Drop files to upload.
Faithlife
Faithlife

Paz Sobrenatural

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 1 view
Notes & Transcripts
Comentario Bíblico Mundo Hispano Tomo 17: Juan (5) Jesús promete enviar al Espíritu, 14:15–31.

No se refiere a una ausencia de conflicto, o de amenaza física, sino a una condición espiritual del corazón.

Paz… muchos la buscan, pocos la hallan. La historia humana esta llena de ejemplos del hombre tratando de alcanzar paz y fallando miserablemente. Según los historiadores, en los últimos 3000 años de historia, la humanidad solo ha gozado de menos de 300 años sin guerras.
Tumultos, tanto públicos como privados son el pan de cada día en este mundo. Es la realidad que marca a este mundo caído. En al ámbito mundial, vemos conflictos en la noticias cada día.
Job 5.6–7 LBLA
Porque la aflicción no viene del polvo, ni brota el infortunio de la tierra; porque el hombre nace para la aflicción, como las chispas vuelan hacia arriba.
Job 5.7 LBLA
porque el hombre nace para la aflicción, como las chispas vuelan hacia arriba.
Job 5.7 LBLA
porque el hombre nace para la aflicción, como las chispas vuelan hacia arriba.
ADVERTISEMENT
A nivel personal las personas viven buscando la paz constantemente, y lamentablemente, no encontrándola en ninguna parte.
Personas hablan de tener paz en sus vidas personales, de encontrar la forma de librarse de las presiones, de la batallas de la vida diaria, las personas quieren estar tranquilos, libres de conflictos, como dicen algunos “que me dejen en paz”.
Muchos se pasan la vida entera acumulando, trabajando, planeando con el propósito de algún día lograr vivir en paz. Que tragedia, que triste ver que las personas busquen encontrar paz en cosas tan efímeras y pasajeras.
MacArthur:
Lamentablemente, aunque la gente la persigue durante toda su vida, por sí mismos no tienen ni la menor idea de cómo encontrar la verdadera paz. Quienes lo buscan en cosas temporales como el cambio social, la estabilidad económica o alguna experiencia recreativa siempre estarán decepcionados. Sólo la Palabra de Dios puede señalar autoritativamente a la relación que produce la paz duradera.
El problema con el hombre es que no sabe definir lo que la paz es.
MacArthur continua:
La humanidad define la paz principalmente en términos negativos. Por ejemplo, en algunos idiomas la palabra significa "estar sin problemas", "no tener preocupaciones"... La paz para la mayoría de la gente significa la ausencia de guerras, luchas, peleas, desacuerdos, hostilidad o inquietud. Lo ven como la liberación de o la ausencia de cualquier conflicto externo y cada agitación interna, dando por resultado un estado tranquilo y calmado de la mente. Pero esta comprensión de la paz es incompleta, porque la verdadera paz es mucho más que la ausencia de conflicto. Armados con una definición inadecuada, los incrédulos son incapaces de encontrar la paz. Ellos no entienden lo que están buscando, y por lo tanto no la buscan en el lugar correcto.
Términos bíblicos:
John F. MacArthur Jr., , MacArthur Comentario del Nuevo Testamento (Chicago, IL: Moody Publishers, 2008), 122.
AT - Shalom - Es un saludo típico. No se refiere a una ausencia de conflicto, o de amenaza física, sino a una condición espiritual del corazón.
Jueces 19.20 LBLA
Y el anciano dijo: Paz sea contigo. Permíteme suplir todas tus necesidades; pero no pases la noche en la plaza.
1º Samuel 25.6 LBLA
y le diréis así: “Ten una larga vida, paz para ti, paz para tu casa y paz para todo lo que tienes.
1 sam
NT - eirēnē - El estado tranquilo de un alma asegurada de su salvación a través de Cristo, y no temiendo nada de Dios y contento con su porción terrenal, sin importar cual sea.
No se refiere a una ausencia de conflicto, o de amenaza física, sino a una condición espiritual del corazón.
Tenemos un ejemplo en Pablo:
Filipenses 4.11–13 LBLA
11 No que hable porque tenga escasez, pues he aprendido a contentarme cualquiera que sea mi situación. 12 Sé vivir en pobreza, y sé vivir en prosperidad; en todo y por todo he aprendido el secreto tanto de estar saciado como de tener hambre, de tener abundancia como de sufrir necesidad. 13 Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.
Las circunstancias de Pablo:
Cárcel:
Hechos de los Apóstoles 16.23–25 LBLA
23 Y después de darles muchos azotes, los echaron en la cárcel, ordenando al carcelero que los guardara con seguridad; 24 el cual, habiendo recibido esa orden, los echó en el calabozo interior y les aseguró los pies en el cepo. 25 Como a medianoche, Pablo y Silas oraban y cantaban himnos a Dios, y los presos los escuchaban.
Atacado por la multitud: Hechos 21
2 Corintios 11.23–28 LBLA
23 ¿Son servidores de Cristo? (Hablo como si hubiera perdido el juicio.) Yo más. En muchos más trabajos, en muchas más cárceles, en azotes un sinnúmero de veces, a menudo en peligros de muerte. 24 Cinco veces he recibido de los judíos treinta y nueve azotes. 25 Tres veces he sido golpeado con varas, una vez fui apedreado, tres veces naufragué, y he pasado una noche y un día en lo profundo. 26 Con frecuencia en viajes, en peligros de ríos, peligros de salteadores, peligros de mis compatriotas, peligros de los gentiles, peligros en la ciudad, peligros en el desierto, peligros en el mar, peligros entre falsos hermanos; 27 en trabajos y fatigas, en muchas noches de desvelo, en hambre y sed, a menudo sin comida, en frío y desnudez. 28 Además de tales cosas externas, está sobre mí la presión cotidiana de la preocupación por todas las iglesias.
Hechos de los Apóstoles 21.30–39 LBLA
30 Se alborotó toda la ciudad, y llegó el pueblo corriendo de todas partes; apoderándose de Pablo lo arrastraron fuera del templo, y al instante cerraron las puertas. 31 Mientras procuraban matarlo, llegó aviso al comandante de la compañía romana que toda Jerusalén estaba en confusión. 32 Inmediatamente tomó consigo algunos soldados y centuriones, y corrió hacia ellos; cuando vieron al comandante y a los soldados, dejaron de golpear a Pablo. 33 Entonces el comandante llegó y lo prendió, y ordenó que lo ataran con dos cadenas; y preguntaba quién era y qué había hecho. 34 Pero entre la muchedumbre unos gritaban una cosa y otros otra, y como él no pudo averiguar con certeza los hechos, debido al tumulto, ordenó que lo llevaran al cuartel. 35 Cuando llegó a las gradas, sucedió que los soldados tuvieron que cargarlo por causa de la violencia de la turba; 36 porque la multitud del pueblo lo seguía, gritando: ¡Muera! 37 Cuando estaban para meter a Pablo en el cuartel, dijo al comandante: ¿Puedo decirte algo? Y él dijo*: ¿Sabes griego? 38 ¿Entonces tú no eres el egipcio que hace tiempo levantó una revuelta, y capitaneó los cuatro mil hombres de los asesinos al desierto? 39 Pablo respondió: Yo soy judío de Tarso de Cilicia, ciudadano de una ciudad no sin importancia; te suplico que me permitas hablar al pueblo.
Naufragio: Hechos 27
Hechos de los Apóstoles 27.21–25 LBLA
21 Cuando habían pasado muchos días sin comer, Pablo se puso en pie en medio de ellos y dijo: Amigos, debierais haberme hecho caso y no haber zarpado de Creta, evitando así este perjuicio y pérdida. 22 Pero ahora os exhorto a tener buen ánimo, porque no habrá pérdida de vida entre vosotros, sino sólo del barco. 23 Porque esta noche estuvo en mi presencia un ángel del Dios de quien soy y a quien sirvo, 24 diciendo: “No temas, Pablo; has de comparecer ante el César; y he aquí, Dios te ha concedido todos los que navegan contigo.” 25 Por tanto, tened buen ánimo amigos, porque yo confío en Dios, que acontecerá exactamente como se me dijo.
2 11 23-28
La verdadera paz no depende de las circunstancias en las que nos encontremos en la vida, sino que se eleva por encima de ellas.
Repaso de las promesas que Jesús les ha dado a los discipulos:
Promesa del cielo, de Su regreso, Su provisión, Su obra intercesora, de Su respuesta, de una comunión intima y especial con la trinidad y la vez pasada vimos la promesa de la verdad… la promesa de la revelación divina de la verdad del evangelio.
Juan 14.27 LBLA
27 La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.
En esta ocasión Jesús les da la promesa de la verdad… la promesa de la revelación divina de la verdad del evangelio.
Vamos a romper el texto en cuatro partes: Definición, Dador, Distinción, Demanda.
Se habla mucho de paz.
Cuando hablamos de paz tenemos observar dos aspectos.
Jesus dice: “la paz os dejo” - Esto es un depósito; Este es un regalo. Esto no es una orden, esto es un regalo. Él no les está pidiendo que encuentren esta paz, él está diciendo, "Yo estoy dejando esta paz con ustedes. Estoy depositando esta paz. Tú poseerás esta paz. "Es una realidad; es un regalo; Es una transacción. Nuestro Señor les concede esta paz ya todos los que les sigan en amor y servicio.
Para poder entender la paz bíblica que viene de Dios tenemos que entender el estado en el que el hombre se encuentra.
27 La paz os dejo, mi paz os doy; no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.
Para poder entender la paz bíblica que viene de Dios tenemos que entender el estado en el que el hombre se encuentra.
Desde rebelión de Adán y Eva el hombre se ha encontrado en un estado constante de guerra en contra de Dios.
El hombre se encuentra en un estado de enemistad con Dios.
Romanos 5.10 LBLA
10 Porque si cuando éramos enemigos fuimos reconciliados con Dios por la muerte de su Hijo, mucho más, habiendo sido reconciliados, seremos salvos por su vida.
La buena noticia es que a través de Jesús, podemos ser reconciliados con Dios. Es crucial que entendamos la importancia del sacrificio de Jesús. Es la condición para recibir todas las bendiciones de Dios.
El amor de Dios no es incondicional. La condición es el sacrificio de Jesús.
MacArthur:
El sacrificio de Jesucristo para satisfacer la santidad de Dios era necesario para que hubiera paz entre hombres pecadores y el Dios santo, ya que la justicia y la paz están inseparablemente unidas (). Debido a que Dios es santo y justo, Él requiere que se pague una penalidad cuando los pecadores violan su ley. Es sólo porque el sacrificio de Cristo satisface plenamente las exigencias de la justicia divina, que Dios puede ser "justo y justificador del que tiene fe en Jesús" (). Aunque perfectamente justo, Cristo fue castigado en el lugar de todos los que creen como si Él fuera un pecador, para que ellos por la fe en Él pudieran ser tratados como si fueran perfectamente justos. Así, a través de la expiación sustitutiva de Cristo y la imputación de Su justicia a los hombres pecadores (), los enemigos de Dios pueden convertirse en sus amigos ().
En las palabras de Pablo:
Romanos 5.1 LBLA
1 Por tanto, habiendo sido justificados por la fe, tenemos paz para con Dios por medio de nuestro Señor Jesucristo,
Es nuestra experiencia de esa paz objetiva con Dios a través de Jesús en todas las áreas de nuestra vida.
Filipenses 4.7 LBLA
7 Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestras mentes en Cristo Jesús.
Transciende el entendimiento, la comprensión, y la inteligencia humana.
La paz de Dios protege a los creyentes de la ansiedad, la duda, el miedo y la angustia. Por lo tanto, no es pasiva sino activa; Lejos de verse afectada por las circunstancias, triunfa sobre ellas, convirtiendo el dolor en gozo, el temor en audacia y la duda en confianza. Esta es la paz que Jesús prometió a sus seguidores.
Himno - Estoy bien...
Ilustración...
500 Ilustraciones 373. Paz Durante Un Terremoto

Durante un terremoto, ocurrido hace unos pocos años, los habitantes de la pequeña ciudad, presos del pánico, corrían de una a otra parte, cuando se apercibieron de p 244 una anciana, a quien todos conocían, en cuya actitud no podía verse sino paz y sosiego, la cual, desde la puerta de su vivienda parecía sonreir a los espantados. Alguien le preguntó: —Abuela: ¿No tiene usted miedo?

A lo que la anciana, una cristiana fiel, contestó: —No, no tengo miedo … Muy al contrario … Estaba pensando que mi suerte es grande, pues tengo para ayudarme a un Dios que puede, si quiere, sacudir el mundo.

500 Ilustraciones 377. La Paz de Dios

—Usted se está muriendo —dijo el doctor. Al escuchar esto, la cristiana moribunda sonrió.

—Usted se muere: ¿Ha hecho usted la paz con Dios?

—No doctor, no la he hecho.

—Entonces le suplico que no la retarde más.

—Yo no puedo hacer mi paz con Dios; además, ya es tarde. p 248

—No, no —dijo el doctor— no es tarde; es posible que viva usted aún dos horas.

La enferma guardó silencio un momento; luego, fijando la vista en el doctor, dijo pausada y lentamente:

—Hace más de diecinueve siglos que Cristo hizo la paz por la sangre de su cruz y hace algunos años lo acepté como mi Salvador, y desde entonces he gozado la gloriosa paz que él da a los que en él confían.

Después de una pausa añadió:

—Doctor, ¿tiene usted paz?

¡Qué diferencia entre intentar hacer la paz con Dios y el haberla hecho él mismo por nosotros! ¡Cosa terrible es el hallarse sobre el lecho de la muerte atormentado por el deseo de hacer la paz con Dios, por otro lado, ¡qué felicidad es la de poder descansar en Jesucristo mismo, como lo hacía esta mujer cristiana!

Dios es Dios de paz:
Romanos 15.33 LBLA
33 El Dios de paz sea con todos vosotros. Amén.
R
Filipenses 4.9 LBLA
9 Lo que también habéis aprendido y recibido y oído y visto en mí, esto practicad, y el Dios de paz estará con vosotros.
2 Tesalonicenses 3.16 LBLA
16 Y que el mismo Señor de paz siempre os conceda paz en todas las circunstancias. El Señor sea con todos vosotros.
Por lo que El es la única fuente de paz verdadera, por tal razón Jesús puede decir “mi paz os doy”.
A traves de todo el NT vemos este saludo:
Romanos 1.7 LBLA
7 a todos los amados de Dios que están en Roma, llamados a ser santos: Gracia a vosotros y paz de parte de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.
1 Corintios 1.3 LBLA
3 Gracia a vosotros y paz de parte de Dios nuestro Padre y del Señor Jesucristo.
2 Juan 3 LBLA
3 Gracia, misericordia y paz serán con nosotros, de Dios Padre y de Jesucristo, Hijo del Padre, en verdad y amor.
Tito 1.4 LBLA
4 a Tito, verdadero hijo en la común fe: Gracia y paz de Dios el Padre y de Cristo Jesús nuestro Salvador.
La paz es una bendición (como todas las bendiciones) que proviene de la Trinidad. Estos textos nos dicen que el Padre y el Hijo son la fuente...
El Espíritu es quien produce en nosotros esta paz:
Gálatas 5.22 LBLA
22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fidelidad,
Jesús dice “mi paz”… es la misma paz que lo mantuvo fortalecido en medio de la hora mas oscura en Su vida.
Es la misma paz que lo mantuvo tranquilo ante la burla, el desprecio, la hostilidad, el odio, la traición y la muerte
1 Pedro 2.23 LBLA
23 y quien cuando le ultrajaban, no respondía ultrajando; cuando padecía, no amenazaba, sino que se encomendaba a aquel que juzga con justicia;
Cristo provee una paz que vence en medio de las circunstancias, que va por encima de ellas.
Tenemos que aprender a poner nuestros ojos en Jesús.
Hebreos 12.2 LBLA
2 puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, quien por el gozo puesto delante de El soportó la cruz, menospreciando la vergüenza, y se ha sentado a la diestra del trono de Dios.
MacArthur:
El mundo sólo ofrece una experiencia de una tranquilidad momentánea y fugaz a través de la auto-complacencia, el materialismo, el amor, el romance, el abuso de sustancias, la religión falsa, la psicoterapia o una serie de otros placebos. Pero la falsa-paz del mundo es en realidad la mas grande ignorancia. Si los incrédulos comprendieran la ira de Dios y el agonizante, eterno tormento eterno que les aguardaba en el infierno, nunca disfrutarían de un momento de paz en esta vida.
La paz del mundo:
Aceptate como eres. Ten paz con tu pecado.
Seguridad financiera. Encuentra tu paz en las cosas materiales.
En las relaciones. Encuentra tu paz en personas que estan caidas y condenadas como tu.
El mundo ofrece paz que es simplemente una ilusión. Es realmente una cortina de humo que se desvanece con el tiempo.
La Escritura nos enseña que no hay paz para el pecador.
Isaías 48.22 LBLA
22 No hay paz para los malvados—dice el Señor.
Isaías 57.21 LBLA
21 No hay paz—dice mi Dios—para los impíos.
Jeremías 6.14 LBLA
14 Y curan a la ligera el quebranto de mi pueblo, diciendo: “Paz, paz”, pero no hay paz.
La razón por la cual las personas no tienen paz no es emocional, psicológica, o circunstancial, sino teológica. Debido a que no conocen al Dios de paz, no pueden tener paz verdadera.
Basado en la promesa de que El les daría Su paz, Jesús aquí ordena a los discípulos a que persigan esa paz.
Mientras que El nos da la promesa, nosotros tenemos que apropiarnos de la misma.
Ej. - El Espiritu habita en el creyente y la fuente de poder en su vida pero:
Efesios 5.18 LBLA
18 Y no os embriaguéis con vino, en lo cual hay disolución, sino sed llenos del Espíritu,
Gálatas 5.16 LBLA
16 Digo, pues: Andad por el Espíritu, y no cumpliréis el deseo de la carne.
Gálatas 5.25 LBLA
25 Si vivimos por el Espíritu, andemos también por el Espíritu.
Gel 5.16
efe 5.18
Le llamo la demanda de la paz porque es la parte que nos corresponde a nosotros, perseguir la paz, buscarla, vivirla de manera practica.
Gel 5.25
¿Que cosas nos pueden provocar turbación y miedo?
Nuestro pasado - lo que fuimos lo que hicimos.
Cristo pago nuestro pecado, cancelo la deuda, borro nuestras iniquidades, - el castigo de nuestra paz fue sobre El.
Nuestro presente - circunstancias adversas.
Dios es quien esta en control de nuestro presente.
Mateo 6.25–34 LBLA
25 Por eso os digo, no os preocupéis por vuestra vida, qué comeréis o qué beberéis; ni por vuestro cuerpo, qué vestiréis. ¿No es la vida más que el alimento y el cuerpo más que la ropa? 26 Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros, y sin embargo, vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No sois vosotros de mucho más valor que ellas? 27 ¿Y quién de vosotros, por ansioso que esté, puede añadir una hora al curso de su vida? 28 Y por la ropa, ¿por qué os preocupáis? Observad cómo crecen los lirios del campo; no trabajan, ni hilan; 29 pero os digo que ni Salomón en toda su gloria se vistió como uno de éstos. 30 Y si Dios viste así la hierba del campo, que hoy es y mañana es echada al horno, ¿no hará mucho más por vosotros, hombres de poca fe? 31 Por tanto, no os preocupéis, diciendo: “¿Qué comeremos?” o “¿qué beberemos?” o “¿con qué nos vestiremos?” 32 Porque los gentiles buscan ansiosamente todas estas cosas; que vuestro Padre celestial sabe que necesitáis todas estas cosas. 33 Pero buscad primero su reino y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. 34 Por tanto, no os preocupéis por el día de mañana; porque el día de mañana se cuidará de sí mismo. Bástele a cada día sus propios problemas.
Nuestro futuro - el mañana y lo que sera en la eternidad.
Jesús garantiza nuestro futuro
Juan 14.1–3 LBLA
1 No se turbe vuestro corazón; creed en Dios, creed también en mí. 2 En la casa de mi Padre hay muchas moradas; si no fuera así, os lo hubiera dicho; porque voy a preparar un lugar para vosotros. 3 Y si me voy y preparo un lugar para vosotros, vendré otra vez y os tomaré conmigo; para que donde yo estoy, allí estéis también vosotros.
Debido a que Dios ha perdonado nuestro pasado, provee para nuestro presente, y garantiza nuestro futuro, nosotros no tenemos ninguna excusa valida para vivir turbados y en temor.
RELATED MEDIA
See the rest →
RELATED SERMONS
See the rest →