Faithlife
Faithlife

Día de Expiación

Dias de expiación - Santa Cena - Días de Fiesta  •  Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 9 views

El día más santo del año de Israel (el décimo día del séptimo mes) en el que el sumo sacerdote entró en el lugar santísimo para ofrecer sacrificios por los pecados de la nación. El libro de hebreos ve este día como símbolo de los logros de Jesucristo en la Cruz.

Notes & Transcripts

Los rituales sacerdotales en el día de la expiación

Los preparativos del sacerdote mismo

Ver también

; ;

La preparación de dos machos cabríos

Levítico 16.7–10 RVR60
Después tomará los dos machos cabríos y los presentará delante de Jehová, a la puerta del tabernáculo de reunión. Y echará suertes Aarón sobre los dos machos cabríos; una suerte por Jehová, y otra suerte por Azazel. Y hará traer Aarón el macho cabrío sobre el cual cayere la suerte por Jehová, y lo ofrecerá en expiación. Mas el macho cabrío sobre el cual cayere la suerte por Azazel, lo presentará vivo delante de Jehová para hacer la reconciliación sobre él, para enviarlo a Azazel al desierto.

El sacrificio expía los pecados de la gente:

;

El chivo expiatorio simbólicamente lleva los pecados del pueblo:

;

Procedimientos finales

Levítico 16.23–28 RVR60
Después vendrá Aarón al tabernáculo de reunión, y se quitará las vestiduras de lino que había vestido para entrar en el santuario, y las pondrá allí. Lavará luego su cuerpo con agua en el lugar del santuario, y después de ponerse sus vestidos saldrá, y hará su holocausto, y el holocausto del pueblo, y hará la expiación por sí y por el pueblo. Y quemará en el altar la grosura del sacrificio por el pecado. El que hubiere llevado el macho cabrío a Azazel, lavará sus vestidos, lavará también con agua su cuerpo, y después entrará en el campamento. Y sacarán fuera del campamento el becerro y el macho cabrío inmolados por el pecado, cuya sangre fue llevada al santuario para hacer la expiación; y quemarán en el fuego su piel, su carne y su estiércol. El que los quemare lavará sus vestidos, lavará también su cuerpo con agua, y después podrá entrar en el campamento.

Ofrendas adicionales en el día de la expiación

Números 29.8–11 RVR60
y ofreceréis en holocausto a Jehová en olor grato, un becerro de la vacada, un carnero, y siete corderos de un año; serán sin defecto. Y sus ofrendas, flor de harina amasada con aceite, tres décimas de efa con cada becerro, dos décimas con cada carnero, y con cada uno de los siete corderos, una décima; y un macho cabrío por expiación; además de la ofrenda de las expiaciones por el pecado, y del holocausto continuo y de sus ofrendas y de sus libaciones.

Características únicas para el día de la expiación

El sacerdote entró en el lugar santísimo

Hebreos 9.7 RVR60
pero en la segunda parte, sólo el sumo sacerdote una vez al año, no sin sangre, la cual ofrece por sí mismo y por los pecados de ignorancia del pueblo;
Ver también

Sacrificio fue hecho por todos los pecados de todo el pueblo

Levítico 16.30 RVR60
Porque en este día se hará expiación por vosotros, y seréis limpios de todos vuestros pecados delante de Jehová.
Ver también ; ; ;

Era un festival que requería humildad y ayuno

Esto proporciona un contraste con todas las otras fiestas religiosas que eran tiempos de celebración alegre y banquete. “absteneos” incluyen la idea de ayunar. Ver también; ; ; ;

El día de la expiación es paralelo y contrastado con los logros de Jesucristo en su muerte

Jesucristo entró en el lugar santísimo

Hebreos 9.24 RVR60
Porque no entró Cristo en el santuario hecho de mano, figura del verdadero, sino en el cielo mismo para presentarse ahora por nosotros ante Dios;
Ver también ;

La sangre de Jesucristo fue ofrecida en sacrificio

Hebreos 9.12 RVR60
y no por sangre de machos cabríos ni de becerros, sino por su propia sangre, entró una vez para siempre en el Lugar Santísimo, habiendo obtenido eterna redención.
Ver también

El sacrificio de Jesucristo ocurrió fuera de las puertas de la ciudad

Hebreos 13.11–12 RVR60
Porque los cuerpos de aquellos animales cuya sangre a causa del pecado es introducida en el santuario por el sumo sacerdote, son quemados fuera del campamento. Por lo cual también Jesús, para santificar al pueblo mediante su propia sangre, padeció fuera de la puerta.

El sacrificio de Jesucristo fue una vez para todos

Hebreos 9.25–26 RVR60
y no para ofrecerse muchas veces, como entra el sumo sacerdote en el Lugar Santísimo cada año con sangre ajena.De otra manera le hubiera sido necesario padecer muchas veces desde el principio del mundo; pero ahora, en la consumación de los siglos, se presentó una vez para siempre por el sacrificio de sí mismo para quitar de en medio el pecado.
Ver también

El sacrificio de Jesucristo da limpieza interna en lugar de limpieza ritual

Hebreos 9.13–14 RVR60
Porque si la sangre de los toros y de los machos cabríos, y las cenizas de la becerra rociadas a los inmundos, santifican para la purificación de la carne, ¿cuánto más la sangre de Cristo, el cual mediante el Espíritu eterno se ofreció a sí mismo sin mancha a Dios, limpiará vuestras conciencias de obras muertas para que sirváis al Dios vivo?
Ver también

El sacrificio de Jesucristo da acceso a Dios

En el día de la expiación nadie podía estar en la tienda de reunión, y mucho menos en el lugar santísimo. Acceso a la presencia íntima de Dios es ahora el derecho de todos los creyentes. Ver también; ; ; ;
RELATED MEDIA
See the rest →
RELATED SERMONS
See the rest →