Drop files to upload.
Faithlife
Faithlife

Que Cristo sea el Centro

Sermon  •  Submitted
0 ratings
· 1 view
Notes & Transcripts | Handout | Sermon Questions
Como hijos de Dios, hemos entrado al ámbito del propósito de Dios y eso creo que todos los sabemos y en algún momento de nuestro caminar en el Señor lo hemos escuchado, pero, es en este punto de nuestra vida donde debemos de hacernos una pregunta:
¿Estoy viviendo para el propósito de Dios o para MI PROPIO PROPÓSITO?
La palabra que el Señor nos trae esta tarde tiene un solo fin: Que seamos transformados y podamos COMPROBAR cual es la voluntad de Dios.
Romanos 12.2 LBLA
Y no os adaptéis a este mundo, sino transformaos mediante la renovación de vuestra mente, para que verifiquéis cuál es la voluntad de Dios: lo que es bueno, aceptable y perfecto.
El fin de cualquier principio espiritual que Dios nos enseña es cambiar una vieja forma de ver las cosas para empezar a verla como él las ve solo de está forma podremos comprobar la voluntad de Dios.
Lucas 9.23 TLA
Después Jesús les dijo a todos los que estaban allí: «Si alguno quiere ser mi discípulo, tiene que olvidarse de hacer lo que quiera. Tiene que estar siempre dispuesto a morir y hacer lo que yo mando.
Lucas 9.23 LBLA
Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día y sígame.
Lucas 9.23 LBLA
Y decía a todos: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, tome su cruz cada día y sígame.
ADVERTISEMENT
Usualmente cuando leemos este pasaje que es lo primero que nos viene a la mente, bueno debo negarme a hacer lo malo. Pero Jesús cuando enseño esto nunca se refirió al pecado porque en la obra que hizo en la cruz el se encargo del pecado
51 Y al primogénito José le puso el nombre de Manasés, porque dijo: Dios me ha hecho olvidar todo mi trabajo y toda la casa de mi padre.
Romanos 6.10–11 LBLA
Porque por cuanto El murió, murió al pecado de una vez para siempre; pero en cuanto vive, vive para Dios. Así también vosotros, consideraos muertos para el pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús.
52 Y al segundo le puso el nombre de Efraín, porque dijo: Dios me ha hecho fecundo en la tierra de mi aflicción.
Lockman Foundation. (1998). Santa Biblia: la Biblia de las Américas: con referencias y notas (electronic ed., ). La Habra, CA: Editorial Fundación, Casa Editorial para La Fundación Bíblica Lockman.Usualmente cuando leemos este pasaje que es lo primero que nos viene a la mente, bueno debo negarme a hacer lo malo. Pero Jesús cuando enseño esto nunca se refirió al pecado porque en la obra que hizo en la cruz el se encargo del pecado
Romanos 6.10–12 LBLA
Porque por cuanto El murió, murió al pecado de una vez para siempre; pero en cuanto vive, vive para Dios. Así también vosotros, consideraos muertos para el pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús. Por tanto, no reine el pecado en vuestro cuerpo mortal para que no obedezcáis sus lujurias;
Sabe a que se refería Jesús cuando les dijo a los discípulos que tenían que olvidarse de hacer lo que quieran y de estar siempre dispuestos a morir, a todas aquellas metas, sueños, propósitos, formas de pensar. EN SÍNTESIS A MI VOLUNTAD Y A SU VOLUNTAD a todas aquellas cosas que “SON IMPORTANTES PARA MI”. ¿Cuantos estamos verdaderamente dispuestos a esto? estamos todos en este lugar entendidos quien es el Señor. Si o no.
Si el señor dice quiero que te detengas de ser servidora o líder no me pesa en mi corazón hacerlo. Porque si me pesa significa que no siempre estoy olvidándome de hacer lo que YO quiero y de SIEMPRE estar dispuesto a morir.
EL diccionario de la lengua española describe la palabra dispuesto como:

disponer tr. 1 Colocar o poner personas o cosas de una manera determinada: disponer las botellas en hileras; disponer a los alumnos por secciones; disponer a la gente en sillas; se había dispuesto en paralelo una mesa larga cubierta con un mantel de papel; (-se medio) los electrones se disponen rodeando el núcleo.

2 Poner las cosas convenientemente y hacer lo necesario para un fin determinado: dispuse la casa para las visitas.

3 Establecer u ordenar lo que ha de hacerse: la ley lo dispone; se hace lo que disponen los reglamentos.

4 intr. Dejar que una persona utilice algo o se sirva de alguien sobre lo que no tiene derecho: dispón de mi automóvil cuando lo necesites; agradecido, lo invitó a disponer de sus sirvientes.

5 Tener [una persona o una cosa] algo que puede usarse o hacer un servicio: la casa dispone de jardín para la comunidad; dispongo de muy buenos amigos; disponemos de unos pocos ahorros para los imprevistos; sabe que si logra hacer una falta, acabará disponiendo de más segundos de juego para volver a encestar. SIN contar.

6 DER Tener libertad para usar una cosa en beneficio propio, sin más limitación que lo establecido por la ley: disponer de los bienes en testamento.

7 disponerse prnl. Tener la intención de hacer algo y estar preparado para ello: disponerse a salir; se disponen a servirnos; fueron detenidos cuando se disponían a abandonar el país.

■ ETIM Préstamo (s. XIV) del latín disponere ‘poner por separado’, ‘disponer’. De la familia etimológica de poner (V.).

Que significa esto que una persona que se dispone para morir siempre decidió voluntariamente hacerlo, se ha dado cuenta que fácil se hacen las cosas cuando queremos hacerlas, pero, que complicado es trabajar con alguien que a la fuerza esta haciendo las cosas. En pocas palabras si nosotros queremos ser discípulos del Señor voluntariamente tenemos que olvidarnos de lo que nosotros queremos.
Sabe cuando nos damos cuenta que no estamos viviendo esto cuando el señor pide algo y nos duele desligarnos de eso y decimos frases como: Señor, pero, ¿porque a mí?
Cuando vivimos en está condición hacemos aun de las palabras que Dios nos ha dicho el centro de nuestra vida y quitamos a Dios de el centro y vivimos en pos de las cosas y no en pos de Dios.
Otra de las situaciones que presentamos es que cuando no estamos siempre dispuestos a morir nosotros giramos al rededor de nosotros mismos.
Hermano es que mire los problemas que tengo.
Mire hermano que todas hablan de mí.
Miren me que yo soy el ungido del Señor.
Si yo no estoy esto no funciona.
Es que no me toman en cuenta.
Jesús siempre ubico a los discípulos para que no cayeran en este deplorable estado, pues, si caían no iban a poder manifestar el reino de Dios sin tener dobles intensiones en sus corazones y Jesús siempre los definió porque el necesitaba que sus discípulos quisieran alcanzar esto.
Juan 6.60–67 LBLA
Por eso muchos de sus discípulos, cuando oyeron esto, dijeron: Dura es esta declaración; ¿quién puede escucharla? Pero Jesús, sabiendo en su interior que sus discípulos murmuraban por esto, les dijo: ¿Esto os escandaliza? ¿Pues qué si vierais al Hijo del Hombre ascender adonde antes estaba? El Espíritu es el que da vida; la carne para nada aprovecha; las palabras que yo os he hablado son espíritu y son vida. Pero hay algunos de vosotros que no creéis. Porque Jesús sabía desde el principio quiénes eran los que no creían, y quién era el que le iba a traicionar. Y decía: Por eso os he dicho que nadie puede venir a mí si no se lo ha concedido el Padre. Como resultado de esto muchos de sus discípulos se apartaron y ya no andaban con El. Entonces Jesús dijo a los doce: ¿Acaso queréis vosotros iros también?
El sabia que si ellos no se olvidaban de hacer todo lo que quisieran y no estaban SIEMPRE dispuestos a morir en las primeras de cambio se iban a ir.
Vamos a ver dos ejemplos de la escritura que nos muestran con claridad lo que significa olvidarse de hacer lo que quiero y de estar siempre dispuestos a morir.

Hubo un hombre en la tierra de Uz llamado Job; y era aquel hombre intachable, recto, temeroso de Dios y apartado del mal.

2 Y le nacieron siete hijos y tres hijas.

3 Su hacienda era de siete mil ovejas, tres mil camellos, quinientas yuntas de bueyes, quinientas asnas y muchísima servidumbre; y era aquel hombre el más grande de todos los hijos del oriente.

Job 1.1–12 LBLA
Hubo un hombre en la tierra de Uz llamado Job; y era aquel hombre intachable, recto, temeroso de Dios y apartado del mal. Y le nacieron siete hijos y tres hijas. Su hacienda era de siete mil ovejas, tres mil camellos, quinientas yuntas de bueyes, quinientas asnas y muchísima servidumbre; y era aquel hombre el más grande de todos los hijos del oriente. Sus hijos solían ir y hacer un banquete en la casa de cada uno por turno, e invitaban a sus tres hermanas para que comieran y bebieran con ellos. Y sucedía que cuando los días del banquete habían pasado, Job enviaba por ellos y los santificaba, y levantándose temprano, ofrecía holocaustos conforme al número de todos ellos. Porque Job decía: Quizá mis hijos hayan pecado y maldecido a Dios en sus corazones. Así hacía Job siempre. Hubo un día cuando los hijos de Dios vinieron a presentarse delante del Señor, y Satanás vino también entre ellos. Y el Señor dijo a Satanás: ¿De dónde vienes? Entonces Satanás respondió al Señor, y dijo: De recorrer la tierra y de andar por ella. Y el Señor dijo a Satanás: ¿Te has fijado en mi siervo Job? Porque no hay ninguno como él sobre la tierra, hombre intachable y recto, temeroso de Dios y apartado del mal. Respondió Satanás al Señor: ¿Acaso teme Job a Dios de balde? ¿No has hecho tú una valla alrededor de él, de su casa y de todo lo que tiene, por todos lados? Has bendecido el trabajo de sus manos y sus posesiones han aumentado en la tierra. Pero extiende ahora tu mano y toca todo lo que tiene, verás si no te maldice en tu misma cara. Entonces el Señor dijo a Satanás: He aquí, todo lo que tiene está en tu poder; pero no extiendas tu mano sobre él. Y Satanás salió de la presencia del Señor.

12 Entonces el SEÑOR dijo a Satanás: He aquí, todo lo que tiene está en tu poder; pero NO EXTIENDAS TU MANO SOBRE ÉL. Y Satanás salió de la presencia del SEÑOR.

Job 1.1 LBLA
Hubo un hombre en la tierra de Uz llamado Job; y era aquel hombre intachable, recto, temeroso de Dios y apartado del mal.

¶20 Entonces Job se levantó, rasgó su manto, se rasuró la cabeza, y postrándose en tierra, adoró,

21 y dijo:

Desnudo salí del vientre de mi madre

y desnudo volveré allá.

El SEÑOR dio y el SEÑOR quitó;

bendito sea el nombre del SEÑOR.

22 En todo esto Job no pecó ni culpó a Dios.

22En todo esto no pecó Job, ni atribuyó a Dios despropósito alguno.

En Job encuentro una característica de una persona que siempre está dispuesta a morir a su bienestar y comodidad. Job entendió que todo lo que le acontecía estaba bajo el cuidado de Dios y que nada era al azar.
Romanos 8.28 LBLA
Y sabemos que para los que aman a Dios, todas las cosas cooperan para bien, esto es, para los que son llamados conforme a su propósito.
Este pasaje de la escritura está descrito de una persona que no vive para si misma, permitanme mostrarselo, Si yo pregunto ¿Cuantas personas en este lugar aman a Dios? seguro todos levantaremos la mano, pero, usualmente no entendemos que el amor con el que él quiere que lo amemos es con su amor el que el mismo derramo en nuestros corazones

5 οὐκ ἀσχημονεῖ, οὐ ζητεῖ τὰ ἑαυτῆς, οὐ παροξύνεται, οὐ λογίζεται τὸ κακόν,

1 Corintios 13.5 LBLA
no se porta indecorosamente; no busca lo suyo, no se irrita, no toma en cuenta el mal recibido;
Cuantos de nosotros vivimos buscando nuestros derechos, nuestros beneficios, cuando veo a Pablo nunca lo veo de esa manera, preocupado por lo suyo lo veo siempre preocupado por lo de los demás.
Para terminar con Job el Señor me permitio comprender algo.
Si no entiendo que todo lo que me pasa Dios lo permite con un propósito, me enojo contra Dios y aunque no lo diga lo culpo de lo malo que me está pasando.
EL otro caso que les quería comentar era el caso de José.
Génesis 37.2 LBLA
Esta es la historia de las generaciones de Jacob: José, cuando tenía diecisiete años, apacentaba el rebaño con sus hermanos; el joven estaba con los hijos de Bilha y con los hijos de Zilpa, mujeres de su padre. Y José trajo a su padre malos informes sobre ellos.
Génesis 37.5 LBLA
Y José tuvo un sueño y cuando lo contó a sus hermanos, ellos lo odiaron aún más.
Génesis 37.9 LBLA
Tuvo aún otro sueño, y lo contó a sus hermanos, diciendo: He aquí, he tenido aún otro sueño; y he aquí, el sol, la luna y once estrellas se inclinaban ante mí.
Génesis 37.18 LBLA
Cuando ellos lo vieron de lejos, y antes que se les acercara, tramaron contra él para matarlo.
Génesis 37.21 LBLA
Pero Rubén oyó esto y lo libró de sus manos, y dijo: No le quitemos la vida.
Génesis 37.27 LBLA
Venid, vendámoslo a los ismaelitas y no pongamos las manos sobre él, pues es nuestro hermano, carne nuestra. Y sus hermanos le hicieron caso.
Génesis 39.1–3 LBLA
Cuando José fue llevado a Egipto, Potifar, un oficial egipcio de Faraón, capitán de la guardia, lo compró a los ismaelitas que lo habían llevado allá. Y el Señor estaba con José, que llegó a ser un hombre próspero, y estaba en la casa de su amo el egipcio. Y vio su amo que el Señor estaba con él y que el Señor hacía prosperar en su mano todo lo que él hacía.
Sabe algo este era el propósito del Señor para la vida de José pensemos un momento quien en su sano juicio quiere esto, que todo el mundo valla contra él, que los de su propia casa lo odien y no solo lo odien hagan planes para matarlo, pero como José no vivió centrado en si mismo.
Cuando nosotros vivimos ese tiene que olvidarse de hacer todo lo que quiere él Señor nos hará prosperar en el lugar donde estemos porque no estaremos viviendo para nosotros mismos sino para él, ademas de esto, la condicion que estemos pasando no determina que el señor este con nosotros, sea abundancia o necesidad, riqueza o pobreza.

¶7 Sucedió después de estas cosas que la mujer de su amo miró a José con deseo y le dijo: Acuéstate conmigo.

8 Pero él rehusó y dijo a la mujer de su amo: Estando yo aquí, mi amo no se preocupa de nada en la casa, y ha puesto en mi mano todo lo que posee.

9 No hay nadie más grande que yo en esta casa, y nada me ha rehusado excepto a ti, pues tú eres su mujer. ¿Cómo entonces iba yo a hacer esta gran maldad y pecar contra Dios?

17 Entonces ella le habló con estas palabras, diciendo: Vino a mí el esclavo hebreo que nos trajiste, para burlarse de mí;

18 y cuando levanté la voz y grité, él dejó su ropa junto a mí y huyó afuera.

20 Entonces el amo de José lo tomó y lo echó en la cárcel, en el lugar donde se encerraba a los presos del rey; y allí permaneció en la cárcel.

23 El jefe de la cárcel no supervisaba nada que estuviera bajo la responsabilidad de Joséa, porque el SEÑOR estaba con él, y todo lo que él emprendía, el SEÑOR lo hacía prosperar.

Sólo te pido que te acuerdes de mí cuando te vaya bien, y te ruego que me hagas el favor de hacer mención de mí a Faraón, y me saques de esta casa.

15 Porque la verdad es que yo fui secuestrado de la tierra de los hebreos, y aun aquí no he hecho nada para que me pusieran en el calabozo.

Génesis 40.23 LBLA
Mas el jefe de los coperos no se acordó de José, sino que se olvidó de él.
Génesis 4.23 LBLA
Y Lamec dijo a sus mujeres: Ada y Zila, oíd mi voz; mujeres de Lamec, prestad oído a mis palabras, pues he dado muerte a un hombre por haberme herido, y a un muchacho por haberme pegado.
Bueno de está historia hay tanto que sacar, primero que José seguía olvidándose de hacer lo que él quería seguía manteniéndose en integridad ante el señor, pero, ahí viene nuevamente la prueba de esto y aparece en escena doña Poti, pero, José seguía buscando agradar al señor antes que a él mismo y que le costo esto la cárcel injustamente pero nunca vemos a José reclamándole a Dios por lo que estaba pasando en su vida.
Lo otro que puedo leer es que Dios seguía estando con José, aun la cárcel formaba parte del propósito de Dios para José.
En este momento de su vida José no sabia a lo que Dios lo iba a llevar, pero, el no saberlo no determinaba su actitud hacia Dios, estoy seguro que José pudo haber muerto en la cárcel y nunca se hubiera quejado contra el señor, pues, José vivia para él. Nunca vivio por las promesas ni siquiera por llegar a alcanza algo.
Génesis 41.50–52 LBLA
Y le nacieron a José dos hijos antes de que llegaran los años de hambre, los que le dio a luz Asenat, hija de Potifera, sacerdote de On. Y al primogénito José le puso el nombre de Manasés, porque dijo: Dios me ha hecho olvidar todo mi trabajo y toda la casa de mi padre. Y al segundo le puso el nombre de Efraín, porque dijo: Dios me ha hecho fecundo en la tierra de mi aflicción.
Solamente una persona que vive para Dios puede cumplir sus propósitos.
Cuando veo a José en la cárcel veo algo en el quedaba algo vivo de si mismo, esto se ve reflejado en las palabras que el le da al coopero y sabe que hizo Dios hizo que el coopero se olvidara de José y esos dos años que le restaban preso el decidió seguir muriendo seguir diciendo señor mi vida te pertenece yo vivo para tus propósitos.
istoria de José
Hagamos numero
La historia de José
Hagamos números
Jose a los 17 años empieza su historia, se dice que llego a los 30 años al trono han pasado 13 años desde eso, si hubiera sido ud o yo al tener el poder que hubiera sido lo primero que hubiéramos hecho, seamos honestos después de 13 años de no ver a mi padre al tener la primera oportunidad vuelo... ( Si hoy dejaran los portones abiertos y los guardias se fueran que seria lo primero que hubiera echo ud humanamente hablando... se hubiera ido se sale a busca su familia, pero, lo extraño es que José no lo hizo. ¿porque? sencilla la respuesta José ya no vivía para si mismo vivía solamente para los propósitos de Dios y observe los nombres de sus hijos.
Manases: Dios me ha hecho olvidar todo mi trabajo y toda la casa de mi padre.
Se dice que llego a los 30 años al trono han pasado 13 años desde eso,
Para las naciones de ese entonces el nombre tenia un significado poderoso José plasmo en su primer hijo la radiografía espiritual de su vida con esto no digo que José no amara a su familia si usted lee la historia se da cuenta el amor profundo que había hacia ellos pero, José amo a Dios sobre todas las cosas incluyendo su familia...
Efraín: Dios me ha hecho fecundo en la tierra de mi aflicción.
Hermanos nadie ha dicho que el negarnos a nosotros mismos no nos dolerá, la palabra aflicción significa: Abatimiento, tristeza, molestia o sufrimiento físico. Que le quiero decir con esto, si nosotros a pesar de todo lo que nos pueda pasar bueno o no tan bueno seguimos diciendo yo no vivo para mi, vivo para ti señor sabe que vamos a dar fruto, hay personas en este lugar que no han dado fruto porque siguen pensando primero en ellas. Pero hoy es un bueno día para estar a cuentas con el señor.
Sabe donde me doy cuenta de que José si lo alcanzo cuando sigo contanto los años, sabe a que edad vio a su padre aproximadamente a los 39 años.
Génesis 42.9 LBLA
José se acordó de los sueños que había tenido acerca de ellos, y les dijo: Sois espías; habéis venido para ver las partes indefensas de nuestra tierra.
Génesis 45.5–8 LBLA
Ahora pues, no os entristezcáis ni os pese por haberme vendido aquí; pues para preservar vidas me envió Dios delante de vosotros. Porque en estos dos años ha habido hambre en la tierra y todavía quedan otros cinco años en los cuales no habrá ni siembra ni siega. Y Dios me envió delante de vosotros para preservaros un remanente en la tierra, y para guardaros con vida mediante una gran liberación. Ahora pues, no fuisteis vosotros los que me enviasteis aquí, sino Dios; y El me ha puesto por padre de Faraón y señor de toda su casa y gobernador sobre toda la tierra de Egipto.
José nunca estuvo preocupado si lo que Dios le había dicho se cumplía, su propósito primordial era agradar al señor es más dice la escritura que hasta que estuvo frente a ellos se acordó del sueño, pasaron 9 años y Dios movió todo para que José volviera a ver a su padre. Una persona dispuesta a caminar con Dios aunque no entienda lo que le acontece no cuestiona al señor por que sabe que el final será para bien.
Cierro con este pasaje:
Salmo 105.19–20 LBLA
hasta que su predicción se cumplió; la palabra del Señor lo puso a prueba. El rey envió, y lo soltó, el soberano de los pueblos, lo puso en libertad.
Salmo 105.19-
Salmo 105.19 LBLA
hasta que su predicción se cumplió; la palabra del Señor lo puso a prueba.
José sin darse cuenta se profetizo a si mismo, y cuando hay una palabra del señor sobre nuestra vida esa palabra nos va a probar. Esa palabra probar viene del hebreo que significa:
refinar, poner a prueba, como por su cualidad, concebido como refinar metal, probar carácter o probar el objeto, cada ves que viene una prueba lo primero que se mide o que se refina es si nuestra intensión sigue siendo pura, a que me refiero con esto de si es pura, Si el fin es agradar al señor es pura, si el fin es beneficiarme yo dejo de ser pura, y las pruebas solo nos sirven para salir más refinados cada día de modo que como José solo vivamos para agrandarlo a él.
RELATED MEDIA
See the rest →
RELATED SERMONS
See the rest →