Drop files to upload.
Faithlife Corporation

BUSCANDO A LA OVEJA PERDIDA

BUSCANDO LO PERDIDO  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 1 view

BUSCANDO A LA OVEJA PERDIDA

Lucas 15.3–7 RVR60

Entonces él les refirió esta parábola, diciendo: ¿Qué hombre de vosotros, teniendo cien ovejas, si pierde una de ellas, no deja las noventa y nueve en el desierto, y va tras la que se perdió, hasta encontrarla? Y cuando la encuentra, la pone sobre sus hombros gozoso; y al llegar a casa, reúne a sus amigos y vecinos, diciéndoles: Gozaos conmigo, porque he encontrado mi oveja que se había perdido. Os digo que así habrá más gozo en el cielo por un pecador que se arrepiente, que por noventa y nueve justos que no necesitan de arrepentimiento.

RECORDANDO. Dándole continuidad a esta serie que titulé: Buscando lo Perdido, basado en Lucas 15, quiero recordarles que el domingo anterior les compartí el tema, Pecadores: Odiados y Amados. Donde comentamos que los religiosos del tiempo de Jesús jamás imaginaban que Dios pudiera ir en busca del pecador, no podían concebir la idea de un Dios que busca a los pecadores para elevarlos a una vida de abundancia. Es por eso que veremos en este capítulo las diversas manifestaciones de Dios. Mencionamos también que todo hombre, aunque odiado por y despreciado por la sociedad, es amado por Dios y, por lo tanto, puede acercarse a Él: 1. Con diligencia, 2. Ignorando las murmuraciones y 3. Creyendo que será recibido.
INTRODUCCIÓN. En este pasaje (Lucas 15:3-7), que hemos leído, encontramos esta sencilla pero preciosa historia, la cual nos da una revelación de lo más profundo del corazón de Dios. Toca las fibras más profundas de su relación con los hombres y nos presenta los pensamientos de Dios en tal forma, que ningún hombre había podido imaginar. Esta 1ª. Parte de la parábola establece la necesidad que tiene el pecador, y establece el amor Dios. En esta porción de la escritura vemos a Dios actuando en su condición de Hijo como el buen pastor.
La historia es irónica, porque habla de un pastor que teniendo 100 ovejas pierde una y va en su búsqueda, y cuando la encuentra la pone sobre sus hombros, y convoca con gozo a los amigos y vecinos para celebrar el hallazgo. Aun siendo una, no quiso perderle, sino que fue en busca de ella, y no descansó hasta haberla hallado. Del mismo modo, Dios va en busca de cada pecador perdido, pues Él “no quiere que nadie perezca” (2 P. 3:9), y cuando le halla, le unge con aceite, le pone sobre Sus hombros gozoso, llevándole con paciencia y ternura, hasta reconducirla al redil.
PROPOSICIÓN. Querido amigo, Dios busca al hombre que se ha perdido en la vida, que se ha apartado. El Señor del cielo nos busca no por lo que tenemos o seamos, nos busca simplemente por amor. Lo más que nosotros podemos hacer es, arrepentirnos por haber vivido lejos de Él y dejarnos sanar en su amor.
O. TRANSICIONAL. Deseo considerar dos figuras de este pasaje: la oveja perdida y el pastor que la busca:
I. LO QUE REPRESENTA LA OVEJA PERDIDA. Isaías 53:6
Isaías 53.6 RVR60

Todos nosotros nos descarriamos como ovejas, cada cual se apartó por su camino; mas Jehová cargó en él el pecado de todos nosotros.

1. El Hombre Extraviado En El Pecado.
a) Está perdida para Dios, para el rebaño y para sí misma.
b) Está expuesta a ser presa fácil, lejos del cuidado del pastor.
c) Es incapaz de hallar por sí mismo el camino de vuelta al rebaño.
2. La Más Grande Preocupación De Dios.
a) Es buscada por Él mismo: no envió un criado, no envió ángeles
b) El vino a buscar y a salvar lo que se había perdido. Luc.19:10
Lucas 19.10 RVR60

Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.

Quiero decirles mis amigos que por más lejos que se extravíe la oveja, el pastor la buscará, y cuando la halle, se regocijará por ella. Por más hundido que usted se encuentre en el pecado, Jesús lo busca para lavarle sus pecados y limpiarle de toda maldad.
(Anécdota. Sí hay diferencia: el joven y las estrellas de mar)
I. LO QUE REPRESENTA EL PASTOR QUE BUSCA LA OVEJA. Juan 10:11,14
Juan 10.11 RVR60

Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas.

Juan 10.14 RVR60

Yo soy el buen pastor; y conozco mis ovejas, y las mías me conocen,

1. El Interés Que Dios Muestra Por Los Pecadores.
a) Capaz de hacerse semejante a los hombres y vivir bajo nuestra condición.
b) Por amor fue capaz de haber sido tentado en todo
2. La Preocupación De Un Buen Pastor.
a) Él inicia la búsqueda
b) Lo hace con persistencia
3. La Ternura Del Buen Pastor
a) Tiene cuidado de la oveja
Se regocija el tenerla de nuevo
CONCLUSIÓN. No hay duda de que Jesucristo vino a buscar y a salvar lo que se había perdido (Lucas 19:10). Cada uno de nosotros estaba perdido, y aun cuando en el mundo hubiese solo un solo pecador, por ese pecador, Cristo hubiese venido.
Lucas 19.10 RVR60

Porque el Hijo del Hombre vino a buscar y a salvar lo que se había perdido.

Querido amigo, el buen Pastor te está buscando, y quiera Dios usar mis palabras para que tú reflexiones en ello; Dios te ha estado buscando por medio de su Evangelio; por medio de su Espíritu; a través de aquellos que te hablan de Él. Él nunca estará satisfecho hasta que te haya encontrado, y hasta que tú lo hayas encontrado a él y le hayas entregado tu alma. Tú puedes rechazar e ignorar el amor del Dios que te busca, o abrir tu corazón y decirle: aquí estoy oh buen Pastor. Deja que el Buen Pastor te atraiga hacia Él, restaure tu alma y te lleve en sus hombros hasta su casa, a los pastos verdes y al redil seguro. Entonces habrá gozo en su corazón, más que por todos aquellos que nunca se han descarriado; y habrá gozo en el corazón de aquellos perdidos que han sido encontrados.
Pecador ven al dulce Jesús, ven a Él, que te espera tu buen salvador. Tu pastor amante llamándote espera, pasa a este altar y entrega tu corazón a Cristo Jesús.
RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →