Drop files to upload.
Faithlife Corporation

Parábola del Sembrador Mt13:1-9 Id Central: Jesús enfatiza...

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 6 views
Notes & Transcripts

Parábola del Sembrador

Mt13:1-9

Id Central: Jesús enfatiza la responsabilidad de la iglesia de sembrar la palabra de Dios, pero además advierte sobre las diferentes respuestas que ha de encontrar al realizar dicha tarea.

Introducción:

Quiero comenzar haciéndoles referencias a una anécdota registrada sobre William Carey, quien es conocido como el padre de las misiones modernas, y se considera el primer misionero protestante, de origen bautista que fue a la India.

• Un día un amigo se acerco para darle un consejo, cuando este aun se dedicaba a remendar zapatos, y le dijo: William quiero decirte algo muy serio; con esto de que te dedicas a predicar a la gente, no le estas dedicando mucho tiempo a tu negocio, si atendieras mejor tu trabajo las cosas te irían mejor.

• A lo que William contesto; mi negocio es engrandecer el Reino de Dios, remendar zapatos es solo mi ocupación.

Se necesitan más hombres como este en la iglesia de hoy, que vean en la razón de su vivir y estar en este mundo: el predicar el evangelio como su negocio principal y todo lo demás como una simple ocupación temporal.

Pero ¿Qué pasa cuando esa pasión empieza a encontrar oposición? Y Muchos más que recibir nuestro mensaje lo rechazan.

El Capitulo 13, con el inicio de las enseñanzas de Jesús en parábolas sobre el reino de los cielos, marca un cambio radical en el ministerio de Jesús. Hasta aquí había sido fuertemente criticado y mal entendido por los líderes religiosos, quienes denunciaban como ilícitas sus propias acciones y las de sus discípulos (Mt12:2), y atribuían su poder no a Dios sino a Satanás (Mt12:24).

En medio de toda esta ola de oposición y frente a una gran multitud que se juntaba para escuchar, Jesús (Mt13:1-2) decide contar esta parábola del Sembrador, donde su énfasis principal está en los terrenos donde la semilla cae y la respuesta de cada uno de ellos.

Estos cuatro terrenos son cuatro posibles respuestas al mensaje del evangelio que es predicado por los representantes del reino (cristianos).

La enseñanza que Jesús enfatiza en esta parábola es:

1. Nuestra responsabilidad de predicar el mensaje de reconciliación y restauración en este mundo; aun cuando muchos no decidan responder. Cuando se predica el evangelio se está sembrando la Palabra (esta es nuestra responsabilidad) aun cuando no sabemos cómo responderán.

2. Pero también otro énfasis de la enseñanza es que analicemos ¿Cuáles son las cuatro respuestas que podemos esperar en nuestra labor evangelística y las razones que las provocan?

Hoy estudiaremos los 4 terrenos descritos en el pasaje porque cada uno representa, un tipo de respuesta a la Palabra de Dios, al cuando esta es predicada.

I.) Primer terreno: Los que responden con corazones duros (vr.4).

A lo primero que debemos hacer referencia para entender este pasaje es a los métodos de siembra en los tiempos de Jesús, el sembrador tomaba la semilla en su mano y la esparcía por el aire, esto nos facilita entender los diferentes terrenos a donde pudo llegar.

La semilla cayó sobre caminos públicos, los cuales eran pavimentados y duros por lo que se le impedía penetrar y dar frutos.

A. Corazones duros que no entienden ni aceptan la verdad.

• En las propias palabras de Jesús explicando la parábola, identifica este terreno con un grupo de personas que después de oír el mensaje no lo entienden y lo rechazan (13:19; Lc8:12).

• Esta falta de entendimiento viene por la incapacidad humana de racionalmente (con nuestra mente) comprender y captar las profundas verdades espirituales del reino de Dios.

i. 1Co2:14; Pablo reconoce qua para el ´hombre natural´ (sin Dios) las cosas espirituales son locuras.

ii. Y en 1Co1:18 Que la palabra de la cruz es locura a los que se pierden.

iii. El mismo escritor en 2Co3:15-16, reconoce que hay un velo que oscurece el corazón y el entendimiento del hombre, impidiéndole reconocer a Cristo.

• Estos corazones duros son los que nos entienden, ni aceptan la verdad de Dios. Y de estos hay muchos allá afuera.

Permítame hacerle la pregunta….

B. ¿Existen corazones duros dentro de la Iglesia? Pueden haber hombres y mujeres dentro de la iglesia que cierren sus corazones a la verdad de Dios, aun cuando asisten semanalmente a los servicios.

• Solo medite en esto por un momento cuando el profeta Ezequiel anuncia lo que Dios haría en el futuro en su pueblo, lo describe con estas palabras: Les quitare el corazón de piedra (es decir insensible, duro) y pondré un corazón de carne (Ez11:19; 36:26).

• Y algo mas el llamado de Jesús en Ap3:20, para entrar y habitar junto a su pueblo fue dirigido a la iglesia de Laodicea.

• ¿Puede haber corazones duros que rechazan la verdad aun dentro de la iglesia? Si para evitarlo Stg.1:19-21 nos da la respuesta cultive una actitud correcta de reverencia hacia Dios y su Palabra.

II.) Segundo terreno: Los que responden con corazones interesados (vr5, 6).

Este segundo terreno Mt (13:5) nos dice que cayó sobre pedregales y que la tierra tenía poco profundidad, lo cual hizo que la semilla brotara pronto pero que su vida fuera de corta duración (vr.21).

Este tipo de terreno nos advierte sobre varios peligros...

A. El peligro de no calcular bien los costos (vr20, 21).

• Jesús mismo reconoce que estas personas encuentran gozo y alegría en las ofertas del evangelio (como la paz, la bendición, etc.) pero no están muy conscientes de sus demandas (vr20-21).

• Un evangelio de solo ofertas es un ´evangelio liberal´ y un evangelio de solo demandas es un ´evangelio religioso ´ se necesita saber el equilibrio entre estas dos verdades: lo que Dios está dispuesto a darte, pero lo que demanda de ti también.

• El peligro de no calcular bien los costos y venir engañados hacer discípulos de Jesús; (ya sea por un evangelio mal predicado o mezclado); será que al final terminamos desilusionados y apartados de Dios.

• Por esto cuando grandes multitudes se le acercaban a Jesús, el les dejo saber bien claro cuál era el costo de seguirlos: ´Si no lo aborreces todo por mí´, ´Si no están dispuesto a morir por mí´, ´Si no estás dispuesto a sufrir por mí´, ´tampoco eres digno de Mi´ (Lc14:25-35).

B. El peligro de un Cristianismo sin raíz (vr20, 21a).

• Muchos estudiosos consideran que el peligro de la falta de raíz, se observa hoy en estos ´cristianos emocionales´ que solo viven su fe mediante experiencias, visiones, sueños etc., los cuales no permiten que la verdad del evangelio profundice en sus corazones, sementándolos en Cristo.

• La verdadera evidencia de alguien que ha cimentado su fe en Cristo y no en las emociones del momento, es como el mismo texto nos dice (vr21) cuando venga la prueba, cuando venga la aflicción, la manera en que responde (Recuerda la casa que esta sobre la Roca no caerá; Mt7:24-29).

• Prv12:3b dice: La raíz de los justos no será ‘removida´ y vr12 dice dará ´fruto´.

Veremos muchos llegar, empezar a crecer y hasta servir en la iglesia pero llegado el momento se irán porque nunca fueron de nosotros, no tenían raíz y no habían calculado bien el costo (1Jn2:19). Pero esto no nos debe sorprender para eso Jesús nos dejo esta parábola.

III.) Tercer terreno: Los que responden con corazones divididos (vr7).

En nuestro tercer terreno la semilla no está sola, por lo que crece junto con espinos y es ahoga por ellos (vr7).

Estos espinos que ahogan la semilla en las palabras de Jesús son identificados por Mt y Mr como: los afanes de este siglo y el engaño de las riquezas. Pero Lc le agrega algo más los placeres de la vida (Lc8:14).

Ya el mismo Jesús había advertido en Mt6:24; el peligro de un corazón dividido que no puede servir a dos Señores, pues termina aborreciendo a uno y amando más a otro.

Este grupo de personas fallan al no darles en sus vidas la prioridad a la Palabra de Dios, dejando que las riquezas, las preocupaciones y los placeres carnales tomen ese lugar.

Analicemos estos tres peligros que Jesús identifica como espinos que si los dejamos ahogaran la palabra de Dios en nuestras vidas.

1. Los afanes de este siglo: Representa al sistema de este mundo, rebelde e idolatra descrito en Ap17 y 18 como la gran Babilonia, es decir un sistema corrupto, pecador, vana glorioso que envuelve e incita al ser humano a continuar rebelándose contra Dios. Y al que se nos manda a salir de él (Ap18:4).

En Mt6 Jesús, resume los tres tipos de afanes producidos por este mundo: vr25 por la vida; vr31 por el comer, vestir, beber y vr34 por el mañana. Pero por nada estéis afanosos dice el apóstol Pablo (en Filp4:6).

2. El engaño de la riquezas: Una y otras vez vamos encontrar pasajes en toda la Biblia desde Génesis hasta Apocalipsis que nos adviertan de no confiar en las riquezas, ni de poner nuestra esperanza en ellas (Prv11:28; Slm52:6-8; Ec5:10; 1tim6:17) pero este es uno de los males consecuentes de vivir siendo arrastrado por el sistema de este mundo, un mundo capitalista y consumista.

3. Los placeres de la vida: Es decir una vida que está buscando su satisfacción personal en cualquiera de sus áreas: emocional, sexual, física aun sin medir las consecuencias o los daños. Alguien que le ha dado desenfreno a su carnalidad encontrando placeres temporales en este mundo; sustituyéndolos y priorizándolos antes que la voluntad de Dios que permanece para siempre (1Jn2:15-17).

En mi opinión personal todos aquellos (aun siendo cristiano) que se han dejado engañar por el sistema de este mundo, vivirán afanado por las cosas terrenales, buscaran las riquezas y la satisfacción personal a todo costo y estas actitudes ahogaran el lugar de la palabra de Dios en sus vidas.

Conclusiones:

El vr8 comienza con un ´Pero´ esto significa que hay un gran contrastes entre lo que se ha venido diciendo y lo que viene. Hasta aquí hay tres terrenos sin frutos pero la Palabra de Dios cae en un último terreno descrito como ´buena tierra´.

Jesús identifica estos son los que oyen, entienden (no las profundidades de la fe o los misterios de la teología), sino la necesidad de Dios y dan frutos (8:23).

Este terreno produjo un gran fruto en tres niveles a 30, a 60 y 100 por uno (vr8), expertos dicen que en gran parte del suelo palestino el rendimiento promedio era del 10 por uno; así que la cosecha que describe Jesús es sobrenatural.

Dos verdades para meditar y retener en este pasaje:

1. Sin importar la hostilidad, la resistencia y aun el maltrato que encontremos al predicar la Palabra de Dios en muchos, Dios ha reservado un terreno fértil que dará mucho fruto, por eso debemos seguir haciéndolo. Jesús enfatizo nuestra responsabilidad de sembrar y no de cosechar.

2. ¿Con cuál tipo de terreno me identifico en mi vida personal? Estoy cerrado a la verdad de Dios en algún área de mi vida, son consiente del costo de seguir a Jesús en mundo como el de hoy, hay otras prioridades en mi vida, estoy dando frutos.

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →