Drop files to upload.
Faithlife Corporation

Firmes y Adelante Que Jesús nos Ve

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 8 views
Notes & Transcripts

Los que creemos en Cristo, en sus enseñanzas y seguimos su voz de mando, debemos tener presente que en nuestras luchas contra el error, el pecado y la maldad, tenemos que poner todo nuestro esfuerzo y empeño para avanzar hacia la victoria final en Cristo. Debemos fortalecernos en el Señor y en el poder de su fuerza (Efesios 6:10) y estar revestidos con toda la armadura de Dios, para poder estar firmes contra las estrategias del diablo (Efesios 6:11).

Tenemos una lucha que librar contra el error y el pecado, y las armas de nuestra milicia no son carnales (2 Corintios 10:4). Debemos comprender que esta lucha es sin tregua (Efesios 6:13,14), no se puede ni se debe pactar con el enemigo (Santiago 4:4). No debemos ignorar las maquinaciones de Satanás para que no gane ventaja sobre nosotros (2 Corintios 2:11), ni debemos minimizar las artimañas del error (Efesios 4:14), ni las mentiras de Satanás (Juan 8:44), las que muchas veces logran confundir y engañar a quienes no estamos constantemente dedicados al estudio de las Sagradas Escrituras, por lo que se nos exhorta a nutrirnos con la Palabra de Dios, que es la leche espiritual no adulterada (1 Pedro 2:2).

Los aliados de Satanás procuran los intereses de él y de ellos (2 Corintios 11:15; Filipenses 3:19), y aquellos que no soportan la sana doctrina, se amontonan para sí mismos maestros conforme a sus propio deseos, apartan sus oídos de la verdad y ponen atención a toda clase de cuentos (2 Timoteo 4:3,4). No obstante El cristiano al igual que el apóstol Pablo, debe pelear la buena batalla, terminar la carrera, guardar la fe (2 Tim. 4.8). Jesús que nos guía, nos ve, sabe de nuestro esfuerzo y está con nosotros y lo estará hasta el fin, porque él es Emanuel, Dios con nosotros (Mateo 1:23), y dará al fiel la corona de la vida (2 Timoteo 4:8).

La lucha de los cristianos es contra huestes de maldad, poderosas en gran manera (Efesios 4:12), pero gracias a Dios, que es más poderoso aquel que está con nosotros (Isaías 9:6,7; Mateo 12:28-29; Judas 24; Lucas 1:69), entonces, podemos estar seguros de la victoria.

Es importante siempre recordarnos unos a otros, que el descuido nos puede ser fatal. La Biblia representa a nuestro adversario como un león rugiente (1 Pedro 5:8), para él nosotros somos sus presas, y busca cazarnos, por lo cual, siempre está al acecho, y víctima de él será todo aquel que no esté velando debidamente ni siendo de espíritu sobrio. Nosotros podemos resistirle estando Firmes en la fe, y el Dios de toda gracia que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, él mismo nos perfeccionará, afirmará, fortalecerá y establecerá (1 Pedro 5:9-10), por eso “a él sea la gloria y el imperio por los siglos. Amén” (1 Pedro 5:11).

Los apóstoles de nuestro Señor Jesucristo nos animan con la palabra de Cristo y sus promesas, y nos advierten de los peligros para que nos conduzcamos con cuidado y en santa y piadosa manera de vivir (1 Pedro 2:11). Nos exhortan a amarnos unos a otros con el amor de Dios (1 Juan 4:7) a tener amor fraternal, a ser misericordiosos, amigables (1 Pedro 3:8; Romanos 12:9,10), a no devolver mal por mal o insulto por insulto (1 Pedro 3:9; Romanos 12:17-19), Jesús nos enseña a ser perdonadores (Mateo 6:12; Lucas 17:3,4), y nos enseña hacer el bien a quienes nos aborrecen (Mateo 5:44). Somos de Dios los escogidos, ovejas del buen pastor, si oímos su voz y le seguimos, jamás de su mano seremos arrebatados (Juan 10:27-29).

Adelante compañeros, que en Cristo nuestro príncipe, tenemos la victoria (1 Corintios 15:57).

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →