía que sumergir al Eunuco para poder bautizarle bíblicamente! El bautismo es la semejanza de la muerte, sepultura y resurrección de Jesucristo (Romanos 6:3-4) “¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte? Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucito de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva.” Note que morimos, somos sepultados y resucitamos para nueva vida; la semejanza de la muerte, sepultura y resurrección de Jesús. Otro pasaje que enseña lo mismo es Colosenses 2:12. Le animamos a que obedezca lo que la Biblia enseña y no lo que el hombre dice.

¿POR QUÉ DEBEN LAS PERSONAS SER BAUTIZADAS?

Este punto es muy importante que todo ser humano lo entienda. La Biblia nos dice muy claramente del por qué la persona debe de ser bautizada. Es de suma importancia que lo entendamos, ya que nuestra salvación depende de lo que la Biblia enseña en cuanto al bautismo.

¿Por qué deben las personas ser bautizadas?

1. Porque Jesús lo ha ordenado (Mateo 28:18-20; Marcos 16:15-16; Juan 3:3, 5). El bautismo no es un mandamiento de hombres sino de Jesucristo.

2. Porque por medio del bautismo obtenemos el perdón de pecados (Hechos 2:38; 22:16)

3. Porque por medio del bautismo obtenemos la salvación (Marcos 16:16; 1 Pedro 3:21)

4. Porque por medio del bautismo podemos andar en “vida nueva” (Romanos 6:4)

5. Porque por medio del bautismo llegamos a ser hijos de Dios por medio de la fe y podemos revestirnos de Cristo (Gálatas 3:26-27)

6. Porque por medio del bautismo cumplimos con la semejanza de la muerte, sepultura y resurrección de Cristo (Romanos 6:4; Colosenses 2:12)

7. Porque por medio del bautismo llegamos a nacer de nuevo (Juan 3:3, 5; Romanos 6:4)

8. Porque por medio del bautismo llegamos a estar “En Cristo” (Gálatas 3:27) y estar en Cristo significa que estamos donde están las bendiciones (Ef. 1:3) y esas bendiciones son: El perdón de pecados (Efesios 1:7), Reconciliación con Dios (Ef. 2:13-16), La adopción de hijos (Efesios 1:4-5), No condenación (Romanos 8:1), La vida eterna (1 Juan 5:11), Acceso al Padre (Juan 14:6), Un Abogado (1 Juan 2:1), Un Mediador (1 Timoteo 2:5), Un Protector (Juan 16:33), Una Paz interna (Juan 14:27)

Como podemos ver, el bautismo es muy esencial para la salvación, y por todas estas razones, debemos de obedecer a Jesús y aceptar lo que él nos enseña en cuanto al bautismo. Le animamos a que no escuche a los hombres, sino más bien, escuche lo que Dios nos enseña por medio de la Biblia. Hoy en día existe mucha controversia en cuanto a este tema, pero, nuevamente, le animamos a que estudie las Escrituras, para ver si lo que hemos dicho es así (Hechos 17:11; 1 Tesalonicenses 5:21; 1 Juan 4:1).

Muchos enseñan que el bautismo no es esencial para la salvación, y también enseñan que la persona puede ser salva sin obedecer el mandamiento del bautismo, que ha sido dado por Jesús, pero le animamos a que considere los siguientes pasajes y que usted juzgue por sí mismo quien está en lo correcto:

Marcos 16:16 “El que creyere y fuere bautizado, será salvo” ¿Quién será salvo? ¿El que creyere solamente, o el que creyere y fuere bautizado? La respuesta según el pasaje de Marcos es: “El que creyere y fuere bautizado” lo explicamos de esta manera: El que fuere a la escuela y complete los cursos se graduará con diploma. ¿Quién se graduará con diploma? ¿El que fuere a la escuela solamente, o el que fuere a la escuela y complete los cursos? La respuesta es simple: ¡El que fuere a la escuela y complete los cursos recibirá el diploma! Marcos 16:16 enseña lo mismo, así como 1 1 = 2, y no 1 = 2. Por lo tanto, Marcos 16:16 enseña sin quitarle que el bautismo tiene una parte muy esencial en nuestra salvación.

1 Pedro 3:21 “El bautismo que corresponde a esto ahora nos salva (no quitando la inmundicia de la carne, sino como la aspiración de una buena conciencia hacia Dios) por la resurrección de Jesucristo.” La pregunta es, ¿Nos salva el bautismo? Muchos dicen ¡No, el bautismo no nos salva! Pero, honestamente, ¿Qué es lo que dice el apóstol Pedro en este pasaje? “El bautismo ahora nos salva” ¡yo prefiero escuchar lo que Pedro dice, y no lo que muchos hoy en día enseñan!

Hechos 2:38 “Arrepentíos y bautícese cada uno de vosotros en el nombre de Jesucristo, para el perdón de pecados y recibiréis el don del Espíritu Santo” ¿Quiénes recibirán el perdón de pecados? Respuesta: Los que se arrepienten y se bautizan, estos recibirán el perdón de pecados, entonces, ¿Qué pasa si una persona sólo cree en Jesús, pero no se bautiza? ¿Puede esta persona recibir el perdón de pecados y el don del Espíritu Santo? La respuesta según el lenguaje de Hechos 2:38 es ¡No! Ya que la persona debe de arrepentirse y bautizarse para poder obtener el perdón de pecados.

Hechos 22:16 “Ahora, pues, ¿Por qué te detienes? Levántate y bautízate, y lava tus pecados, invocando su nombre” ¿Qué tuvo que hacer Saulo para lavar sus pecados? La respuesta es simple, bautizarse, dado a que el bautismo es para el perdón de pecados (Hechos 2:38). Esto no quiere decir que lo que Cristo hizo en la cruz no tiene nada que ver con nosotros para obtener el perdón de pecados, ¡tiene mucho que ver! Pero el bautismo es un requisito que Dios nos ha enseñado por medio de las Escrituras y debe de ser obedecido.

Gálatas 3:27 “Porque todos los que habéis sido bautizados en Cristo, de Cristo estáis revestidos” ¿Quiénes están revestidos de Cristo? ¿Los que creen solamente, o los que creen y son bautizados? La respuesta es: ¡Los que creen y son bautizados!

Dado a que “Los que hemos sido bautizados en Cristo, de Cristo estamos revestidos” (Gálatas 3:27).

Romanos 6:3-4 “¿O no sabéis que todos los que hemos sido bautizados en Cristo Jesús, hemos sido bautizados en su muerte? Porque somos sepultados juntamente con él para muerte por el bautismo, a fin de que como Cristo resucito de los muertos por la gloria del Padre, así también nosotros andemos en vida nueva.” ¿Quiénes andarán en vida nueva? Respuesta: Los que han sido sepultados juntamente con Cristo para muerte por el bautismo, Estos pasajes nos enseñan que el bautismo es esencial para la salvación, y por esto animamos a todos a que obedezcamos lo que la Biblia dice, y no lo que el hombre con sus doctrinas de hombres enseñan (Mat. 15:10).

EJEMPLOS DE PERSONAS QUE FUERON BAUTIZADAS PARA EL PERDÓN DE SUS PECADOS

Los Judíos que estaban reunidos en el día de Pentecostés fueron bautizados para el perdón de pecados (Hechos 2:38, 41), Muchos en Samaria fueron bautizados, entre los cuales estaba Simón el que antes ejercía la magia (Hechos 8:4-13), El Eunuco (Hechos 8:26-40), Cornelio (Hechos 10:1-48), Lidia, la vendedora de Púrpura (Hechos 16:13-15), El carcelero de Filipos (Hechos 16:25-34), Crispo el principal de la Sinagoga y muchos de los Corintios fueron bautizados (Hechos 18:8; 1 Cor. 1:14), Ciertos discípulos fueron bautizados (Hechos 19:1-5), Saulo de Tarso (Pablo) (Hechos 22:16).

Como podemos observar, la Biblia nos enseña mucho en cuanto al tema del bautismo. Por lo tanto, le animamos a que estudie más en cuanto a este tema y esperamos en el Señor que un día usted venga al conocimiento de la verdad y tome la decisión de ser bautizado para el perdón de pecados. Si usted desea que le asistamos en cuanto a su bautismo, favor de hacérnoslo saber y con mucho gusto buscaremos una Iglesia de Cristo en su área, la cual le pueda ayudar. Le pedimos de favor no espere mucho para obedecer. Recuerde que Cristo vendrá cuando menos lo pensemos (Mateo 24:36, 44). No solamente Cristo puede venir cuando menos lo piense, sino que también la muerte puede venir. Recuerde que nuestra vida no es para siempre aquí en la tierra (Santiago 4:14; Proverbios 27:1; 1 Samuel 20:3; 2 Samuel 14:14).

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →