Drop files to upload.
Faithlife
Faithlife

Descanso, físico

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 2 views

La necesidad de descanso físico se reconoce en la Escritura, y hace provisión para asegurar que a la gente le sea permitido un tiempo para descansar.

Notes & Transcripts
Juan 4.6 RVR60
Y estaba allí el pozo de Jacob. Entonces Jesús, cansado del camino, se sentó así junto al pozo. Era como la hora sexta.
Ver también ; ;
Marcos 6.31 RVR60
El les dijo: Venid vosotros aparte a un lugar desierto, y descansad un poco. Porque eran muchos los que iban y venían, de manera que ni aun tenían tiempo para comer.
Ver también ; ; ;
Salmo 4.8 RVR60
En paz me acostaré, y asimismo dormiré; Porque solo tú, Jehová, me haces vivir confiado.
Ver también ;
;
Ver también ; ; ; ; ;
Lamentaciones 5.5 RVR60
Padecemos persecución sobre nosotros; Nos fatigamos, y no hay para nosotros reposo.
Ver también
ADVERTISEMENT
Mateo 6.25–34 RVR60
Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido? Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas? ¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo? Y por el vestido, ¿por qué os afanáis? Considerad los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan; pero os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos. Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe? No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos? Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas. Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal.
Ver también ; ; ; ;
Josué 11.23 RVR60
Tomó, pues, Josué toda la tierra, conforme a todo lo que Jehová había dicho a Moisés; y la entregó Josué a los israelitas por herencia conforme a su distribución según sus tribus; y la tierra descansó de la guerra.
Ver también ; ; ; ; ;
2 Corintios 13.11 RVR60
Por lo demás, hermanos, tened gozo, perfeccionaos, consolaos, sed de un mismo sentir, y vivid en paz; y el Dios de paz y de amor estará con vosotros.
Ver también ; ; ; ; ;
Marcos 4.37–38 RVR60
Pero se levantó una gran tempestad de viento, y echaba las olas en la barca, de tal manera que ya se anegaba. Y él estaba en la popa, durmiendo sobre un cabezal; y le despertaron, y le dijeron: Maestro, ¿no tienes cuidado que perecemos?
Ver también ; ; ;
1 Pedro 5.7 RVR60
echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.
Ver también ;
Éxodo 33.14 RVR60
Y él dijo: Mi presencia irá contigo, y te daré descanso.
Ver también ;
Deuteronomio 33.12 RVR60
A Benjamín dijo: El amado de Jehová habitará confiado cerca de él; Lo cubrirá siempre, Y entre sus hombros morará.
Ver también
Apocalipsis 14.13 RVR60
Oí una voz que desde el cielo me decía: Escribe: Bienaventurados de aquí en adelante los muertos que mueren en el Señor. Sí, dice el Espíritu, descansarán de sus trabajos, porque sus obras con ellos siguen.
Ver también ;
Salmo 39.6 RVR60
Ciertamente como una sombra es el hombre; Ciertamente en vano se afana; Amontona riquezas, y no sabe quién las recogerá.
Ver también ; ; ; ;
2 Corintios 7.5 RVR60
Porque de cierto, cuando vinimos a Macedonia, ningún reposo tuvo nuestro cuerpo, sino que en todo fuimos atribulados; de fuera, conflictos; de dentro, temores.
Ver también ; ;
Jeremías 45.3 RVR60
Tú dijiste: ¡Ay de mí ahora! porque ha añadido Jehová tristeza a mi dolor; fatigado estoy de gemir, y no he hallado descanso.
Ver también ; ;
Salmo 32.3–5 RVR60
Mientras callé, se envejecieron mis huesos En mi gemir todo el día. Porque de día y de noche se agravó sobre mí tu mano; Se volvió mi verdor en sequedades de verano. Selah Mi pecado te declaré, y no encubrí mi iniquidad. Dije: Confesaré mis transgresiones a Jehová; Y tú perdonaste la maldad de mi pecado. Selah
Ver también ; ; ; ;
Job 30.17 RVR60
La noche taladra mis huesos, Y los dolores que me roen no reposan.
Ver también
RELATED MEDIA
See the rest →
RELATED SERMONS
See the rest →