Drop files to upload.
Faithlife Corporation

Andad en Amor

Efesios   •  Sermon  •  Submitted   •  1:08:27
0 ratings
· 7 views

Las implicaciones de la obra de Dios en la vida del creyente, "El nos amó, debemos andar en Amor"

Files
Audio
Notes & Transcripts | Sermon Questions

Introducción

Una de mis parábolas preferidas de la escritura es la de las bodas en Mateo 22, entre las lecciones que podemos aprender de ella, esta la del hombre que entro a las bodas convidado, pero con su propio vestido, en esos tiempos cuando una persona quería entrar en la presencia del rey se le exigía que usara una vestidura que le era enviada por el monarca...
Apocalipsis 19.7–8 RVR60

Gocémonos y alegrémonos y démosle gloria; porque han llegado las bodas del Cordero, y su esposa se ha preparado.Y a ella se le ha concedido que se vista de lino fino, limpio y resplandeciente; porque el lino fino es las acciones justas de los santos.

Pero esta persona no acepto el vestido del Rey, fue soberbio a la orden real y: “Entonces el rey dijo a los que servían: Atadle de pies y manos, y echadle en las tinieblas de afuera; allí será el lloro y el crujir de dientes. Porque muchos son llamados, y pocos escogidos.” (Mateo 22.13–14, RVR60)
Esta parábola ilustra bien lo que hemos venido viendo en Efesios 4:17 y lo que veremos hoy.
Recordemos que como creyentes, al considerar la invitación del evangelio, nos hemos humillado, hemos reconocido la vileza de nuestra condición y la hemos desechado como ropa vieja y nos hemos sido revestidos de Cristo, de un nuevo hombre, somos esencialmente distintos al resto del mundo que anda en la vanidad de su mente, según sus propios deseos, amando las tinieblas y con un estilo de vida contrario al carácter de Dios.
A la luz de esto que Dios ha hecho, se nos ordena desechar de nuestra vida lo viejo (nuestra ideas, nuestras metas, deseos, estilo de vida: debe morir) debe ser remplazado de manera que podemos decir con Pablo "No vivo yo, Cristo vive en mi.
Esto es posible porque ahora tenemos los poderes del siglo venidero a nuestro favor, hemos sido unidos a Cristo por el E.S. tenemos una nueva identidad que refleja la justicia y la santidad de Dios. No tenemos que vivir más bajo el dominio del pecado y de la muerte, sino bajo el Señorío de la gracia de Cristo.
Las implicaciones de esta nueva realidad es lo que Pablo nos muestra hoy, podemos resumirlo así: A la luz de lo que Dios hizo, de lo que ya son: "Andad en Amor". Debemos dejar morir todo lo que no es como Cristo y ser trasformados a su imagen.
Pablo nos indica la manera de hacerlo (25-32) ofreciéndonos 6 ejemplos de como debemos lucir un estilo de vida caracterizado por el amor. Luego nos ofrece una motivación para hacerlo.

1. La manera de Andar en Amor | 4.25-32

- Hablando la verdad - (Vs. 25)

Pablo esta citando: Zacarías 8.16–17Estas son las cosas que habéis de hacer: Hablad verdad cada cual con su prójimo; juzgad según la verdad y lo conducente a la paz en vuestras puertas. Y ninguno de vosotros piense mal en su corazón contra su prójimo, ni améis el juramento falso; porque todas estas son cosas que aborrezco, dice Jehová.
Este profeta escribió en el contexto de la cautividad de Israel. El prójimo en Zacarías, eran todos los Judíos que serían sacados del cautiverio y traídos por Dios de vuelta Jerusalen.
Pablo nos muestra como en Cristo esta profecía encuentra su perfecto cumplimiento, la iglesia es el remanente de Judíos y gentiles que han sido traídos a Cristo para disfrutar de una nueva creación gloriosa prometida por Dios a su pueblo.
Somos compañeros unos de los otros, pertenecemos a una nueva creación, esta nueva creación esta gobernada por Cristo, quien es la encarnación misma de la verdad. Así que Nuestro nuevo estilo de vida debe estar caracterizado por la verdad, pues somos miembros del cuerpo de Cristo. Por esto la mentira no tiene cabida en la iglesia, debemos desecharla, resistirla, quitarla como trapos sucios.
La mentira es una característica de esta creación representada en Adan, desde la caía Adan se dejó arrastrar por el gaño de satanas y del pecado y quedo bajo su potestad y señorío:
Juan 8.44 RVR60

Vosotros sois de vuestro padre el diablo, y los deseos de vuestro padre queréis hacer. El ha sido homicida desde el principio, y no ha permanecido en la verdad, porque no hay verdad en él. Cuando habla mentira, de suyo habla; porque es mentiroso, y padre de mentira.

Así que la mentira hace parte de nuestra naturaleza caída, todos tenemos este mal habito de mentir, es una parte esencial del hombre caído:
Salmo 58.3 RVR60

Se apartaron los impíos desde la matriz;

Se descarriaron hablando mentira desde que nacieron.

Números 23.19 RVR60

Dios no es hombre, para que mienta,

Ni hijo de hombre para que se arrepienta.

El dijo, ¿y no hará?

Habló, ¿y no lo ejecutará?

Los hombres mentimos:
descaradamente,
mentimos cuando adulamos a alguien,
cuando chismeamos de alguien dando un mal reporte,
cuando ocultamos información en el momento que debemos hablar,
cuando hablamos lo que nos nos consta,
cuando decimos la verdad con el ánimo de dañar y no con el animo de restaurar,
cuando mal interpretamos las palabras de alguien,
cuando atenuamos nuestros pecados para justificarnos,
cuando hacemos copia en un examen,
cuando evadimos impuestos, tenemos doble contabilidad en nuestros negocios,
cuando damos esperanza falsas a alguien,
cuando hacemos promesas o pactos que no cumplimos.
El mundo es movido por la mentira, todos están este juego de falsedad, nadie dice la verdad en este mundo caído, este mundo esta construido sobre el fundamento de la mentira.
Mientras que la mentira promueve el imperio de la muerte y la destrucción, la verdad promueve el reino de Dios, la vida, la libertad "Conoceréis la verdad y la verdad os hará libres" por esto la mentira es incompatible con nuestra nueva posición en Cristo.
La mentira es algo que Dios odia, pues va contra su carácter, pues Dios es verdad, el E.S. es el Espíritu de verdad Juan 16.13 y Jesus es la verdad.
Proverbios 6.16–17 RVR60

Seis cosas aborrece Jehová,

Y aun siete abomina su alma:

Los ojos altivos, la lengua mentirosa,

Las manos derramadoras de sangre inocente,

Estamos llamados a promover la verdad, pues el reino al que fuimos llamados es un reino de verdad, así que debemos ser veraces (no quiere decir que no podamos guardar apropiadamente algo que debe ser confidencial), pero debemos ser veraces en lo que hablamos o la mentira atentara contra la unidad, el carácter y el crecimiento de la iglesia.
Imagina a un miembro de nuestro cuerpo enviando una información falsa al cuerpo, todos los miembros sufren - Sin la verdad, no podemos llevar nuestras cargas unos a otros, no podríamos animarnos, no podríamos exhortarnos. La iglesia solo puede ser edificada sobre la verdad.
Si hemos de andar en Amor, debemos hablar verdad como pueblo de Dios, debemos ser personas confiables, no seguir la corriente de este mundo... Debemos saber que el mundo detiene la verdad con injusticia, así que no será una tarea fácil, pero es el carácter de nuestra nueva condición en Cristo.
Cuando nos sintamos tentados a ir tras la corriente del mundo, recordemos a donde ira el mundo:
Apocalipsis 21.27 RVR60

No entrará en ella ninguna cosa inmunda, o que hace abominación y mentira, sino solamente los que están inscritos en el libro de la vida del Cordero.

Recordemos que la verdad nos rescato de nuestra vana manera de vivir, que por la verdad fuimos hechos libres y que por la verdad tenemos una firme esperanza en Dios. Mientras que la verdad opera sobre la base del amor, la mentira opera sobre la base del odio. Si hemos de andar en amor, devemos hablar la verdad y tambien:

- Quitar la ira injusta

Pablo no esta diciendo que no nos airemos (No es una Orden), mas bien esta dando por sentado que es natural airarse.
Hay cosas por la que no indignarse estaría mal:
Jesus se indigno y tuvo ira a causa de que los líderes de Israel habían convertido su casa en una cueva de ladrones, ellos estaban oscureciendo el propósito del templo que era manifestar la gloria y la santidad de Dios de manera que los hombres fueran conducidos al arrepentimiento y a la fe en Cristo; esta bien indignarse por los que predican mentiras, engañan a los hombres, oscurecen la verdad, pues aquí la santidad de Dios es lo que esta en juego.
Jesus se conmovió profundamente y lloro, expresando un sentimiento de ira a causa de la muerte de Lázaro, Jesus odia la muerte, esto lo llevo a poner su vida para traer vida a aquellos que amaba. Esta bien odiar las consecuencias del pecado en este mundo y sentirse indignarnos por el sufrimiento de aquellos que amamos y por el pecado de los hombres que mancha la gloria de Dios. Dios se indigna: “Dios es juez justo, y un Dios que se indigna cada día contra el impío.” (Salmo 7.11, LBLA)
Lo que esta mal con la ira, es cuando no es justa, es la ira que sale de nuestra naturaleza caída de Adan:
Santiago 1.20 RVR60

porque la ira del hombre no obra la justicia de Dios.

La ira de los hombres en Adan, no por causa de que la gloria y el honor de Dios esta siendo manchado a causa del pecado... por lo general nuestra ira es a causa de:
que nuestra comodidad es estorbada,
nuestras posiciones nos son quitadas,
nuestros ídolos nos han fallado,
nuestros caprichos o expectativas no son cumplidos
nuestra honrar es manchada,
Así que nuestra ira injusta esta motivada por el egocentrismo, y en segundos nos puede llevar al homicidio:
Mateo 5.22 RVR60

Pero yo os digo que cualquiera que se enoje contra su hermano, será culpable de juicio; y cualquiera que diga: Necio, a su hermano, será culpable ante el concilio; y cualquiera que le diga: Fatuo, quedará expuesto al infierno de fuego.

Nos lleva a actuar de acuerdo con Satanas, quien es homicida desde el principio. La ira es un sentimiento peligroso en nosotros.
Así que es importante la advertencia de Pablo:
Hermanos, aun cuando nuestros motivos sean Justos, cuidémonos del deseo de venganza, del resentimiento contra otros, contra Dios o aun contra nosotros mismos "Ni yo mismos me juzgo, dice Pablo - es lo que Judas hizo al ahorcarse",
Cuidémonos de dar rienda suelta a nuestras pasiones, dando lugar a Satanas y siendo sus instrumentos para herir a otros con nuestras palabras, con nuestro mal trato. Que la ira no nos controle y nos haga actuar como necios, de acuerdo al estilo de vida de este mundo.
Nosotros tenemos al E.S. tenemos la mente de Cristo, somos sabios y podemos reprimir la ira:
Proverbios 29.11 RVR60

El necio da rienda suelta a toda su ira,

Mas el sabio al fin la sosiega.

¿Como podemos hacerlo?
Nos pueden pasar cosas terribles, podemos ver en nuestra vida las consecuencias naturales del pecado de otros y el nuestro, vemos el caso de:
José quien sufrió por el pecado de otros. Pero el no llego a airarse al punto de llegar al homicidio, el puso las circunstancias en perspectiva, lo que pecaron fueron sus hermanos, pero este pecado esta bajo el control de Dios quien usa todas las cosas para el bien de quienes ama. Dale gracias a Dios por es en estas circunstancias que tu puedes actuar como Cristo para ofrecer gracia a los que te ofenden y a Dios que bendice a buenos y a malos. Es una oportunidad para mostrar a que clase de familia pertenecemos.
Job, sufrió por las circunstancias adversas a causa de que satanás. Aunque sufrió a causa de su condición, no renegó a espaldas de Dios, no minimizo su problema con pensamientos positivos, pero pudo en medio de su gran aflicción ser un instrumento útil en manos Dios para edificar a otros. En medio del dolor pudo seguir con esperanza de que sus ojos verían la gloria de Dios, donde ya no habrá mas sufrimiento, pudo se un mediador para traer salvación y esperanza a sus amigos indolentes. No tenemos que quejarnos en el dolor porque por medio de él estamos identificados con Cristo y podemos entender la magnitud de su sufrimiento a causa del pecado, el sufrimiento nos purga del egoísmo para que podamos consolar a otros.
Sansón, sufrió a causa de su pecado al pudo de quedar completamente debilitado, termino como un verdugo en manos de sus enemigos. Pero se arrepintió de su maldad, su culpa no lo llevo a la ira y a la desesperación como a Judas, así que detestando su pecado, Uso la fuerza que le fue devuelta para la gloria de Dios, entregando su vida para salvar a Israel de sus enemigos y se convirtió en un siervo de Jehová y en en una figura de Cristo, quien murió para destruir a nuestros enemigos.
Hermanos: la vida no se trata de nuestro honor, comodidad, grandeza, derechos o placer, sino de ser siervos útiles en medio de este mundo inmerso en la maldad y el sufrimiento.
No dejemos que la ira haga que satanas ponga un pie en el camino y nos haga tropezar, dañando la unidad de la iglesia, no dejes que el cumpla su obra y te convierta en un homicida, divisor, chismoso, ofensivo, no permitas que el veneno del resentimiento intoxique tu corazón y llegues a cometer homicidio.
Esta vida no se trata de ti, fuimos llamados a vivir para la gloria de Cristo.
¿Como esta tu ira? ¿como la manejas? vives a la defensiva o defiendes el honor de Dios. buscas el bien de otro, o has dejado una puerta abierta y te haz llenado de amargura y auto conmiseración.
Si andas airando con esta clase de ira injusta, debes arrepentirte de esto, pedir perdón a quienes haz ofendido y desechar esto de tu vida, entendiendo que clase de persona eres en Cristo. Alguien que vive un estilo de vida malhumorado, resentido, que piensa que la vida se trata de su honor, comodidad, egoísmo, no tiene derecho llamarse cristiano, un creyente ha muerto a estas cosas.
Debemos andar en amor: Hablando verdad y quitándonos toda ira injusta, además:

- Mostrando generosidad

De manera positiva, Pablo nos muestra que una vida caracterizada por el amor, se esfuerza en trabajar con el propósito de compartir con los que tienen necesidad.
No hay amor cuando trabajamos para nosotros mismos:
Buscando dinero en detrimento de nuestra familia, aceptando empleos que nos consumen todo el día de manera que no podamos cumplir nuestra primera obligación hacia Dios y hacia nuestro prójimo.
No hay amor cuando trabajamos para acumular bienes, o para procurarnos placer, de echo estas cosas no traen satisfacción. Esta bien que el mundo viva así, pero no los hijos de Dios que han entendido que es mas bienaventurado dar que recibir. Que han sido enriquecidos con gracia y dones de manera que puedan enriquecer a otros.
No hay amor cuando motivados por la pereza y la apatía dejamos a un lado nuestras responsabilidades
El robo esta motivado por un corazón lleno de codicia y pereza. El mundo tiene la ley del menor esfuerzo, quiere que nada le cueste, por esto roba horas en su trabajo, roba a sus empleados para tener mas por menos.
Hay muchas maneras de robo:
hay quienes roban la paz de los suyos por andar en procura de sus intereses personales y detrás de sus vanos deseos.
Hay quien roba cobrando intereses altos, con pesas falsas,
hay quien roba aquello que le pertenece a Dios (estamos llamados a sostener la iglesia dando sacrificialmente y generosamente) robamos a Dios con limosnas y le ofendemos al no reconocer que todo es suyo y que el nos ha hecho administradores.
Como hijos de Dios, miembros de su nueva creación, debemos tener una perspectiva correcta de la vida. Por tanto debemos desechar el estilo de vida del ladrón que vive con sus ojos puestos en lo temporal, las gente de este mundo solo piensa en acumular mas aquí y ahora:
dice Sugel: "si Dios te prospera no lo hace para tu beneficio, sino para ayudar y contribuir al ministerio. Los impíos se dan la buena vida, pero el creyente ¿dándose al buena vida? para el impío es entendible “este mundo es lo único que el tiene, el trabaja para hacer de este mundo un paraíso” pero esto es inconsecuente con nuestra fe, con nuestra esperanza y con el corazón de Dios."
Así que andamos en amor mostrando la misma generosidad que Dios nos ha mostrado al ofrecerse por completo a nosotros.
Esta debe ser la actitud de los hijos de Dios:
Lucas 14.13–14 RVR60

Mas cuando hagas banquete, llama a los pobres, los mancos, los cojos y los ciegos; y serás bienaventurado; porque ellos no te pueden recompensar, pero te será recompensado en la resurrección de los justos.

Era el estilo de vida que modelo Pablo:
Hechos de los Apóstoles 20.34–35 RVR60

Antes vosotros sabéis que para lo que me ha sido necesario a mí y a los que están conmigo, estas manos me han servido. En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir.

Debemos andar en amor: Hablando verdad, quitándonos toda ira injusta, mostrando generosidad y tambien:

- Haciendo un buen uso de la lengua

Nuestra lengua debe ser usada para edificar a otros, para dar gracia a nuestros oyentes "regalos llenos de bendición".
Recuerden que de la abundancia del corazón habla la boca, si hemos de edificar, la palabra debe abundar en nuestro corazón, para saber como hablar y en que momento hablar.
Jesus estaba saturado de la palabra de Dios, el supo como responder a María cuando estaba triste con la muerte de lázaro "consolando y hablando de la doctrina de la resurrección", pero con Martha bajo la misma circunstancia, supo callar y llorar con ella"-
Si hemos de hablar para edificar, debemos quitarnos la tendencia natural que teníamos en Adan de destruirlo todo con la lengua. La lengua de todo hombre en Adan es un como un pequeño fuego que puede destruir un gran bosque.
Destruimos cuando:
hacemos trivial la palabra de Dios con nuestros chistes,
cuando hacemos trivial la vida, el matrimonio, la sexualidad con palabras grotescas, obscenas;
Cuando dañamos la reputación de otros con el chisme;
cuando destruimos el animo de la gente con palabras hirientes y con la critica constante.
Cuando procuramos hacer ver mal a otros con comentarios posoñoso "este hermano es terrible, mire que no hace esto o aquello"...
Las palabras de los hombres en Adan son como un alimento podrido que indigesta, intoxica y mata.
No somos del mundo, no caigamos en este juego. Nuestra palabras deben estar sazonadas con sal "preservar y alentar", motivando a otros a la fe y santidad a vivir como Cristo, deben ser consoladoras, edificantes según la sabiduría de Dios.
Proverbios 10.11 RVR60

Manantial de vida es la boca del justo;

Pero violencia cubrirá la boca de los impíos.

Proverbios 10.31–32 RVR60

La boca del justo producirá sabiduría;

Mas la lengua perversa será cortada.

Los labios del justo saben hablar lo que agrada;

Mas la boca de los impíos habla perversidades.

Proverbios 15.23 RVR60

El hombre se alegra con la respuesta de su boca;

Y la palabra a su tiempo, ¡cuán buena es!

Provocamos tristeza al E.S. (es un apersona que se contrista - no una energía) cuando no promovemos su ministerio y estamos buscando promover el reino del calumniador, el se contrista.
El E.S. nos dejo su palabra y nos guía para que seamos de estimulo para otros. Debemos odiar todo lo que contrista a quien nos ama incondicionalmente y nos ayuda en nuestra debilidad-
Salmo 141.3 RVR60

Pon guarda a mi boca, oh Jehová;

Guarda la puerta de mis labios.

Pablo cita: (Isaías 63.9–10)
Isaías 63.9–10 RVR60

En toda angustia de ellos él fue angustiado, y el ángel de su faz los salvó; en su amor y en su clemencia los redimió, y los trajo, y los levantó todos los días de la antigüedad.

Mas ellos fueron rebeldes, e hicieron enojar su santo espíritu; por lo cual se les volvió enemigo, y él mismo peleó contra ellos.

Israel estaba exiliado a causa de su rebelión, necesitaban un nuevo éxodo en medio de su exilio, Pablo interpreta esta profesía como cumplida en Cristo, hemos sido redimidos y nos epera un nuevo exodo "Nuestro cuerpo sera glorificado" Tenemos la presencia del E.S. morando y esto debe traernos esperanza de que un día veremos la consumación de la obra de Cristo, Esto nos debe estimular a no ofender al E.S.
¿Pueden dar otros gracias por tus palabras? edificas a los que te oyen? ayudan consuelan alientan, corrigen tus palabras? o salen de tu boca cosas vanas y dañinas de tu boca?
Debemos andar en amor: Hablando verdad, quitándonos toda ira injusta, mostrando generosidad y haciendo un buen uso de nuestra lengua, además, andamos en amor cuando:
- Guardamos nuestro corazón, saturándolo de gracia
Efesios 4.31–32 RVR60

Quítense de vosotros toda amargura, enojo, ira, gritería y maledicencia, y toda malicia. Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.

Pablo concluye recordándonos algunas actitudes propias del pueblo de Dios en el A.T. “Y llegaron a Mara, y no pudieron beber las aguas de Mara, porque eran amargas; por eso le pusieron el nombre de Mara.Entonces el pueblo murmuró contra Moisés, y dijo: ¿Qué hemos de beber?” (Éxodo 15.23–24, RVR60)
Debemos guardar nuestro corazón todas estas actitudes, vamos a calumniar a mentir, vamos a explotar en furia contra otros, vamos a volvernos egocéntricos y maldicientes, cuando no renunciamos al viejo hombre y no vivimos a la altura de nuestra nueva condición de libertad en Cristo. El corazón de Israel siguió en Egipto aun cuando habían visto las portentosas obras de Dios en su redención de Egipto... su confianza debía ser total, no había lugar para la queja, la amargura, la malicia en medio de ellos.
El remedio es saturar nuestro corazón de gracia, el pueblo de Israel debía saturar su corazón de las promesas de Dios, recordar las obras de Dios y avanzar hacia la conquista de la tierra con gozo y fe.
Debemos ejercitarnos en ver la obra de Dios en Cristo y sus implicaciones para nuestra vida. Es el evangelio que nos lleva a se benignos, misericordiosos y perdonadores. Entendiendo cuan pecadores somos y la increíble deuda que nos fue perdonada, entendiendo que hemos sido liberados del pecado para vivir en amor, Un amor que:
1 Corintios 13.4–7 RVR60

El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor; no se goza de la injusticia, mas se goza de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

Este es el estilo de vida de un hombre santo, no somos reconocidos por alguna luz resplandeciente al rededor nuestro, sino por nuestro hablar y actuar, por nuestra actitudes y perspectiva de vida.
Estamos llamados a vivir un estilo de vida fundamentado en el amor, que es coherente con el carácter de la nueva creación que ya somos en Cristo.
Ya vimos la manera de andar en amor, veamos ahora:

2. Nuestro Motivación para andar en amor | 5.1-2

1Sed, pues, imitadores de Dios como hijos amados

- Por un lado nuestra motivación es el amor de Dios, es lo que nos impulsa. Nosotros solo amamos a él porque el nos amo primero y este amor es una fuente que fluye de él en nuestro interior de manera que podemos dar a otros.
1 Juan 4.10–11 RVR60

En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados.Amados, si Dios nos ha amado así, debemos también nosotros amarnos unos a otros.

Es el amor de Dios lo que nos motiva a cumplir con las exigencias éticas del Señor para nosotros, como: hablar la verdad, ser generosos, compasivos, y misericordiosos. El amor de Dios también nos motiva a rechazar la mentira, el lenguaje grosero, la amargura, la ira, etc.
El amor de Dios, es un amor incondicional que se expreso al darnos a su hijo por salvador y rey, cuando andábamos en completa esclavitud a causa de nuestros pecados:
Levítico 11.45 RVR60

Porque yo soy Jehová, que os hago subir de la tierra de Egipto para ser vuestro Dios: seréis, pues, santos, porque yo soy santo.

Dios nos adopto y somos ahora sus hijos, así que si somos nuevas criaturas, hijos de Dios, queremos parecernos a nuestro Padre:
1 Pedro 1.15 RVR60

sino, como aquel que os llamó es santo, sed también vosotros santos en toda vuestra manera de vivir;

Mateo 5.44–48 RVR60

Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen; para que seáis hijos de vuestro Padre que está en los cielos, que hace salir su sol sobre malos y buenos, y que hace llover sobre justos e injustos. Porque si amáis a los que os aman, ¿qué recompensa tendréis? ¿No hacen también lo mismo los publicanos? Y si saludáis a vuestros hermanos solamente, ¿qué hacéis de más? ¿No hacen también así los gentiles? Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que está en los cielos es perfecto.

Todo hijo estará inclinado a seguir las pisadas de su padre, con todo y su debilidad se esforzara por ser como él es.
-Por otro lado esta Cristo como el fundamento para nuestra motivación:
Efesios 5.2 RVR60

Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante.

No podemos vivir la vida Cristiana sin el amor de Cristo. Su sacrificio perfecto y agradable a Dios, fue lo que salvó a sus enemigos. Su amor sacrificial nos trajo vida, de manera que pudiéramos andar en amor.
El amor de Cristo es el fundamento de nuestro amor y el modelo mas glorioso de amor para nosotros:
Juan 15.13 RVR60

Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos.

Es una frase humillante, éramos sus enemigos y nos llama amigos, le ofendimos y nos perdono, nos apartamos y nos atrajo, nos hicimos reos de la justa ira de Dios y el llevo el castigo que merecíamos.
Alguien que ha recibido este amor, va actuar en consecuencia:En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos. Pero el que tiene bienes de este mundo y ve a su hermano tener necesidad, y cierra contra él su corazón, ¿cómo mora el amor de Dios en él? Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad.” (1 Juan 3.16–18, RVR60)
Un creyente se sacrifica por otros, por que otro se ofreció por el.
En Cristo todos nuestros sacrificios son agradables a Dios: “Pero todo lo he recibido, y tengo abundancia; estoy lleno, habiendo recibido de Epafrodito lo que enviasteis; olor fragante, sacrificio acepto, agradable a Dios.” (Filipenses 4.18)

CONCLUSION

Lo que aprendimos:
Pablo nos esta mostrando un nuevo estilo de vida nada espectacular a los ojos del mundo, quizás sea mas bien decepcionante para el mundo, no hay manifestaciones increíbles, solo una vida ordinaria trasformada por la gracia de Dios, dependiente de Cristo, guiada por el E.S. que esta adornando su fe con una vida llena del amor de Dios, que habla la verdad para hacer libre a otros, que vela por los intereses de Dios y de su reino, que trabaja para bendecir a otros, habla para edificar a otros, que vive con a vista puesta en el amor de Dios, en la gracia de Cristo y en la dirección del E.S.... La ética del reino es trinitaria, tiene su fundamento en Dios.
Como cristianos creemos que aunque no somos salvos por el cumplimiento de la ley, si somos llamados a vivir agradecidos por el increíble amor Dios y en respuesta le amaremos a el y a nuestro prójimo. Así que tenemos en la ley, la mejor manera de expresar nuestro amor a Dios y a nuestro prójimo:
Romanos 13.9–10 RVR60

Porque: No adulterarás, no matarás, no hurtarás, no dirás falso testimonio, no codiciarás, y cualquier otro mandamiento, en esta sentencia se resume: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor.

Gálatas 5.14 RVR60

Porque toda la ley en esta sola palabra se cumple: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

Ya no andamos en temor por el juicio, andamos en amor por causa de la gracia.
Imploremos a Dios, para que nos ayude a comprender su amor, de manera que podamos hablar con verdad, que no nos enojemos con ira pecaminosa y actuemos en amor, que no robemos sino que trabajemos para compartir, que no hablemos palabras sucias, sino edificantes, que no tengamos amargura, ira, sino ternura, compasión y perdón - solo así seremos una luz que alumbra en lugar oscuro, solo así nuestro evangelio sería contundente, pues denostaríamos el poder transformador de la gracia de Dios en la vida de pecadores impotentes.
Examínate a ti mismo, si está en la fe. ¿Hablas verdad? ¿Tienes control de la ira, de modo que sólo actúa de manera recta? ¿Compartes? ¿Hablas amablemente? ¿Amas en bondad, ternura y perdón?
Hermano recuerda que esta clase de vida es posible, tenemos el amor de Dios, la gracia de Cristo y el poder trasformados del E.S. desechen su viejo hombre que fue clavado con Cristo en la cruz y anden en novedad de vida, en dependencia del Espíritu echando mano de los medios de gracia, para conocer la mente de Cristo que nos ha sido dada.
Recuerda que la persona que dice “sí” a Cristo está diciendo “no” a Satanás y a sus propios pensamientos y deseos.
Hecha mano de las promesas de Dios, recuerda que en nuestra unión con Cristo, somos vencedores con él:
Juan 16.33 RVR60

Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.

1 Juan 5.4 RVR60

Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo; y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe.

1 Corintios 15.55 RVR60

¿Dónde está, oh muerte, tu aguijón? ¿Dónde, oh sepulcro, tu victoria?

Romanos 6.14 RVR60

Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia.

1 Juan 4.4 RVR60

Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo.

Nuestra ciudadanía está en el cielo
Filipenses 3.20 RVR60

Mas nuestra ciudadanía está en los cielos, de donde también esperamos al Salvador, al Señor Jesucristo;

Por lo tanto, debemos vivir como ciudadanos celestiales. Como vencedores estamos "resucitados con Cristo" y debemos "buscar aquellas cosas que están arriba", tenemos una nueva naturaleza, tenemos el potencial de vivir un nuevo estilo de vida.
Romanos 6.14 RVR60

Porque el pecado no se enseñoreará de vosotros; pues no estáis bajo la ley, sino bajo la gracia.

Amigo: Cristo dio su vida para que pecadores impotentes pudieran ser salvos por la fe en el. No tienes que vivir una vida tan vana, hoy puedes ser transformado por la gracia de Cristo, arrepiéntete y cree en el evangelio. El en el cree, de su interior correrán ríos de agua viva.
RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →