Drop files to upload.
Faithlife Corporation

Éste es el mensaje: ¡Ámense!

1 Juan  •  Sermon  •  Submitted   •  Presented   •  42:16
0 ratings
· 24 views
Files
Audio
Video
Notes & Transcripts | Handout | Sermon Questions
¿Recuerdan cuando hace unas semanas planteamos que el tema de la epístola era la comunión con Dios? Bueno, hoy vamos a seguir esa línea.

El tema de 1 Juan: Cómo Tener Comunión con Dios

Una vez mas, estamos frente a un pasaje de fácil interpretación. Acompáñenme al versículo 23 y veamos el corazón de este mensaje.
1 Juan 3.23 RVR60

Y este es su mandamiento: Que creamos en el nombre de su Hijo Jesucristo, y nos amemos unos a otros como nos lo ha mandado.

Si sufres de atención dispersa y sólo vas a prestarme tres minutos de atención, quiero que te lleves esta frase directamente del apóstol Juan.
No vallas al baño en los próximos 2 minutos, porque estoy convencido de que Dios quiere que escuches este concepto.
El cristianismo se trata de creer en Jesús y de amar a los demás.
Si estás en Facebook o Twitter, deja de mirar tu sección de noticias y tómale una foto a la pantalla o a tu Biblia en el v23 de 1 Juan y postéa esto:
El llamado de Juan a los cristianos es muy simple: Crean en Jesús y ámense unos a otros (1 Jn 3:23). ¿Es tan complejo...?
¡Es Muy Simple! (No Fácil)
Ojo, no dije fácil. Dije simple...
¡Claro que es difícil! ¿Se acuerdan cómo la semana pasada el Pr Zapata nos recordaba que SE NECESITA A CRISTO para amar a un servidor???
¡Si! La vida Cristiana no es fácil, pero es simple...
Ok. Quizás alguno se esté preguntando si no estoy haciendo todo un punto de un solo versículo, pero miren esto:
Lo que Juan está diciendo no es otra cosa que las propias palabras del mismo Jesús cuando se le preguntó cual era el más grande mandamiento de la ley:
Mateo 22.35–40 RVR60

Y uno de ellos, intérprete de la ley, preguntó por tentarle, diciendo: Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la ley? Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Este es el primero y grande mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. De estos dos mandamientos depende toda la ley y los profetas.

Definitivamente, Juan está en sintonía con las palabras de Jesús.

La importancia de las palabras de Juan

Me encantan las palabras de Juan. Déjame explicarte por que:
¿Recuerdas los 5 lenguajes del amor? Bueno, en mi caso, uno muy importante son las palabras de aliento. ¡Entiendo muy bien las palabras! Hay quienes entienden los no verbales, los gestos o los detalles de una manera increíble. Pues yo...no! :)
Les cuento una anécdota...
En el grupo de alabanza yo veo esto muy claramente. Moi es genial para leer a las personas, y nos complementamos muy bien!! No saben cómo ha trabajado el Señor usando las fortalezas y debilidades de cada quien...
Pero bueno, volvamos a las palabras de Juan. Cómo les dije, a mi me son fáciles de entender las palabras.
Juan dice, en el inicio del pasaje que hoy nos convoca (1 Jn 3:11), que les va a transmitir el mensaje que han oido desde el principio de su vida cristiana.
Para hacerle justicia al texto y la dimensión de sus palabras tenemos que hacer una pausa.
Juan estuvo con muchos de sus lectores (quizás en Éfeso) y estas palabras hallan cobijo en las enseñanzas que, durante meses, el apóstol les compartió.
Imagínate al Pr Muro o a Rene Zapata escribiendo luego de haber compartido la vida juntos por años diciendo algo como esto:
Este es el mensaje que les transmití desde el principio...
¿Sabes con qué lo comparo?
Me recuerda a cuando en el salón de clases alguien (si, muchas veces era yo...) hacia una pregunta compleja y el profesor se disponía a desmenuzar un concepto vital para entender el tema que estábamos tratando.
Yo, en los zapatos de los lectores de Juan, (no se si sea tu caso, por un lado, y por otro no eran zapatos sino sandalias...) quiero saber con ansias cómo es posible reducir "todo lo que hemos aprendido del mismo apóstol Juan por meses o años" y concentrarlo en una frase.
¡¡Estoy hasta casi dispuesto a tatuármelo!! Me recuerda a lo que Moisés dice al pueblo en Dt 6 (Estas palabras estarán en tu corazón... en las puertas, etc)
Lo planteo de una manera muy sencilla:
Lo que Juan dice son las palabras más sabias del Maestro Yoda (con todo y rima!!). Es la conclusión del maestro Shifu en su "aparente" lecho de muerte, y yo no quiero ser como Po que no entiende lo sublime del momento y lo arruina...
...los que tienen hijos en edad escolar ¡seguro vieron la película!
A esto se reduce el mensaje que escucharon desde el principio... ¿Estás Listo?
Ámense unos a otros.
En unos momentos volveremos a reflexionar sobre la profundidad de ese mensaje, pero las palabras del apóstol nos advierten de un conflicto inherente a la práctica de ese mandato.
Amar a los hermanos va a tener una consecuencia que Juan describe. Veámosla:
EL conflicto inherente a la práctica del amor
La vez anterior que Juan dice: "este es el mensaje... (1 Jn 1:5) " lo hace para decir que Dios es Luz y, partiendo de ahí, contrastar la Luz con las tinieblas.
Esta vez, el contraste es entre el amor y el odio.
Hay una realidad que Juan pone en evidencia. Nuestras obras de amor, en obediencia al mandato divino, producen que aquellos que obran con odio y malicia nos aborrezcan.
Esto se menciona en dos maneras:
Primero se refiere al ejemplo de Caín asesinando a su hermano
Luego nos advierte que al amar a los hermanos, es probable que el mundo nos aborrezca.
Leamos los vv 11-18 para ver estos dos ejemplos:
1 Juan 3.11–18 RVR60

Porque este es el mensaje que habéis oído desde el principio: Que nos amemos unos a otros. No como Caín, que era del maligno y mató a su hermano. ¿Y por qué causa le mató? Porque sus obras eran malas, y las de su hermano justas. Hermanos míos, no os extrañéis si el mundo os aborrece. Nosotros sabemos que hemos pasado de muerte a vida, en que amamos a los hermanos. El que no ama a su hermano, permanece en muerte. Todo aquel que aborrece a su hermano es homicida; y sabéis que ningún homicida tiene vida eterna permanente en él. En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos. Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra él su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él? Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad.

Ok, si leemos hasta el v 16, podemos creer que estamos bien y hasta podríamos pensar que libramos la pedrada. Incluso podríamos pretender que Juan habla de manera general, pero lo bonito de Juan es que nunca deja las cosas a medias.
El apóstol es muy claro en lo que quiere comunicar.
¿Recuerdan lo que vimos hace unas semanas en el cap 2? Dijimos que sabemos que estamos en Él, si guardamos Su Palabra.
1 Juan 2.5 RVR60

pero el que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado; por esto sabemos que estamos en él.

Bueno, una vez más, Juan va a ser muy tajante en este sentido.
Repasemos los vv 17-18 por si se nos escapó el ejemplo de Juan:
1 Juan 3.17–18 RVR60

Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra él su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él? Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad.

Vallamos por partes , como dijo Jack el destripador...
Desmenucemos estas palabras para poder discernir lo que Dios tiene quiere comunicarnos el día de hoy.
¿Puedes ver el ejemplo que Juan presenta?
Parece que tú y yo tenemos una habilidad increíble para "decir" que amamos a los hermanos y hasta "convencernos a nosotros mismos" de que lo hacemos.
Podemos ir a Fil 2:1-11 y pasar por los vv 3-4 como si nada serio se estuviera diciendo allí. Podemos ignorar las palabras de Pablo diciendo:
Filipenses 2.3–4 RVR60

Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo;no mirando cada uno por lo suyo propio, sino cada cual también por lo de los otros.

Nos justificamos, olvidamos la regla de oro y aplicamos la regla de ora... (ora que?! que te pasa?! y a mí qué?, etc...)
La verdad es que yo estoy orando por que Dios use este tiempo en el que estudiamos la primera epístola de Juan para movernos hacia un genuino y profundo interés por el otro. No digo que no lo tengamos, pero sí que necesitamos ser confrontados con esta verdad bíblica.
¿Me permiten leer una vez más los vv 16-18? Creo que la palabra de Dios es mucho más elocuente de lo que yo podría ser.
1 Juan 3.16–18 RVR60

En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos. Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra él su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él? Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad.

No estamos terminando el sermón todavía, pero me gustaría orar en este preciso momento para pedirle a Dios que nos ayude a mirar con Sus ojos.
ORACIÓN:
Padre, al escuchar las palabras de Pablo y de Juan, nos queda claro que para Tí es importante que nos amemos los unos a los otros. Quizás no lo entendamos en su totalidad, quizás no podamos realizarlo en su plenitud, pero ayúdanos a caminar en esa dirección. No permitas que cautericemos nuestras consciencias o racionalicemos nuestro pecado, Señor, porque entonces estaremos perdidos. Si eso hacemos, escucharemos Tu Palabra y encontraremos excusas, diremos que no es posible, argumentaremos mil y un pretexto para seguir negándonos a Tu súplica de que nos amemos unos a otros. Muévenos a donde haga falta para que nos preocupemos el uno por el otro. En Cristo te lo pedimos, Señor. Amen.
Si tan solo uno de nosotros da un paso en la dirección de amar a los demás en verdad y de hecho (v 18), las 10 Hs de preparación de este mensaje y todo este servicio habrán valido la pena.
CAMBIO DE RITMO
Bien, estamos hablando del amor, así que déjame recordarte que:

El amor verdadero viene de Dios.

Hay un versículo que expresa lo que es el amor, y que es de los versículos más citados de la Biblia. ¿Alguien sabe cual es?
Juan 3:16! Exacto :)
Por eso, esta noche tengo un regalo para la persona que tenga menos tiempo asistiendo a la iglesia. Es una mica de la imagen que ven en pantalla.
Dinámica con visitas para entregar mica de Jn 3:16
Ahora, para el resto de nosotros, no tengo un regalo... pero tengo un desafío.

¿Te sabes Jn 3:16 de memoria?

A ver si es cierto...
Porque de tal manera amó Dios al mundo que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en Él cree no se pierda, mas tenga vida eterna.
Muy bien, pero ese... ¡No era el desafío! El desafío es este:
Quiero retarte a que memorizes también 1 Jn 3:16, que es el complemento perfecto para el versículo que ya sabes. Apréndete, además, Col 3:16 para saber cómo vivir la vida cristiana, y para terminar, memoriza 2 Ti 3:16 que es la base para saber que podemos confiar en las escrituras.
1 Juan 3:16, Colosenses 3:16, 2 Timoteo 3:16.
1 Juan 3.16 RVR60

En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos.

Colosenses 3.16 RVR60

La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos unos a otros en toda sabiduría, cantando con gracia en vuestros corazones al Señor con salmos e himnos y cánticos espirituales.

2 Timoteo 3.16 RVR60

Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia,

Así que ¡ahí lo tienes!
3 versículos 3:16 que puedes sumar a Juan 3:16 para enriquecer tu vida y compartir con otros.
Ok, volvamos a lo que nos convoca el día de hoy, que es 1 Jn 3:11-24.
Un par de notas al pie acerca del amor de Dios.
El v 16 pone la base sobre la cual se sustenta el mandamiento.
Primero vimos el amor en la obra de Cristo en la cruz.
Luego se nos llama a imitarlo
En esto vimos el amor, en que Cristo dio su vida por nosotros y esto debemos imitar.
Una vez más, el aspecto práctico del cristianismo. No sólo va a decir que en esto sabemos que somos "de la verdad", que andamos en luz como vino diciendo desde el cap 1, sino que de esta manera aseguramos nuestros corazones en Él.
Déjame ponerlo con peras y manzanas:
Sabemos que hemos sido salvos porque amamos a los hermanos. ¡Punto!
No es un debate teológico acerca de si estamos agregando "obras" a la Salvación.
Es muy simple:
Si no amas a tu hermano, no has entendido el amor de Dios
Dice Santiago que la fe sin obras es muerta. No porque sean necesarias para la salvación, sino porque son la consecuencia inevitable de un corazón que se sabe merecedor del castigo eterno y ha sido rescatado por la gracia y la misericordia de Dios.
Luego, en los vv 19-24, encontramos un razonamiento muy interesante. Me gusta como lo aborda el comentario "Mundo Hispano". Se los comparto:
Comentario Bíblico Mundo Hispano Tomo 24: 1, 2 y 3 Juan, Apocalipsis (5) El amor asegura relaciones correctas con Dios, 3:19–24

Smalley sugiere seis verdades que sobresalen en los vv. 19–24: (a) la práctica de amar refleja el hecho de ser hijos de Dios; (b) el conocimiento del creyente por parte de Dios indica la salvación; (c) una conciencia pura permite al creyente gozar de una relación segura con Dios; (d) el resumen de los mandamientos de Dios se encuentra en la fe y el amor; (e) la obediencia de estos mandamientos es la base para vivir en Dios por medio de Cristo; y (f) la dádiva del Espíritu Santo asegura la presencia de Dios en la vida diaria del creyente.

Comentario Bíblico Mundo Hispano Tomo 24: 1, 2 y 3 Juan, Apocalipsis (5) El amor asegura relaciones correctas con Dios, 3:19–24

Queda claro en este pasaje que la obediencia trae beneficios o recompensas, como seguridad para la vida, la contestación a nuestras oraciones y la confirmación de que Dios está con nosotros.

No quiero detenerme mucho en estos versículos, pero déjame parafrasearlos a ver si esto ayuda:
Ustedes saben que me gustan las traducciones no autorizadas... Aquí van los vv 20 y 21-22 en versión Augusto 2016.
20: ... si nuestra consciencia nos acusa, no nos preocupemos porque Dios que lo ve todo.
21-22: Y si no nos sentimos culpables, confiemos en que estamos seguros en Dios y en que Él es capaz de darnos todo lo que pidamos porque somos sus hijos y le agradamos guardando sus mandamientos.
Quizás ahí sea un poco más entendible, pero quiero abordar otro asunto.
Pongamos el foco de atención en el vv 23.
1 Juan 3.23 RVR60

Y este es su mandamiento: Que creamos en el nombre de su Hijo Jesucristo, y nos amemos unos a otros como nos lo ha mandado.

Quieres saber cómo va a estar éste versículo en la versión Augusto 2016? Muy fácil:
Cree que Jesús es el Hijo de Dios y ama a tu hermanos. ¡Tán tán! (1 Jn 3:23 by @AugustoAnaino)
He allí el climax de este pasaje. No require ir a los idiomas originales, no requiere un diagrama para entender lo que Dios espera. Lo que SI requiere es una fe tremenda.
Nunca dije que esto iba a ser fácil de aplicar. Fallaremos una y otra vez intentando. Caeremos sistemáticamente, si. Pero lo que no puedes decir con honestidad intelectual... es que no lo sabías.
Y es en ese proceso de aplicar lo aprendido cuando dependemos de la presencia del Espíritu Santo en nuestras vidas. Él es quien nos capacita para poner en obra la voluntad Divina.
Termino parafraseando el v24 con esta reflexión:
Si obedecemos a Dios, la comunión con el Espíritu Santo será una realidad constante en nuestras vidas y estaremos conscientes a cada momento de que Él mora en nosotros.
1 Juan 3.24 RVR60

Y el que guarda sus mandamientos, permanece en Dios, y Dios en él. Y en esto sabemos que él permanece en nosotros, por el Espíritu que nos ha dado.

Oremos...
RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →