Faithlife
Faithlife

Esfúerzate y Su nombre será alabado

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 2 views
Notes & Transcripts

Base Bíblica

Juan 15.8 RV1909
En esto es glorificado mi Padre, en que llevéis mucho fruto, y seáis así mis discípulos.

Propósito

Comprender que el esfuerzo que aporta cada creyente en sembrar el evangelio se manifiesta cuando las almas perdidas alaban el nombre de Dios.

La iglesia contemporánea se ha esmerado en cumplir la gran comisión . En cada semilla que sembramos estamos buscando que las almas perdidas consideren sus caminos y se vuelvan de las tinieblas a la luz admirable.

A través de la historia del hombre aprendemos que nuestra naturaleza tiene una tendencia a no hacer lo bueno delante de Dios.

Isaías 59.2 RV1909
Mas vuestras iniquidades han hecho división entre vosotros y vuestro Dios, y vuestros pecados han hecho ocultar su rostro de vosotros, para no oir.
Efesios 2.20 RV1909
Edificados sobre el fundamento de los apóstoles y profetas, siendo la principal piedra del ángulo Jesucristo mismo;
Efesios 2.10 RV1909
Porque somos hechura suya, criados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó para que anduviésemos en ellas.

¿Que significa ser hechura suya?

No es más que el vivir de acuerdo a como Dios nos ha creado desde el principio, sin pecado; como nuestros padres Adán y Eva pecaron, nacemos con esa herencia, que generalmente multiplicamos.

Pero la obra redentora de Jesucristo, nos limpia de nuestros pecados y una vez limpio, el cristiano debe mantenerse luchando contra el pecado. La alabanza hacia Dios es expresada externamente a través de nuestras acciones diarias, y no solo así sino también internamente lo hacemos por medio de nuestros pensamientos.
pecados y una vez limpio, el cristiano debe mantenerse luchando contra el pecado. La alabanza hacia Dios es expresada externamente a través de nuestras acciones diarias, y no solo así sino también internamente lo hacemos por medio de nuestros pensamientos.

¿Cómo podemos hacer que el nombre de Dios sea alabado sembrando el evangelio?

1. Siendo imitadores de Cristo

Una vez que aceptamos recibir a Cristo en nuestro corazón debemos buscar ser imitadores de Él.

Esto es una clara recomendación que nos hace ser semejantes a Cristo en nuestros dichos y hechos, considerando que en nuestras obras debe haber amor fraternal, el mismo que Cristo nos enseñó.

Su amor transformó muchas almas cuando ejerció su ministerio, sembrando la palabra de verdad, las transformó del pecado, de enfermedades y aun de la muerte, les dio salud y gozo espiritual. En cada manifestación que producía en el pecador buscaba que Dios fuera alabado y Él mismo alababa el nombre de su Padre.

Cuando estamos en Cristo somos nueva criatura, las cosas viejas pasaron y todo es hecho nuevo, somos hechura de Dios y eso nos lleva a que busquemos en toda instancia alabar y glorificar a nuestro Dios, porque Él es merecedor de alabanza.

Buscando imitarle cada día con humildad de corazón es como la alabanza a nuestro Dios estará en cada una de nuestras acciones.

“Bendeciré a Jehová en todo tiempo, su alabanza será siempre en mi boca”
No solo lo hacía con sus palabras, sino en cada acción que realizaba buscaba que el nombre de Dios fuera glorificado, así que tenemos esta invitación a ser imitadores de Cristo para que su nombre sea alabado.

2. Sembrando la semilla de verdad

Jesucristo se refirió a sí mismo como el sembrador y nos enseñó que esta labor es tan importante como la de segar, ya que ambas allegan fruto para vida eterna. San .

Mostró su profundo interés en que se predicaran las buenas nuevas y esto no terminó con su muerte. nos deja un gran consuelo, que estará con nosotros todos los días hasta el fin del mundo.

En San nos da un panorama claro que debemos llevar mucho fruto, esto es todo lo que Dios quiere que se produzca en nuestras vidas, siendo y haciendo imitadores de Él. Solo permaneciendo en Él podremos dar frutos.

En tus manos no está que crezca la semilla, ni que la tierra sea fértil, y tampoco el que dé frutos, pero si es tu tarea que siembres la semilla correctamente.

Usa todas las herramientas adecuadas; la oración, el ayuno y la Palabra de Dios, son las bases para realizar esta tarea. El apóstol Pablo insta a Timoteo a que sea sembrador de la palabra con su ejemplo.

No solo le pide que lo haga con palabras, aun con su forma de vivir, sin desistir de la tarea que es sembrar la semilla de verdad, concluye diciendo: “haciendo esto a ti mismo salvarás y a los que te oyeren”, es decir, con tus hechos no solo alabarás el nombre de Dios, sino ganarás a otros para que también Le glorifiquen.

Hermano, tenemos una gran tarea en la que debemos esforzarnos para ganar a otros para el reino, solo con un esfuerzo genuino estaremos sembrando para alabanza de Su nombre.
RELATED MEDIA
See the rest →
RELATED SERMONS
See the rest →