Drop files to upload.
Faithlife
Faithlife

La verdad en cuanto a los reyes magos: Respuestas a preguntas frecuentes

Biblicomentarios  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 1 view
Notes & Transcripts
Desde que éramos niños nos enseñaron acerca de “los tres reyes magos” y nos dijeron que se llamaban Melchor, Gaspar y Baltasar. Nos dijeron que habían estado presentes junto con los pastores en el pesebre, donde adoraron y llevaron al niño tres regalos, consistentes en oro, incienso y mirra. Nos explicaron que uno era negro, otro blanco y otro medio amarillo, y que montaban un caballo, un camello y un elefante. Y nos contaron que desde entonces ellos van por todo el mundo, dando regalos a todos los niños, por lo que los pequeños les escriben una carta el 5 de enero, donde enlistan todos sus deseos. Nos parecía un milagro ver esos mismos regalos en la sala el 6 de enero, donde encontrábamos también dormidos en el piso a nuestros cansados padres.
Lo de los regalos el 6 de enero fuimos capaces de explicárnoslo después, tras de lo cual nuestros padres parecieron de pronto aliviados y rejuvenecidos y nunca más volvieron a cansarse, o al menos por otras cosas. Pero sobre todo lo demás, ¿hasta dónde llega la realidad y hasta dónde la leyenda? ¿Qué cosas son hechos, qué es lo que se relata en la Biblia, y qué es fruto solamente de la tradición y de la imaginación de los hombres?
Antes de que nos atrevamos a transmitírsela a nuestros propios hijos quizá convenga que revisemos por nosotros mismos esta historia. <!––nextpage––>
En principio, la fuente original de la historia de los reyes magos es la Biblia, por lo que debería ser nuestra fuente a consultar a este respecto. De hecho, la historia de los reyes magos es única, porque sólo hay un relato de ellos en la Biblia, y es el que se encuentra en el segundo capítulo de Mateo (y sólo , para ser exactos).
Esencialmente, algún tiempo después del nacimiento de Jesús, unos visitantes llegaron del oriente a Jerusalén y se presentaron directamente en el palacio del rey Herodes el Grande preguntando dónde acababa de nacer el rey de los judíos. Como Herodes creía que el único “rey de los judíos” posible era él, se llenó de celos e ideó una estrategia. Después de consultar a los sacerdotes y saber que existían profecías que señalaban el nacimiento del Mesías en Belén, envió allá a los visitantes pidiéndoles que le avisaran en cuanto encontraran al niño para adorarlo, aunque lo que deseaba en realidad era matarlo. Los visitantes, a quienes se describe como “magos”, fueron guiados por una estrella hasta el hogar de José y María, donde encontraron al niño y le adoraron, regalándole oro, incienso y mirra, materiales muy valiosos todos. Siendo avisados por revelación, no volvieron con Herodes, sino que se fueron por otro camino.
Hasta ahí lo que la Biblia nos cuenta sobre los reyes magos. Veamos lo que podemos extraer de este mismo relato.
http://biblicomentarios.com/wp-content/uploads/010417_2017_Laverdadenc2.png
Primero que nada, ¿estuvieron los “magos” y los pastores juntos en el establo o caverna donde nació Jesús? El relato de los pastores se encuentra únicamente en el evangelio de , donde no se menciona a otros visitantes presentes tras el nacimiento de Jesús.
En el relato de la visita de los magos en Mateo, la familia de Jesús ya no se encuentra en una cueva o establo, sino que están ya ubicados en una casa ().Por otra parte, el término griego que se utiliza para designar a Jesús le señala ya como un niño y no como un bebé.Herodes, habiéndose informado de la fecha probable del nacimiento del niño, manda matar a todos los niños de dos años y menores ().
Jesús, pues, debió estar cerca de los dos años de edad al momento de la visita de los magos. Los “reyes magos” no estuvieron jamás presentes en el establo.
ADVERTISEMENT
http://biblicomentarios.com/wp-content/uploads/010417_2017_Laverdadenc3.png
Aunque no sabemos exactamente de dónde venían los reyes magos, la Biblia solamente dice que provenían “de oriente”. Dado que venían juntos no existe ninguna razón para asignarles más de una procedencia. Es muy probable que viniesen de Persia, el actual Irán, donde había una casta sacerdotal conocida como los “Maggi”.
http://biblicomentarios.com/wp-content/uploads/010417_2017_Laverdadenc4.png
La Biblia no indica en ningún momento los animales que montaban los reyes magos. La idea de que montaban un camello, un caballo y un elefante, así como la de señalarles distintos colores de piel, apunta a asignarles diferentes procedencias. Pero ya hemos visto que, en realidad, no hay base bíblica para esa suposición.
http://biblicomentarios.com/wp-content/uploads/010417_2017_Laverdadenc5.png
El relato de Mateo no dice nunca que fueran reyes. La idea de que eran reyes se derivó de un forzado intento de conciliar el pasaje de con la profecía que se encuentra en . Pero la Biblia no respalda esa interpretación ni dice que estos visitantes hayan sido reyes.
http://biblicomentarios.com/wp-content/uploads/010417_2017_Laverdadenc6.png
El libro de Mateo no indica el número de los visitantes, que pueden tan bien haber sido muchos como pocos. El sitio web de Starmedia incluye una nota muy clara que explica por qué se ha creído popularmente que hayan sido tres:
“Es poco lo que Mateo dice sobre ellos. Particularmente no indica el número específico de sus componentes, ni su procedencia.Parece ser que, sólo por el hecho de que el relato evangélico indicara que trajeron tres dones (oro, incienso y mirra), se dio por sentado que eran tres los personajes.
El mismo sitio señala que no siempre se les ha tomado como tres en las creencias populares:
“Aunque también, en algún momento, las distintas tradiciones han señalado que era dos, cuatro, siete y hasta doce. Unas historias cuentan que además de estos tres Reyes Magos, había un cuarto. En algunas leyendas se le da el nombre de Artabán. Este rey mago no tiene un fundamento bíblico.
“Según los arménios fueron doce, por lo que les asignan doce nombres diferentes. Estos nombres tampoco se mencionan en la Biblia”.
http://biblicomentarios.com/wp-content/uploads/010417_2017_Laverdadenc7.png
“Los Evangelios solo hablan de «magos». En ninguna parte se indican sus nombres, ni que fuesen reyes, ni que fueran tres (número que posiblemente se deba a la cantidad de obsequios ofrecidos). Estas creencias fueron agregadas varios siglos después y se han mantenido en la tradición popular”. (Wikipedia, bajo la entrada “Reyes Magos“)
http://biblicomentarios.com/wp-content/uploads/010417_2017_Laverdadenc8.png
Espero haberte provisto de información suficiente para algunas respuestas rápidas sobre preguntas frecuentes que puedas compartir con tus amistades y, sobre todo, con tu propia familia. Pero si eres gente curiosa y quieres saber más en detalle sobre los reyes magos, de dónde venían, lo que los comentaristas SUD han escrito de ellos, te recomiendo el artículo que es el hermanito mayor de este, “Los reyes magos que no eran reyes ni magos: la historia según la Biblia“. Allí podrás saber más sobre su procedencia y sobre lo que realmente eran según la historia de la Biblia. Y espero que Jesucristo te traiga todo lo bueno que has pedido en tus oraciones y comiences el año lleno de hermosos y abundantes propósitos, según la abundancia de tu fe.
RELATED MEDIA
See the rest →
RELATED SERMONS
See the rest →