Drop files to upload.
Faithlife Corporation

El Viejo Vs. Nuevo Estilo de Vida

Efesios   •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 11 views

Una exhortación a la Iglesia no vivir como los paganos, sino como lo que ya son "Ciudadanos de la Nueva Creación"

Notes & Transcripts | Sermon Questions

Introducción

Hay un refrán que es muy común y todos conocen: “son como el agua y el aceite” lo decimos para referirnos a dos personas que son completamente distintas. Este dicho esta basado una ley química, el agua y el aceite no se pueden mezclar porque están compuestos de moléculas distintas. Uno esperaría que se mezclen porque ambos son líquidos, pero químicamente el agua tiene 2 moléculas de Hidrogeno y 1 Oxigeno, además tiene carga eléctrica carga negativa y positiva, pero el Aceite tiene Moléculas de Carbono e Hidrogeno y no tiene carga eléctrica, lo que hace imposible que estos dos líquidos se junten. El aceite siempre va a flotar en el agua por su menor densidad, si usted pesa la misma cantidad de aceite y agua, el agua pesará menos, nunca los podrás mezclar, hay una ley que no lo permite.
Espero esta ilustración química, te ayude a recordarle a tu alma la lección que Pablo quiere que aprendas hoy:
Pablo ha estado mostrándonos en su carta a los Efesios que Dios había planeado desde antes de la fundación del mundo, escoger de la raza caída de Adan un Pueblo para sí, planeó adoptarlo, redimirlo por medio de la sangre de Cristo y darle su E.S. para dar comienzo a una nueva creación de la cual Cristo es rey soberano. Este plan se llevó a acabo en el tiempo, cuando Dios el Padre tomo gente muerta en delitos y pecados, les dio a su hijo eterno por salvador para redimirlos por medio de su muerte en la cruz y luego envió la persona del Espíritu Santo para aplicar en ellos esta obra de redención, dándoles vida, reuniéndoles en una nueva familia para equiparlos y prepararlos para la gloria, así se dio inicio a la nueva creación: “De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.” (2 Corintios 5.17).
Convertirnos en creyentes es un glorioso milagro obrado por Dios y no es cualquier cosa, todo creyente tiene una nueva identidad, una nueva ciudadanía, una nueva mente. Somos personas radicalmente diferentes a las personas que antes éramos en Adan. La obra que Dios ha hecho, hace imposible, aunque lo intentemos, ser las viejas criaturas que éramos antes, ambas cosas son como el agua y el aceite.
Esto es lo que Pablo quiere mostrarnos en estos versículos. No tiene sentido seguir tratando de vivir según el patrón antiguo de vida que llevábamos y heredamos de nuestros Padres, cuando ya hemos sido hechos una nueva creación. Pablo nos llama a vivir como es digno en la Iglesia (fue lo que vimos los sermones pasados) y como ciudadanos del reino en medio de este mundo que esta por perecer.
Recordemos que Pablo ha alabado a Dios por esta gloriosa obra de transformación, por el glorioso evangelio, es algo que no se llega a superar, sabernos hijos cuando éramos enemigos, sabernos amados cuando habíamos ofendido a Dios de todas las formas posibles, sabernos herederos cuando nada merecíamos, sabernos pueblo cuando éramos hijos de ira, sabernos con esperanza de vida eterna por el amor de Cristo cuando solo merecíamos la condenación eterna. Es increíble.
La obra de Dios además, trae resultados cósmicos, y nosotros hacemos parte de estos resultados, Dios hará nuevas todas las cosas y nos ha apartado como reyes y sacerdotes de su reino eterno.
No es natural que nos pensemos así, por esto necesitamos ser enseñados en nuestro camino de santificación, para comprende las implicaciones de lo que ya somos en Cristo, necesitamos conocer a Cristo, descubrir como nuestra antigua identidad ha muerto con Cristo y se nos dado una completamente nueva en El.
Pablo nos exhorta en este pasaje, resumiéndolo, de esta manera: POR TANTO... a la luz de lo que ya ha ocurrido, desechen su antiguo estilo de vida (no andéis) como los gentiles, ustedes son un nuevo pueblo escogido por Dios para anunciar sus virtudes, una nación santa, creada en Justicia y santidad, vivan como es digno de la vocación conque fueron llamados.
Es una exhortación seria y solemne: DIGO y TESTIFICO
Pablo como un don dado a la iglesia para su santificación (Siendo Apóstol) esta llamándonos a ser diferentes. NO ES UNA OPCION "ES UNA ORDEN" DE CRISTO por medio de su Apóstol inspirado. No podemos llevar el viejo estilo de vida, es incompatible con la nueva creación que ahora somos en Cristo.
Para alentarnos a la obediencia, Pablo hace otro contraste como lo hizo en el capitulo 2, como fundamento para su exhortación. El nos muestra lo opuesto de los dos estilos de vida, como uno no tiene nada que ver con el otro, son algo distinto en su esencia, en su carácter, en su manera de pensar, en su configuración “Porque cual es su pensamiento en su corazón, tal es él” (Proverbios 23.7).
Veremos en primer lugar la descripción del viejo estilo de vida sin Cristo y en segundo lugar el nuevo estilo de vida en Cristo. Vamos a considerar tres características que tienen cada uno y como son radicalmente opuestas. Pablo nos quiere mostrara como Dios no ha hecho un bien único y glorioso a fin de que su palabra progrese en nuestra vida.

A. El viejo Estilo de Vida sin Cristo (Vs. 17-19)

1. Mente Vana (Sin valor, fútil, vacío):
Aunque tienen mente, piensan, sus pensamientos no les conducen a nada que tenga valor eterno y permanente. En su mente el hombre piensa que el dinero, sus logros, la fama, el sexo, van a satisfacerlo y corren detrás de esto y solo tienen insatisfacción y vacío. Además el día del juicio todo lo que planearon e hicieron solo los conducirá a la condenación eterna. ¿Porque?
El hombre es un ser creado para un propósito "Glorificara Dios, vivir para él" cuando este fin se pierde y se vive para otras cosas, el hombre quedará vacío. Fuimos creados para que nuestras vidas estuvieran orientada hacia Dios.
Todo lo que el hombre hace aparte de Dios lo dejará desilusionado, se ven como los niños que persiguen bombas de Jabón y que jamas tendrá nada en la mano, tal es el pensamiento del hombre en Adán.
David Foster Wallace un poeta dijo en una ceremonia de graduación antes de su suicidio:
"No existe tal cosa como no adorar nada. Todo el mundo adora algo. La única elección está en qué decidimos adorar.... prácticamente cualquier cosa que adores te comerá viva. Si adoran el dinero y las cosas –si eso es lo que consideran que tiene verdadera importancia en la vida, entonces nunca tendrán suficiente. Nunca van a sentir que tienen suficiente. Es la verdad. Adorar su propio cuerpo, belleza o encanto sexual siempre los hará sentirse feos, y cuando la edad se empiece a notar en ustedes, habrán muerto un millón de veces antes de que los entierren.... Si adoras el poder te sentirás débil y con miedo, y necesitarás más poder sobre otros para anestesiar el miedo. Si adoras tu intelecto, o ser considerado inteligente, terminarás sintiéndote estúpido, un fraude siempre a punto de ser descubierto. Y así sucesivamente.
Miren, la cosa más insidiosa de estas formas de adoración no es que sean malignas o llenas de pecado; es que son inconscientes. Son configuraciones predeterminadas. Son el tipo de adoración que gradualmente nos atrapa, día a día, haciéndonos más selectivos en lo que vemos y en cómo medimos el valor de las cosas sin ni siquiera estar plenamente conscientes de que lo estamos haciendo. Y el llamado “mundo real” no te desanimará a operar con tu configuración predeterminada, porque el llamado “mundo real” de hombres, dinero y poder, se lleva bastante bien con el combustible del miedo, desprecio, deseo, frustración y la adoración de sí mismo.."
Este era un hombre con una mente vana, que entendió la futilidad de su vida, todos sus esfuerzos terminaron en frustración... tenemos también el testimonio de Salomon: “Los ríos todos van al mar, y el mar no se llena; al lugar de donde los ríos vinieron, allí vuelven para correr de nuevo. Todas las cosas son fatigosas más de lo que el hombre puede expresar; nunca se sacia el ojo de ver, ni el oído de oír.” (Eclesiastés 1.7–8, RVR60)
La vida del hombre no tiene sentido, no puede encontrar propósito y felicidad completa a menos que aquello que persiga sea glorificar a Dios y disfrutar de el, pues para eso fue creado, y esto es imposible para un hombre que quiere vivir tras el pensamiento de su propio corazón, que vive su vida orientado en si mismo. Y esto es la vida de todo hombre sin Cristo.
Desde de que Eva decidió junto con Adán buscar su propósito, felicidad, identidad en otra cosa aparte de Dios, su mente empezó a perseguir estas cosas en la creación y su decisión solo les trajo dolor y frustración a ellos y a todos los hombres que representan.
Pero su pensamiento no solo es vano, progresa, una perdona decide orientar su vida en si misma, en las cosas de este mundo y lo que resulta es:
2. Una mente entenebrecida
No solo andan en tinieblas, sino que las tinieblas están en ellos, no pueden ver la verdad, ni quieren. No disciernen a causa de su orgullo y maldad, ellos no saben que están en tinieblas, es peor esta condición que la ceguera física: "Profesando ser sabios, se volvieron necios, y cambiaron la gloria del Dios incorruptible por una imagen en forma de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles.” (Romanos 1.21–23, LBLA)
Ellos persiguen sus deseos vanos y no quieren a Dios en su vida, así que están en tinieblas, lejos de la luz, bajo el juicio de Dios: “Y este es el juicio: que la luz vino al mundo, y los hombres amaron más las tinieblas que la luz, pues sus acciones eran malas.” (Juan 3.19, LBLA)
Siendo imágenes de Dios, creados para su gloria, ignoraron por completo su diseño y su propósito, y se entregaron a la mentira, deteniendo con injusticia la verdad. “Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad;” (Romanos 1.18)
El hombre para perseguir sus deseos, voluntariamente se hace ignorante, crea un mundo relativo... El filosofo Alasdair MacIntyre dice que:
"nunca podrás determinar si algo es bueno o malo a menos que conozcas su propósito, él pregunta: ¿Como puedes saber si un reloj es bueno o malo? Necesitas conocer el propósito de un reloj. Si intento martillar un clavo con mi reloj, y este se rompe, ¿debería quejarme de que es un reloj malo? Por supuesto que no, un reloj no se hizo para martillar clavos. Ese no es su propósito. Se supone que debe darte la hora en cualquier momento, no martillar. El mismo principio se aplica a la humanidad. ¿Como puedes decir quien es una buena persona y quien mala, a menos que sepas para que fueron diseñadas y cual es su propósito?" (Encuentros con Jesus Pag. 15)
¿Que tal si tu piensas que tu existencia es debido a causas naturales y no reconoces un creador que te diseño según su imagen y con un propósito?
Los padres que rechazan a Dios ¿que sentido tendrán para pedir a sus hijos vivir un estilo de vida ético y moral? ¿Sobre que base le enseñan que es bueno y que es malo, si resisten la idea de que existe Dios?
La Alemania Nazi, era una de las naciones mas educadas del mundo en su tiempo, y fue consecuente con este razonamiento evolutivo, que abraza el principio de las causas naturales "el fuerte devora al débil". Muchos en Europa decían que lo Hitler hacía estaba mal, pero muchos de ellos eran Ateos ¿en que basaron su juicio? para Hitler estaba bien, ellos eran fuertes, tenían las mejores armas y eran los mas educados, debían barrer con los débiles. ¿Porque a los débiles ateos les parecía incorrecto esto? ¿como podían condenar a los Nazis?.
Dijo el Poeta Auden:
"A menos que Exista Dios, nadie tiene derecho a decirle a otro que sus sentimientos o ideas son mas validas que los sentimientos o ideas de ellos; a menos que Dios Exista, todos los valores que atesoramos son imaginarios"
Pero el hombre es incongruente y piensa que el mundo puede funcionar si Dios, que puede existir moral sin Dios, que puede existir orden sin Dios, ciencia sin Dios. Sacas a Dios y nada tiene sentido, pero el hombre cree que puede funcionar con autodeterminación, es una locura, pero así piensan.
Los padres piensan que tendrán hijos decentes dejándoles tomar desde niños sus propias decisiones, dejando que ellos controlen decidan, hagan lo que quieren, desarrollando su propio potencial. Son ignorantes del carácter de un niño, que nacen muertos en delitos y pecados y necesitan corrección, autoridad, disciplina y todo esto centrado en Dios, de lo contrario será extraño ¿quien es el que pone las reglas en casa?
La mente de los hombres no esta orientada en Dios, sino en si mismos, en su inútil existencia sin propósito, se piensa así mismo como Dios, luego terminan con una:
3. Mente ignorante e insensible
Mente embotada "despreocupados de lo que hacen y sus implicaciones" Hacen lo que sea para hacer su propia voluntad y vivir opuestos a Dios, no se sienten mal por su idolatría, por su falta amor, de lealtad y de relación con Dios, algunos creen que están bien porque hacen cosas encomiables, pero en verdad están endurecidos: ¿Porque? “Pues aunque conocían a Dios, no le honraron como a Dios ni le dieron gracias.” (Romanos 1.21) Su vida no esta orientada en agradar a Dios, en conocerle, en agradecerle teniendo una vida de devoción a él, y haciendo esto no se sienten mal y esto es moralmente condenable, es endurecimiento, insensibilidad:
Tim Keller ilustra esto diciendo: "Imagina a una viuda que ha criado a su hijo con mucho sacrificio y fatiga, le da la mejor educación en los mejores colegios y la mejor universidad. Imagina que al criarlo le dice: Hijo quiero que vivas una buena vida, que siempre digas la verdad, que trabajes duro para ver por los pobres, Etc... luego de que el joven se gradúa de la universidad, se va a trabajar y a vivir su buena vida y nunca más vuelve a hablar con su madre, no le agradece, piensa que ella debió hacer lo que hizo, al fin y al cavo era su hijo... no la llama ni la visita. ¿que pasaría su le preguntaras al hijo, que relación tiene con su madre y el te respondiera: no tengo nada que ver con ella en lo personal. Pero siempre digo la verdad, trabajo arduamente y comparto con los pobres, he vivido una buena vida y es todo lo que importa? dudo que estarías satisfecho con esa respuesta...Su conducta es condenable, porque ella entregó todo por él. Más que una vida moral, su hijo le debe lealtad, agradecimiento y amor."
Ignoraron a Dios y su ignorancia resulto en endurecimiento voluntario - no tienen dolor por el pecado, por ofender a Dios, no les importa la verdad divina; no son incapaces de responder a aquello que es bueno y edificante para sus vidas.
Por tanto, están ajenos a la vida de Dios. Excluidos de esta vida por su maldad, lejos de toda (verdad, justicia y santidad).
Tal es el pensamiento de este mundo: Vano, entenebrecido, ignorante. Un mundo que vive para si, sin tomar en cuenta a Dios.
El resultado es un estilo de vida coherente con esta forma de pensar:
“...se entregaron a la lascivia (Deseos descontrolados) para cometer con avidez toda clase de impureza (Todo lo que desagrada a Dios).” (Efesios 4.19) - Es una vida auto-destructiva.
Romanos tiene una lista exhausta de las obras que caracterizan el estilo de vida de los in conversos. Ellos se entregaron a estas cosas, pero también Dios los entregó, los dejo ir tras el deseo de sus corazones y es parte de su juicio que será consumado en el infierno cuando Cristo regrese: “Y como ellos no aprobaron tener en cuenta a Dios, Dios los entregó a una mente reprobada, para hacer cosas que no convienen;” (Romanos 1.28, RVR60). Aquí Pablo esta describiendo la gente de su época, dice hendriksend en su comentario:
"Orígenes declara que cuando la gente de aquellos días cometía adulterio y prostitución no se consideraban violadores de las buenas costumbres. Se ha dicho que no fue la lava sino la lujuria lo que sepultó a la ciudad de Herculano. Y los frescos que se han hallado entre las ruinas de la vecina Pompeya muestran que esta ciudad no era mejor. El apóstol dice que los gentiles de los cuales habla se habían abandonado al libertinaje “para la práctica ávida (literalmente: práctica en avidez) de toda clase de impureza”. La persona ávida es aquella que se excede. Desea “tener más de lo debido”. Hace caso omiso de los derechos y sentimientos de otras personas. Va más allá de lo que es debido y no tiene ningún respeto por ley, o dignidad, o propiedad alguna" Hendriksend
Así vive también el mundo de hoy sin Cristo, es hostil a Dios, a su santidad, esta dominado por la ambición carnal y egoísta, es un mundo codicioso, lujurioso, inclinado a todo mal. No todos tienen el mismo grado de degradación, pero el mundo se esta degradando mas y mas, lo que antes era escandaloso hoy es normal, las señoras mas moralistas que se aterraban de ver cosas vulgares en televisión hoy se divierten de buena gana con las novelas sin sentir temor.
Dice Macarthur: Las opiniones del mundo son erróneas, sus objetivos son egoístas, sus placeres son pecaminosos, su influencia es destructiva, sus políticas son corruptas, sus honores están vacíos, sus sonrisas son falsas, y su amor es voluble.
PERO ustedes.... ¿que tienen que ver con ellos? Somos como el agua y el aceite, porque tratar de en seguir sus caminos vanos que terminaran en destrucción, dice: 1 Pedro 4.3–5Baste ya el tiempo pasado para haber hecho lo que agrada a los gentiles, andando en lascivias, concupiscencias, embriagueces, orgías, disipación y abominables idolatrías.A éstos les parece cosa extraña que vosotros no corráis con ellos en el mismo desenfreno de disolución, y os ultrajan; pero ellos darán cuenta al que está preparado para juzgar a los vivos y a los muertos.
No tenemos que preguntarnos ¿hasta donde puedo seguir pecado y seguir siendo un cristiano?, el cristiano nada tiene que ver con el pecado, no tiene nada que ver con la vanidad de este mundo representado en Adán. Pablo quiere que consideramos seriamente el mundo y hacia donde se dirige, este horrible estilo de vida sin Cristo, y ahora quiere estimularnos a la obedecía y completa entrega a Dios, mostrándonos lo que Dios ha hecho al sacarnos de semejante abismo. Veamos ahora:

B. El nuevo estilo de Vida en Cristo (Vs. 20-24)

Pero Vosotros.... (los que fueron creados según Dios)... no tienen que vivir así. Somos diferentes en esencia por la gracia de Dios, no por nada que había en nosotros, estabamos igual de confundidos y perdidos, pero Dios a ellso los entregó y anosotrso nos salvó.
1. Una mente valiosa
"Ustedes no aprendieron así a Cristo" - Mientras que el viejo hombre persigue la vanidad, este nuevo hombre ahora es discípulo de Cristo, lo está aprendiendo a él. Pablo esta hablando de que ahora somos discípulos que están orientados hacia Cristo:
Sugel: "En la escuela de la vida cristiana, Cristo es el contenido de la materia que se enseña y es al mismo tiempo el Maestro que nos instruye a través de aquellos que nos enseñan Su Palabra. De manera que en esa escuela no se aprenden lecciones simplemente, sino que se aprende a una Persona, por más raro que eso suene. Hay una diferencia enorme entre aprender una lección y conocer a Alguien íntimamente, tan íntimamente que Su influencia te transforma. Llegar a ser cristiano consiste en conocer, confiar, seguir y amar a una Persona: nuestro Señor Jesucristo; y ese conocimiento personal y experimental produce una profunda transformación espiritual que alcanza las partes más profundas de nuestra personalidad, y que se manifiesta en todas las áreas de nuestra vida
Ya no estamos orientados hacia la vanidad y los deseos, ahora tenemos la mente de Cristo, somos sus discípulos, hemos entrado en una relación personal con él desde nuestra conversión, le estamos conociendo, Dios ha echo un milagro en nuestra vida para que cambien radicalmente nuestros deseos.
Ahora amamos la enseñanza de Cristo y queremos dejar que ella moldee nuestra vida, ya no queremos seguir nuestros deseos, ya no queremos seguir nuestra mente, sino su mente. Estamos aprendiendo a Cristo, dejando que el actúe por medio de nosotros, ame a travez de nosotros, sirva a travez de nosotros. Ya no vivimos, Cristo vive en nosotros, “Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá? Mas nosotros tenemos la mente de Cristo.” (1 Corintios 2.16), Somos espirituales, tenemos discernimiento, tenemos esperanza, tenemos su poder.
Cuando aprendimos a Cristo y lo oímos por medio de que aquellos que nos predicaron el evangelio y ahora seguimos siendo enseñados por él para conocerle y seguirle.
Seguir a Cristo no es algo inútil... Dios tiene un propósito para el universo, y mientras Cristo este en ti y tu en él, haces parte de esos propósitos eternos de Dios para el mundo. En Cristo se nos ha dado la capacidad de vivir para la gloria de Dios y se nos ha abierto el camino para disfrutar de él. Tenemos la mente de Cristo.
Mente Conocedora de la Verdad
"hemos sido enseñados conforme a la verdad que esta en Jesus"
En lugar de tener una mente entenebrecida, ustedes han sido iluminados y conocen la verdad, conocen a Cristo "La verdad está en él".
En Cristo hemos conocido, quien gobierna todo, quien ha planeado todo para su gloria, en Cristo hemos conocido todos los tesoros de la sabiduría y el conocimiento, sabemos quien creó todo. Para que lo creo y como terminará todo.
En Cristo hemos conocido al Padre, sabemos la verdad sobre Dios.
En los sufrimientos y muerte de Cristo en la cruz, conocimos cuan profunda era nuestra caída y cómo su muerte fue necesaria para nuestra justificación. En su resurrección, ascensión y coronación, conocimos que Dios ha cumplido con toda justicia y que ahora podemos presentarnos delante de Dios sin culpa y temor.
Por el evangelio de Cristo conocimos que somos invitados por gracia a arrepentirnos, a confiar y venir a él por la fe de manera que podemos apropiarnos de su salvación. Y ahora aprendemos a Cristo, su ejemplo, de manera que podamos seguir sus pisadas, de sacrificio, entrega, confianza y obediencia a Dios. Conocer la verdad nos hace tener:
Una Mente sensible "..en Justicia y santidad de la verdad"
No somos ignorantes en cuanto a la voluntad de Dios, por el E.S. que ha hecho morada en nuestros corazones, ahora somos sensibles, no insensibles al pecado, ahora sabemos cuando contristamos al E.S., el nos convence de pecado y nos guía a Cristo constantemente para nuestro animo y consuelo.
Pablo nunca fue tan sensible en su vida al pecado como después de convertirse en cristiano. ¡Oh, desgraciado que soy! ¿Quién me librará del cuerpo de esta muerte? ". No fue una única experiencia en su vida; Ese era un modo de vida mientras viviera. Podía gritar: "¡Oh, miserable hombre que soy!" Desde el momento en que fue salvo hasta el momento en que fue glorificado.
En nuevo hombre no justifica el remanente de maldad que aun tiene y necesita ser cambiada, la enfrenta, pide perdón y se ocupa de vivir en Justicia y devoción a Dios. Hay odio en lugar de amor por el pecado, llamas pecado a lo que Dios llama pecado. Tu mente no esta mas embotada, sino que esta en constante renovación, conociendo tu nueva mente. (Es como un cambio de software, estamos acostumbrados a manejar el antiguo, pero ahora se nos ha dado uno nuevo y potente que estamos llamados a conocer)
Todo creyente, aprendió a Cristo (personalmente), Cristo le dió su verdad por medio del E.S., por tanto goza de sensibilidad moral, odia el pecado y en lugar de tener una mente reprobada, tiene una mente nueva que debe ser llenada de cosas nuevas: Filipenses 4: 8 dice, "Si hay alguna virtud, si hay alguna alabanza" - ¿Hacer qué? - "piensa en estas cosas que son puras y justas, santas, buenas declaraciones, honestas".
Al incrédulo Dios los dejo en sus caminos, al creyente Dios lo aparto, lo creó en Cristo para buenas obras y nunca será dejado, Dios jamas lo dejará en sus caminos, mas bien lo limpiara de sus ídolos, la obra que Dios comenzó en él será perfeccionada hasta el día de Cristo.
No somos entregados al pecado y a nuestros deseos, fuimos y estamos siendo enseñados por Cristo, por tanto no podemos entregarnos al pecado,
¿Que nos enseñó Cristo desde nuestra conversión? (no son imperativos, infinitivos)
- Que el viejo hombre ha sido despojado. Esa vida anterior que construimos en Adan, bajo los principios de este mundo, que esta viciada con deseos engañosos ha sido crucificada con Cristo. Aunque la influencia de esta vida pasada sigue viva, ya esta en la cruz y hay que mortificarla hasta que muera, ya no estamos gobernados por este estilo de vida, no somos sus prisioneros, ahora estamos libres en Cristo.
- Que nos hemos revestido de un nuevo hombre.
Comenta Sujel Michel sobre esto: "Antes pertenecíamos a una humanidad en rebeldía contra Dios y esclavizada al pecado. Pero por medio de la conversión, los nudos que nos ataban a esa humanidad caída fueron rotos, para ser unidos a Cristo por la fe y entrar a formar parte de una nueva familia de hombres y mujeres que comparten esa misma unión. Eso quiere decir que ahora tenemos una nueva identidad que hace posible el desarrollo de un nuevo carácter"
Hermanos, Fuimos libertados de la esclavitud del pecado, de manera que ahora podemos despojarnos del patrón de vida que antes seguíamos.
El problema es que a veces no vemos este cambio en nosotros y nos angustia... como tenemos conciencias sensibles, vemos al viejo hombre como si estuviera reinando aun y no vemos evidencia de que somos nuevas criaturas
¿Qué haces ahora? ¿Disciplinas espirituales? Probados y verdaderos "pasos" hacia una vida feliz y victoriosa? ¿Pensamiento positivo?
Así como somos justificados por la fe en la obra terminada de Cristo, también seremos santificados por la fe en la obra consumada de Cristo.
Creemos que nuestro nuevo hombre ha sido crucificado con Cristo porque Cristo lo enseña y creemos que él es la verdad "Consideramos que estamos muertos al pecado y vivos para Dios (Rom 6:11) Somos libres, ahora vivamos en esta libertad.
Alguien dijo: "Nunca veremos suficientes frutos buenos para satisfacer nuestra nueva conciencia, si miramos ese fruto como la fuente de nuestra esperanza".
Si han confiado a Cristo Jesús, ustedes son una nueva creación. Por la fe venga cada día a Cristo, siga por la fe siendo su discípulo y aprenda como vivir en novedad de vida y dependa de su gracia para hacerlo "separado de él nada podemos hacer".
Conclusión:
Hermanos, los incrédulos son como son, porque su mente es vana, esta entenebrecida y porque se han hecho ignorantes e insensibles por amor a su pecado y como consecuencia se han apartado de la vida de Dios, y Dios lo ha dejado en su extravío, así que por esto valoran lo que valoran, viven como viven, hablan como hablan.
¿qué de ti? Haz conocido a Cristo, haz sido enseñado en su verdad, tienes hoy una mente sensible ¿amas al Dios que antes ofendías? Odias el pecado que antes amabas? ¿tienes la mente de Cristo? ¿Estas siguiendo como su discípulo, estas tomando tu cruz para seguirle?
Si nada de esto ha pasado en tu vida, no hay ninguna razón para creer que tienes esperanza. No améis al mundo, ni las cosas que están en el mundo. Si alguno ama al mundo, el amor del Padre no está en él.” (1 Juan 2.15, RVR60)
¿quieres seguir viviendo así?, Dios no quiere la muerte del impío, sino que se arrepienta. Ven a Cristo, Clama por misericordia, él no rechaza a nadie.
Hermano, recuerda el día en que viniste a Cristo, lo hiciste porque sabías que este mundo no tenía nada que ofrecer, supiste que tu pecado te estaba destruyendo y le conociste como un glorioso salvador, le apreciaste como el tesoro de gran precio porque el E.S abrió tus ojos a la realidad del evangelio y lo deseaste y te arrepentiste de tu maldad y le seguiste.
¿Porque hoy, estas viviendo tan poco radical? Porque estas viviendo un estilo de vida tan opuesto a Dios, porque estas intentando vivir un estilo de vida que ya no es tuyo, si te fue ofrecido un estilo de vida glorioso, que satisface y trae gozo. Porque tus prioridades cambiaron, porque es que ya la palabra no esta guiando tu vida y crías a tus hijos como te parece, haces lo que te parece y te apoyas en tu libertad cristiana. En tu antiguo estilo de vida no hay nada que atesorar, ese viejo hombre era irreparable, no necesita ser reformado, necesita morir, si ya estas crucificado con Cristo, porque revivir lo que ha muerto, si eres una nueva creación, vive como una nueva criatura en justicia y santidad de la verdad.
Sigue conociendo tu nueva mente, expon diariamente tu vida a la escritura el E.S. te mostrar como vivir en gozo y disfrute pleno, orientado en Dios, Seguir tud deseos solo te trajo ruina, desorden, vanidad, insatisfacción, Pero Dios te ha rescatado de esta vanidad, seguir a Cristo trae vida, gozo y paz.
Mira lo que Dios ha hecho al sacarte del foso y alégrate en tu salvador. Arrepiéntete de vivir en tibieza, mira la determinación de Cristo que fue a la cruz por amor a ti, para salvarte:
Porque el amor de Cristo nos constriñe, pensando esto: que si uno murió por todos, luego todos murieron; y por todos murió, para que los que viven, ya no vivan para sí, sino para aquel que murió y resucitó por ellos.” (2 Corintios 5.14–15)
Esto es lo que Dice Dios, es lo que Cristo enseña a los que ha salvado…
Y si lo estas procurando, animo sigue corriendo, hasta que veas al Señor en gloria y le escuches decir: “Bien, buen siervo y fiel; sobre poco has sido fiel, sobre mucho te pondré; entra en el gozo de tu señor.” (Mateo 25.23).
La siguiente semana veremos como Pablo describe el resultado de una vida que es coherente con esta forma de pensar obrada por Dios al darnos " la mente de Cristo", Anticipo que Dios no nos entrega nuestros deseos, sino que nos enseña por la gracia a renunciar a la impiedad:
Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres, enseñándonos que, renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, vivamos en este siglo sobria, justa y piadosamente, aguardando la esperanza bienaventurada y la manifestación gloriosa de nuestro gran Dios y Salvador Jesucristo, quien se dio a sí mismo por nosotros para redimirnos de toda iniquidad y purificar para sí un pueblo propio, celoso de buenas obras.” (Tito 2.11–14)
La mesa que celebramos hoy, nos recuerda que hemos sido apartados del mundo para vivir para Cristo en pacto.
Vamos orar.
RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →