Notes & Transcripts

11.EL VELO

Página 1 de 2

“Juzgad por vosotros mismos: ¿Es propio que la mujer ore a Dios con la cabeza descubierta? (1 Co.11:13)

LBLA

INTRODUCCIÓN

Existen en la Biblia doctrinas (Mat.7:28, didache (gr)= instrucción. Enseñanza que se lleva a la práctica = forma de vida)

que no tienen que ver con la salvación, pero sí con la sujeción y a la ministración de la bendición de Dios. Dios, máxima

autoridad del Universo, delegó su autoridad con el propósito de normar, sujetar, gobernar y ordenar todas las cosas

porque Dios es un Dios de orden (1 Co.14:33). El Señor ha establecido un principio de autoridad con el fin de que sea

reconocido y se evidencie el fruto de la sujeción. La Escritura nos dice que el varón es cabeza (autoridad) de la mujer

(1 Co.11:3), por tanto la mujer tiene la responsabilidad de aprender los principios básicos de sujeción.

El velo en la mujer es señal o evidencia de sujeción a la autoridad del varón sobre ella y por ende se convierte en señal de autoridad ante los ángeles, en los cultos a Dios, públicos o privados. La Concordancia del Dr. Strong explica “debe

tener poder sobre su cabeza” (Poder del griego Exousia=autoridad, jurisdicción, derecho de actuar, libertad de acción,

poder), indicando que, literalmente, “poder es una cubierta en señal de que ella está bajo el poder del varón.”

Dios no hace acepción de personas (Col.3:25), no es machista ni feminista (1Co.11:11), por lo que la sujeción en la

mujer es para el beneficio de sí misma, para su bendición, para su protección. El Señor muestra en el nuevo. Testamento, que la autoridad debe ser en amor (esposos y Cristo (Ef.5:25), padres (Ef.6:4)) y la sujeción voluntaria (esposa (Ef.5:22;Col.3:18), Iglesia (Ef.5:24), hijos (Col.3:20), al Gobierno (Ro.13:1)). Se ve en el Antiguo Testamento el ejemplo claro (1 Co.10:6) de lo que representa la sujeción: Rut (Rut 3:7) se cubre voluntariamente con el manto (autoridad) de Booz para recibir ayuda, redención, techo, alimento, vestidura, etc. En una palabra: bendición.

DESARROLLO

Algunas veces no comprendemos lo que Dios nos quiere decir, y es por ello que utiliza ejemplos (Lc.21:29) que contienen una

verdad fundamental (Lc.8:10). El principio de Dios del orden en los cultos se encuentra en la primera carta a los Corintios.

En el capítulo 11, primera parte, encontramos cuál debe ser la actitud y conducta personal de los hermanos y hermanas que

participan del culto al Señor, por lo que debemos estar muy atentos para ponerlas en práctica (1Co.11:2).

I.EL VELO (1 Co.11:6)

La palabra Velo del griego Katakalupto: cubrir completamente (de kata=abajo, y kalupto=cubrir, ocultar), de donde se traduce velo o cubierta, es decir es cualquier prenda cuya finalidad sea la de cubrir. Nota: no es para cubrir la cara, sino la cabeza (1Co.11:10). Didácticamente, cubrir es sinónimo de autoridad.

II.EL ORDEN DIVINO

En el orden de Dios hay bendición, hay prosperidad. Así como en un matrimonio que puede no estar el orden de Dios, continúan casados pero sin prosperidad real, así cuando la Iglesia no le cree y por lo tanto no obedece a Dios puede haber bendición pero no en la dimensión que Dios quiere (Mr.6:5).

a) De Autoridad (Exousia) (1 Co.11:10)

En este pasaje bíblico encontramos claramente la descripción del orden de autoridad dado por Dios: Dios, cabeza de Cristo; Cristo cabeza del varón; el varón cabeza de la mujer (1 Co.11:3). (Cabeza=kefalé=cabeza, idea de fuente,

origen, comienzo; dependencia). El ejemplo que nos da el Señor es que Él es la cabeza de la Iglesia, la cual es su cuerpo (Ef.5:23), lo cual enseña que así como el cuerpo no puede dirigirse sin la cabeza, las líneas de autoridad deben tener su correspondiente sujeción. La sujeción (del griego=hupotage: subordinación (1Ti.2:11) es pareja de la autoridad.

a.1) Delegaciones

El mismo pasaje nos muestra que Dios delega en el varón la autoridad sobre la mujer, así como lo hace con los ministros que cubren a su Iglesia (Ef.4:11).

b) En el Culto a Dios: Al Orar y Profetizar (1 Co.11:7)

Es importante notar, que es la misma Palabra de Dios es la que da instrucciones al respecto (autoridad) y los cristianos debemos seguirlas para practicarlas (sujeción). El varón no debe cubrirse y la mujer debe hacerlo, cuando oran o profetizan, para que ambos no deshonren (kataischuno=afrentar, avergonzar, sonrojar, ruborizar, apenar) a

la cabeza que les corresponde. La Biblia dice “honrad al rey” (autoridad) (1Pedro 2:17), si esto lo dice de un hombre mortal cuánto más será del rey (cabeza, autoridad) espiritual puesta por Dios.

b.1) Opción Si la Mujer no Desea cubrirse (1 Co.11:5-6)

Si la mujer piensa (intelecto, razonamiento = alma), que no se ve bonito, no le agrada, no “lo siente”, no le hace “clic”, no lo cree, no lo acepta, la Biblia dice que se hace una con la rapada, por lo que se debe rapar. Es una orden. ¿Por qué? Porque al no cubrirse espiritualmente se está haciendo igual al hombre, por lo que debe trasquilarse (keiro=trasquilar) o raparse (xurao=afeitar).

b.2) El Acto de Cubrirse

El cubrirse es un acto fácil, no tiene dificultad, sin embargo a algunos se les dificulta practicarlo porque hay una lucha con su alma (Naamán y el río Jordán=humillación), y la bendición que Dios da al agradarlo, al creerle a él antes que a los hombres (He.11:6; Hch.4:19), es sobreabundante (Naamán sanado de lepra con piel de bebé (2 Rey.5:1-27).

c) Usos del Velo (1 Co.11:7):

Solamente la mujer en la actitud espiritual de la oración o profecía.

c.1) El varón no debe cubrirse

La Biblia es tajante, no debe hacerlo, porque es imagen (eikon=representación, parecido, retrato,) y gloria (doxa=honor, dignidad, alabanza, elogio, reverencia) de Dios. Dios es invisible, por lo que el velo del hombre es invisible a su cabeza (autoridad) invisible. Si el hombre lo hace deshonra a Dios. Es rebeldía.

c.2) La mujer debe Cubrirse

La mujer es la gloria del varón (1Ti.2:13), no la imagen, no la representación, por lo que debe tener señal de tal autoridad. Su cabeza, el varón es visible, por lo que usa velo visible.

c.3) El Cabello (1 Co.11:15)

Dios le da de naturalmente a la mujer una cabellera frondosa, una característica de su feminidad, lo cual es contrario en el hombre. El pelo protege. Los casos de calvicie en las mujeres son raros en comparación con los de los hombres. Eso nos enseña que Dios le da su señal (velo) natural de autoridad a la mujer para sus actividades naturales: en la

casa, el trabajo, en la calle, en la Iglesia sirviendo, o cualquier lugar. Aquí no es necesario utilizar velo.

*III.EL VELO EN LA MUJER (1 Co. 11:13)

El varón fue creado por Dios y la mujer derivada de él. ( 1 Cor.11.8-10)

No fue creada igual que el varón, fue derivada de él,

tomando una costilla (cerca del corazón) para ser amada (Ef.5:25) y cerca del brazo (protección, cobertura). No fue tomada de los pies (humillación) ni de la cabeza (gobierno). Sin embargo, también fue establecido que el varón

naciera de mujer (1 Pedro1:1-12)

y ella dependa de él, para establecer un equilibrio entre ambos, para que aquél no se

enseñorée y la mujer no se rebele, y ambos dependan de Dios, el Creador, la Suprema Autoridad (1Ped.3:22).

a) Vaso más frágil

Aunque el género humano es vulnerable (Sal.8:5), la mujer lo es más (1Ped.3:7). Lo vemos en la seducción de Eva

(2 Co.11:3) y en el mandato apostólico de ser sujeta (1 Ped.3:1). Notemos que Cristo es la cabeza (protección) del

varón, por lo que la mujer que se sujeta al varón no depende sólo de él sino de Dios, que lo cubre a él también.

a.1) Los Ángeles

Son personajes espirituales ministradores de los salvos (He.1:14). Veamos algunos ejemplos de su ministración: A Jesús (Mat.4:11), a Pedro (Hch.12:7), a Juan (Apoc.22:8-9).

Ellos anhelan mirar en las reuniones (1Pe

d.1:12). No

podemos olvidar que no hay sólo ángeles fieles sino caídos también, por lo que éstos últimos querrán intervenir realizando el mismo papel de los fieles pero con propósitos opuestos a Dios (Gá.1:8). En la esfera espiritual, ambos reconocen autoridad. (Judas 9). Como ejemplo, vemos que el velo actúa como lo hizo la sangre del cordero pascual

aplicada en los dos postes y el dintel de la puerta (Ex.12:7), que al llegar el Destructor no hizo daño, por la señal que

vio. El Destructor es una potestad espiritual que vio una señal física con el respaldo espiritual de Dios. Por eso

claramente dice “debe tener señal de autoridad sobre su cabeza cuando ora o profetiza por causa de los ángeles”.

En otras palabras debe indicar que reconoce una autoridad sobre ella que la cubre y protege, por lo que los ángeles

de Dios ministrarán todo lo que Dios quiere, mientras que los otros no podrán actuar.

a.2) Señal de Autoridad (Semeion=una indicación, símbolo, prenda, recuerdo, prueba, muestra )

Significa que el velo no es la autoridad en sí misma, sino un testimonio de la autoridad a la que la mujer se sujeta,

por lo que el uso del velo debe empezar en el corazón (He.8:10; Mat.15:8). La persona que no usa el velo para orar

o profetizar, conociendo esta verdad, tiene símbolo de que no hay sujeción a la Palabra de Dios.

CONCLUSIÓN (1 Co.11:16)

En 1 Co.11:12,

el Apóstol Pablo exhorta a ser imitadores de él, como él de Cristo. Luego alaba al pueblo por su

obediencia firme (sin doble ánimo) a las instrucciones (versión 1909) apostólicas impartidas, inmediatamente después

pasa a dar la enseñanza respecto al uso del velo (v.3.15). Al concluir la enseñanza invita a reflexionar al respecto y

aclara que los apóstoles y las Iglesias de Dios no son contenciosos (filoneikos=filos=amigo, aficionado, amante, y

de neikos=refriega, contienda, pleito, disputa, riña) con lo que establece que no es optativa la obediencia a tales

instrucciones (v.16). Sin embargo, nuestro corazón debe ser llevado a confirmar en las Escrituras lo que nos es enseñado (Hch.17:1015)

con el propósito de comprender y llevar a la práctica la Palabra (Sal.119:105) y para que el Señor se manifieste más y más en nosotros (Jn.14:21).

RELATED MEDIA
See the rest →
Get this media plus thousands more when you start a free trial.
Get started for FREE
RELATED SERMONS
See the rest →