Drop files to upload.
Faithlife
Faithlife

El Apresto del Evangelio

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 21 views
Notes & Transcripts
Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes.Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia, y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz.Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno.” ()
Efesios 6.15 NTV
Pónganse como calzado la paz que proviene de la Buena Noticia a fin de estar completamente preparados.
Isaías 40–66 ¡Despierta! ¡Grita de gozo! El Señor está listo para liberar a su pueblo (51:17–52:12)

Jesús proclamó esta paz con las palabras: “La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón ni tenga miedo” (Juan 14:27).

Hemos estado considerando la realidad de la guerra que todo creyente tiene que librar mientras entra en procesión completa de las promesas de Dios. Tenemos una guerra hermanos y es una guerra espiritual, con un poderoso enemigo, que esta bien organizado, que es además astuto y espiritual. No es una guerra con carne y sangre, que podremos librar en nuestras fuerzas, necesitamos por esto de la fortaleza del Poder de Dios y de su armadura (Cristo y su obra).
Pablo contyinua su exhortación a estar de pié, ahora poniendonos el calzado del apresto del evangelio de la Paz - dispocisión otorgada por el evanagelio de la paz. o una dispocisión que fluye del evangelio.
"Como zapatos para tus pies, habiendo puesto la disposición dada por el evangelio de la paz."
Hemos estado considerando la realidad de la guerra que todo creyente tiene que librar mientras entra en procesión completa de las promesas de Dios. Tenemos una guerra hermanos y es una guerra espiritual, con un poderoso enemigo, que esta bien organizado, que es además astuto y que no podemos ver porque es espiritual. Si nuestra guerra fuese con carne y sangre, podríamos tal vez librarla en nuestras fuerzas, pero Pablo se asegura que nuestra lucha no es contra los hombres, sino contra satanas y sus huestes.
ADVERTISEMENT
Henos estado considerando cada parte de la armadura de Dios:
¿Como vamos a permanecer firmes hasta alcanzar las promesas de Dios, con un enemigo tan poderoso, astuto y despiadado?
-
Necesitamos fortalecernos en el poder de Dios y ya vimos que el poder de Dios es omnipotente. Pero además necesitamos vestirnos de toda la armadura de Dios, esto es de Cristo, su persona y su obra. Pablo esta considerando a Cristo como el glorioso guerrero que vino con su armadura a vencer al enemigo y ahora en unión con él somos llamados a pelear esta batalla, con Cristo de nuestro lado.
Ya vimos el cinto de la verdad que es la rectitud y fidelidad de Cristo que debe ser ajustada a nuestra vida, de manera que vivamos en honestidad entendiendo la verdad de Dios y creyéndola de todo corazón- es aceptar todo el consejo de Dios, removiendo de nuestra vida todo engaño e hipocresía y estas dispuestos a pelear la batalla de la fe.
Vimos que de este cinturón estaba ajustada la coraza de un guerrero - la verdad y la justicia siempre van unidas.
Vimos también la coraza de Justicia con la Cristo peleo, su justicia nos fue imputada e impartida por el E.S. de manera que podamos andar en justicia, consagrados a Dios por completo de manera que nuestras emociones y nuestras motivaciones estén centradas en glorificar a Dios y gozar de él. Ponernos este escudo implica apartarnos del pecado diariamente en arrepentimiento y fe, para volvernos a Dios y vivir para él- conforme vivimos una vida santa, conforme vivimos un tipo de vida justa, consagrada, apartada, entonces protegemos nuestras áreas vitales del ataque terrible, horrendo de Satanás.
Vimos también la coraza de Justicia con la Cristo peleo, su justicia nos fue imputada e impartida por el E.S. de manera que podamos andar en justicia, consagrados a Dios por completo de manera que nuestras emociones y nuestras motivaciones estén centradas en glorificar a Dios y gozar de él. Ponernos este escudo implica apartarnos del pecado diariamente en arrepentimiento y fe, para volvernos a Dios y vivir para él-
conforme vivimos una vida santa, conforme vivimos un tipo de vida justa, consagrada, apartada, entonces protegemos nuestras áreas vitales del ataque terrible, horrendo de Satanás.
“limpiándonos de toda inmundicia de la carne y perfeccionando la santidad en el temor de Dios.” “Y esto, conociendo el tiempo, que es ya hora de levantarnos del sueño; porque ahora está más cerca de nosotros nuestra salvación que cuando creímos. La noche está avanzada, y se acerca el día. Desechemos, pues, las obras de las tinieblas, y vistámonos las armas de la luz. Andemos como de día, honestamente; no en glotonerías y borracheras, no en lujurias y lascivias, no en contiendas y envidia, sino vestíos del Señor Jesucristo, y no proveáis para los deseos de la carne.” (, RVR60)
Estamos ahora considerando cada parte de esta armadura, ya vimos el cinturón de l averdad
Ahora nuestro texto nos dice:y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz.” () - “Pónganse como calzado la paz que proviene de la Buena Noticia a fin de estar completamente preparados.” (, NTV)
Él está de nuestro lado, ¿amén? Y cuando Satanás viene a atacar y nuestros pies están firmemente plantados en el piso sólido del Evangelio de la paz, que dice: “las buenas noticias es que no soy un enemigo. No estoy del otro lado. Dios está de mi lado, debido a Jesucristo.” Y entonces, sin importar lo que Satanás traiga, puedo, como dice el versículo 10, fortalecerme en el Señor y en el poder de Su fuerza. Y esa es la confianza de que sus pies tengan puestos el apresto del Evangelio de la paz.
Estamos ahora considerando cada parte de esta armadura, ya vimos el cinturón de l averdad
Escuche, la victoria está disponible en su vida como cristiano. Simplemente responda a estas tres preguntas conforme cierro. Número uno: ¿realmente quiero ganar? ¿Realmente quiero ganar? ¿Tengo puesto el cinto del compromiso? Pregunta número dos: “¿busco vivir una vida santa? ¿Tengo puesta la coraza en el pecho de la justicia? Y número tres, ¿soy valiente en la batalla porque mis pies están firmemente plantados en la confianza en Dios? Si usted anda por todos lados dudando del Señor y Su fortaleza, usted perderá. Pero si usted puede responder a estas tres preguntas “si,” usted es un ganador y Dios va a hacer cosas emocionantes y revolucionarias con su vida para Su propia gloria. Oremos.
Él está de nuestro lado, ¿amén? Y cuando Satanás viene a atacar y nuestros pies están firmemente plantados en el piso sólido del Evangelio de la paz, que dice: “las buenas noticias es que no soy un enemigo. No estoy del otro lado. Dios está de mi lado, debido a Jesucristo.” Y entonces, sin importar lo que Satanás traiga, puedo, como dice el versículo 10, fortalecerme en el Señor y en el poder de Su fuerza. Y esa es la confianza de que sus pies tengan puestos el apresto del Evangelio de la paz.
Examinaremos primero la ilustración, su explicación y luego veremos la exhortación que se nos esta haciendo.
Escuche, la victoria está disponible en su vida como cristiano. Simplemente responda a estas tres preguntas conforme cierro. Número uno: ¿realmente quiero ganar? ¿Realmente quiero ganar? ¿Tengo puesto el cinto del compromiso? Pregunta número dos: “¿busco vivir una vida santa? ¿Tengo puesta la coraza en el pecho de la justicia? Y número tres, ¿soy valiente en la batalla porque mis pies están firmemente plantados en la confianza en Dios? Si usted anda por todos lados dudando del Señor y Su fortaleza, usted perderá. Pero si usted puede responder a estas tres preguntas “si,” usted es un ganador y Dios va a hacer cosas emocionantes y revolucionarias con su vida para Su propia gloria. Oremos.
El calzado era antiguamente una pieza indispensable para la guerra.
“trotar, jugar futbol, tenis, basquet, bolos, caminar, para la montaña, para el pavimento, para descansar, para caminar sobre madera, antideslizantes” Para los tiempos bíblicos la gente usaba sandalias o caminaba descalza, pero para las guerras habían diseñado un calzado especial, que tenía una capa de afilados clavos parecida a los guayos nuestros, que evitaba que los soldados resbalaran o se lastimaran.
Para los tiempos bíblicos la gente usaba sandalias o caminaba descalza, pero para las guerras, los ejércitos habían diseñado un calzado especial, que tenía una capa de afilados clavos parecida a los guayos nuestros, que permitía que los soldados recorrieran largas distancias en medio de terrenos difíciles y también evitaban que resbalaran o se lastimaran.
En las guerras romanas, cuando un ejército venía detrás de cierto ejército, ellos colocaban en el suelo palos que estaban afilados a un punto de ser una navaja, para herir los pies de sus enemigos (eran como las minas quiebrapatas que ponía la guerrilla en los campos nuestros).
Según la historia los soldados de Julio César y Alejandro el Grande ganaron muchas batallas, en parte por los zapatos militares que los preparaban para la batalla y les permitían recorrer grandes distancias en corto tiempo, atrapando a sus enemigos con la guardia baja. Estos zapatos no solo les permitían movilidad sino estabilidad para permanecer de pie en medio de la batalla y protección contra los afilados palos del enemigo.
ha Para el tiempo de Un buen soldado necesita calzado adecuado. Los soldados romanos, con los que Pablo estaba bien familiarizado, usaban sandalias con fuertes correas. Las sandalias tenían una densa capa de afilados clavos, a semejanza de los actuales tacos de los zapatos de fútbol, que evitaba que los soldados resbalaran. El calzado era crítico para pelear. Los soldados de Julio César y Alejandro el Grande ganaron muchas batallas en parte por p 45 los zapatos militares que los preparaban para la batalla y les permitían recorrer grandes distancias en corto tiempo, atrapando a sus enemigos con la guardia baja.
Un soldado podría ser muy fuerte, estar bien equipado, pero si sus pies se lastimaban no podría pelear y el enemigo ganaría ventaja sobre él para acabarlo. Pero si un soldado estaba bien calzado no temía pasar por los caminos para ganar terreno al enemigo, un soldado descalzo es inseguro, se tropezara, se herirá y el enemigo lo destruirá.
Dios ha dado a su pueblo un calzado para marchar por este mundo, de manera que pueda caminar con seguridad, sin temor de ser herido y con certeza de que se mantendrá en pie para llegar al final de su carrera.
Ha habido otros puntos en la historia humana en donde las batallas han sido perdidas porque no podían proteger los pies de los soldados de congelarse, o lastimarse o se hirieran. También, en el tiempo de las guerras romanas, había una costumbre común. En la actualidad, tenemos campos de minas para atrapar a los ejércitos que se acercan. En esos días, sabiendo que un ejército venía detrás de cierto ejército, ellos colocaban en el suelo palos que estaban afilados a un punto de ser una navaja, y enfrentando a ese ejército, esperando perforar los pies de los soldados que estaban avanzando. Y entonces, para protegerse a sí mismos, los soldados romanos utilizaban una bota que tenía una suela pesada que no podía ser perforada, porque si sus pies eran perforados, ellos no podían caminar. Y eso podía debilitar al soldado entero. Y usted sabe quizás podría ser el mejor soldado que había, él podría tener la mayor fuerza y demás, pero si sus pies estaban lastimados, la planta de sus pies, él estaba acabado.
Este calzado por su puesto no tiene que ver con nuestros pies físicos sino mas bien con los pies de nuestra alma, que podríamos llamar la voluntad o la motivación. Así como el pie sostiene todo el cuerpo, nuestra voluntad soporta todo nuestro ser, nosotros podremos avanzar solo hasta donde la voluntad nos lleve.
David Escribió: “Mis enemigos me tendieron una trampa; estoy cansado de tanta angustia. Cavaron un pozo profundo en mi camino, pero ellos mismos cayeron en la trampa. Interludio Mi corazón está confiado en ti, oh Dios; mi corazón tiene confianza. ¡Con razón puedo cantar tus alabanzas! ¡Despiértate, corazón mío! ¡Despiértense, lira y arpa! Con mi canto despertaré al amanecer. Te daré gracias, Señor, en medio de toda la gente; cantaré tus alabanzas entre las naciones. Pues tu amor inagotable es tan alto como los cielos; tu fidelidad llega hasta las nubes.” (, NTV) El no temía, su voluntad estaba presta a continuar viviendo para Dios, motivada con el apresto del evangelio de la paz.
Dios nos fue quien diseño este calzado para el alma, de manera que jamas desfallezcamos en el camino a causa del enemigo. Veamos como Pablo esta guiando nuestro pensamiento al tiempo cuando Dios preparó este calzado poderoso para nuestra protección:
El primer anuncio de Paz lo tenemos en después de que Adán peco contra Dios, Dios le ofrece misericordia y justicia, prometiendo un salvador y sacrificando un sustituto en lugar de ellos. La paz con Dios aun no se había sellado, pero ya se había prometido. Esta anunció de paz tomo forma de un pacto en Abraham, Dios le asegura que en su simiente será bendecido el y su descendencia - A Abraham es jutificado y llamado amiogo de Dios por medio de la fe en la promesa de que un sustitu vendría a poner fin a la muerte y al pecado. Dios Luego le recuerda a Israel esta promesa con Moises y le asegura que ellos serán su pueblo y el serña su Dios - Dios reinarña en medio de ellos, hara su morada permanete con ellos y temporalmente les da la ley para recordarles que su promesa es firme.
Eventualmente Israel una y otra vez se revela contra Dios, lo ofende y Dios se muestra muy paciente y compasivo con ellos. Aunque el pueblo fracasa en su fidelidad Dios, Dios sigue firme en su propósito de hacer la paz con ellos, mediante un mesías salvador.
En el tiempo del reino dividido, Israel a causa de su dureza de corazón, piensa que la paciencia de Dios se había agotado y la esperanza de los hijos de Abraham se desvanece por su maldad. Ellos ven que Dios los abandona en manos de sus enemigos, primero Israel cae en manos de los Asirios y luego Judá es llevada cautiva a Biblilonia. ¿Como podría ahora haber paz entre Dios y ellos? ¿cómo podría la paz entre Dios y sus hijos ser restaurada? Jeremías termina su libro con estas palabras:
porque Jerusalén está vacía y desolada; es un lugar donde merodean los chacales. ¡Pero Señor, tú serás el mismo para siempre! Tu trono continúa de generación en generación. ¿Por qué sigues olvidándonos? ¿Por qué nos has abandonado por tanto tiempo? ¡Restáuranos, oh Señor, y haz que regresemos a ti! ¡Devuélvenos la alegría que teníamos antes! ¿O acaso nos has rechazado por completo? ¿Todavía estás enojado con nosotros?” (, NTV) ()?
Cuando leemos el Antiguo testamento, rápidamente nos podemos dar cuenta que los hombres después de Adan siempre están provocando a Dios con sus pecados y también nos podemos dar cuenta que Dios es muy paciente con el pueblo que escogio salvar.
A través del profeta Isaías, el Señor ya había respondido a estas preguntas:
Israel es el pueblo escogido de Dios, es la Iglesia del Antiguo testamento, este pueblo una y otra vez fracasa en su fidelidad a Dios rebelándose a sus ordenanzas y decretos. Pero pacientemente Dios una y otra vez los perdona, les extiende su misericordia y su gracia aceptándoles con la promesa de un sustituto.
Y es en medio de su cautiverio, donde Dios les muestra de manera mas gloriosa la firmeza de su pacto y
A través del profeta Isaías, el Señor respondió a estas pregunta.
porque Jerusalén está vacía y desolada; es un lugar donde merodean los chacales. ¡Pero Señor, tú serás el mismo para siempre! Tu trono continúa de generación en generación. ¿Por qué sigues olvidándonos? ¿Por qué nos has abandonado por tanto tiempo? ¡Restáuranos, oh Señor, y haz que regresemos a ti! ¡Devuélvenos la alegría que teníamos antes! ¿O acaso nos has rechazado por completo? ¿Todavía estás enojado con nosotros?” (, NTV) ()?
A través del profeta Isaías, el Señor respondió a estas pregunta.
Esto dice el Señor Soberano: «Hace mucho tiempo, mi pueblo decidió vivir en Egipto. Ahora es Asiria la que lo oprime. ¿Qué es esto? —pregunta el Señor—. ¿Por qué está esclavizado mi pueblo nuevamente? Quienes lo gobiernan gritan de júbilo; todo el día blasfeman mi nombre. Pero yo revelaré mi nombre a mi pueblo, y llegará a conocer mi poder. Entonces, por fin mi pueblo reconocerá que soy yo quien le habla». ¡Qué hermosos son sobre los montes los pies del mensajero que trae buenas noticias, buenas noticias de paz y de salvación, las noticias de que el Dios de Israel reina!” (, NTV)
Dios promete que intervendrá con su poder para redimir a Israel, el desnudaría su poderoso brazo (Cristo) y vendría a cumplir su pacto, el reinaría en medio de su pueblo para siempre, habría paz entre Dios y su pueblo.
Dios esta prometiendo un segundo Exodo, esta profecía anticipa Cristo como mensajero de Paz para Israel:
¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron,” (, RVR60)
Jesús proclamó esta paz con las palabras: El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar el año agradable del Señor.” (, RVR60) La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón ni tenga miedo” ().
El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar el año agradable del Señor.” (, RVR60)
“La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón ni tenga miedo” ().
El anuncio glorioso del evangelio es que Dios Reina sobre su pueblo y vino en la persona de su hijo para reconciliar a su pueblo con él.
Jesus triunfo donde Israel fracaso y fue a la cruz para pagar por los fracasos de su pueblo. De manera que el es el Justo y el que Justifica al impío. El Señor siendo Justo, fue entregado por el padre en manos de sus enemigos, para que nosotros recibiéramos todas las bendiciones prometidas en el pacto de gracia. En Cristo su pueblo tiene paz para con Dios.
Este evangelio de la paz, esta gloriosa obra de Dios en Cristo a favor de su pueblo, es el calzado que Dios diseño para que su pueblo avanzara con animo pronto hacia su gloria eterna. El evangelio es la gran noticia que fortalece nuestra voluntad en medio de este campo de batalla.
Debemos calzarnos con este evangelio. Es decir que debemos apropiarnos por la fe de la obra de Cristo, estar plenamente convencidos de lo que Dios nos ha dado por medio de si Hijo, “Estad firmes en la fe” ().
Abraham vivió así:
El creyó en esperanza contra esperanza, para llegar a ser padre de muchas gentes, conforme a lo que se le había dicho: Así será tu descendencia. Y no se debilitó en la fe al considerar su cuerpo, que estaba ya como muerto (siendo de casi cien años), o la esterilidad de la matriz de Sara. Tampoco dudó, por incredulidad, de la promesa de Dios, sino que se fortaleció en fe, dando gloria a Dios, plenamente convencido de que era también poderoso para hacer todo lo que había prometido; por lo cual también su fe le fue contada por justicia.” ()
Si hemos de resistir al enemigo, esta convicción es vital para nosotros. Antes de que Moisés saliera de Egipto Dios le hace ver cuan poderoso es quien le envía al Faraón (Su mano se vuelve leprosa y es sanada - su vara es convertida en serpiente y luego se vuelve de nuevo una vara).
Antes de ir a la Cruz, Jesus les permite ver a los Discípulos su poder soberano:
Judas, pues, tomando una compañía de soldados, y alguaciles de los principales sacerdotes y de los fariseos, fue allí con linternas y antorchas, y con armas.Pero Jesús, sabiendo todas las cosas que le habían de sobrevenir, se adelantó y les dijo: ¿A quién buscáis?Le respondieron: A Jesús nazareno. Jesús les dijo: Yo soy. Y estaba también con ellos Judas, el que le entregaba.Cuando les dijo: Yo soy, retrocedieron, y cayeron a tierra.Volvió, pues, a preguntarles: ¿A quién buscáis? Y ellos dijeron: A Jesús nazareno.Respondió Jesús: Os he dicho que yo soy; pues si me buscáis a mí, dejad ir a éstos;para que se cumpliese aquello que había dicho: De los que me diste, no perdí ninguno.Entonces Simón Pedro, que tenía una espada, la desenvainó, e hirió al siervo del sumo sacerdote, y le cortó la oreja derecha. Y el siervo se llamaba Malco.Jesús entonces dijo a Pedro: Mete tu espada en la vaina; la copa que el Padre me ha dado, ¿no la he de beber?” (, RVR60)
Pedro estaba dispuesto a enfrentar una compañía de temibles soldados Romanos al ver la majestad del poder de Cristo, solo su voz hace que las rodillas de los hombres mas temibles tiemblen ante su presencia.
Jesus con todo, se entrega y va a la cruz para cumplir con toda justicia y darnos paz con Dios. El vino a cumplir con toda justicia para que podamos en libertad y con seguridad confiar en él. Ya hemos visto desplegado todo el poder de la gracia redentora en nuestras vidas - no estamos en el tiempo de Abraham o Moises o Pedro - ellos tuvieron fe y vencieron, nosotros tenemos mas luz, ¿Como temer al enemigo? ¿como no continuar luchando hasta la muerte contra el pecado? ¿como no resistr al enemigo? Dios esta de nuestro lado:
Cristo resucito, el ha sido glorificado y ahora esta intercediendo por nosotros ante el Padre- y lo mas increíble:
Porque el que santifica y los que son santificados, de uno son todos; por lo cual no se avergüenza de llamarlos hermanos, diciendo: Anunciaré a mis hermanos tu nombre, En medio de la congregación te alabaré.” (, RVR60)
Somos miembros de su familia, tanto el que nos santifico, como los que hemos sido santificados, somos hermanos y el no se avergüenza. Que gran calzado para los pies, que gran firmeza nos da esta noticia - Este es el evangelio que sostendrá nuestra vida en medio del terreno que estamos peleando. Este evangelio nos dará no solo firmeza, sino que nos hará ligeros para avanzar a nuestra ciudad celestial, pues esta noticia nos anuncia la paz con el rey y entonces nos anima a abrirnos camino en medio de las dificultades para entrar al final a nuestra morada eterna.
Nuestro andar estará lleno de situaciones difíciles, pero sabemos que el Señor esta cuidando de nosotros siempre.
Nuestro andar esta lleno de tentaciones sin numero. pero el evangelio nos recuerda que en Cristo somos mas que vencedores.
Pablo nos esta ilustrando con esta metáfora, nuestra necesidad de andar calzados en el campo de batalla. El enemigo ha preparado esta poniendo obstáculos en el camino, nuestra vida en este mundo es un terreno difícil para pelear y necesitaremos un buen calzado para maternos sanos, estables y firmes en la batalla. Sin el calzado adecuado, un cristiano resbalará y se deslizará a su derrota.
Si tu convicción en el Señor no es firme, si no estas conociendo íntimamente su amor incondicional y su gracia abundante, no podrás pelear con el enemigo, si tu voluntad esta debilitada, nada te moverá a darle una adoración y un servicio fiel a Dios mientas resistes al enemigo en tu vida.
Pónganse como calzado la paz que proviene de la Buena Noticia a fin de estar completamente preparados.” (, NTV)
En nuestra ilustración los pies tienen que ver con nuestra voluntad. No podemos tener una voluntad debilitada, apocada para hacer frente al enemigo. Es decir, si tu no estas convencido de que tu servicio para el Señor vale la pena, ya estás derrotado.
Los cristianos siempre deben estar listos y preparados para pelear con las fuerzas de Satanás. Si un cristiano entra a la batalla con la voluntad a medias, sin estar convencido de que el esfuerzo valga la pena, ya está derrotado. Un creyente siempre debe estar listo para pelear y dispuesto a soportar difíciles condiciones de vida en la batalla. Un verdadero soldado de Cristo sabe que la batalla contra Satanás será dura.
Un creyente siempre debe estar listo para pelear y dispuesto a soportar difíciles condiciones de vida en la batalla. Un verdadero soldado de Cristo sabe que la batalla contra Satanás será dura. Y lo que lo mantendrá fortalecido es esta increíble realidad “Esta en paz con Dios” - Escucha hermano y recuérdale a tu alma:
Pablo dice que los cristianos deben usar el calzado adecuado para la batalla contra Satanás, y este calzado es “el apresto del evangelio de la paz”. Los cristianos siempre deben estar listos y preparados para pelear con las fuerzas de Satanás. Sin el calzado adecuado, un cristiano resbalará y se deslizará a su derrota. Si un cristiano entra a la batalla con la voluntad a medias, sin estar convencido de que el esfuerzo valga la pena, ya está derrotado. Un creyente siempre debe estar listo para pelear y dispuesto a soportar difíciles condiciones de vida en la batalla. Un verdadero soldado de Cristo sabe que la batalla contra Satanás será dura.
“Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu, porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte” (, ).
El Evangelio de la paz es el par de sandalias con tacos que permite a los cristianos ponerse de pie y mantenerse firmes en la batalla. Como Lutero, el cristiano dice: “Aquí me planto; que Dios me ayude” o como Pablo, dice: “Estad firmes en la fe” ().
2. Calzado la paz que proviene del evangelio
El evangelio es la buena noticia que nos es proclamada en la escritura. Eswta buena noticia tiene que ver con la gracia de Dios para el pecador.
Nuestra identidad, comodidad y estabilidad dependen del conocimiento del Evangelio, intelectualmente y por experiencia. Entonces podrá ver a Satanás a los ojos y decirle: “Si Dios es con nosotros, ¿quién contra nosotros?”. Puede decir con seguridad que “el Dios de paz aplastará en breve a Satanás bajo vuestros pies” ().
Israel es el pueblo escogido de Dios, es la Iglesia del Antiguo testamento, este pueblo una y otra vez fracasa en su fidelidad a Dios rebelándose a sus ordenanzas y decretos. Pero pacientemente Dios una y otra vez los perdona, les extiende su misericordia y su gracia aceptándoles con la promesa de un sustituto.
Pero la paciencia de Dios con Israel terminó, y finalmente envió a los israelitas al exilio a causa del pecado flagrante e impenitente (; ).
(; ). Pero la paciencia de Dios con Israel terminó, y finalmente envió a los israelitas al exilio a causa del pecado flagrante e impenitente (; ).
De todas estas personas deportadas a Babilonia, quedo solo un remanente fiel, que se preguntaba si el plan del Señor para salvar al mundo a través de la simiente de Abraham se había frustrado a causa del fracaso del pueblo de Israel, se preguntaban ¿Como podría ahora haber paz entre Dios y ellos? ¿cómo podría la paz entre Dios y sus hijos ser restaurada? Los Judíos estaban cautivos, sus tierras eran saqueadas continuamente por las naciones paganas. Jeremías termina su libro con estas palabras:
porque Jerusalén está vacía y desolada; es un lugar donde merodean los chacales. ¡Pero Señor, tú serás el mismo para siempre! Tu trono continúa de generación en generación. ¿Por qué sigues olvidándonos? ¿Por qué nos has abandonado por tanto tiempo? ¡Restáuranos, oh Señor, y haz que regresemos a ti! ¡Devuélvenos la alegría que teníamos antes! ¿O acaso nos has rechazado por completo? ¿Todavía estás enojado con nosotros?” (, NTV) ()?
Difícilmente podemos imaginar el trauma de este evento. Incluso el remanente fiel se preguntó si el plan del Señor para salvar al mundo a través de la simiente de Abraham había salido de rumbo. Puesto que Israel había fracasado tan miserablemente, ¿cómo podría la paz entre Dios y sus hijos ser restaurada ()? ¿Era el Señor verdaderamente soberano si las naciones paganas, impías, violaban y saqueaban libremente a los israelitas ()?
¿Era el Señor verdaderamente soberano si las naciones paganas, impías, violaban y saqueaban libremente a los israelitas ()?
A través del profeta Isaías, el Señor respondió a estas pregunta.
Esto dice el Señor Soberano: «Hace mucho tiempo, mi pueblo decidió vivir en Egipto. Ahora es Asiria la que lo oprime. ¿Qué es esto? —pregunta el Señor—. ¿Por qué está esclavizado mi pueblo nuevamente? Quienes lo gobiernan gritan de júbilo; todo el día blasfeman mi nombre. Pero yo revelaré mi nombre a mi pueblo, y llegará a conocer mi poder. Entonces, por fin mi pueblo reconocerá que soy yo quien le habla». ¡Qué hermosos son sobre los montes los pies del mensajero que trae buenas noticias, buenas noticias de paz y de salvación, las noticias de que el Dios de Israel reina!” (, NTV)
Dios promete que el mismo va a intervenir, para redimir a Israel y que reinara en medio de ellos para siempre, habría paz entre Dios y su pueblo. Aquí Dios esta prometiendo un segundo Exodo, esta profecía esta anticipando a Cristo como el proclamado de buenas noticias de paz para el pueblo de Dios:
A través del profeta Isaías, el Señor respondió a estas preguntas. Él intervendría para limpiar la nación de su inmundicia. Él actuaría para probar Su dominio eterno, enviando mensajeros para anunciar Su reinado sobre todos (). Por supuesto, esta profecía se cumple en la venida del reino de Dios en la persona y obra de Cristo, que se hace eco, con las palabras de Isaías, en el pasaje de hoy.
¿cómo escaparemos nosotros, si descuidamos una salvación tan grande? La cual, habiendo sido anunciada primeramente por el Señor, nos fue confirmada por los que oyeron,” (, RVR60)
Jesús proclamó esta paz con las palabras:
“La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón ni tenga miedo” ().
El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar el año agradable del Señor.” (, RVR60)
Él actuaría para probar Su dominio eterno, enviando mensajeros para anunciar Su reinado sobre todos (). Por supuesto, esta profecía se cumple en la venida del reino de Dios en la persona y obra de Cristo, que se hace eco, con las palabras de Isaías, en el pasaje de hoy.
“La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón ni tenga miedo” ().
El anuncio glorioso del evangelio es que Dios Reina sobre su pueblo y vino en la persona de su hijo para reconciliar a su pueblo con él. Jesus triunfo donde Israel fracaso y fue a la cruz para pagar por los fracasos de su pueblo. De manera que el es el Jusro y el que Justifica al impío. En Cristo su pueblo tiene paz para con Dios.
En Cristo hemos sido reconciliados con Dios. El Señor siendo Justo, fue entregado por el padre en manos de sus enemigos, para que nosotros recibiéramos todas las bendiciones prometidas en el pacto de gracia.
El evangelio es pues un anuncio que debe fortalecer nuestra voluntad. Un anuncio de que Dios ha obrado a nuestro favor para reconciliarnos con él - es un anuncio por que esta reconciliación es obrada por Dios completamente. Dios esta de nuestra parte a acusa de la vida y obra perfecta de Cristo; yo no encuentro un mensaje mas liberador que este.
Este mensaje es como el calzado de los soldados antiguos. con un mensaje así quien podrá salir lastimado en este campo de guerra, quien podrá agotarse o quedarse atrás en la batalla. Este mensaje nos anima a seguir firmes, a servir a los propósitos de Dios en esta vida, y a hacer frente sin temor al enemigo.
Que Dios este de nuestro lado, es una cosa maravillosa. Que el no nos llame siervos sino amigos es increible.
Dios ahora nos ha librado en Cristo de la tiranía del pecado y de la prisión de la muerte.
Nuestro andar estará lleno de situaciones difíciles, pero sabemos que el Señor esta cuidando de nosotros siempre.
Nuestro andar esta lleno de tentaciones sin numero. pero el evangelio nos recuerda que en Cristo somos mas que vencedores. Dios ahora nos ha librado en Cristo de la tiranía del pecado y de la prisión de la muerte.
Dios ahora nos ha librado en Cristo de la tiranía del pecado y de la prisión de la muerte. “Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu, porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte” (, ).
“Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu, porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte” (, ).
Judas, pues, tomando una compañía de soldados, y alguaciles de los principales sacerdotes y de los fariseos, fue allí con linternas y antorchas, y con armas.Pero Jesús, sabiendo todas las cosas que le habían de sobrevenir, se adelantó y les dijo: ¿A quién buscáis?Le respondieron: A Jesús nazareno. Jesús les dijo: Yo soy. Y estaba también con ellos Judas, el que le entregaba.Cuando les dijo: Yo soy, retrocedieron, y cayeron a tierra.Volvió, pues, a preguntarles: ¿A quién buscáis? Y ellos dijeron: A Jesús nazareno.Respondió Jesús: Os he dicho que yo soy; pues si me buscáis a mí, dejad ir a éstos;para que se cumpliese aquello que había dicho: De los que me diste, no perdí ninguno.Entonces Simón Pedro, que tenía una espada, la desenvainó, e hirió al siervo del sumo sacerdote, y le cortó la oreja derecha. Y el siervo se llamaba Malco.Jesús entonces dijo a Pedro: Mete tu espada en la vaina; la copa que el Padre me ha dado, ¿no la he de beber?” (, RVR60)
El enemigo intentara hacerte dudar de esta declaración legal - te hará creer que Dios no te ha aceptado o que no has sido reconciliado con Dios, te llevara a apoyarte en tu competencia y no en Cristo y te apartara de la fe. Si tienes el calzado del evangelio de la paz, estos afilados palos del camino no te dañaran “Tu paz con Dios, no depende de tu competencia, sino de Cristo-
El enemigo intentara hacerte blasfemar de Dios en medio del dolor, las pruebas, la enfermedad. Pero aun en medio de la muerte tu esperanza esta segura “Estas en paz con tu Dios” Jamas vas a morir, sino que tu alma estará con Cristo en el paraíso de Dios, delante de su trono y al final resucitarás de los muertos y habitaras en Sion para siempre.
Escucha hermano la voz de tu Padre:
Ahora, así dice Jehová, Creador tuyo, oh Jacob, y Formador tuyo, oh Israel: No temas, porque yo te redimí; te puse nombre, mío eres tú.Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti.Porque yo Jehová, Dios tuyo, el Santo de Israel, soy tu Salvador; a Egipto he dado por tu rescate, a Etiopía y a Seba por ti.Porque a mis ojos fuiste de gran estima, fuiste honorable, y yo te amé; daré, pues, hombres por ti, y naciones por tu vida.No temas, porque yo estoy contigo; del oriente traeré tu generación, y del occidente te recogeré.Diré al norte: Da acá; y al sur: No detengas; trae de lejos mis hijos, y mis hijas de los confines de la tierra,todos los llamados de mi nombre; para gloria mía los he creado, los formé y los hice.” (, RVR60)
El Señor ha puesto al enemigo bajo nuestros pies, podemos ganar cada día ventaja sobre la tentación y el pecado. El anuncio del evangelio nos prepara para vivir cada día en arrepentimiento y fe. Este es el evangelio que nos fué anunciado y es el evangelio que debemos calzarnos para resistir firmes en la fe.
“Si Dios es con nosotros, ¿quién contra nosotros?”.
“el Dios de paz aplastará en breve a Satanás bajo vuestros pies” ().
Ahora en unión con Cristo, con estas sandalias puestas, con nuestra voluntad fortalecida por la gracia y el amor de Dios, no solo te mantendrás firme, sino que podrás avanzara a tu destino seguro y llevara a otros contigo:
¿Y cómo predicarán si no fueren enviados? Como está escrito: ¡Cuán hermosos son los pies de los que anuncian la paz, de los que anuncian buenas nuevas!” (, RVR60)
Un voluntad fortalecida dirá con Pablo:
A griegos y a no griegos, a sabios y a no sabios soy deudor. Así que, en cuanto a mí, pronto estoy a anunciaros el evangelio también a vosotros que estáis en Roma. Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego.” ()
Romanos 1.14–16 RVR60
A griegos y a no griegos, a sabios y a no sabios soy deudor. Así que, en cuanto a mí, pronto estoy a anunciaros el evangelio también a vosotros que estáis en Roma. Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego.
Saber lo poderos y sutil que es nuestro enemigo para engañarnos, conocer lo seductor y engañoso que es el mundo y estar persuadidos de lo perverso que es nuestro corazón, deja abrumados a cualquier persona, tendríamos razones de sobra para estar con miedo todo el tiempo ante el inminente juicio de Dios.
Se nos proclamado paz con Dios y lpor tanto ahora somos su pueblo, tambien tenemos paz unos con otros. Esta paz, nos debe motivar a compartir el evangelio con otros, porque queremos que otros experimenten esa paz con Dios y esa paz con el pueblo de Dios, somos como las atalayas de Isaías:
¡Voz de tus atalayas! Alzarán la voz, juntamente darán voces de júbilo; porque ojo a ojo verán que Jehová vuelve a traer a Sion. Cantad alabanzas, alegraos juntamente, soledades de Jerusalén; porque Jehová ha consolado a su pueblo, a Jerusalén ha redimido. Jehová desnudó su santo brazo ante los ojos de todas las naciones, y todos los confines de la tierra verán la salvación del Dios nuestro. Apartaos, apartaos, salid de ahí, no toquéis cosa inmunda; salid de en medio de ella; purificaos los que lleváis los utensilios de Jehová. Porque no saldréis apresurados, ni iréis huyendo; porque Jehová irá delante de vosotros, y os congregará el Dios de Israel.” (, RVR60)
Dios dijo a Israel en el Exodo de Egipto: “Y lo comeréis así: ceñidos vuestros lomos, vuestro calzado en vuestros pies, y vuestro bordón en vuestra mano; y lo comeréis apresuradamente; es la Pascua de Jehová.” (, RVR60)
Isaías 52.8–12 RVR60
¡Voz de tus atalayas! Alzarán la voz, juntamente darán voces de júbilo; porque ojo a ojo verán que Jehová vuelve a traer a Sion. Cantad alabanzas, alegraos juntamente, soledades de Jerusalén; porque Jehová ha consolado a su pueblo, a Jerusalén ha redimido. Jehová desnudó su santo brazo ante los ojos de todas las naciones, y todos los confines de la tierra verán la salvación del Dios nuestro. Apartaos, apartaos, salid de ahí, no toquéis cosa inmunda; salid de en medio de ella; purificaos los que lleváis los utensilios de Jehová. Porque no saldréis apresurados, ni iréis huyendo; porque Jehová irá delante de vosotros, y os congregará el Dios de Israel.
Este evangelio también proporciona una base sólida a partir de la cual podemos lidiar con Satanás. Fácilmente nos desanimamos con nuestro propio crecimiento espiritual, pero la verdad de lo que Dios ha hecho en Cristo nos prepara para arrepentirnos cuando caemos y regresemos a la batalla con vigor. El evangelio nos da, Matthew Henry comenta, "un marco de corazón resuelto que nos permitirá caminar con un ritmo constante en el camino de la religión".
Pero ahora en Isaías nos dice que no salgamos apresurados, ni huyamos del campo de batalla “no debemos salir del mundo huyendo” Porque Jehova ha vendo y vencido delante de nosotros.
Coram Deo
Nada nos da un pie más seguro que el evangelio, la buena noticia de que nuestro soberano y santo Dios ha intervenido en la historia para reconciliar a Su pueblo con Él. Comprender que estamos reconciliados con Él sin ningún esfuerzo propio nos recuerda que estamos firmes sólo en Él y nunca podemos perder nuestro equilibrio permanentemente cuando confiamos en Jesús. ¿Estás confiando en los zapatos del evangelio para mantenerte firme contra el Diablo?
Pasajes para estudios adicionales
En él hay un sentido de invencibilidad, como puede ver. Él tiene un sentido de que nada jamás lo puede derrotar por que él ha visto el poder ya desplegado. Y él toma la espada y comienza a defender al Señor. Él sabía quién estaba de su lado.
Un nuevo Éxodo, 52:3–12.—Se renuevan las promesas, y las buenas nuevas se anunciarán a Jerusalén por el Mensajero (52:7) y por los atalayas (52:8), motivando gran regocijo (52:9). La obra de salvación se lleva a cabo por el mismo Señor a la vista de todas las naciones (52:10).
Trenchard, E. (1972). Introducción a los libros proféticos e Isaías (p. 154). Grand Rapids, MI: Editorial Portavoz.!
Cristo fue el primero en traer estas buenas nuevas (; ; ) y bien puede aplicarse a Él lo de «¡cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas!» ¡Cuán hermosos sobre el monte Calvario aquellos pies que fueron clavados en la Cruz!
Cristo fue el primero en traer estas buenas nuevas (; ; ) y bien puede aplicarse a Él lo de «¡cuán hermosos son sobre los montes los pies del que trae alegres nuevas!» ¡Cuán hermosos sobre el monte Calvario aquellos pies que fueron clavados en la Cruz!
Henry, M., & Lacueva, F. (1999). Comentario Bı́blico de Matthew Henry (p. 793). 08224 TERRASSA (Barcelona): Editorial CLIE.
El tercer término es salvación. Ha llegado la liberación del pecado y de la muerte. Dios ha venido en ayuda de su pueblo y lo ha liberado, no de la opresión de sus enemigos políticos sino de la tiranía del pecado y de la prisión de la muerte. La salida de los judíos de Babilonia y su regreso a Jerusalén constituyó el primer débil rayo del glorioso amanecer. Una libertad mucho mayor y más hermosa iba a iluminar el cielo. Pablo se refirió a eso cuando escribió: “Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu, porque la ley del Espíritu de vida en Cristo Jesús me ha librado de la ley del pecado y de la muerte” (, ).
Y así el Apóstol Pablo está diciendo aquí que para resistir al diablo debemos haber experimentado esa paz con Dios y con nuestros hermanos que sólo el Evangelio puede tener efecto; Y que la paz, a su vez, nos prepara y nos motiva a compartir el evangelio con los demás para que puedan disfrutar de esa misma paz.
En él hay un sentido de invencibilidad, como puede ver. Él tiene un sentido de que nada jamás lo puede derrotar por que él ha visto el poder ya desplegado. Y él toma la espada y comienza a defender al Señor. Él sabía quién estaba de su lado.
El apóstol Pablo continúa diciendo que para resistir los asaltos del maligno y permanecer firmes en el día del mal, no solo necesitamos integridad, no solo necesitamos justicia o santidad, necesitamos La experiencia del evangelio y la motivación del evangelio. Debemos tener una disposición que fluye del evangelio.
v
Pero saber que en Cristo Dios esta de tu lado, es liberador:
Él está de nuestro lado, ¿amén? Y cuando Satanás viene a atacar y nuestros pies están firmemente plantados en el piso sólido del Evangelio de la paz, que dice: “las buenas noticias es que no soy un enemigo. No estoy del otro lado. Dios está de mi lado, debido a Jesucristo.” Y entonces, sin importar lo que Satanás traiga, puedo, como dice el versículo 10, fortalecerme en el Señor y en el poder de Su fuerza. Y esa es la confianza de que sus pies tengan puestos el apresto del Evangelio de la paz.
Explicando la Ilustración: media bota romana
Cuando el pecado te derribe, podrás levantarte nuevamente para mortificarlo.
Él está de nuestro lado, ¿amén? Y cuando Satanás viene a atacar y nuestros pies están firmemente plantados en el piso sólido del Evangelio de la paz, que dice: “las buenas noticias es que no soy un enemigo. No estoy del otro lado. Dios está de mi lado, debido a Jesucristo.” Y entonces, sin importar lo que Satanás traiga, puedo, como dice el versículo 10, fortalecerme en el Señor y en el poder de Su fuerza. Y esa es la confianza de que sus pies tengan puestos el apresto del Evangelio de la paz.
El Apóstol Pablo nos está recordando aquí que nuestra capacidad de marchar por Dios y permanecer firmes en el día del mal depende totalmente de que hayamos experimentado el efecto del evangelio. ¿Cuál es el efecto del evangelio? Es la comprensión de que tenemos paz con Dios, que somos aceptados por Dios, que Él desea para nosotros la plenitud de Su bendición, y que estamos reconciliados con todos nuestros hermanos y hermanas en Cristo. Estamos en la misma familia. Nos amamos unos a otros. Estamos en paz con ellos. Estamos buscando sus mejores intereses, y los nuestros. Y así el gran efecto del evangelio es la paz con Dios y la paz con nuestros hermanos; Y eso, a su vez, nos impulsa a compartir ese evangelio con otros, porque queremos que otros experimenten esa paz con Dios y esa paz con los hermanos. Y así el Apóstol Pablo está diciendo aquí que para resistir al diablo debemos haber experimentado esa paz con Dios y con nuestros hermanos que sólo el Evangelio puede tener efecto; Y que la paz, a su vez, nos prepara y nos motiva a compartir el evangelio con los demás para que puedan disfrutar de esa misma paz.
Cuando Satanás viene a atacar, podrás recordarle a tu alma: “Alma, ya no soy un enemigo de Dios. Dios está de mi lado, por Jesucristo.” Y entonces, sin importar lo que Satanás traiga, puedo, como dice el versículo 10, fortalecerme en el Señor y en el poder de Su fuerza.
Escuche, la victoria está disponible en su vida como cristiano.
¿Qué, otra vez, hace Satanás cuando él trae sus acusaciones contra nosotros? Él dice: "Dios no te ama salvajemente. No te has acertado con Dios. No has sido reconciliado con Dios. Aún pecas. Aún pecas. Aún pecas. Es demasiado puro para mirar el pecado. El Apóstol Pablo está diciendo que no estás listo para pelear con Satanás hasta que sepas que estás en paz con Dios, porque si estás en paz con Él no queda nadie para Miedo - ni siquiera Satanás. Pero si no está seguro de que está en paz con Él, entonces no hay ninguna situación más temible. Y Satanás lo sabe y lo explotará.
Simplemente responda a estas tres preguntas:
¿Qué hacen estas cosas? Nos roban la audacia y la autoridad que debemos tener en este mundo. Cuando el mundo ve a un cristiano con una conciencia limpia, en paz con Dios, sabiendo que lo que él cree es lo que Dios ha escrito, lo que Dios ha pensado, lo que Dios ha enseñado y no lo que ha hecho por su cuenta , Entonces ese hombre, esa mujer es aterrador para el mundo, porque ese hombre, esa mujer, no teme al mundo porque están en paz con Dios.
¿realmente quiero ganar? ¿Tengo puesto el cinto de la honestidad?
“¿busco vivir una vida santa? ¿Tengo puesta la coraza en el pecho de la justicia?
¿soy valiente en la batalla porque mis pies están firmemente plantados en la confianza en Dios?
Dice Macarthur: “Si usted anda por todos lados dudando del Señor y Su fortaleza, usted perderá. Pero si usted puede responder a estas tres preguntas “si,” usted es un ganador y Dios va a hacer cosas emocionantes y revolucionarias con su vida para Su propia gloria”.
Amigo, debo recordarle las palabras de Isaias:
No hay paz, dijo mi Dios, para los impíos.” ()
En tanto continúes sin arrepentimiento y en incredulidad, es posible que no te sientas en una guerra, pero Dios es tu enemigo y vendrá para reclamar la gloria que nunca le haz dado; Pero a causa de Cristo te ruego “reconcíliate con Dios” en Cristo puedes encontrara salvación y vida eterna. Huye de la ira venidera, busca refujió en el principe de Paz.
Oremos.
Y el apóstol Pablo dice que usted tiene que tener ese conocimiento de la paz de Dios si va a ser capaz de ponerse de pie contra las artimañas del maligno
Calzados los pies
14 Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia,
15 y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz.
16 Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno.
El Evangelio de la paz es el par de sandalias con tacos que permite a los cristianos ponerse de pie y mantenerse firmes en la batalla. Como Lutero, el cristiano dice: “Aquí me planto; que Dios me ayude” o como Pablo, dice: “Estad firmes en la fe” ().
Reina Valera Revisada (1960). (1998). (). Miami: Sociedades Bı́blicas Unidas.
La mejor forma de levantarse contra el diablo es tener el entendimiento más claro posible del Evangelio y experimentar la paz del Evangelio que sobrepasa todo entendimiento a través de la sangre de Cristo. Nuestra identidad, comodidad y estabilidad dependen del conocimiento del Evangelio, intelectualmente y por experiencia. Entonces podrá ver a Satanás a los ojos y decirle: “Si Dios es con nosotros, ¿quién contra nosotros?”. Puede decir con seguridad que “el Dios de paz aplastará en breve a Satanás bajo vuestros pies” ().
Beeke, J. (2008). La lucha contra Satanas: Conociendo al enemigo sus debilidades, estrategias, y derrota (pp. 44–45). Graham, NC: Publicaciones Faro de Gracia.
“Nos capacita para andar sobre los agudos pedernales del dolor, sí, sobre víboras, y también sobre serpientes; nos da poder para caminar sobre las espinas de este mundo, sin que nuestros pies sufran cortaduras; caminamos sobre los fuegos y no nos quemamos. Este divino pie de la paz nos permite caminar sin cansancio, y nos permite correr sin desmayar. Yo puedo hacerlo todo cuando mi alma está en paz con Dios. Sentimos que hemos sido reconciliados, y por lo tanto ya no estamos a una distancia, sino que nos acercamos a Él, inclusive hasta Sus rodillas; desplegamos nuestras necesidades ante Él, suplicamos por nuestra causa, y descansamos confiando en el éxito, porque no hay enemistad en el corazón de nuestro Padre hacia nosotros, ni tampoco en nuestro corazón hacia Él. Somos uno con Dios, y Él es uno con nosotros, por medio de Jesucristo nuestro Señor. Spurgeon, C. H., & Román, A. (2008). Sermones de Carlos H. Spurgeon. Bellingham, WA: Logos Research Systems, Inc.” Spurgeon, C. H., & Román, A. (2008). Sermones de Carlos H. Spurgeon. Bellingham, WA: Logos Research Systems, Inc.
Spurgeon, C. H., & Román, A. (2008). Sermones de Carlos H. Spurgeon. Bellingham, WA: Logos Research Systems, Inc.
Sentimos que hemos sido reconciliados, y por lo tanto ya no estamos a una distancia, sino que nos acercamos a Él, inclusive hasta Sus rodillas; desplegamos nuestras necesidades ante Él, suplicamos por nuestra causa, y descansamos confiando en el éxito, porque no hay enemistad en el corazón de nuestro Padre hacia nosotros, ni tampoco en nuestro corazón hacia Él. Somos uno con Dios, y Él es uno con nosotros, por medio de Jesucristo nuestro Señor.
Spurgeon, C. H., & Román, A. (2008). Sermones de Carlos H. Spurgeon. Bellingham, WA: Logos Research Systems, Inc.” Spurgeon, C. H., & Román, A. (2008). Sermones de Carlos H. Spurgeon. Bellingham, WA: Logos Research Systems, Inc.
La mejor forma de levantarse contra el diablo es tener el entendimiento más claro posible del Evangelio y experimentar la paz del Evangelio que sobrepasa todo entendimiento a través de la sangre de Cristo.
RELATED MEDIA
See the rest →
RELATED SERMONS
See the rest →