Faithlife
Faithlife

Centrados en Dios

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 1 view

Aquí la palabra que es Cristo mismo nos muestra con claridad que para vivir una vida libre debemos siempre negarnos a nosotros mismos

Notes & Transcripts | Handout

El siervo Job

Realmente la historia de Job es impresionante al ver todas las calamidades que paso este asombroso personaje de la historia de la humanidad, cuando medito en él realmente me doy cuenta que en él había algo diferente. Hablando meramente como humano que persona puede en sus cinco sentidos pasar lo que pasó Job sin quejarse, sin reclamarle a Dios por lo que le estaba pasando, sin enojarse contra Dios por su mala situación.
Honestamente creo que nadie humanamente hablando puede hacerlo, pues, nosotros tenemos un sentido de lo bueno y lo malo, de lo justo y lo injusto, de lo que me conviene y de lo que no me conviene bastante corto. Pero cuando examinamos las palabras y las actitudes del corazón de Job encontramos que la vida de Job estaba centrada en Dios y no en si mismo.

6 Hubo un día cuando los hijos de Dios vinieron a presentarse delante del SEÑOR, y Satanás vino también entre ellos.

7 Y el SEÑOR dijo a Satanás: ¿De dónde vienes? Entonces Satanás respondió al SEÑOR, y dijo: De recorrer la tierra y de andar por ella.

8 Y el SEÑOR dijo a Satanás: ¿Te has fijado en mi siervo Job? Porque no hay ninguno como él sobre la tierra, hombre intachable y recto, temeroso de Dios y apartado del mal.

9 Respondió Satanás al SEÑOR: ¿Acaso teme Job a Dios de balde?

10 ¿No has hecho tú una valla alrededor de él, de su casa y de todo lo que tiene, por todos lados? Has bendecido el trabajo de sus manos y sus posesiones han aumentado en la tierra.

11 Pero extiende ahora tu mano y toca todo lo que tiene, verás si no te maldice en tu misma cara.

12 Entonces el SEÑOR dijo a Satanás: He aquí, todo lo que tiene está en tu poder; pero NO EXTIENDAS TU MANO SOBRE ÉL. Y Satanás salió de la presencia del SEÑOR.

Dios permite las pruebas de Job

¶13 Y aconteció que un día en que sus hijos y sus hijas estaban comiendo y bebiendo vino en la casa del hermano mayor,

14 vino un mensajero a Job y dijo: Los bueyes estaban arando y las asnas paciendo junto a ellos,

15 y los sabeosa atacaron y se los llevaron. También mataron a los criados a filo de espada; sólo yo escapé para contártelo.

16 Mientras estaba éste hablando, vino otro y dijo: Fuego de Dios cayó del cielo y quemó las ovejas y a los criados y los consumió; sólo yo escapé para contártelo.

17 Mientras estaba éste hablando, vino otro y dijo: Los caldeos formaron tres cuadrillas y atacaron los camellos y se los llevaron, y mataron a los criados a filo de espada; sólo yo escapé para contártelo.

18 Mientras estaba éste hablando, vino otro y dijo: Tus hijos y tus hijas estaban comiendo y bebiendo vino en la casa de su hermano mayor,

19 y he aquí, vino un gran viento del otro lado del desierto y azotó las cuatro esquinas de la casa, y ésta cayó sobre los jóvenes y murieron; sólo yo escapé para contártelo.

¶20 Entonces Job se levantó, rasgó su manto, se rasuró la cabeza, y postrándose en tierra, adoró,

21 y dijo:

Desnudo salí del vientre de mi madre

y desnudo volveré allá.

El SEÑOR dio y el SEÑOR quitó;

bendito sea el nombre del SEÑOR.

22 En todo esto Job no pecó ni culpó a Dios.

Definitivamente es algo extraordinario lo que Job hace y lo que declara, pero, esto solo es una manifestación de una vida que no vive centrada en si misma.
¿Quién puede adorar a Dios en medio de algo tan duro?
Solo una persona que no vive centrada en si misma. Me gusto una relación que él señor me hizo en el versículo 22 dice en la biblia de las américas “Job no pecó ni culpó a Dios” y dice en RV60: “Ni atribuyo a Dios despropósito alguno” la relación es la siguiente cuando no vivimos centrados en Dios siempre veremos lo aparentemente negativo de las situaciones sin poder comprender que detrás de eso aparentemente malo hay propósitos de Dios que nos ayudan a bien.
Usualmente cuando pensamos en Jesús pensamos en él como alguien lleno de compasión, lleno de misericordia y realmente así es Jesús, pero, muy pocas veces pensamos en él

RELATED MEDIA
See the rest →
RELATED SERMONS
See the rest →