Faithlife
Faithlife

Paz

Frutos del Espíritu Santo  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 5 views
Notes & Transcripts

Paz

Gálatas 5.22 NTV
En cambio, la clase de fruto que el Espíritu Santo produce en nuestra vida es: amor, alegría, paz, paciencia, gentileza, bondad, fidelidad,

Fruto de Paz

como podemos dar este fruto, lo primero que debemos de saber es que solo si rendimos nuestro corazón a Cristo tendremos Paz.
Romanos 5.10 BTX
Porque si siendo enemigos, fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, habiendo sido reconciliados, seremos salvos por su vida.
Paz
Paz
Paz
z
La palabra Paz proviene del latín pax (pacis), que significa “acuerdo, pacto”. La paz viene siendo como un estado de quietud o tranquilidad.

Paz con Dios

Es tener una armonía con Dios, con su hijo y su Espíritu Santo,
Isaías 57.21 RVA
"¡No hay paz para los malos!", dice mi Dios.
la palabra malos no son necesariamente los ladrones, los violadores, terroristas, los corruptos usted puede ser un ejemplo moral para la cuidad así sigue siendo un pecador para Dios.
Romanos 3.20–26 BTX
porque por las obras de la Ley ninguna carne será justificada delante de Él, porque por medio de la Ley es el conocimiento del pecado. Pero ahora, aparte de la Ley, se ha manifestado la justicia de Dios, testificada por la Ley y los Profetas: la justicia divina mediante la fe de Jesús el Mesías, para todos los que creen (porque no hay distinción alguna, por cuanto todos pecaron, y están privados de la gloria de Dios), siendo justificados por su gracia, sin merecimiento alguno, mediante la redención que tienen en Cristo Jesús; a quien Dios ha propuesto públicamente como sacrificio expiatorio por su sangre a través de la fe, como evidencia de su justicia, a causa de haber pasado por alto, Dios en su paciencia, los pecados pasados, con el propósito de demostrar su justicia en el tiempo presente, a fin de que Él siga siendo justo también cuando declara justo al que es de la fe de Jesús.
romanos 3.20
Una paz diferente
Filipenses 4.7 NTV
Así experimentarán la paz de Dios, que supera todo lo que podemos entender. La paz de Dios cuidará su corazón y su mente mientras vivan en Cristo Jesús.
filipenses 4.7

Por esto no podemos entender.

romanos 5.1
Romanos 5.1–5 NTV
Por lo tanto, ya que fuimos declarados justos a los ojos de Dios por medio de la fe, tenemos paz con Dios gracias a lo que Jesucristo nuestro Señor hizo por nosotros. Debido a nuestra fe, Cristo nos hizo entrar en este lugar de privilegio inmerecido en el cual ahora permanecemos, y esperamos con confianza y alegría participar de la gloria de Dios. También nos alegramos al enfrentar pruebas y dificultades porque sabemos que nos ayudan a desarrollar resistencia. Y la resistencia desarrolla firmeza de carácter, y el carácter fortalece nuestra esperanza segura de salvación. Y esa esperanza no acabará en desilusión. Pues sabemos con cuánta ternura nos ama Dios, porque nos ha dado el Espíritu Santo para llenar nuestro corazón con su amor.
Juan 14.25–31 RVR60
Os he dicho estas cosas estando con vosotros. Mas el Consolador, el Espíritu Santo, a quien el Padre enviará en mi nombre, él os enseñará todas las cosas, y os recordará todo lo que yo os he dicho. La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo. Habéis oído que yo os he dicho: Voy, y vengo a vosotros. Si me amarais, os habríais regocijado, porque he dicho que voy al Padre; porque el Padre mayor es que yo. Y ahora os lo he dicho antes que suceda, para que cuando suceda, creáis. No hablaré ya mucho con vosotros; porque viene el príncipe de este mundo, y él nada tiene en mí. Mas para que el mundo conozca que amo al Padre, y como el Padre me mandó, así hago. Levantaos, vamos de aquí.
Una de las cosas más maravillosas y sorprendentes y dulces en la Biblia es darnos cuenta de que solo unas horas antes que Jesús fuera crucificado, Él estaba preocupado por la paz y el gozo y la fe de sus seguidores.
Piénselo. Él está a punto de ser torturado hasta morir con uno de los medios de tortura más horrible alguna vez ideado, y Su preocupación era solidificar la paz y el gozo y la fe en las almas de Sus seguidores.
¿Qué hubiéramos hecho nosotros si no solo supiéramos que mañana moriríamos, sino que también seríamos torturados por quién sabe cuánto tiempo?
Supongo que estaríamos desesperados por encontrar nuestra propia paz, y nuestro propio gozo, y nuestra propia fe.
Probablemente no estaríamos derramando nuestra preocupación por la paz y el gozo y la fe de nuestros amigos y familiares.
A menos que Jesús nos hubiera llenado con Su paz y gozo y fe, a fin de que estuviéramos libres para pensar en los demás.

LA NOCHE ANTES DE SU SUFRIMIENTO

Paz. Gozo. Fe. Esta era Su preocupación por Sus seguidores la noche antes de Su sufrimiento.
¡Sorprendente! Vea el versículo 27. Paz.
"La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo".
Vea el versículo 28b. Gozo.
"Si me amarais, os regocijaríais porque voy al Padre, ya que el Padre es mayor que yo”.
Vea el versículo 29.
Fe. "Os lo digo desde ahora, antes de que pase, para que cuando suceda, creáis [¡tengan fe!]".
Este es su enfoque justo antes de sufrir. Quiero que tengan paz. Quiero que tengan un gozo profundo. Quiero que crean en lo que digo y en lo que hago, que tengan una fe inconmovible.
Quiero que tengan el tipo de paz que doy, no la del mundo; el tipo de gozo que doy, no el del mundo; el tipo de fe que doy, no la del mundo.
Este es el resultado práctico de estos versículos -de hecho, es el resultado de esta noche, de este sufrimiento, de este evangelio.
juan
Juan 16.33 RVR60
Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.
Gobernados por la paz
Colosenses 3.15 RVR60
Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos.
colosences 3.15
2 Pedro 3.14 RVR60
Por lo cual, oh amados, estando en espera de estas cosas, procurad con diligencia ser hallados por él sin mancha e irreprensibles, en paz.

PAZ

Juan 14.27 RVR60
La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.
Fe. Gozo. Paz. Finalmente, versículo 27: "La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo".
En las últimas horas de Su vida, Jesús está ayudándonos a volvernos personas temerarias y pacíficas.
En las últimas horas de Su vida, Jesús está ayudándonos a volvernos personas temerarias y pacíficas. La paz que tiene en mente puede incluir la paz suprema de todas las cosas en el cielo nuevo y la tierra nueva. Pero no es en eso en lo que Él se enfoca aquí. Lo sabemos porque dice: "No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo". Tiene en perspectiva nuestro corazón, y la paz de nuestro corazón, y la temeridad de nuestro corazón, y las aguas apacibles de nuestro corazón. Quiere que Su pueblo sea libre de la ansiedad, ahora.
Lo sabemos porque dice: "No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo". Tiene en perspectiva nuestro corazón, y la paz de nuestro corazón, y la temeridad de nuestro corazón, y las aguas apacibles de nuestro corazón. Quiere que Su pueblo sea libre de la ansiedad, ahora.
** No la paz de las circunstancias de Dios **
Y sabe que el único tipo de paz de corazón que puede dar el mundo es la paz mental basada en las buenas circunstancias.
Si el mundo puede quitar nuestros problemas, mediante el seguro médico, o las cuentas de retiro, o la protección contra inundaciones, o los albergues antibombas, o los dispositivos que ahorran trabajo, entonces el mundo puede dar algo de paz mental.
Pero Jesús dice (a mitad del versículo 27): "no os la doy como el mundo la da".
Quiere decir que Su paz no está basada en las buenas circunstancias. Es dada, y sostenida, a pesar de las malas circunstancias.
Juan 16.33 RVR60
Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo.
: "Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tenéis tribulación; pero confiad, yo he vencido al mundo".
** Su paz, no la nuestra **
** Su paz, no la nuestra **
En otras palabras, nuestra paz no tendrá sentido para el mundo. Es por eso que Pablo, en
Filipenses 4.7 RVR60
Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.
, la llama "Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento”. El entendimiento humano no puede producirla, o aferrarse a ella. ¿Por qué no?
El entendimiento humano no puede producirla, o aferrarse a ella. ¿Por qué no?
La razón suprema es que no es una paz humana. Es la paz de Dios. La paz entre Jesús y Su Padre: Versículo 27: "La paz os dejo, mi paz os doy”. Mi paz. No estoy creando la paz de ustedes. Estoy compartiendo, con ustedes, mi paz. Estoy trayéndoles a mi paz.
¿Tu paz, Jesús? ¿Qué tipo de paz es esa? Paz perfecta, con mi Padre. Mañana iré a la cruz, y allí abriré la puerta para que mis ovejas entren a Mi paz con Mi Padre. Satisfaré Su justicia, y adquiriré el perdón de ustedes, y proveeré para la justicia de ustedes. Y les traeré a la misma paz que disfruto con Mi Padre.
Y nada, y nadie, será capaz de quitársela a ustedes.
Juan 14.27 RVR60
La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.
RELATED MEDIA
See the rest →
RELATED SERMONS
See the rest →